lunes 04 de marzo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ganadería

Merma “tacto–destete”, un porcentaje con mucho para decir

El MV Fernando Grippaldi comparte información y recomendaciones relevantes sobre el tema

Por Fernando Grippaldi 5 de mayo de 2023 - 15:00

Ya arrancamos la ronda de mates 2023 con estados en los feedlot que son causa y consecuencia de algunos manejos… Pero ahora vamos a hablar de números en la cría bovina... al destete.
Cuando hablamos de porcentajes, en cualquier reunión, la mayoría de las veces surgen los que hablan de economía: tasas de interés, inflación, devaluación, etc. Pero en nuestras rondas de mate, los porcentajes hablan de logros y no logros, de productividad, relación costo-beneficio, rentabilidad y margen bruto… de cuánto debe comer un animal en relación con su peso, cuántos toros debo “echar” a servicio, el tenor graso en leche, las proporciones de los ingredientes en las raciones y muchos más.
Estamos llenos de porcentajes que aportan datos para ver si mantenemos o modificamos tal o cual medida de manejo.
Siempre haciendo hincapié en que “un número calla mil palabras”, es importante tener en cuenta que ese número no siempre lleva el signo pesos por delante.
Calculando que ya todo el territorio ganadero terminó o va terminando con el destete, recordemos que en el oeste ganadero argentino -semiárido y árido- el servicio de algunas zonas a veces arranca en febrero. Por eso, se me ocurrió poner sobre la mesa un índice que todos deberíamos llevar y no sé si todos lo llevamos.
En la cría bovina, una vez que decidimos qué porcentaje de toros vamos a “echar” al servicio, el que dependerá de la zona, distribución y tamaño de los lotes y aptitud de los toros, nos quedamos a la espera de los porcentajes de procreo: Preñez, Parición y Destete.
Hablando de servicio natural y/o Inseminación Artificial, el primer porcentaje lo obtenemos al hacer el tacto rectal, para diagnosticar cuántas vacas preñadas hay.
Este porcentaje de Preñez, dependiendo del resultado, más allá de remontarnos a cómo hicimos las cosas, también si no ayudó el clima, nos hará pensar que para el próximo año debemos llegar al servicio con la vaca en mejor estado.
Recordando la cita que dice: “la vaca también se preña por la boca”.
El clima es una variable que no podemos manejar, pero sí podemos adecuar cómo actuar ante el mismo, cuando el año “no vino” como esperábamos.


Dentro de este porcentaje recién obtenido, existe una clasificación que también nos sirve como herramienta de manejo, como base, para mantener y/o modificar algunas decisiones. Y son los porcentajes de Cabeza, Cuerpo y Cola de preñez los que, según su distribución, también ayudarán a hacernos ver cómo venimos haciendo las cosas.
Del porcentaje de preñez, pasamos al de parición y luego, al de destete; siempre calculados sobre vaca entorada.
No siempre es posible obtener el de parición o ver cuántas vacas presentan ternero al pie; al menos en los campos de producción más extensiva y marginales, como por ejemplo pasa en la zona que resido, campo de monte.Pero al destete sí podemos saber más a ciencia cierta cuántos terneros destetamos.
Es ahora donde aparece este parámetro muy a tener en cuenta: el porcentaje de mermas Taco – Destete. En este dato, expresado en porcentaje, podremos ver cuántos y cuándo son los terneros “perdidos”, en nuestro sistema de cría.
Debemos considerar que, además de los errores o cuestiones de clima, sanitarias y nutricionales, que nos suban esta diferencia, están los depredadores, como el puma en los campos de monte, cóndores, en los serranos, etc., según geografía.

Momentos de pérdida

Durante los primeros 60 días de preñez, todos aquellos factores de estrés, como movimientos, encierres, falta de agua, falta de comida, clima (calor o frío); enfermedades venéreas o infecciosas, pueden producir muerte embrionaria.
Es decir: una vaca que el “vete” marcó preñada, no presentará ternero al parto o al destete. De esta diferencia o porcentaje de pérdida desde el tacto al destete, la mayor pérdida se produce en lo que conocemos como periparto.
Es decir, las primeras 24-72 horas de nacido el ternero. El servicio en estas zonas está planificado en 90 días, calculando que la vaca de “preñez cabeza” llegue a parir al menos unos 25-30 días posteriores a las primeras lluvias, que van de octubre a abril. Porque cuando llueve… Llueve agua y no pasto.
Por eso, debemos llegar con la vaca al parto en la época de mayor oferta forrajera en calidad y cantidad.

Ordenando las ideas

Sabemos cuántas vacas preñamos y conocemos, al destete, cuántos terneros destetamos. Entre ambos hay una diferencia, que según el caso podrá ser alta o baja. Dependerá de donde estamos, qué es bajo, qué es alto. La bibliografía habla de un 4-5%, también de un 7-8% como normal, en campos bien manejados, pero es un número, que repito, dependerá de dónde estamos trabajando.

La mayor pérdida se produce en el periparto: las primeras 72 horas de nacido el ternero.

¿Sabemos de esa diferenciacuántos terneros perdimos entre el Tacto y la Parición? ¿Sabemos cuántos terneros perdimos entre Parición y Destete?
Acá aparece el tan mentado, pero a veces muy poco analizado porcentaje de merma tacto – destete.
En los planteos ganaderos extensivos, de la zona de monte, sierra, montaña, es difícil ver a la vaca abortada, el parto distócico, o las muertes perinatales. Por ende, la cuenta muchas veces la sacamos al final, es decir al destete.
Pero más allá de las causales, posibilidades de calcular ¿sabemos cuánto es? Conocerlo nos permitirá tomar medidas para mejorarlo, que van más allá de las tecnologías reproductivas que usemos; más allá de la nutrición y sanidad.
Por ello es bueno que el equipo Propietario – Asesor – Personal sepa dónde está esa pérdida, para ajustar las medidas, según sean las causas.
No es problema de uno solo, no es problema de una sola solución. Al ser multicausal, obtenerlo y saber cuándo sucede, nos permitirá tomar nuevas medidas o mejorar las que tomamos.
El análisis y la capacitación al personal deben ser los pilares sobre los cuales trabajar e invertir para corregir y mejorar así achicamos el 7-8% de pérdidas.
Los números hablan, pero cuando los calculamos y los analizamos.
No sirven solamente para llenar una planilla o comentarlos en un café o en la reunión de grupo. Salvo que los participantes de cualquiera de los dos eventos opinen y ayuden a interpretarlos.
Sirven si una vez analizados y de ver en cuál etapa se producen, para ver qué medidas de manejo, sean sanitarias, reproductivas, y/o nutricionales, debemos replantear. Debemos ser conscientes que no todos los años son iguales, por ello obtener y analizar los datos nos permitirá mejorar y lograr en cantidad y calidad: un ternero por vaca y por año.
Pero al ir escribiendo cada etapa, se me iban los dedos en el teclado, para no mezquinar información y que todo quedase lo más explicado posible.
Por eso les propongo, aunque fuera de época, la próxima ronda de mates, nos encontremos para hablar de la meta a cumplir: lograr la mayor cantidad de terneros destetados, achicando la brecha diferencial desde el tacto. Los espero, pero les voy dejando un mensaje para este mes de abril, tan especial para la historia de nuestro País: “Un soldado no muere en la batalla, sino cuando su pueblo lo olvida”. Malvinas, siempre.

Lo abordado por el MV Fernando Grippaldi, está a disposición en charlas destinadas a productores, técnicos y operarios. Más información: [email protected]

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Más que la rueda de la fortuna, un paso a paso para avanzar en lechería y no quedar en el camino. 
Modelo CANVAS para completar según tu negocio veterinario.
Las Jornadas Veterinarias de Intermédica se realizarán los días 5 y 6 de mayo.
Juan Pablo Zingoni, referente de Elanco. 
Encefalomielitis equina: los veterinarios que trabajen con caballos deben hacer el reporte epidemiológico.

Te puede interesar