miércoles 17 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
TRABAJO PUBLICADO POR EL INTA RAFAELA

Insecticidas sistémicos: “Incompatibles en vacas en lactancia o con preñez avanzada”

A cargo de los Dres. Oscar Anziani y Guillermo Suárez Archilla, se presentó la primera parte de una guía para el control de parásitos externos en bovinos de leche del área central de la Argentina.
1 de mayo de 2017 - 00:24
Gráfico 1. Número de terneros afectados por miasis durante los primeros 12 días de vida. Evaluaciones efectuadas antes (diciembre 2014-febrero 2015) y después de la aplicación de doramectina (1ml/animal; subcutánea) dentro de las 24-48 horas de nacidos (febrero 2014- abril 2015 y diciembre 2015-abril 2016). Gráfico 1. Número de terneros afectados por miasis durante los primeros 12 días de vida. Evaluaciones efectuadas antes (diciembre 2014-febrero 2015) y después de la aplicación de doramectina (1ml/animal; subcutánea) dentro de las 24-48 horas de nacidos (febrero 2014- abril 2015 y diciembre 2015-abril 2016).

Difundida por el INTA Rafaela, la guía para el control de parásitos externos en bovinos de leche del área central de la Argentina intenta servir de referencia a veterinarios y otros profesionales asesores.
En su versión completa (puede solicitarse vía [email protected]) se incluyen los ciclos de vida, aspectos biológicos generales, diagnóstico e identificación y se enfatiza en los aspectos relativos al control de los ectoparásitos bovinos de la región centro.
La información de cada parásito se presenta en forma de fichas, que se irán incorporando periódicamente, iniciando por los dípteros productores de miasis (Cochliomyia hominivorax).

Mosca de las bicheras: impacto
Las infestaciones múltiples pueden llegar a ocasionar mutilaciones severas e incluso la muerte de animales masivamente parasitados como resultado de infecciones secundarias y fenómenos de auto-toxicidad. Asimismo y a pesar del tratamiento específico temprano que evita la mortalidad, las miasis pueden tener un impacto negativo productivo directo.
Un estudio desarrollado en INTA Leales (Tucumán) en bovinos de carne indicó que, en terneros, las miasis predestete (como las producidas por la aplicación de caravanas) afectaron significativamente la tasa de crecimiento y la ganancia de peso al destete (Holgado & Cruz, 2004).
En la cuenca lechera del área central argentina, los partos que se presentan entre noviembre y mayo crean condiciones susceptibles para la oviposición de C. hominivorax en la vulva traumatizada de las madres, así como en los ombligos de los terneros.
Estudios de INTA Rafaela indican que en ausencia de tratamientos insecticidas profilácticos, hasta el 50% de los terneros nacidos en estos meses pueden desarrollar miasis umbilicales y un número importante de éstos terminan desarrollando onfaloflebitis y artritis sépticas (Anziani, 2000).

El control
En los sistemas de producción de leche, la prevención de las miasis y/o su tratamiento se ve facilitado por el manejo frecuente de los animales, lo cual permite una inspección constante y rápida intervención. Sin embargo, en las vacas en lactancia, la temática de los residuos adquiere cuidados especiales que deben considerarse al utilizar insecticidas.
En este contexto, los insecticidas sistémicos como las avermectinas, de manifiesta practicidad y extendido poder residual, que son de uso común en rodeos de cría, resultan totalmente incompatibles en las categorías de vacas lecheras en lactancia o incluso en hembras con preñez avanzada.
El uso de estas drogas en producción lechera está restringido a la profilaxis de las heridas susceptibles en los terneros o en vacas secas que no superen el último tercio de gestación. En estos bovinos, si bien la ivermectina y abamectina muestran eficacia, la doramectina ha demostrado ser la droga con mayor actividad y persistencia en experiencias llevadas a cabo con infestaciones inducidas y con desafíos experimentales homogéneos.
La administración profiláctica de esta droga a los terneros recién nacidos, es una práctica común en la cría bovina, pero de relativa adopción en los tambos a pesar de la eficacia, seguridad y practicidad también para estos sistemas productivos.
En un estudio reciente en INTA Rafaela, se observó que 19 de 97 terneros nacidos entre diciembre 2014 y febrero 2015 desarrollaron miasis (mayormente en ombligos y orejas) a pesar de haber sido tratados con insecticidas locales (piretroides y/o fosforados) en pasta o aerosoles durante el primer día de nacidos. Esta situación derivó en el cambio de tratamientos preventivos por la administración inyectable de doramectina durante las primeras 48 hs de vida.
La aplicación inyectable de la droga redujo la incidencia de estas miasis al 0,6 % (1 ternero parasitado /161 nacidos) durante el período febrero-abril 2015 y diciembre 2015 – abril 2016 ( Ver resultados en el Gráfico Nº 1).

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Dr. Carlos Lanusse junto a Damasia Becu de Villalobos en la ceremonia de la ANCBA por su aporte en las ciencias veterinarias. video
Roberto Bellinzoni, de Biogénesis Bagó, opinó sobre la vacuna contra la fiebre aftosa.
La garrapata bovina, un flagelo que se come las ganancias del procutor ganadero.
Para prevenir neumonías en feedlot, es clave aplicar un plan sanitario, un buen manejo y acondicionar los corrales.
El MV Arturo Baldini destacó la necesidad de controlar la vacunación contra la encefalomielitis equina.

Te puede interesar