martes 28 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Los terneros y el bienestar animal

31 de agosto de 2009 - 23:10

sello-bienestar-animal

Por el Dr. Rodolfo Acerbi
Docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil
[email protected]

 

Vimos tiempos de liquidación de hembras para faena por causas financieras y/o climáticas. Más allá de esto y contrastando con esta preocupante situación, existe un impulso en cuanto a Planes Oficiales tendientes a obtener más terneros por año.
En este sentido, les propongo el desafío del cambio a través del conocimiento y adopción de los principios del Bienestar Animal, aplicables al ternero, lo cual sin dudas traerá como efecto el real aumento del número de terneros / año para el stock nacional.
El alcance de este artículo abarcará desde el ternero en «la panza» de la vaca, acciones perinatales y las tareas que se realizan hasta 15 días previos al destete tradicional.
Las acciones propuestas serán en un escenario hipotético de ausencia de problemas de oferta alimentaria y en un manejo de cría tradicional. De otro modo sería muy extenso el artículo y con un sin número de alternativas.
Sabemos que el sentido común primará ante acontecimientos indeseables,  en donde la salud de la madre y su cría estarán en primer orden y las finanzas del establecimiento ganadero darán el marco que acompañarán para resolver eficientemente la situación.
Les propongo un completo trabajo presentado en las Jornadas de Bienestar Animal 2007, realizado en la Facultad de Ciencias  Veterinarias del Nordeste, al cual le he aportado algunas consideraciones. Se trata de: «Manejo del ternero al nacimiento: etapa importante para una buena interacción (extraído y adaptado del Manual de Buenas prácticas de manejo de terneros al nacimiento, Brasil, 2006). Mateus J. R. Paranhos da Costa (Grupo de Estudios e Pesquisas em Etología Animal) y Natalia M. A. Aguilar (Docente de la Facultad de Ciencias Veterinarias- UNNE).

Un ternero por año
Para que una empresa o actividad sea rentable es importante que las vacas de cría den un ternero por año, pero no sólo es importante que paran el ternero, sino también que lo críen y lleguen al destete saludables.
O sea que para lograr esto apuntamos a evitar la muerte de terneros recién nacidos, que contraigan alguna enfermedad; siendo importante evitar el estrés, teniendo un manejo adecuado y lo menos agresivo posible.
Paralelamente, sabemos que estas pérdidas pueden presentarse a consecuencia de dificultades en el parto, bajo vigor de los terneros y cuidados maternales deficientes.
Existe la posibilidad de que ocurran accidentes con los animales recién nacidos cuando son colocados en situaciones arriesgadas (como ser pastos de maternidad pequeños, con alta densidad de animales por hectáreas, con fosas o pozos y curvas de nivel profundas que acumulen agua), situaciones que podrían ser evitadas con conocimientos de las necesidades del conjunto vaca – ternero.
Para obtener un ternero saludable al destete, los cuidados deben comenzar antes de su nacimiento. Se debe contar con un calendario sanitario adecuado para la vaca madre, protegiendo al feto de posibles enfermedades que causen aborto o desarrollo deficiente.

Formación de lotes de vacas preñadas
Los trabajos con vacas preñadas, especialmente al final de la gestación, deben realizarse cuando fuera realmente necesario.
 Actuando con calma, conduciendo las    vacas al paso, evitando aglomeraciones, agresiones y el uso de picana eléctrica y de perros no entrenados, generando situaciones de estrés que pueden resultar en abortos.
Un potrero de maternidad adecuado es aquel que ofrece espacio, sombra, agua y    alimento ad-libitum para todas las vacas.
Es recomendable evitar que el potrero asignado esté cerca de lugares con mucho movimiento del (corrales, casas de trabajadores, caminos), las cuales pueden alterar y perjudicar el reconocimiento materno – filial.
Es interesante también controlar los alambrados para evitar que terneros recién nacidos pasen al pasto vecino y se dificulte el contacto con su madre. Esto puede producirse cuando asignamos pastos pequeños con un importante número de animales. Lo ideal es que estos lotes sean formados luego de confirmar la preñez, minimizando el estrés provocado por la formación de nuevos lotes y, en lo posible, mantener separadas las vacas con experiencia de vaquillonas de primera cría. Si consideramos que las vacas con experiencia maternal son dominantes sobre las vaquillonas, hasta pueden llevar a que éstas abandonen a sus crías, resultando así en un mayor número de terneros guachos (abandonados).
Las visitas al potrero de maternidad deben realizarse al menos dos veces por día: luego del amanecer y al atardecer, permitiendo así detectar problemas con vacas en trabajo de parto y con terneros recién nacidos.
A saber:  dificultad de parto, baja habilidad materna, bajo vigor del ternero, fallas en la primera mamada, intercambio de terneros, condiciones climáticas extremas u otra condición desfavorable en el potrero de maternidad. Es necesario registrar las dificultades que se presenten y, si la persona encargada de este trabajo no consigue resolverlas, se deberá comunicar al administrador y/o al médico veterinario para que sean tomadas las providencias del caso para solucionar el problema lo mas rápido posible.

Volver a la tapa

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

El laboratorio de diagnóstico de Esperanza Distribuciones tomó y analizó las muestras de la granja con Aujeszky en Emilia.
Cuando la medicina veterinaria se une a la salud humana.
Tecnovax avanza en el mercado veterinario: a partir del 1 de junio adquirirá al laboratorio Generar. 
Las prevalencias de la diarrea neonatal varían según la región y el sistema de producción.
En los últimos 5 meses el valor de los novillos se incrementó en solo un 43%, los terneros un 26% y las vacas un 21%.

Te puede interesar