lunes 22 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Mercados

La producción ganadera al ritmo de las exportaciones

Las exportaciones de carne bovina este año se presentan con buenas perspectivas en cuanto a volúmenes, según el consultor Rodrigo Troncoso.

29 de marzo de 2024 - 08:00

Pese a la caída estimada en un 10% de la producción ganadera el año pasado debido a la sequía y a la consecuente retención de hembras que se espera que habrá para recuperar stock, “puede esperarse que las exportaciones vayan teniendo más mercado en cuanto a volúmenes”, opinó Rodrigo Troncoso, ingeniero en Producción Agropecuaria graduado en la UCA.

En el marco de una charla en la carpa ganadera de la última edición de Expoagro, el especialista hizo todo un análisis de la dinámica de la producción ganadera y las exportaciones de carne bovina, identificando incluso fenómenos estructurales de crecimiento dentro de esta evolución.

“Desde hace cinco años y en forma consecutiva, las exportaciones ganaderas superan las 800.000 toneladas, lo cual representa un récord sin antecedentes en la actividad. A su vez, nunca se llegó a exportar un 25% del total de la producción, y esto ocurrió con un gobierno que no tiene ningún problema de cerrar las exportaciones”, observó Troncoso en el marco de un ciclo promocionado por Biogénesis Bagó.

Y recordó que desde 2021 la exportación argentina de carne “tenía cortes prohibidos, algunas categorías prohibidas y estaba cuotificada”.

“Por lo tanto, mantuvimos un ritmo que tuvo sus consecuencias: desde el punto de vista del productor, la incertidumbre siempre fue alta porque no sabían si iban a mantener los mismos ritmos. Pero esas mismas consecuencias se empezaron a ver en un peso de faena mayor, algo que se venía pidiendo hace tiempo”, añadió.

Mayor faena

Es que desde 2015 el peso de faena viene creciendo año tras año “y esto está relacionado con que desde hace 4 ó 5 años que entre un 20% a un 25% de lo que producimos se lo lleva la exportación, con faenas normales de hembras. Por ende, este crecimiento de peso de faena es estructural”, remarcó el profesional.

Por categoría, desde 2015 y 2016 creció en forma anual y consecutiva el peso de faena del macho “y atrás de ese novillo pesado que estamos haciendo, hay una recría. En este 2023 se rompió la ecuación, y esto está relacionado claramente con la seca”, señaló.

Sin embargo, “tenemos 6% a 7% de crecimiento en los planteos de recría, que permitieron también un crecimiento en el peso de faena y todo eso fue traccionado desde una exportación muy grande.

¿Cómo será este año ganadero?

Este año, arrancando con la zafra y remates, los terneros empiezan a moverse. “La pregunta es: ¿Cuántos terneros nacieron el año pasado para saber qué año de ganadería vamos a tener?”, dijo Troncoso, y respondió: “Los analistas calculan un 10% menos, es decir, unos 15 millones de cabezas menos”.

“Si tenemos una caída, claramente tiene un impacto en otro indicador de la macroganadería, que es cuántos terneros por vaca tenemos en Argentina. En los últimos años hubo un movimiento interesante, pero en la cría es más difícil identificar algo estructural”, señaló el ingeniero.

Lo cierto es que “el año pasado hubo un récord de terneros por vacas y este año es incierto. Cualquiera sea el análisis, ese 10% menos estimado va a significar que va a caer la relación ternero-vaca para el arranque de este año”, analizó.

Y “si hay menos terneros, habrá dos consecuencias: por un lado el volumen total será menor, y por el otro, como hubo faena mayor de hembras por la seca, también es de esperar que tengamos una mayor demanda, o una mayor retención de hembras para poder recuperar los vientres que fuimos aflojando en los campos”, analizó Troncoso.

De allí que “deberíamos esperar menos terneros y mucho menos hembras en el mercado local, porque muchos productores van a querer recuperar stock”, vaticinó.

Clima

Para Troncoso el clima es un tema en ganadería del que “no podemos escapar, porque necesitamos saber qué factibilidad de pasto vamos a tener y lo cierto es que no se ve un año malo en este sentido. Los pronósticos no son negativos en adelante. Sin embargo, la fertilización no está barata, y ése es uno de los puntos débiles que tenemos en la recría”, acotó.

Conclusión

Mientras el mercado interno se ve afectado por el bajo poder adquisitivo de los salarios y la (mala) situación económica en general, la exportación, “que venía a un ritmo interesante todo el año pasado marcado por el precio del gordo, este año puede esperarse que vaya teniendo más mercado en cuanto a volúmenes. Por lo pronto, no tiene ninguna restricción”, destacó Troncoso.

De allí que se manifestó optimista desde ese punto de vista, aunque queda en debate si la devaluación le da más competitividad o no al mercado ganadero a nivel internacional.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

MOTIVAR N° 257 - Julio - Agosto 2024
CDV respondió punto por punto las acusaciones de Tecnovax.
Javier y Arturo, segunda y tercera generación de veterinarios en la familia de la Mata, de La Pampa.
¿Cambió del negocio veterinario? ¿Qué dice los empresarios del sector?
Senasa se expidió sobre el recurso de Laboratorios Snaiwer.

Te puede interesar