domingo 18 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
LOS TEMAS DE LA INDUSTRIA

¿Se vienen nuevas normas GMP para los laboratorios veterinarios?

Tal como adelantaran autoridades del Senasa a MOTIVAR el año pasado, la normativa sobre Buenas Prácticas de Manufactura de Productos Veterinarios (482/2022) será actualizada.

Motivar | Luciano Aba
Por Luciano Aba 1 de marzo de 2023 - 00:19

Más de 20 años pasaron desde la publicación de la norma N°482/2022 del Senasa, que se hizo efectiva allá por 2008 y que establece los parámetros por medio de los cuales los laboratorios veterinarios cumplen y certifican las normas de Buenas Prácticas de Manufactura (GMP).
Más allá del revuelo generado en ese entonces en el sector, que desencadenó incluso con la conformación de Clamevet como segunda cámara de laboratorios, más allá de Caprove.
Idas, venidas, reuniones y hasta sorteos de empresas vía bolilleros. Todo eso ocurrió y fue comunicado como una de las primeras coberturas de MOTIVAR.
La puesta en marcha de estas nuevas pautas para la elaboración de productos veterinarios en el país, llevaron a los laboratorios locales a tener que invertir millones de dólares, no solo para adecuar sus instalaciones, sino también dotar de profesionales a áreas de control y aseguramiento de la calidad que han crecido exponencialmente.
Además, estas normativas fueron esenciales para el crecimiento del negocio exportador de las empresas argentinas, más allá de lo cual hoy muchas de ellas reciben (además de las auditorías del Senasa) visitas de otros organismos sanitarios del mundo e incluso de las multinacionales que elaboran en sus plantas.
Este será uno de los temas del año, junto a los inconvenientes que vienen teniendo las empresas para la aprobación de “los SIRA” oficiales para el ingreso tanto de materias primas, como de productos veterinarios terminados (Ver recuadro).

En agenda

“También en 2023 haremos una serie de revisiones normativas, entre las cuales se encuentra 482 (GMP)”, le adelantaba a MOTIVAR la directora nacional de Sanidad Animal, Ximena Melón, el día que se designaba oficialmente a Gisela Papaleo al frente de la dirección de Productos Veterinarios.
¿Qué alcance tendrá? ¿Cuáles serán los cambios? Estas son las preguntas que se vienen realizado en las áreas técnicas y gerenciales de laboratorios nacionales y multinacionales, entendiendo la trascendencia de este tipo de decisiones.
Es cierto que en estos años la industria ha presentado propuestas para ir “mejorando el standard” de las GMP oficiales y por eso no extrañaría que la renovada norma incluya 100% a los productos ectoparasiticidas. Más allá de esto, será interesante saber si las certificaciones seguirán teniendo una duración de tres años, así como estar atentos a si se toma una postura concluyente en cuanto a la aceptación de las certificaciones de organismos de referencia internacional.
Seguramente, una de las novedades estará dada en la conformación de un nuevo Checklist, a seguir por parte de los auditores en sus visitas a la planta.
¿Se suman nuevas categorías a las especificaciones de producción en áreas exclusivas? ¿Serán los oncológicos? ¿Y las vacunas?
Los próximos meses nos irán dejando más información sobre este tema de trascendencia para el sector industrial veterinario argentino.

“El año del SIRA”

Otra de las grandes preocupaciones de laboratorios nacionales y multinacionales para este año, tiene que ver con lo que es el funcionamiento del Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), instrumento que aduce haber sido creado para facilitar el intercambio de información entre los organismos que intervienen en los procesos de importación y exportación, pero que en la práctica hoy perjudica al funcionamiento del sector.
Si bien es cierto que la situación actual no padece de desabastecimientos masivos ni mucho menos, es cierto que se han demorado considerablemente los tiempos administrativos, situación que en muchos casos perjudica económica y estratégicamente a las empresas del rubro.
Tanto para importar, como para exportar determinadas materias primeras y productos veterinarios, las empresas veterinarias aducen cada vez más problemas y demoras, sintiéndose perjudicadas tanto para el abastecimiento del mercado interno, como para seguir abasteciendo uno de los motores de su facturación y crecimiento actual, como lo es el exportador.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

¿Qué pasó en la región que aumentaron las micotoxinas en alimentos?
Influenza aviar: Senasa recomienda no bajar la guardia. video
La Fasciolosis, un viejo problema para los ovinos.   

Te puede interesar