jueves 22 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Normas IRAM y planilla única de chequeo para los equipos de ordeño

28 de febrero de 2011 - 23:05

selloaprocal

Asociación Pro Calidad de Leche y sus Derivados

Tel.: (011) 4806-7237

En APROCAL, especialistas de diversas áreas de la lechería están organizados en cinco Comisiones Técnicas. Una de ellas, la de «Tecnología de Ordeño», coordinada por el médico veterinario Martín Pol (M.Sci), trabaja desde el año pasado en el Convenio firmado entre la Asociación y la Subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.  Dante Grangetto, técnico agrónomo, especializado en chequeo de equipos de ordeño es uno de los integrantes de esta comisión.
«En 2006 y luego de la tradicional Jornada APROCAL en el INTA Rafaela, nos reunimos unos 40 técnicos relacionados con la fabricación y chequeo de equipos de ordeño y resaltamos la necesidad de estandarizar y normalizar la actividad. El primer paso lo dio el Ing. Agr. Miguel Taverna (INTA) quien planteó actualizar las normas IRAM en base a las normas ISO vigentes. Y los fabricantes e importadores de equipos de ordeño, estuvieron de acuerdo. 
En poco tiempo un grupo de técnicos participó de las reuniones de IRAM y se  tradujeron las normas ISO. Así, el grupo consolidaba el primer paso: teníamos normas IRAM sobre las cuáles trabajar», le explicó a MOTIVAR el Dr. Pol.

MOTIVAR: ¿Cuáles son las normas IRAM a las que se refieren?
Martín Pol:
Son normas para instalaciones de equipos de ordeño. La IRAM 8036:2008 normaliza el vocabulario; la 8037-1:2009 define la construcción y el funcionamiento de los equipos y la 8037-2,  estandariza los ensayos mecánicos, lo que conocemos como «chequeos estáticos».

¿Cuáles son los objetivos que se propusieron de aquí en adelante?
MP:
En la reunión de Rafaela surgió que, además de normas actualizadas, necesitábamos que los técnicos las aplicaran de manera consistente. Se requería una planilla única para que el productor recibiera un informe estándar. Surgió la idea de una escuela de chequeadores a nivel nacional, donde pudiéramos transmitir la ciencia y el arte del chequeo de máquinas de ordeñar. Por último, se requería calibrar el instrumental con el que se realizan las mediciones.  En ausencia de  normativas que regularan la exactitud de nuestro instrumental, ni la frecuencia de calibración, se planteó tener un banco de pruebas para calibrar todo el instrumental utilizado.

¿Cómo encararon la capacitación?
MP:
Gracias a un acuerdo firmado con el Instituto Babcock de la Universidad de Wisconsin, APROCAL convoca desde hace cinco años a profesores de diversas áreas de la Lechería. En 2009, trajimos a Doug Reinemann (autoridad mundial en máquinas de ordeñar y responsable de FIL/IDF en el tema) y Pamela Ruegg (reconocida investigadora en mastitis) para dictar un curso para técnicos y veterinarios. Durante una jornada, los técnicos discutieron aspectos de la tecnología del ordeño con Reinemann, mientras los veterinarios analizaban con Ruegg la terapéutica de mastitis. Al día siguiente juntamos a ambos grupos, algo inédito en nuestro ambiente: veterinarios y técnicos analizaron junto a los expertos la influencia de los equipos de ordeño en la calidad de leche.

¿Es esta capacitación suficiente?
MP:
Por supuesto que no. Hay que contar con un instrumento permanente de capacitación para llegar a todos los técnicos en actividad y a los que se vayan incorporando. Para eso, se acordó con Reinemann traducir su curso al español generando, además, material local que responda a nuestra realidad. Ese curso no es estrictamente «made in USA», sino que colaboraron reconocidos profesionales de Europa, Australia y Nueva Zelanda. Y ahora, habrá conceptos  generados en Argentina. Se articula sobre una plataforma Web (de la Universidad de Wisconsin), donde el alumno cursa  en su casa, a la velocidad que decida (según sus ocupaciones o nivel técnico).
Una vez aprobados una serie de módulos, viene la última etapa de formación: los trabajos prácticos.

¿Participó la Subsecretaría de esas primeras reuniones?
MP:
No, en realidad los primeros interesados fueron los fabricantes de equipos de ordeño, algunos técnicos independientes y técnicos de INTA.
Con el estímulo de APROCAL se hicieron avances pero era difícil darle impulso,  ya que todos «robábamos» tiempo a nuestra actividad profesionales para destinarlo al proyecto. El año pasado, la Comisión Directiva de APROCAL nos comunicó que la Subsecretaría había direccionado, como Anexo del convenio 168/09 entre ambas instituciones, uno de cooperación hacia el área de equipos de ordeño.
Y ahí todo cambió.

¿De qué manera?
MP:
La Subsecretaría se encontró con un grupo que, trabajando desde 2006,  ya tenía claras las necesidades y limitaciones del sector. Fue sencillo fijar objetivos, planes de trabajo y plazos.
Se plantearon estos objetivos: a) Puesta en vigencia de las normas IRAM para diseño, armado, regulación y control de equipos de ordeño; b) Planilla única de chequeo de equipo de ordeño y estandarización del formato del informe técnico de los controladores; c) Calibración y  homologación de los instrumentos de medición para los controles de los equipamientos de ordeñe; d) Desarrollo de la escuela de controladores de equipamiento de ordeño; e)Realización de prueba piloto de chequeo en zona definida (Piloto Villa María).

Controles. En El Trébol, los técnicos de APROCAL y el INTI. Controles. En El Trébol, los técnicos de APROCAL y el INTI.

La idea es brindar a los productores que compran, remodelan o solicitan un chequeo de una máquina, herramientas claras y consistentes para tomar decisiones acertadas.
Por otra parte, intuímos que en determinadas zonas la incorporación de tecnología de ordeño era muy lenta o se ha detenido y la técnica del chequeo de máquinas es prácticamente desconocida.
Para este sector, será necesario implementar políticas que permitan la puesta al día de su equipamiento.

¿Entonces, puede decirse que hoy en día los controles de «máquinas de ordeñar» son deficientes? 
Dante Grangetto:
La técnica del control o chequeo de los equipos de ordeño está escasamente difundida, salvo casos  puntuales de alguna cuenca lechera en particular; prueba de ello es el resultado del «Piloto Villa María» donde sobre 35 equipos chequeados ninguno  había sido controlado usando  metodología ISO 6690 o IRAM 8037-2. Algunos de ellos, tenían una rutina de mantenimiento cuatrimestral o semestral, confundiéndolo con el chequeo propiamente dicho.
Otro detalle es que son pocas las marcas de ordeñadoras o los instaladores que    colocan las bocas y/o puntos de medición según lo requerido por las Normas, dificultando esto el procedimiento de chequeo según las mismas.

¿Quiénes trabajan actualmente en el convenio?
DG:
Por la Subsecretaría de Lechería participa activamente el Director Nacional de Políticas Lecheras Cdor. Roberto Socin, con permanente conocimiento del Subsecretario Arturo J. Videla y su equipo de asesores. Por APROCAL, formalmente la Comisión Directiva y la Comisión de Tecnología de Ordeño, de la cual participamos todos los actores relacionados con los equipos (técnicos y fabricantes), incluyendo a  todas las marcas de ordeñadoras del mercado argentino.
En el «Piloto Villa María» participó junto conmigo, el Técnico Agropecuario Marcos Bontà, con la colaboración  de Martín Pol para analizar  resultados y presentarlos  en  distintos ámbitos, como es el caso de la Subsecretaría de Lechería, donde se hizo la primera presentación oficial.

¿Podría resumirnos lo realizado hasta el momento?
DG:
Hoy podemos mostrar que: a) Las normas IRAM para equipos de ordeño están vigentes; b) La planilla única de chequeo está lista para la última revisión; c) Con INTI, solo resta  definir aspectos formales y fijar los lugares físicos, para la calibración de los aparatos de chequeo; d) Se está traduciendo el curso de la Universidad de Wisconsin, para  formar los capacitadores y lanzar el Curso de chequeadores de equipos de ordeño; e) Se cumplió en tiempo y forma con el «Piloto Villa María», con diagnóstico y propuestas. A pedido de la Subsecretaría se replicará este trabajo en otras 4 cuencas lecheras del país.
 
¿Y los proyectos para 2011?
Martin:
Trabajar. Lo que tenemos por delante es mucho trabajo… En marzo nos reuniremos para aprobar la planilla única de chequeo. En abril, el diagnóstico de situación en otras cuencas lecheras. Luego, vendrá Reinemann para el curso. Planeamos capacitar a los primeros técnicos este mismo año. Hemos avanzado mucho, pero resta mucho por hacer. Quiero agradecer el esfuerzo de todos los integrantes de la Comisión Técnica (todos los fabricantes de equipos de ordeño y técnicos independientes), que destinan tiempo y esfuerzo para lograr un objetivo común. Es un honor poder trabajar y aprender con ellos.

Volver a la tapa

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

MOTIVAR N° 254 - Febrero 2024
Socks, el gato de Clinton que se convirtió en un verdadero ícono para los amantes de los felinos.
Influenza aviar: Senasa recomienda no bajar la guardia. video
Luis Barcos junto a la Canciller argentina, Diana Mondino, por la candidatura en la Organización Mundial de Sanidad Animal. 
La Fasciolosis, un viejo problema para los ovinos.   

Te puede interesar