jueves 13 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El modelo argentino que otros quieren imitar

31 de agosto de 2015 - 23:55

EditNadie dice que sea fácil.
Pero si uno lograra aislarse por un momento de los conflictos, las peleas y problemas lógicos que se viven en las diversas actividades que desarrollamos los argentinos, veríamos que muchas de ellas son especialmente destacadas y reconocidas en otras partes del mundo.
A nivel de ciencia y tecnología, en materia emprendedora y hasta en el deporte, por citar algunos rubros, somos vistos como referentes a ser imitados.
Puede que uno a veces se sienta enojado y crea que esto no es así… Claro que tenemos defectos y que estos muchas veces opacan lo bueno, pero de ellos se ocuparán otros medios.
En los últimos meses pudimos visitar e interiorizarnos sobre el desarrollo, las variables centrales y las perspectivas de las industrias veterinarias de países como Paraguay y Uruguay.
Y allí pudimos ver que el rubro tiene más similitudes que diferencias. Lógicamente impactan temas culturales, extensiones territoriales, potencial de los actores que integran las cadenas y demás características particulares, pero estos países tienen puntos en común estructurales, al menos desde el punto de vista de su actividad ganadera: ambos exportan libremente sus carnes, al tiempo que han manifestado interesantes incrementos en los precios y stocks bovinos si evaluamos el promedio de los últimos años.
Sin embargo, la utilización de tecnologías e insumos sanitarios es allí una cuenta pendiente. Sí, aún superior a la que vivimos a diario en Argentina.
Bajos precios, escasas rentabilidades, competencia desleal y demás variables entran en juego de manera común entre los países. Pero con un diferencial.
Aquí, en Argentina, desde hace un tiempo y en base al trabajo realizado por Caprove, el sector ha comenzado a trabajar sobre el impacto productivo de estas tecnologías a campo, haciendo hincapié en que los productores sean asesorados por un veterinario que transmita la importancia de evaluar el costo beneficio de cada una de estas inversiones en sus animales.
De hecho y al dialogar con los presidentes de las cámaras de laboratorios en Uruguay y Paraguay, notamos la clara intención de avanzar en ese sentido también en sus países. Perciben que ese es hoy el camino para concientizar a los ganaderos; incluso a aquellos que exportan la totalidad de lo que producen.
¿Es nuestro mercado interno la Panacea en cuanto a la utilización de productos veterinarios? En absoluto. ¿Faltan cosas? Sí, claro. Pero eso no debe impedirnos ver que el camino iniciado tiempo atrás es el correcto.
Ya consolidada la calidad de las tecnologías, se empiezan a definir también los nuevos roles de cada jugador de la cadena. El paso siguiente deberá darse en materia de la percepción que los usuarios tienen sobre los productos. ¿Puede una tecnología que promete prevenir la pérdida de miles de pesos valer $60? ¿Es lógico?
“La tecnología hay que venderla como tecnología y no como tornillos”, solía decirnos un representante de la profesión veterinaria bonaerense. Y no tenemos dudas de la veracidad de sus dichos.
El primer paso se ha dado y claramente los frutos se perciben. Los podemos discutir y desvalorizar, pero existen y forman parte de una realidad sobre la cual claramente tenemos la obligación de avanzar.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Los veterinarios podrán realizar el test de diagnóstico de tristeza bovina sin necesidad de equipamiento sofisticado.
El MV Juan Cruz Muriel, gerente técnico comercial de Biogénesis Bagó, habló con MOTIVAR sobre la situación de la lechería.
Facundo Sonatti fueel encargado de abrir el Congreso VeterinarioLatinoamericano  junto a Martín DiLucca, director de DROVET.
La MV Jorgelina Binner, del área técnica de Over, en diálogo con MOTIVAR.
Fabiano Hideto Ikejiri, gerente general de MSD Argentina, presente en el lanzamiento de una solución contra la garrapata bovina. 

Te puede interesar