miércoles 28 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
LOGROS Y DESAFIOS EN UN RUBRO QUE SIGUE CRECIENDO

Un semáforo y tres luces encendidas…

El sector de laboratorios veterinarios instalado en nuestro país se prepara para concluir un 2014 que implicó mayores esfuerzos por parte de sus integrantes en favor de mantener los resultados. ¿Podrán hacerlo?

Motivar | Luciano Aba
Por Luciano Aba 30 de septiembre de 2014 - 23:35

Motivar 135 Una vez al año (y en coincidencia con la edición aniversario de este Periódico MOTIVAR) nos tomamos la licencia de enumerar una serie de tendencias, comportamientos, movimientos o como ustedes quieran llamarlos, percibidos en el sector de los laboratorios veterinarios instalados en nuestro país, ya sean estos de capitales locales o multinacionales, a lo largo de los últimos meses.

Se trata sin dudas de una visión parcial, que intentará centrarse en cuestiones comunes a la gran cantidad de empresas que operan en los distintos segmentos y nichos de este mercado.

Enmarcados en este desafío, lo primero que se debe señalar a la hora de analizar el desempeño del rubro en este 2014 es la paupérrima herencia que dejó el año 2013.

Y en ese punto no nos referimos solamente a cuestiones ligadas a las ventas reales (facturación y/o volúmenes), sino principalmente a temas financieros vinculados a la deuda y los stocks disponibles en veterinarias y distribuidoras.

Además, muchas firmas terminaron el año pasado con importantes compromisos asumidos con los bancos e inversiones a medio culminar.

Si a eso le sumamos la última devaluación de enero y su correspondiente traslado a la deuda que muchas firmas tenían con proveedores estratégicos, deberíamos agregar pocos detalles más para dimensionar el combo al cual se enfrentaron las empresas en este tiempo.

Lo primero que se debe señalar a la hora de analizar el desempeño del rubro en este 2014 es la pésima herencia que dejó el año 2013.

Pero a pesar de ello y por primera vez (al menos desde la existencia de este medio), el sector demostró rapidez para establecer medidas y acciones que terminaron encarrilando buena parte de la problemática anteriormente planteada. Lejos de representar una visión conformista, la actualidad muestra un contexto superador al imaginado por muchos referentes del rubro durante los primeros meses del año. Y esto no es poco.

 

Las unidades

Quienes siguen de cerca la cantidad de dosis que aprueba el Senasa mes a mes, entienden que de aquí a fin de año el único rubro que superará con creces a los volúmenes de 2013 será el de las vacunas contra el carbunclo, básicamente por la reciente obligatoriedad de aplicarlas en los bovinos de Buenos Aires y Santa Fe.

En menor medida, podría avanzarse también con las vacunas antirrábicas para animales de compañía, situación principalmente influenciada por las compras que realiza el Estado a través del Programa Nacional de Tenencia Responsable de Perros y Gatos. Este fue un jugador clave con sus licitaciones este año, al menos para las empresas que accedieron a participar de ellas.

Más allá de esto y de la clara imposibilidad de incrementar los volúmenes de productos (fármacos y biológicos) comercializados en las distintas especies (a excepción de cerdos), no podemos perder de vista dos variables centrales.

Por un lado, se viene produciendo un reemplazo de productos que, en menores volúmenes, suplantan a otros que se dejan de comercializar. Y, por el otro, este año buena parte de los laboratorios ha «blanqueado» los niveles de rentabilidad de los productos que conforman sus líneas, privilegiando la comercialización de unos (los de mejores rendimientos económicos), por sobre otros.

Esta situación fue percibida claramente por distribuidores que comprueban una menor comercialización de unidades en el caso de, por ejemplo, fármacos específicos con poca rotación en el mercado.

 

Grandes y chicos

Otra particularidad de este año estuvo ligada a las exportaciones de productos veterinarios de los laboratorios locales.

A pesar de la devaluación de la moneda, este rubro no logró el impacto deseado ni en la facturación, ni en los movimientos de volúmenes imaginados. Claro que hubo excepciones, pero tengamos en cuenta que esta unidad de negocios había sido en 2013 clave para el funcionamiento de empresas que veían disminuir su competitividad en el mercado interno.

Todo ello ha llevado a que un grupo de laboratorios no haya logrado cumplir sus objetivos de ventas generales y, por ende, los de producción, afectando así los rendimientos también de sus proveedores directos.

En ese contexto, vale decir que las firmas multinacionales han incrementado su participación en diversos rubros, ejerciendo una fuerte presión sobre el mercado, sustancialmente distinta a la manifestada en períodos de crisis anteriores, como en los años 2000 y 2001 o 2008 y 2009.

Por otra parte, las empresas nacionales pequeñas, con líneas únicas y específicas han visto caer fuertemente sus ingresos y rendimientos, quedando aún más comprometidas financieramente que la media del sector.

Sin pretender decir más de lo que se dice, pareciera ser que una de las consecuencias lamentables de este año turbulento será la ampliación de la brecha en facturación y unidades comercializadas entre «grandes» y «chicos».

De allí, la importancia de retomar las últimas declaraciones del Dr. Juan Carlos Repetto, presidente de la Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios (Clamevet) -en este mismo Periódico MOTIVAR– destacando la importancia de avanzar en materia de inversiones y fundamentalmente innovaciones que permitan abordar los tiempos que vienen.

Verde, amarillo y rojo

Culminando con este breve repaso, podemos decir que a lo largo de 2014 volvió a quedar pendiente la posibilidad de que los laboratorios incrementen los precios de sus productos, no sólo al ritmo de cualquier medición inflacionaria, sino a la par de otros insumos empleados por los productores o de lo que el propio kilo de carne (sea cual esta fuera) ha manifestado en el mercado interno. Por su parte, la imperiosa necesidad de incrementar las unidades comercializadas sigue latente en cuanto a su potencial, pero lejos de ser alcanzada, al menos en el corto plazo.

Más allá de esto, el mayor profesionalismo evidenciado por el sector en el manejo de sus finanzas, acortando de manera interesante los plazos de la deuda en manos de sus clientes y disminuyendo los stocks de productos en manos de estas distribuidoras y comercios veterinarios, llevan a imaginar empresas más consolidadas y con mejores expectativas de cara a lo depare el año 2015.

A TRAVES DE HABLANDODELONUESTRO.COM.AR

El 12º Aniversario de MOTIVAR se podrá escuchar en vivo

El próximo jueves 30 de octubre, desde las 8 de la mañana y a través de la Radio en Vivo de hablandodelonuestro.com.ar, todos los interesados podrán escuchar vía Internet los pormenores del encuentro anual de la industria veterinaria.
Allí se podrá acceder en tiempo real a una serie de disertaciones ligadas a los negocios de pequeños y grandes animales, como así también a las visiones y opiniones de los industriales que conforman el sector veterinario argentino.
Para más información sobre el evento y el horario de las disertaciones, contactarse a:
[email protected].

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

La guía para el diagnóstico en bovinos fue generado por el Centro Regional Buenos Aires Sur del INTA.
Calor y humedad, un combo que requiere un buen manejo.
Héctor Otermin y Federico Berger, gerente y presidente de la Federación Veterinaria Argentina.
¿Se validan los aumentos de precios en la industria veterinaria? ¿Qué pasa con los stocks? ¿Y los honorarios?
Andrés Mauriño, presidente Colegio de Santa Fe (1° Circunscripción) hizo un llamado al compromiso de veterinarios y tenedores de perros.

Te puede interesar