martes 28 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Detección temprana y adecuado tratamiento de los casos clínicos

Por Por Sergio Castro M_ V_ – MP 8432 1 de noviembre de 2008 - 00:11

selloaprocal

 

Asociación Pro Calidad de Leche y sus Derivados

Tel.: (011) 4806-7237

Constituye ya desde la década del 60 uno de los cinco puntos básicos del control de la mastitis. Su correcta implementación significa tener que incluir en la rutina una serie de medidas cuyo objetivo principal es lograr la cura verdadera de los casos clínicos.

Es necesario tener en cuenta que para lograr la verdadera cura de los casos clínicos de mastitis hay que considerar algunos aspectos tales como se enumeran a continuación:

 

Despuntar todos los cuartos durante todos los ordeños

Es fundamental que, más allá de la rutina que se deja indicada, siempre esté presente la eliminación de los primeros chorros de leche comúnmente denominado «despunte».

Esta práctica no sólo debe hacerse con un fin de estimulación y/o descarte de la porción más contaminada, proveniente de la cisterna del pezón, sino que también tiene como objetivo determinar la presencia de grumos que nos indiquen que el cuarto analizado está con un cuadro de mastitis clínica.

En éste caso (si el despunte se está haciendo en todos los ordeños) los grumos de leche nos están indicando que existe una infección mamaria insipiente y que es necesario tomar medidas urgentes tendientes a lograr la cura bacteriológica y a reducir los recuentos celulares.

Dichas medidas pueden incluir bien un tratamiento antibiótico o no, dependiendo de la bacteria actuante.

El hecho de tener que despuntar en cada ordeñe está fundamentado en la necesidad de diagnosticar los cuadros clínicos lo más tempranamente posible sin dar oportunidad a los microorganismos de establecerse dentro de la glándula e impedir que se localicen en las partes profundas del parénquima, donde se hace más difícil poder alcanzarlos con los antibióticos.

Además se busca reducir al mínimo los daños que estos producen sobre el tejido secretor glandular, ya que los tratamientos se estarían efectuando en una etapa temprana de la infección.

Cuadro 1. Difusión de los antibióticos en la glándula mamaria
Vía parenteral Vía intramamaria
Buena Limitada Baja Buena Limitada Baja
Sulfanilamida Otras sulfas Estreptomicina Fluoroquinolonas Penicilina G Bacitracina
Eritromicina Penicilina G Neomicina Sulfanilamida Cloxacilina Tirotricina
Oleandomicina Cloxacilina Kanamicina Otras sulfas Cefoxazol Estreptomicina
Tilosina Ampicilina Aminosidina Dapsona Cefalonium Neomicina
Espiramicina Amoxicilina Espectinomicina Nitrofuranos Cefapirina Kanamicina
Lincomicina Cefalosporinas Gentamicina Oleandomicina Cefacetrilo Aminosidina
Clindamicina Tetraciclinas Polimixinas Tilosina Tetraciclinas Gentamicina
Cloranfenicol Novobiocina Vancomicinas Espiramicina Polimixinas
Trimetoprim Rifampicina Lincomicina
Tianfenicol Acido fusídico Clindamicina
Florfenicol Ampicilina
Enrofloxacina Amoxicilina
Norfloxacina Hetacilina
Taimulina Cefalexina
Cloranfenicol
Trimetoprim
Novobiocina
Rifampicina

Utilizar el antibiótico o grupo de antibiótico adecuado

Es recomendable, cuando se lleva un programa de control de mastitis y calidad de leche, realizar periódicamente cultivos de los casos clínicos con el objetivo de generar una casuística de las bacterias preponderantes y la realización de antibiogramas.

A partir de aquí se tiene mayor objetividad del antibiótico o grupo de antibiótico a utilizar en base a la sensibilidad in vitro y a la capacidad de difusión de los mismos en la glándula mamaria.

Para ello existen trabajos que comparan los distintos antimicrobianos y su distribución en la glándula de acuerdo a la vía de administración (Ver Cuadro).

En determinadas circunstancias el fracaso de los tratamientos puede provenir de una inadecuada llegada del antibiótico al lugar de localización de la bacteria dentro de la glándula, sobre todo en mastitis recurrentes y/o vacas multíparas con niveles de fibrosis del cuarto elevadas, a pesar de que en los estudios preliminares hayan resultado con alto grado de sensibilidad in vitro.

Por ello los protocolos de tratamientos son una excelente herramienta para que el responsable sepa cómo actuar frente a estas situaciones.

AGENDA

Jical Terceras Jornadas Internacionales de Calidad de Leche.
JICAL III
Fechas: 26, 27 y 28 de marzo de 2009.
Lugar: Centro de Convenciones Pte. Arturo Frondizi.
Dirección: Laprida 150, Vicente López, Buenos Aires.
Sitio Web: www.aprocal.com.ar/jical.
Informes: [email protected].

 

Descartar las vacas crónicas

Este se ha constituido también un punto fundamental en el programa de control de mastitis y ha ayudado a reducir la prevalencia de los microorganismos contagiosos.

Esto se fundamenta en el hecho de que existen cuadros clínicos incurables (generados por diversos motivos) que pueden ir desde la presencia de mastitis provocadas por bacterias resistentes a los antibióticos utilizados, como es el caso de ciertas cepas de Staphylococcus aureus a los ß-lactámicos, hasta la ubicación en abscesos o lugares de difícil arribo por los antibióticos, como puede ser incluso en el interior mismo de las células blancas o en tejido conjuntivo de poca irrigación sanguínea, generado a partir de mastitis recurrentes con muerte del tejido secretor y reemplazo por tejido cicatrizal.

Todos estos procesos hacen que las bacterias logren establecerse dentro de la glándula para generar una infección crónica que, muchas veces, provocan liberación intermitente de gérmenes contagiosos y por lo cual pasan a constituir el grupo de portadores crónicos y diseminadores de bacterias.

Los registros de los casos clínicos, nos permiten a los profesionales determinar cuáles son estas vacas, por eso su importancia en éste sentido.

 

Próxima edición

En MOTIVAR de diciembre continuaremos con este artículo, analizando básicamente los puntos vinculados a la utilización de correctos protocolos de tratamientos, la posibilidad de llevar registros de los mismos y la necesidad de implementar una correcta técnica en cuanto a la colocación de los pomos.

Esperamos que sigan acompañando el desarrollo de esta temática.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

El laboratorio de diagnóstico de Esperanza Distribuciones tomó y analizó las muestras de la granja con Aujeszky en Emilia.
Cuando la medicina veterinaria se une a la salud humana.
Tecnovax avanza en el mercado veterinario: a partir del 1 de junio adquirirá al laboratorio Generar. 
Las prevalencias de la diarrea neonatal varían según la región y el sistema de producción.
En los últimos 5 meses el valor de los novillos se incrementó en solo un 43%, los terneros un 26% y las vacas un 21%.

Te puede interesar