fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeInstagramCondición corporal y alimentación: claves que incrementan la rentabilidad
SIMPLE PERO NECESARIO

Condición corporal y alimentación: claves que incrementan la rentabilidad

Clave. Una buena CC al parto y aumentos moderados del peso vivo hasta el servicio aseguran buenos respultados de preñez.

Clave. Una buena CC al parto y aumentos moderados del peso vivo hasta el servicio aseguran buenos respultados de preñez.

Si bien parecen básicos, sorprende la cantidad de establecimientos en los que dejan estos temas de lado. Desde el INTA Cesáreo Naredo destacan la importancia de un correcto manejo para aumentar la productividad.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

El manejo de la alimentación en el rodeo de cría es el factor más relevante asociado con la eficiencia reproductiva. Por ello es importante prestar particular atención al estado corporal de la vaca en distintos momentos críticos del ciclo productivo. ¿Para qué? Para ajustar la alimentación y la demanda del rodeo de modo tal que permita evitar aumentos en el costo de alimentación y grandes pérdidas productivas.
El uso criterioso de prácticas de manejo de la condición corporal de la vaca y de tecnologías para mejorar el peso del ternero, son herramientas simples que permiten incrementar la productividad y la rentabilidad de la actividad.
En este sentido, el Ing. Agr. José Ignacio Arroquy y la Lic. Prod. Animal (MSc.) María Lucia Cori –ambos profesionales del INTA EEA Cesáreo Naredo- elaboraron un informe denominado “Alimentación en cría”, en donde destacan la necesidad de observar la condición corporal para tomar mejores decisiones de manejo de la alimentación.

Pilares claves en los rodeos de cría

La rentabilidad de la cría se define, generalmente, en base a los siguientes factores: porcentaje de destete, peso al destete o venta, precio de venta, y costo de alimentación. Entre ellos, las fallas en el porcentaje de preñez y el peso al destete se destacan como las causas de mayor relevancia en la rentabilidad de esta actividad.
Si bien las pérdidas de preñez y la disminución de peso al destete pueden deberse a varios factores, en la mayoría de los establecimientos –sin problemas sanitarios y reproductivos intrínsecos– el manejo de la alimentación es el factor más relevante asociado a las pérdidas de preñez y destetes más livianos. Por ende, su correcto manejo es clave.
Por otro lado, es necesario volver a reforzar el concepto de monitorear la condición corporal, ya que un adecuado manejo de la alimentación en la cría se basa en el monitoreo y control de la condición corporal (CC) de la vaca como herramienta en la toma de decisiones durante el ciclo productivo.
“Para valorar el estado corporal pueden utilizarse dos escalas: de 1 a 9 y la escala de 1 a 5. Ambas consisten en la observación visual de puntos críticos que son tomados como parámetros para valorar el estatus nutricional en forma objetiva” detallaron los investigadores.
Cuando la condición corporal al parto es inferior a la óptima, el intervalo parto-parto se extiende un mes más, limitando la posibilidad de obtener un ternero por vaca y por año (Ver Figura 1).
En este sentido, según los profesionales del INTA es recomendable realizar monitoreo al menos al destete o tacto, parto, inicio del servicio, y fin de servicio.
En esta oportunidad, MOTIVAR hará foco en la CC al parto, pero en caso de querer conocer más sobre el tema los invitamos a escribirnos a redaccion@motivar.com.ar y por esta vía les enviaremos el material completo.

Condición corporal al parto

Desde el INTA destacaron 5 claves estratégicas a considerar por los profesionales y los productores.
Una buena CC al parto y aumentos moderados de peso vivo hasta el inicio del servicio garantizan niveles de preñez superiores al 90%.
Una CC al parto menor de 5 (3), solo puede alcanzar buenos valores de preñez con altas ganancias de peso desde la parición al servicio (i.e., 700-900 g/d). Es importante remarcar, qué si los vientres llegan al parto con mala condición corporal, aunque mejore el estado corporal luego del parto el porcentaje de preñez no será incrementado sustancialmente y se dará en base a preñeces más tardías – hacia el final del servicio.
En general, los recursos forrajeros limitantes en calidad en los sistemas de cría difícilmente permitan una recuperación del estado corporal para lograr buenos porcentajes de preñez.
Un rodeo con buena condición con una ganancia de 300 gramos por día nos asegura un buen índice de preñez.
Un rodeo de vientres con mala condición corporal al parto que mantiene su peso, solo un tercio de estos se preñarán.
Si querés conocer más sobre la interrupción de la lactancia anticipada y la eficiencia reproductiva, sobre la alimentación de la vaca y el ternero –performance- y la alimentación pos destete, pedí el informe completo del INTA a redaccion@motivar.com.ar.

 

comments

COMPARTIR:
Valoración: