miércoles 17 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PARTICIPACION DE LOS PROFESIONALES EN LA RURAL 2013

“Los veterinarios podemos ser el nexo entre productores y genetistas”

Lo aseguró Rodolfo Peralta, especialista en reproducción, quien participó activamente de la sexta jornada del Foro Argentino de Genética Bovina.
Por MARINA GONZALEZ FONTAO 31 de agosto de 2013 - 23:40

COMENTARIOS DE LA AUTORA

Escuchar HN Haciendo click en la imagen podrán escuchar más información de esta nota, explicada por la autora.

Peralta. “Primero hay que lograr terneros; después se verá cómo hacer para mejorarlos”. Peralta. “Primero hay que lograr terneros; después se verá cómo hacer para mejorarlos”.

Tenemos Aberdeen Angus negro y colorado, Hereford, Brangus, y Braford de excelente calidad. La carne argentina es reconocida a nivel mundial y disponemos de las condiciones para producirla en cantidad y de buen nivel, sin la necesidad de importar genética de manera masiva sino puntualmente para mejorar lo que haga falta», sostuvo el médico veterinario Rodolfo Peralta en una entrevista realizada con este Periódico MOTIVAR.

El especialista en reproducción fue uno de los disertantes de la sexta Jornada del Foro Argentino de Genética Bovina que se llevó adelante en la 127° Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional (La Rural).

El evento contó con una serie de disertaciones, entre las que se encontró la dictada por Daniel Musi («Un ejemplo de trabajo en conjunto en genética bovina: Beef Improvement Federation)», sobre la cual Peralta nos explicó la trascendencia de la experiencia norteamericana, en la que toda la cadena participa en las reuniones del BIF. «La articulación entre las partes y el consensuar a las autoridades de cada sede del organismo es un aspecto a considerar», remarcó.

 

Cruzamientos: una herramienta a tener en cuenta

En esa misma exposición se destacaron las virtudes de una técnica «sumamente aplicable a la producción ganadera local”, tal como sostuvo Musi, puesto que al cruzar dos animales no emparentados, se lograría una mayor producción.

«Se consigue una mayor supervivencia de terneros, más kilos ganados al destete y a peso final, y mejora la aptitud materna. Se podría trabajar con esta herramienta en pos de mejorar la productividad en el país, pero su implementación también depende de diferentes preferencias y criterios», nos explicó Peralta.

Vale mencionar que en Argentina aún persiste una tradición histórico – cultural ligada a utilizar únicamente razas puras por parte de los criadores comerciales.

 

El verdadero papel de la genómica

Por otra parte y a lo largo de la disertación denominada «¿Cómo conocer y entender la selección genómica'», a cargo de Marcela Martínez (del Laboratorio de Genética Aplicada de la SRA) se definió a la técnica como una de las herramientas que proporciona la genética y que permite (con mayor exactitud) determinar la paternidad de un individuo, así como identificar marcadores o genes relacionados con aspectos productivos (peso al nacer, al destete y al envío a faena, por ejemplo).

 

ESCUCHA LAS DISERTACIONES QUE SE DIERON EN EL FORO

Ingresando en la sección “Charlas” de hablandodelonuestro.com.ar podrán acceder a estas disertaciones:
«Un ejemplo de trabajo en conjunto en genética bovina BIF», por Daniel Musi.
«¿Cómo conocer y entender la selección genómica?», de Marcela Martínez.
«Exposiciones, juzgamiento y DEP: la experiencia uruguaya», José E. Biónica.
«Los DEP a la hora de seleccionar, competir y comercializar», por Rodolfo Peralta, José Biónica y Luis M. Firpo Brenta.

«La genómica por sí sola no va a descubrir nada, ni tampoco determinará si un individuo es marcadamente superior a otro. El animal, sus progenitores y su descendencia tienen que ser evaluados productivamente y, luego, vincularse con la información genética», agregó nuestro entrevistado.

Más allá de esto, el valor de la técnica consiste en la posibilidad de otorgar credibilidad y confiabilidad sobre el potencial genético de un vientre cuyos terneros produjeron más leche o fueron más pesados al nacer, por ejemplo.

Un error a evitar -mencionado por el profesional- es el de caer en la trampa de realizar el camino inverso: a partir de la genética de un animal, proyectar su rendimiento productivo.

Más allá de esto y en la actualidad, estudiando el genoma y contando con la información de los progenitores y descendientes, se pueden hacer estimaciones valiosas. Una de las limitantes, según el veterinario consultado, es que hoy se realizan mediciones en la producción lechera pero no así en la de carne.

Más allá de esto y con respecto a la charla de José Biónica Henderson (World Hereford Council y ex presidente de la Asociación Rural de Uruguay), sobre «Exposiciones, juzgamiento y DEP», Peralta analizó: «En Uruguay han sido, tradicionalmente, fuertes defensores de utilizar las diferencias esperadas de progenie como herramientas de selección; se las ha priorizado por sobre otros aspectos. Actualmente, se está haciendo un replanteo de ese paradigma, ya que esos análisis -por sí solos- no garantizan los mejores resultados».

 

Garantizar primero la reproducción

Este fue justamente el tema que Rodolfo Peralta expuso en la Jornada al tomar la palabra en el panel sobre «Los DEP a la hora de seleccionar, competir y comercializar», del cual formó parte junto a Luis María Firpo y Biónica Henderson. Allí, el veterinario sostuvo que la corrección estructural y la calidad testicular del toro (dos de sus rasgos más importantes para garantizar la reproducción) son de baja heredabilidad).

Únicamente son mejorables a través de la selección y de los años, ya que su perfeccionamiento lleva un mayor tiempo, a diferencia de los otros rasgos como peso al destete, peso final, aptitud materna o calidad de carcaza. En estos últimos, el cambio es notorio de una generación a la siguiente porque son de heredabilidad media a alta. Por eso mismo, sentenció: «La parte inferior del toro es la más importante. La única forma de asegurar la productividad de un rodeo -y esto debe transmitirse a los productores comerciales- es si se focaliza en la corrección estructural: las patas, la calidad testicular y sus aptitudes reproductivas.

Eso es fundamental: primero hay que lograr terneros, después se ve cómo mejorarlos». Además, el profesional hizo especial mención a los dichos de Firpo, quien consideró crucial en lo que hace a la información genética, a la fuente de donde provienen esos datos.

«Es fundamental la seriedad: medir y mostrar la información tal cual es, sin acomodarla», afirmó Peralta. Si esto no se cumple, el productor puede proyectar un resultado que luego no será alcanzado.

 

Rol del veterinario

En relación a los ámbitos de incumbencia del profesional de la sanidad, Peralta sostuvo que pueden brindar su aporte también en genética. «Es cuestión de ponerse a estudiar e interiorizarse. El veterinario puede ser el nexo entre el productor y el genetista», agregó.

Su función puede ser la de conocer las necesidades del productor, sus objetivos y el medio ambiente de la unidad de producción (tipo de alimentación, sanidad, clima), que es lo que permite que el genotipo se exprese en mayor o menor medida, y -a partir de ello- opinar sobre cuál es la genética más apropiada para aplicar en dicha zona.

Además, su papel se vuelve fundamental si se tiene en cuenta, como recordó Peralta, que la genética por sí sola no constituye el motor de la producción: la sanidad junto con la nutrición, el manejo y la reproducción, también son patas fundamentales que no hay que soslayar.

Quienes quieran escuchar las disertaciones completas que se llevaron adelante en la sexta jornada del Foro Argentino de Genética Bovina (Ver recuadro), pueden hacerlo con sólo ingresar en hablandodelonuestro.com.ar.

Una vez en la Web, se dispondrá de los audios en la sección «Charlas».

EMPRESAS AGROPECUARIAS

Pocas tienen sistemas de control

También en La Rural, tuvo lugar -en el marco de presentaciones organizadas por la Facultad de Ciencias Agrarias de la UCA- una charla a cargo de Víctor Piñeyro, especialista en consultoría y administración de agronegocios, la cual giró en torno a una herramienta de gestión de fácil aplicación: el tablero de control.
«Es clave destacar el beneficio de incorporar controles de gestión sistematizados, regulares y metódicos, y valorar las ventajas de medir los resultados consolidados en una herramienta que sintetice el estado de la gestión del negocio», resaltó Piñeyro. Su propuesta estuvo también orientada a marcar la importancia de converger hacia procesos estandarizados, protocolizados, sistemas de gestión de calidad, y certificaciones, teniendo en cuenta que buena parte de las empresas agropecuarias no disponen de controles de gestión regulares.
A través de estos tableros, se captura información clave del negocio; sirve para diseñar y controlar estrategias, poner foco en algún proceso específico, comunicar información de manera rápida, sencilla y segura, y encontrar puntos de rentabilidad y pérdidas.
«Lo interesante es que contribuyen a determinar hacia dónde va la empresa y qué camino es conveniente tomar. Al incorporar un ejercicio metódico de auto revisión, uno puede cuestionar su quehacer diario para optimizar procesos», concluyó Piñeyro. La disertación puede escucharse ingresando a hablandodelonuestro.com.ar. Allí sólo se debe introducir el apellido del disertante en el Buscador de la Web.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Dr. Carlos Lanusse junto a Damasia Becu de Villalobos en la ceremonia de la ANCBA por su aporte en las ciencias veterinarias. video
Roberto Bellinzoni, de Biogénesis Bagó, opinó sobre la vacuna contra la fiebre aftosa.
Para prevenir neumonías en feedlot, es clave aplicar un plan sanitario, un buen manejo y acondicionar los corrales.
La garrapata bovina, un flagelo que se come las ganancias del procutor ganadero.
El MV Arturo Baldini destacó la necesidad de controlar la vacunación contra la encefalomielitis equina.

Te puede interesar