lunes 10 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
LOGRAR UN TERNERO POR VACA, AL AÑO

¿Cómo cumplir con ese viejo anhelo?

Pasos a seguir para identificar y corregir las pérdidas en los índices de destete. Breve reseña de las posibles causas.
31 de julio de 2012 - 23:07
Pasos a seguir para identificar y corregir las pérdidas en los índices de destete. Breve reseña de las posibles causas.
M.V. GONZALO POODTS
Universidad Católica de Salta
A tomar nota. A tomar nota. «Es conveniente utilizar planillas de procreo (una por rodeo y servicio) .

Siempre fue el índice de preñez el más importante para evaluar la producción ganadera.

Pero existen otros datos a tener en cuenta que también inciden, como pueden ser la edad de entore de la vaquillona, el peso del ternero al destete y el porcentaje de destetados. La fertilización de la hembra es la piedra fundamental de la cría, pero la merma o diferencias desde el diagnóstico de preñez al destete, es otro motivo de preocupación de los productores, dado que en muchos casos es muy alta.

Hay múltiples factores causales de esas diferencias y -a fin de solucionarlos-, primero debemos identificarlos. Las causas comunes que ocurren en cualquier momento del ciclo completo Servicio – Destete son: manejo e infraestructura (golpes, aprietes en corrales y mangas; arreos y encierres largos sin agua en días de altas temperaturas; malas instalaciones y errores por desorden o ignorancia); climáticos (exceso de temperatura); causas infecciosas (gérmenes específicos e inespecíficos); parasitosis internas y externas (principalmente garrapatas); intoxicaciones con malezas o pastos tóxicos y/o agroquímicos, micotoxinas – silaje y cambios bruscos de ración, o desbalances nutricionales, por ejemplo.

Pero hay causas que ocurren en períodos determinados. Por ello se debe dividir el ciclo completo en: servicio a diagnóstico de gestación; diagnóstico a periparto; periparto y parto y periparto – destete.

 

Causas de pérdidas, según la etapa

Servicio – diagnóstico de gestación: Enfermedades venéreas; vacunaciones, baños garrapaticidas u otros tratamientos; anticuerpos antitrofoblásticos; disfunción hormonal.

Diagnóstico de gestación – periparto: Servicios posteriores a la fecha posible de diagnosticar; errores de diagnóstico, daños en gestaciones tempranas; distracción del personal, mala identificación del diagnóstico efectuado (caravana mal copiada, mal descolada, o derivada al corral equivocado, etc.). A estos pueden sumarse vientres en servicio no revisados, o servicios en vientres fuera de servicio; mezcla de animales con pérdida de identificación; gestaciones tempranas con disfunción hormonal; vientres mal identificados; enfermedades venéreas u otras de la reproducción, como pueden ser  brucelosis, BVD, IBR, leptospirosis, etc.

Periparto y parto: Partos distócicos; atención del parto y del ternero recién nacido; partos no identificados y animales depredadores; muertes no detectadas; mala identificación de la madre y ternero; deshidratación del recién nacido hasta los 10 primeros días de vida.

Periparto – Destete: Enfermedades (diarreas, clostridiales, virus, o aquellos nacidos débiles con problemas de arrastre, etc.); cuatrerismo; animales salvajes; picadura de víboras; castración.

 

Sintetizando

Es muy importante saber cuándo ocurren las pérdidas. En el período de servicio – diagnóstico de gestación es poco lo que se puede controlar, se requiere de personal altamente capacitado o rodeos estabulados con control individual de servicios. Pero sí hay un momento sumamente importante para obtener indicios de lo que está ocurriendo o puede ocurrir en los próximos  días: los síntomas encontrados durante la realización del diagnóstico de gestación.

 

Diagnóstico – Parición:

En un servicio estacionado de 90 días y diagnóstico de gestación a 60 días de finalizado el mismo, hasta 15 antes de iniciada la parición, son aproximadamente 130 días. Es la etapa que generalmente se presta menor atención: ¿por qué?

Algunas probables respuestas:

  • Se preñaron las vacas.
  • Las que tenían ternero al pie se destetaron y, en consecuencia, disminuyeron los requerimientos de los vientres.
  • Le damos los mejores campos a otras categorías que lo necesitan.
  • Se da vacaciones al personal. Se baja la guardia; las tareas más importantes de la cría ya se realizaron. No se realiza un buen seguimiento y control.
  • Detección de vientres en celo: salvo excepciones son vientres vacíos, por interrupción de la gestación o porque siempre lo fueron.
  • Detección de vientres con indicios de haber abortado: secreción vulvar, sucios o con sangre en la base de la cola y cuartos traseros, ubre llena, desbastados.
  • Detección de fetos o de terneros muertos recién paridos.
  • Identificación segura del animal afectado, llevando registro del número de vientres y fecha de producida la pérdida. Se lo debe separar inmediatamente del rodeo.
  • Hacerlo revisar, confirmar vacuidad y estado de órganos genitales internos; revisar ubres y constatar si hay secreción láctea.
  • Sacar muestras para análisis, del vientre, del feto, y hacerlo analizar. Mantenerlo separado del rodeo, llevarlo a un potrero aparte con destino final venta. Si se produce la muerte de un vientre, revisarlo para confirmar si estaba preñado o no.

Las mermas en este período no son importantes (1 a 2%), tolerándose en rodeos sanos hasta un máximo del 3%, donde: 2% son abortos tempranos (hasta 180 días) y 0.5% en el período peri – partal (265 días), y 0,5% de error de diagnóstico (máximo admisible). Lo normal en rodeos  sanos, con buen diagnóstico de gravidez ronda entre el 0.8 y el 1% de merma.

Superando el 3% hay que preocuparse. Tomar bien en cuenta las causas posibles y en qué momento ocurren las mismas.

 

Periodo peripartal

Es el comprendido entre los 15 a 20 días previos al parto y 15 días después del mismo. En la mayoría de los establecimientos no es considerado de manera independiente, tomándose dos períodos: preñez-parición y parición-destete. Se denuncia el nacimiento entre los 7 y 10 días de nacidos.

Es el período más crítico e importante: aquí se producen las mayores pérdidas, que incluyen a terneros: paridos muertos,  muertos durante el parto, paridos vivos y que mueren dentro de los 15 días post parto. Lo normal en establecimientos sanos con manejo adecuado es 2 a 3% (y rodeos grandes). En nuestra zona de trabajo, el NOA, la pérdida máxima aceptable debiera ser no mayor del 4%.

Las causas más comunes aquí son:

  • De manejo: desatención del parto; distribución de rodeos (vaquillonas y vacas); poco personal asignado a la atención del parto.
  • Nacimiento de terneros débiles que mueren a las pocas horas o, incluso,  días del parto.
  • Partos distócicos: por mala presentación, por tamaño del ternero o área pélvica reducida, partos largos, partos lánguidos.
  • Partos prematuros.
  • Animales predadores: cuervos, zorros, puma, etc.

En más del 70% de los abortos que llegan a laboratorio no se llega a un diagnóstico certero.

 

Parición al destete

En rodeos sanos, bien manejados, con buena infraestructura ronda entre el 1 y 2%. En este período es más fácil prevenir las pérdidas, cumpliendo los planes sanitarios y las vacunaciones más convenientes para la zona y establecimiento.

En nuestra zona, dada la infraestructura actual (en desarrollo) de la mayoría de los establecimientos, las mermas son mayores a las señaladas, siendo la media casi el 100% mayor. Resumiendo, las mermas desde preñez a destete en establecimiento ordenados con buen manejo debieran ser entre 4 y 5%, superando el 7 a 8% hay que preocuparse. Es conveniente utilizar planillas de procreo: una por rodeo y servicio (si hubiere más de uno).

Es clave que las mismas se realicen de forma metódica y sistemática. Juegan un rol clave también la capacitación del personal y mayor dedicación del mismo.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Se acerca la época aconsejable para vacunar contra encefalomielitis equina, de allí la necesidad de extremar los controles.
GustavoZimmermann destacó que la Isometamidium es una droga nueva para la Argentinaque sirve para tratar la tripanosomiasis bovina.
La División deProtección Pecuaria determinó reconocer la condición de libre de influenza aviar de Argentina 
Las Conferencias Internacionales están dirigidas a MV de equinos y a estudiantes de veterinaria.
Facundo Sonatti fueel encargado de abrir el Congreso VeterinarioLatinoamericano  junto a Martín DiLucca, director de DROVET.

Te puede interesar