domingo 25 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
CONTEXTO, DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES

Una mirada crítica sobre las chances de la ganadería argentina

El consultor Federico Santangelo, socio de Agroideas, y Juan Carlos Aba, presidente de CAPROVE, repasaron el presente y desentrañaron el posible futuro del sector.

Motivar | Facundo Sonatti
Por Facundo Sonatti 1 de noviembre de 2022 - 00:17
Santangelo. “Estamos solamente al 50% de nuestras posibilidades”.

En repetidas ocasiones este medio resaltó el rol privilegiado que vive la industria exportadora veterinaria con un embajador de lujo como es la carne argentina. Sin embargo, en CIVA 2022 y mediante las participaciones de Federico Santangelo, socio de Agroideas, y Juan Carlos Aba, presidente de CAPROVE, se expuso un presente más bien sombrío para la ganadería local y se trazó el posible futuro con el desafío de revertir décadas de estancamiento en los índices productivos.
“Hay que separar la foto de la película sobre la ganadería argentina. Si uno ve hoy el negocio, puede decir que empezamos a estar complicados porque hace seis meses que la hacienda no sube de precio, tras los picos de abril. De hecho, en octubre el novillo tocó los $260 cuando estuvo en $300 hace solo unos meses con una inflación galopante y una sequía que afecta no solo la producción sino las expectativas que juegan un rol fundamental”, repasó Santangelo.
“Ahora, si vemos la película, en los últimos años, no nos podemos quejar a pesar de las restricciones oficiales porque el sector tuvo un buen pasar”, afirmó.
 

¿Dónde estamos y hacia dónde vamos?

Santangelo advirtió que, si bien el volumen exportado es importante, casi 700.000 toneladas en lo que va del año, los precios empezaron a caer, China redujo los valores más de un 30% (el gigante asiático fue el gran ausente en la última edición de la SIAL de París). En este sentido, de enero de 2021 a septiembre de 2022 con una inflación acumulada del 150% la devaluación del dólar fue del 70%, el atraso cambiario es evidente con aumentos generalizados de costos para los exportadores.
El también médico veterinario y productor, señaló ante un auditorio colmado que el mercado interno de ganados y carne, a pesar de que lo quieran intervenir, es el más perfecto del país con 200.000 productores, 400 frigoríficos y más de 10.000 carnicerías y resaltó: “es imposible de regular”.
En los últimos meses, hay una mayor oferta de faena, a razón de 1,2 millones de cabezas por mes, entre 3 y 4% más que el año pasado y un peso de faena que va creciendo, aunque lejos de los índices de los Estados Unidos.
La producción local es baja y en ese incremento del volumen de faena es importantísimo el llenado de los feedlots porque es el que abastece el mercado interno y pone precios máximos de la carne, así como China le pone un piso a la exportación.
Por su parte, Santangelo también le dedicó un capítulo a la sequía: “Complica porque el productor que no tiene pasto vende más animales a faena o los envía a corral para el engorde y así tenemos un nivel de ocupación en los feedlots”, explicó y agregó que según la Cámara Argentina de Feedlot, del 67% y eso indica que vamos a seguir teniendo hacienda para abastecer el mercado por los próximos meses que se traduce en “tranquilidad en los precios”.
El comportamiento del precio de la carne no es similar a la suba generalizada de precios, es decir, sube por escalones y, ahora, estamos ante una estabilización de precios.
El productor se maneja por expectativas y ante un tercer año de Niña con una agricultura complicada por la sequía muchas vacas están dejando los campos para venderse porque de cara a futuro hay nubarrones. Si no vuelven las lluvias, se podría asemejar a una tormenta perfecta.
Para el largo plazo, Santangelo recordó que hace 10 años China solo importaba 23.000 toneladas de carne vacuna y, hoy, está en las 3,2 millones de toneladas y eso no se detiene porque cuando los países emergentes mejoran sus negocios pasan de consumir proteína vegetal a proteína animal y la Argentina tiene un potencial de producción ganadera enorme. “Estamos solo al 50% de nuestra capacidad porque no mejoramos los índices de destete y los veterinarios tenemos un rol importante para trasmitir la tecnología y que el productor la adopte para mejorar los índices reproductivos”, sentenció.

¿Impacta la sanidad en la producción?

Hay una pregunta que no se suele hacer, tenemos 100 vacas y nos dan 62 terneros destetados, ¿qué pasó con los otros 38?, disparó Juan Carlos Aba en su segunda ponencia durante el desayuno de la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina el pasado 20 de octubre en Parque Norte.
“En CAPROVE coincidimos en que de cada 100 vacas solo se preñan 76 solo nacen 72 terneros y, de ellos, apenas 62 logran destetarse. A partir de datos que se obtienen tanto en la Cuenca del Salado, como así también en otras provincias, de las 24 vacas no preñadas, 10 no lo hacen por falta de sanidad y el resto por otros problemas”, aseguró. Y agregó: “Mientras tanto, de los 4 terneros que no nacen, 3 fueron por falta de sanidad y de los 10 que no llegan al destete, 9 no lo hacen por problemas sanitarios no atendidos correctamente. Esa lectura es lo más significativo que podemos compartir para entender porqué se calcula que se pierden por problemas sanitarios el equivalente a 4 millones de terneros por año en la Argentina”.
Esa cifra que permitiría abastecer tanto el mercado interno como una demanda creciente en el exterior sin distorsiones de precios. “Entre marzo y octubre, los terneros ponen en juego 30 kilos de ganancia (o perdida) solo por problemas de parasitosis y si cruzamos los datos sabiendo que se medicalizan entre el 50 y 55% se puede decir que se están perdiendo 15 kilos por animal, lo que significan unas 210 mil toneladas de carne al multiplicarlo por los 14 millones de terneros nacidos”, agregó Aba.
“Hay un plan, pero aún no se pudo llevar a la práctica”, reconoció. “Hoy, tenemos $ 74.000 millones de pérdidas solo por parasitosis y si se suman todas las problemáticas ese monto sube a $ 260.000 millones solo en 2022”, graficó el referente de CAPROVE.
Y avanzó: “Nuestra propuesta para mostrar cómo impacta la inversión en sanidad parte de la base de que se destinan $ 840 por animal y por año. Sin embargo, $ 546 se destinan a medicamentos preventivos, cuando lo mínimo estimado para un plan sanitario completo implicaría $ 1.041 por animal, lo que significa que los productores deberían destinan unos $ 26.000 millones adicionales en toda la cadena para evitar esas pérdidas.
En otras palabras, por cada peso extra de inversión en sanidad se obtendrían $10 adicionales. Sin embargo, eso aún no sucede”.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

MOTIVAR N° 254 - Febrero 2024
Socks, el gato de Clinton que se convirtió en un verdadero ícono para los amantes de los felinos.
Luis Barcos junto a la Canciller argentina, Diana Mondino, por la candidatura en la Organización Mundial de Sanidad Animal. 
Calor y humedad, un combo que requiere un buen manejo.
El 11 de marzo se dará inicio a esta primera etapa de vacunación contra la fiebre aftosa.

Te puede interesar