martes 05 de marzo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

El valor de las personas en el mundo de la tecnología

En el sector veterinario se vieron pocas personas queriendo sacar ventajas en desmedro de la situación de otra. Y eso es bueno. Muy bueno.

Motivar | Luciano Aba
Por Luciano Aba 16 de septiembre de 2020 - 08:55

@aba_luciano
[email protected]

En el sector veterinario se vieron pocas personas queriendo sacar ventajas en desmedro de la situación de otra. Y eso es bueno. Muy bueno.
Mucho se escribió al inicio de la pandemia por COVID19 (allá por febrero – marzo de este año) sobre cómo quería verse cada uno de nosotros en medio de esta crisis que sigue planteando desafíos a los que no estábamos acostumbrados.
¿Conciliadores? ¿Generosos? ¿Innovadores? ¿Indiferentes? ¿Locos? ¿Traicioneros? ¿Cómo se imaginan ustedes ser descriptos por sus pares cuando esto pase? ¿Les importa?
Independientemente de los debates filosóficos, vale destacar que frente al vertiginoso avance de las tecnologías aplicadas al campo laboral, somos las personas las que seguimos definiendo objetivos, segmentos y, fundamentalmente, el ambiente en que cualquier tipo de acciones vaya a llevarse adelante, con su consecuente impacto en el resultado.
De allí la importancia del trabajo en equipo. Por ahí pasa otra de las fortalezas mostradas, a nivel general, desde el sector veterinario argentino. Un sector que como tantas veces hemos dicho en MOTIVAR, ha sabido hacer un culto de las relaciones interpersonales, del boca en boca y del vínculo como herramienta indispensable, incluso, para generar buenos negocios.
Claro que personas que se conocen y trabajan juntas (aún de distintos lados del “mostrador”) hace décadas, no iban a esperar a que se presente la peor crisis sanitaria de la historia reciente para sacar a relucir sus discrepancias.
¿Las hay? Claro que sí. ¿Se van a solucionar en el corto plazo? Seguramente que no.
Y eso fue lo que el rubro puso en práctica: luego de un inicio con las dudas lógicas de lo que podía ocurrir, cada eslabón se rearmó y buscó potenciarse mediante alianzas que seguramente hoy están dando sus frutos.
Y la primer alianza fue entre las personas: garantizando los cuidados sanitarios recomendados, invirtiendo en el cuidado y fomentando la interacción entre el canal, aunque más no sea, por medios digitales.
El ritmo es vertiginoso.
Trabajar en las casas ha traído múltiples desafíos con los horarios, las planificaciones, las familias, las escuelas, etc, etc, etc.
Pasa en el mundo, pasa acá. Y realmente rápido el sector de adaptó.
No sin problemas. Expectante respecto de lo que pasará en el corto y mediano plazo, pero con sus equipos completos, inversiones en marcha y un potencial todavía intacto, el sector veterinario se focalizó en donde más cómodo se siente: las relaciones entre las personas.
Muestras de todo esto verán sin dudas en las próximas páginas de esta edición de MOTIVAR en la cual creemos volcar un cúmulo de información acorde a los tiempos y formatos vigentes en la actualidad.
Así como nuestros medios digitales han duplicado su difusión, recibiendo hoy más de 25.000 visitas mensuales en www.motivar.com.ar, les presentamos hoy una edición inédita, con 64 páginas y un despliegue de temáticas, propuestas y análisis de primer nivel.
Otra muestra de trabajo en equipo, otro hito que nos aproxima al aniversario 18° de MOTIVAR, esperamos que así sea recibido.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Más que la rueda de la fortuna, un paso a paso para avanzar en lechería y no quedar en el camino. 
Modelo CANVAS para completar según tu negocio veterinario.
Encefalomielitis equina: los veterinarios que trabajen con caballos deben hacer el reporte epidemiológico.
En lo que respecta a nutrición animal, es una industria que importa poco en cantidad monetaria US$ 250 millonesal año.
Los bovinos peso vivo tienen su propia huella: la fermentación entérica.

Te puede interesar