martes 23 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
UNA PROBLEMÁTICA CADA VEZ MÁS FUERTE

“Estamos poniendo en riesgo muchas zonas donde nunca hubo garrapatas”

Dialogamos con Fernando Fader, del Departamento técnico-comercial MSD Región Sur de grandes animales, quien compartió su visión sobre lo que sucede actualmente con respecto a esta ectoparasitosis.
Motivar | Solana Sommantico
Por Solana Sommantico 24 de agosto de 2020 - 08:55
Fernando Fader: “Si seguimos haciendo mal despacho de la hacienda con destino a invernada, vamos a profundizar el problema”. Fernando Fader: “Si seguimos haciendo mal despacho de la hacienda con destino a invernada, vamos a profundizar el problema”.

Como ya se mencionó en otras ediciones de MOTIVAR, la situación del país con respecto a la resistencia instalada o emergente de ciertas poblaciones de garrapatas a algunos principios activos en bovinos es preocupante. La zona endémica abarca unas 13 millones de cabezas y no son pocos los expertos que alertan sobre el potencial ingreso de la enfermedad a la zona indemne natural por los despachos deficientes.
Tal es el caso del médico veterinario Fernando Fader, quien desde hace años trabaja en la materia. “Mucha de la hacienda que tiene que ir del litoral o del NOA al sur de Santa Fe, o provincia de Buenos Aires, viene con garrapata. Si estos son detectados por el organismo oficial, los camiones vuelven a su lugar de origen. Pero lamentablemente esto no sucede como se debería”, le explicó a MOTIVAR el referente también de MSD Salud Animal. Y agregó: “Hemos atendido casos en Córdoba, sur de Santa Fe, Buenos Aires. Las condiciones ecológicas de años atrás cambiaron -el clima, por ejemplo- y si seguimos realizando mal despacho de hacienda con destino a invernada, vamos a encontrar más campos con garrapatas”.
Con más detalle, Fader agregó: “Si llega la hacienda con garrapata y si las condiciones ecológicas son favorables -28°C y 80% humedad- más o menos en un periodo de 70 días tendremos garrapatas que matan a la hacienda en zona indemne natural. Estamos metiendo un gravísimo problema a gente que nunca lo tuvo”.
En definitiva, según el especialista lo que en teoría debería suceder, es que se incrementen los controles, pero ¿cuántos establecimientos están en zona sucia y siguen mandando con despachantes particulares que aprobaron un curso de acreditación de dos días y no tienen grado de responsabilidad?
“Si se infecta por primera vez un animal de más un año o dos y cuanto más adulto es peor (altamente susceptible a la enfermedad), el grado de morbilidad es altísimo: 30% del rodeo total se va a enfermar. Los focos por lo general duran 90 días y así sea tratado el animal con sintomatología clínica, el 20% del mismo muere”, detalló Fader a MOTIVAR.
En cuanto a los tratamientos, el éxito surge de acuerdo con el momento en que se haya detectado al animal enfermo. “Si se detecta al inicio de la enfermedad, lo podés salvar, de lo contrario, no. Las pérdidas económicas son altísimas. Estamos poniendo en riesgo muchas zonas donde nunca hubo garrapatas”.
Tratamiento
“Desde MSD actuamos rápido en donde nos consultan. Nosotros no hacemos un tratamiento clásico que es recorrer mañana y tarde el establecimiento, y tratar aparte a los animales con sintomatología clínica”, explicó Fader. Y agregó: “Si se trata así, lo que sucede es que el animal se salva, pero pierde el 50% de los glóbulos rojos y es mucho lo que cuesta recuperar reproductivamente ese animal. Ese animal queda retrasado, la vaca no se preña -y si está preñada aborta-, un novillo no va a ganar kilos, porque el animal tarda mucho tiempo en recuperarse: queda “asoleado”, como se dice vulgarmente; una vaca lechera produce muy pocos litros de leche diarios. Acá es donde más se mide la enfermedad, es mucha plata que deja de entrar en el bolsillo del productor”.

¿Ir detrás del problema o cortarlo en cinco horas?

Según los conocimientos y la experiencia de Fader, lo más eficiente para tratar las enfermedades transmitidas por garrapatas, moscas o agujas e instrumental quirúrgico según época es la metafilaxia.
“Lo que hacemos nosotros es, cuando nos avisan de un posible foco, realizamos un tratamiento preventivo en el 100% del rodeo y el problema se corta en 5 horas. Hay gente que prefiere tratar animales con la sintomatología clínica, es ir detrás del problema, pero el tema es que por más que salve al animal, el mismo queda improductivo o con una recuperación mínima de 5 meses”.
Cabe aclarar que la metafilaxia a la que se refiere el especialista, consiste en encerrar a toda la hacienda en un corral, realizar un tratamiento preventivo y, para los animales que se quedan con sintomatología clínica en el campo, realizar allí una dosis curativa. “De esta forma tenes las herramientas como para cortar el foco en 5 horas, aunque siempre tiene que aparecer el caso clínico para empezar a prevenir”, agregó.
Económicamente el referente no considera una alternativa muy viable únicamente realizar tratamientos clínicos ya que se termina muriendo mucho más la hacienda y, en definitiva, se pierde mucha más plata que haciendo metafilaxia.
“El hecho de que un brote dure tres meses, hay que estar durante todos los días por ese tiempo mañana y tarde controlando y el hombre de campo se cansa -sumado a la mano de hora-. Por eso es que los tratamientos clásicos no funcionan”.
Volviendo al ejemplo, “si tenes 100 animales y una morbilidad del 30%, 30 bovinos se enferman seguro. Por más que trates a esos 30, 6 van a morir -un 20%- y 24 van a quedar retrasadas productivamente. En cambio, con el valor de una vaca, hoy haces la metafilaxis a 100 vacas. La clave estar ser rápido con el diagnóstico porque la tristeza bovina mata, no se hace esperar”.

Otro problema: la falta de diagnóstico

A raíz de la experiencia del profesional, en la mayoría de las zonas no hacen diagnóstico, “llaman de un campo donde murieron 15 vacas y ni siquiera sacaron sangre con anticoagulantes, que le facilita al laboratorio a realizar hematocritos y frotis para identificar al agente”, aseguró Fader.
Frente a este panorama, considera muy importante realizar diagnósticos para tener a ciencia cierta al agente causal de la enfermedad. “Al veterinario por lo general no le gusta tomar muestras; siempre defiendo mi profesión, pero es una lucha y no hay necesidad de saber todo, simplemente tener el teléfono de quien sabe y acudir a esa persona frente a determinadas problemáticas. Existen laboratorios de Red en todos los puntos geográficos”, resaltó.

Más escenarios posibles

Parte de la provincia de Corrientes prácticamente levantó la zona de erradicación. “Muchos campos que tuvieron 7, 8 años sin garrapata, levantaron la zona de lucha y declararon la zona de control”, declaró Fernando Fader a MOTIVAR. Y resumió: “No la pudieron erradicar. Esto es así porque los tratamientos son deficientes (con el agravante de que la hacienda no está inmunizada) y no hay control. Las herramientas están, el problema va por otro lado. Se tiene que definir una técnica donde estén involucrados el Ministerio de Agricultura, Senasa, la Facultad de Veterinaria, INTA, Asociaciones rurales y la Fucosa”.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

MOTIVAR N° 257 - Julio - Agosto 2024
CDV respondió punto por punto las acusaciones de Tecnovax.
Javier y Arturo, segunda y tercera generación de veterinarios en la familia de la Mata, de La Pampa.
¿Cambió del negocio veterinario? ¿Qué dice los empresarios del sector?
Senasa se expidió sobre el recurso de Laboratorios Snaiwer.

Te puede interesar