fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeInstagram“El mejor especialista no puede ver lo que ve un ecógrafo”
VISITA INTERNACIONAL

“El mejor especialista no puede ver lo que ve un ecógrafo”

Con la organización conjunta de OVER y Productos Agroganaderos, el italiano Giovani Gnemmi brindó una serie de capacitaciones a veterinarios en Santa Fe y Buenos Aires.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Con el objetivo de seguir brindando información de calidad a los veterinarios argentinos, OVER y Productos Agroganaderos llevaron adelante dos jornadas de trabajo en las cuales el experto italiano Giovanni Gnemmi abordó distintos temas vinculados a la reproducción en vacas lecheras, tocando aspectos concretos como la dinámica folicular, los diagnósticos tempranos de preñez, el sexaje fetal y el uso de la ultrasonografía.
Los encuentros a los cuales se acercaron profesionales de distintas partes del país se realizaron en Tandil (Buenos Aires) y San Vicente (Santa Fe), contando en este último caso con las instalaciones de OVER como punto de encuentro.
Hacia allí se dirigió MOTIVAR a fin de dialogar unos minutos con Gnemmi.

MOTIVAR: ¿Qué herramientas les da la ultrasonografía a los veterinarios?

Giovanni Gnemmi: La ultrasonografía es un examen complementario. No es la solución a los problemas, pero permite reducir el margen de error respecto de lo que podamos realizar sin esta herramienta. En el caso de los tactos (diagnóstico de preñez) podemos hablar de un margen de error de casi el 50%, mientras que, si nos referimos al diagnóstico de fisiopatología del útero, el mismo asciende a entre el 70 y 80%. Frente a esto, la ecografía le permite al veterinario hacer un diagnóstico muy preciso, con resultados favorables no solo para la profesión, sino también para el productor que adopta la tecnología.

Durante el encuentro hiciste mucho hincapié en la dinámica folicular…

Comprender la dinámica folicular es fundamental por cualquier persona que quiere trabajar en reproducción.
Es complejo utilizar hormonas sin este conocimiento previo. Claro que la difusión de la IATF y el uso de programas de sincronización han favorecido un abuso (en algunos casos) de las terapias disponibles. Pero esta no es la idea.
Inclusive los productores deberían tener al menos una noción respecto de cómo está distribuido el ciclo de los animales y por qué se puede o no utilizar una hormona en una ventana determinada.

¿Se usa mal la prostaglandina?

Este es el medicamento fundamental de nuestro trabajo y la mayoría de las variantes que tenemos en el mercado son de alta calidad.
Quizás alguien puede responsabilizar a la prostaglandina cuando no ve un celo inmediatamente, pero sin dudas que allí no ha de haber estado la falla, sino en el diagnóstico.
La expectativa es poder utilizarlas en presencia de un cuerpo lúteo y un folículo dominante activo, para luego inseminar solo a la vaca que está en celo.

¿Cuál es la diferencia específica entre patología y fisiología?

El trabajo del veterinario es cuidar a las vacas, pero su verdadero negocio es hacer todo lo posible por aumentar la rentabilidad del productor.
Un error frecuente es creer que el negocio es curar vacas enfermas. Pero cuando tenemos muchas de estas, no hay futuro para el veterinario, porque no lo hay para el cliente. Más allá de esto, debemos saber distinguir entre un animal patológico y uno sintomático.
El 98% de las vacas sufren contaminación bacteriana luego del parto, pero no por eso debemos tratar todas con antibiótico.

¿Qué pasa en el caso de los toros?

La ecografía me permite hacer una evaluación más completa en una compra -venta y también definir si estamos frente a una patología y cuál es su pronóstico.
Esto, ni el examen clínico, ni los espermogramas, no nos lo permiten.
Hay especialistas que han evaluado miles de toros que no creen en la ecografía, pero es un error negarse. El mejor especialista no puede ver lo que ve un ecógrafo.

¿Se puede trabajar en reproducción bovina sin usar hormonas?

Si, reduciendo la incidencia de las enfermedades tanto en el tiempo previo al parto, como durante el mismo y en los primeros 10 días posteriores.
Es allí donde vemos que se desarrollan más del 60% de los problemas en vacas tanto de carne, como de leche. Este es un desafío para los próximos años.

comments

COMPARTIR:
Valoración: