miércoles 28 de febrero de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PRECIOS OPTIMISTAS O PESIMISTAS

¿Saben los productores que la inversión en sanidad es menor a la de 2013?

Compartimos una serie de comparaciones generadas desde Veterinaria El Arca -Coronel Vidal, Buenos Aires- en las cuales se demuestran disminuciones considerables en el valor de planes sanitarios e IATF, por ejemplo.

Por VET_ MCS_ JOSE MARIA ETCHEPARE 30 de septiembre de 2014 - 23:39
Gráfico N° 1. Comparación plan sanitario en kilos de ternero. Gráfico N° 1. Comparación plan sanitario en kilos de ternero.

Ya en algunas ediciones de la Revista DOSmasDOS (dosmasdos.com.ar) sosteníamos que la demanda de productos y servicios profesionales debe ser impulsada desde las veterinarias comerciales. Más allá de reforzar ese concepto, en esta oportunidad avanzaremos en la importancia que tiene para lograr ese objetivo el hecho de contar con información fidedigna que sirva de herramienta para mejorar la gestión de aquello que ofrecemos.

Previo a profundizar en la temática, deberíamos respondernos algunas preguntas centrales: ¿Es el productor quien debe traccionar la demanda?; ¿tiene que mostrarse activo respecto a la compra de insumos y servicios?; ¿sabe todo lo que es necesario para instrumentar un plan sanitario?; ¿conoce la participación de la sanidad en la composición de sus gastos directos?

Independientemente de las respuestas que logremos, será clave tener en cuenta que el productor tiene muchas otras preocupaciones en los tiempos que corren, como para también evaluar si las propuestas que los asesores veterinarios les acercamos son más o menos viables de instrumentar (desde lo económico) que el año pasado, por ejemplo.

Precipitaciones, retenciones e inflación, son los temas que mayormente ocupan las preocupaciones de nuestros clientes y no así la adquisición de insumos y servicios veterinarios, en general.

 

Percepción y realidad

Todos «sentimos la sensación» de los precios en las góndolas.

De hecho, el precio de la carne en pie ha mantenido una tendencia alcista en los últimos meses, situación a la cual se sumó que las cadenas de pagos se vienen modificando al ritmo de la devaluación.

Pero ahora bien, ¿cuántos hemos calculado el impacto de estas variables en nuestros precios absolutos y relativos?

Como empresarios y estrategas de nuestra gestión, los veterinarios debemos también empezar a «mirar para adentro». Es clave realizar ese esfuerzo introspectivo para así apelar a la objetividad y encontrar herramientas que sirvan de apoyo en la toma de decisiones ligadas a la venta de productos e información pertinente para hacer más tangible nuestro servicio y mostrar la utilidad y el valor de los mismos.

Revisando archivos y en base a una metodología muy sencilla pusimos en marcha desde Veterinaria El Arca, ubicada en Coronel Vidal, provincia de Buenos Aires, una serie de comparaciones para generar información «propioceptiva», y así determinar dónde estamos ubicados en nuestro negocio.

 

¿Qué pasó con los números que manejamos?

Hace un tiempo veníamos observando que, para algunos insumos agropecuarios (puntualmente para siembra de forrajeras), la relación insumo producto estaba mejorado en base a la escalada positiva del precio de la hacienda, más allá de la devaluación y de los precios en dólares de los mismos. Así, el costo total de la siembra de una pastura, por ejemplo, fue alrededor de un 47% menor en kilos de novillo este año con respecto a 2013.

Ahora bien y ya centrándonos en aquella mirada hacia nuestro interior a la que hacíamos referencia: ¿qué paso con los insumos veterinarios, o con el valor de la inseminación artificial, por ejemplo? ¿Cómo están los precios de la sanidad de un rodeo de cría con respecto al año anterior?

En ese sentido, daremos por válida la comparación de precios en términos del producto final del sistema de producción pecuario: el kilo de ternero, que -en definitiva- es lo que nuestros clientes venden para obtener dinero y trascender en la cadena.

Comprendiendo esto, podemos decir que los costos de un plan sanitario promedio, incluyendo insumos y servicios para un rodeo de cría típico de la Cuenca del Salado -las vacas con sus crías, una recría de vaquillonas para reposición, y los toros- es hoy un 10% más costoso en pesos que el año pasado, pero un 23.5% más barato expresado en kilos de ternero -en promedio y por cabeza-. El costo total pasó en un año de 4.5 a 3.64 kilos. Y sólo se vio un aumento en la categoría vaca, dada la composición de los insumos que necesita la misma.

En el Gráfico Nº 1 podremos apreciar las variaciones en cada segmento.

 

Más ejemplos

Al estar generalmente expresados en kilos de carne, los honorarios ligados a la IATF en cambio se han incrementado, copiando la escalada de precios mencionada, dando un impacto directo positivo a nuestros honorarios profesionales: 94% mayor en pesos -o kilos de carne-.

No obstante, los insumos y el semen se comportaron en forma similar a lo expresado para el caso de los planes sanitarios y aunque los valores en pesos son mayores, los presupuestos para inseminación de primavera repercutieron en el bolsillo del productor en un 27,9% menos que el año, en kilos de ternero.

Esta es una combinación ideal, dado el importante impacto que tendría en nuestra economía por ejemplo si pudiéramos incrementar la cantidad de vacas inseminadas, además de ser una muy buena oportunidad para el productor. Bien vale la pena tomar acciones de comunicación y venta de esta tecnología a la brevedad.

 

¿Y en animales de compañía?

A modo informativo también avanzamos en determinar qué pasó con los insumos en la clínica de pequeños animales. Pues bien, la cartera promedio de esos productos aumentó, en nuestro caso, un 48.7% en los últimos 23 meses.

Aproximadamente un 37.4% entre 2012 y 2013. Lo que nos da un 16.2% de aumento promedio anual, de septiembre de 2013 al mismo mes de 2014.

Si bien en el análisis que relicen otras veterinarias se podrán encontrar diferencias menores en la situación descripta, será clave comprender y comunicar que hoy la sanidad cuesta menos, al igual que la IATF. O que, como vimos, es interesante el dato aportado sobre la inflación de la clínica de pequeños, que está en valores inferiores a los que suponíamos antes de calcularla formalmente.

 

Mucho más que «parar la pelota»

En épocas de percepciones sesgadas, de manipulación de la información y de «pseudo-psicosis inflacionaria», más vale la objetividad al amparo de las matemáticas. Por eso sería importante «parar la pelota, mirar la cancha y ver hacia dónde vamos a dar el pase».

Los sistemas de información objetivos que podamos construir para analizar y tomar mejores decisiones son los que nos evitarán naufragar en tiempos turbulentos, sabiendo puntualmente cuál es nuestra situación real.

En ese marco, resulta clave avanzar en el cálculo de las variables mencionadas en este artículo con el objetivo de reforzar la intención de venta desde las veterinarias comerciales para la próxima campaña. Será clave hablar con los clientes, explicarles más, remarcarles que «queremos que ganen» y que para que ello ocurra deben invertir en productos y servicios que, en su mayoría, tienen un resultado comprobado, pero que además se adquieren a un valor inferior al del año pasado. Parar la pelota, mirar la cancha y dar el pase; pero ya es tiempo también de «meter el gol».

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

La guía para el diagnóstico en bovinos fue generado por el Centro Regional Buenos Aires Sur del INTA.
Calor y humedad, un combo que requiere un buen manejo.
Héctor Otermin y Federico Berger, gerente y presidente de la Federación Veterinaria Argentina.
¿Se validan los aumentos de precios en la industria veterinaria? ¿Qué pasa con los stocks? ¿Y los honorarios?
Andrés Mauriño, presidente Colegio de Santa Fe (1° Circunscripción) hizo un llamado al compromiso de veterinarios y tenedores de perros.

Te puede interesar