sábado 18 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
LANZAMIENTO CLAVE PARA LA INDUSTRIA HÍPICA NACIONAL

“Es un psicólogo en gel para los caballos”

Juan Onainty, presidente de Richmond Vet Pharma, a través de una mesa redonda técnica, contó las ventajas de Equanimity, una nueva feromona desarrollada en Francia.
Motivar | Facundo Sonatti
Por Facundo Sonatti 1 de enero de 2019 - 14:36

 

En tándem. La Dra. María Paz Salinas; la amazona peruana Carolina de Noriega y el presidente de Richmond Vet Pharma, Juan Onainty, fueron las voces autorizadas en la presentación.

Veinticinco son los centímetros que separan una buena performance de algo extraordinario. En lo que a salto ecuestre se refiere, esa diferencia puede estar dada por diversas variables, desde el entrenamiento a la nutrición, pero si aún hace falta un plus, existe un producto natural desarrollado por el instituto francés Inaes Group que acaba de lanzarse en la Argentina: Equanimity.

“El producto no es un sedante, tampoco un ansiolítico, sino que es una feromona que actúa como un ´coach´ permanente o un psicólogo en gel para el caballo: le permite saltar con más confianza”, resume la propuesta Juan Onainty, presidente de Richmond Vet Pharma, laboratorio responsable de su distribución en el país.
“Es una innovación con una formación exclusiva e indicaciones únicas en el mundo, representa los objetivos de la marca y complementa nuestro portafolio de productos para equinos”, agrega el empresario, en el marco de una mesa redonda técnica de la cual participó MOTIVAR en la planta de la empresa, ubicada en el Gran Buenos Aires.
Allí, la Dra. María Paz Salinas, especialista en comportamiento animal, y Carolina de Noriega, amazona de primera categoría internacional, compartieron sus impresiones sobre esta nueva propuesta en el mercado ecuestre argentino.

Una feromona materna

“Equanimity es un producto que viene ampliar la feromonoterapia, ahora también en caballos. La investigación data del año 2005 y tuve la oportunidad de participar en los primeros ensayos que se hicieron en 2006, en la Facultad de Veterinaria de Casilda, con el desapego de potrillos y anduvo realmente muy bien”, repasa Salinas, pero advierte: “Costó que la gente entienda que por medio de la comunicación química podemos modificar el comportamiento del animal”.
Para la Dra. Salinas, las feromonas de apaciguamiento en equinos son las que segrega la hembra lactante y transmite desde el pezón al potrillo. El mismo se tranquiliza con la presencia de la madre no solo por la cercanía sino por comunicación química.
“Los caballos tienen signos neurovegetativos muy marcados y su estado reaccional se altera rápidamente en el momento puntual donde se integran estímulos internos y externos. Es decir, tanto en un medio que no es demasiado peligroso, pero el caballo está alterado y se puede sensibilizar, como uno sumamente tranquilo al que estoy metiendo en un contexto riesgoso”, explica Salinas, en diálogo con MOTIVAR.
“La sensibilización es un aprendizaje donde el animal demuestra más reacciones, como taquicardia, temblores musculares, sudoración, se asusta, se friza, etc. Es decir, al ser una presa tiene la capacidad de reacción ante amenazas”, detalla.
A su turno, Onainty agrega que el producto no aletarga ni cambia la psiquis y la capacidad neuromotora.
“En los deportes donde el caballo tiene mayor contacto con el jinete es donde más utilidad podrán encontrar, como pueden ser polo, adiestramiento, salto y pato, porque el jinete sabe cuáles pueden ser las falencias del animal. Allí, la feromona saca los miedos y permite desarrollar los potenciales”, afirma.
“La presentación es muy innovadora porque se trata de un gel que se pone en los ollares del caballo y si bien puede ser un tema cómo colocarlo hay muchas técnicas evitando que sea por la fuerza”, aclara la Dra. María Paz Salinas.
Una prueba olímpica
“Conocí el producto hace ocho meses en un concurso internacional y me acerqué porque me interesó la presentación. Realmente lo necesitaba porque tenía un caballo de mucha calidad, con buenas características, pero le faltaba una pizca para volverse profesional”, recuerda de Noriega y agrega que, “el producto aporta tranquilidad, seguridad y coraje, y en mi caso, la pausa que yo necesitaba para que sea de 1,20 metros pase a ser de 1,50”.
“Hay que saber cuáles son las expectativas que tiene cada uno sobre el rendimiento del animal y para qué caso se va a utilizar, ahí está la clave. Si lo dirigimos correctamente el resultado es muy bueno para el caballo y jinete”, aporta Onainty.
Equanimity es novedoso y eficiente. “Como profesionales de la equitación hay que mirar lo que sucede los países desarrollados del sector, como en Europa, donde ya se está utilizando y no se salta 1,45 o 1,60 sin ayudas externas siempre permitidas por la Fédération Equestre Internationale (FEI). Hay que creer que te va ayudar a tener esa pizca de calma para que el animal disfrute lo que hacen en la pista. Ellos tienen el 90% del protagonismo”, explica la amazona de primera categoría internacional que busca un lugar en los Panamericanos 2019.
“Al lograr un hermoso cero falta en la prueba de 1,45 en el Haras El Capricho, busco clasificar a los Juegos y para eso, este producto es esencial porque el caballo en los concursos se emociona y necesito tener conducción y control sobre vayas de esas alturas para poder galopar sin miedo. Si no tuviese Equanimity no estaría tan confiada para poder lograr esa selectiva”, adelanta la amazona de origen peruano.
“Equanimity no tiene contraindicaciones, no modifica el rendimiento físico, ni altera la reacción del caballo de alto rendimiento en los deportes. Por el contrario, disminuye la agresión y las situaciones reactivas, mejorando los aprendizajes, al no asustarse, el animal aprende más rápido”, confiesa Salinas y cierra: “Si el animal está sano y quiero ayudarlo es el producto ideal. Machos, hembras, potrillos, no hay ningún tipo de limitación”.

2018: Balance positivo para la empresa

La compañía Richmond Vet Pharma con Equanimity concretó su segundo lanzamiento del año. En ese marco, Juan Onainty, su presidente, compartió su análisis sobre lo que dejó 2018 y las expectativas puestas de cara a 2019.
“La compañía logró beneficiarse con el crecimiento de las exportaciones que representan el 48% de la facturación total de la empresa colocando mercadería en 22 países”, comenta el empresario y continúa: “A su vez, acabamos de inaugurar la ampliación de la planta por 1.200 m2 para formas farmacéuticas orales (comprimidos, geles, líquidos) de última tecnología. Tras una inversión de US$ 1,8 millones y dos años de mucho trabajo, creemos que es la planta de mayor producción en comprimidos que hay en el país orientada a nuestra división Research Center que brinda servicios a terceros”. En las últimas dos décadas, la empresa saltó de 7 a 70 empleados. “Hicimos una apuesta grande. El balance es mucho esfuerzo, sacrificio, compromiso y de cara a 2019, somos optimistas, porque siempre es bueno terminar un año arrancando algo nuevo”, afirma Onainity.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Jorge Ferrario, médico veterinario de González Chaves, Buenos Aires, especializado en diagnóstico por imágenes. 
Es la primera vez que se detecta rabia en un tapir, el mamífero terrestre silvestre más grande de Sudamérica, emparentado lejanamente con los caballos.
MOTIVAR N° 256 - Mayo - Junio 2024
La industria veterinaria atraviesa muchos cambios en lo que va del 2024.
Esp. Vet. Alejandra Lorenzo Smirnoff, presidenta de AANuVe, en las últimas Jornadas Veterinarias de Intermédica.

Te puede interesar