martes 28 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Inserción del veterinario en el feed lot

30 de abril de 2010 - 23:01

» Determinación de la inversión que los establecimientos deberían realizar en un correcto asesoramiento profesional.
¿Qué acciones son imprescindibles?

Por los Med. Vet. Miguel A. Zabala (Santa Clara) – Juan J. Sachetti.

Foto Zabala

En los últimos diez años hemos visto cómo el tradicional sistema de engorde a campo, pastoril o mixto, ha sido remplazado por el engorde a corral.
Según estudios privados el 80% de lo que se engorda, sale de los feed lot, y la tendencia apunta que este sector siga creciendo. O sea, podemos decir que este sistema llegó para quedarse.
Con este panorama vemos desplazar parte importante de nuestro negocio a otro sistema productivo y comercial, al que muchas veces los veterinarios no sabemos cómo ingresar.
Los laboratorios han captado rápidamente este cambio y adoptaron una política agresiva, de visitas técnicas, ligadas a ventas, y no siempre por el canal veterinario. Todos tenemos o tendremos en nuestra zona algún feed lot comercial de capacidad diversa.
La intención de esta nota es plantear alguna forma de insertarnos dentro de este nuevo contexto productivo.

Veterinario responsable
Todo feed lot debe ser habilitado a nivel municipal, provincial y nacional.
Para ello, requiere de la figura de un «veterinario responsable, matriculado».
Esa firma que estamos proporcionando al sistema, de la cual muchas veces nos desentendemos con el tiempo, es lo que tenemos que ofrecerle al productor feedlotero: hacernos cargo de  todo lo concerniente a la sanidad se sus animales. No podemos ser responsables, con nuestra firma, de tareas que luego efectúan terceras personas.

Planteo de trabajo
Ingreso de animales:
¢  Implementación de un plan sanitario.
¢  Aplicación de las vacunas correspondientes. Nosotros mismos o supervisando y capacitando al personal de manga (cuanto menos deleguemos, mejor, aunque creamos que una correcta inmunización es una tarea menor).
¢  Llevar registro de tropa (categoría, peso, estado, grado de estrés, procedencia, horas de viaje, destete, encierre en feria, etc). Resalto el grado de estrés. Esto tiene una alta incidencia con la performance futura del lote.
En los corrales:
¢
 Seguimiento en lo sanitario y en lo productivo. Detectar y apartar animales enfermos. Tomar temperatura, diagnosticar por síntomas y hacer el correspondiente tratamiento. Utilizar corral enfermería. Hacer necropsia, enviar muestras a laboratorio.
Registros:
¢
 Llevar los parámetros de salud del feed lot en registros: mortalidad, fatalidad, morbilidad, respuesta a primer tratamiento, población de enfermería etc. Hacer lectura de bosteo de corrales y llevar registros.
Capacitación:
¢  Capacitar al personal de corral. «Hacerle el ojo» para detectar a tiempo la enfermedad respiratoria, lectura de bosteo etc.
¢  Hacer charlas periódicas con técnicos externos especialistas en el tema.
Bienestar  animal:
Esta es una asignatura que debemos incorporar en nuestro trabajo diario en los corrales, en la manga, en la carga y transporte de animales y en la instrucción del personal de campo.
Insumos:
¢  Proveer todos los insumos veterinarios, a fin de respaldar nuestro trabajo con productos de calidad, garantizar la cadena de frío, etc.
Honorarios:
Seguramente éste es el punto más complejo del enfoque. Somos partidarios de cobrar un arancel fijo por animal ingresado.
Este arancel comprende: la sanidad básica de ingreso (clostridial +  respiratoria + antiparasitario + vitaminas), más honorarios que cubren la totalidad de los trabajos hasta que el animal es enviado a faena. Sin gastos de laboratorio, ni el costo de los medicamentos (antibióticos) empleados en animales enfermos.
Este importe ronda los 2 kg de carne (precio de gordo).
Con esta ecuación nos está quedando 1 kg en concepto de honorarios.
Si multiplicamos los animales tratados/año, nos encontraremos con una cifra interesante. El tamaño del encierre determinará quizás alguna variable puntual. En este costo, reitero, no está comprendido: antibióticos, revacunaciones y todo medicamento que no integre la sanidad básica de ingreso. Sí cubre la movilidad y todo trabajo profesional.
Al dueño del engorde le sirve no sólo porque hoy se hace mucha hotelería y se lo traslada al costo, sino también para determinar su costo fijo, que son 2 kg de carne, más antibióticos.
Generalmente, los feed lot comerciales tienen un nutricionista de cabecera.
La nutrición y la sanidad son dos patas de la mesa fuertemente relacionadas entre sí, pero en lo personal no invado territorio que no conozco bien a fondo, y es la mejor forma de no ser invadido. Hay que crear una relación de trabajo en común con el nutricionista.
Este es un bosquejo «a campo» que puede ser factible de muchas modificaciones, de acuerdo a la zona y al tamaño del encierre; pero creemos que puede aportar, ser mejorado, y si a un colega le es útil, nos damos por satisfechos.

Volver a la tapa

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Cuando la medicina veterinaria se une a la salud humana.
Tecnovax avanza en el mercado veterinario: a partir del 1 de junio adquirirá al laboratorio Generar. 
En los últimos 5 meses el valor de los novillos se incrementó en solo un 43%, los terneros un 26% y las vacas un 21%.
Las prevalencias de la diarrea neonatal varían según la región y el sistema de producción.
Labyes desarrolló numerosas actividades en su stand en las Jornadas Veterinarias de Intermédica.

Te puede interesar