fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeInstagramParásitos externos: actualización y desafíos para veterinarios

Parásitos externos: actualización y desafíos para veterinarios

¿Qué saber sobre las enfermedades transmitidas por vectores? ¿Cuál es el rol de las desparasitaciones estratégicas? ¿A qué tipo de prescripciones se enfrentan los profesionales en la clínica diaria?

Vet Fernanda Iglesias
Ex – docente de Parasitología y Enfermedades Parasitarias (FCV-UBA).
Presidenta Asociación Argentina de Parasitología Veterinaria (AAPAVET).

 

Los parásitos externos que afectan a nuestros pacientes (perros y gatos) incluyen una gran variedad de artrópodos que pertenecen taxonómicamente a la subclase Acari o Acarina (garrapatas y ácaros) y a la clase Insecta (pulgas, piojos picadores y masticadores, flebótomos, mosquitos y moscas (Escape, 2018). La importancia en los últimos tiempos de estos artrópodos está dada porque pueden actuar como vectores de agentes productores de enfermedades en los animales, las cuales se denominan vectoriales o enfermedades transmitidas por vectores (ETVs) (Escape, 2018).

Por lo tanto, es fundamental adoptar medidas estrategia para prevenir estas enfermedades. (Pérez Tort et al, 2012).

Conocé más sobre Spot Max, la alternativa Spot On de Fatro Von Franken
Click aquí

 

Está claro que existen en el mercado diversos productos de tratamiento de administración mensual, de aplicación sobre el dorso del animal (spot on) y que los ectoparasiticidas para animales de compañía se pueden utilizar de manera profiláctica o terapéutica. Así, las infestaciones por pulgas, piojos o garrapatas necesitan un tratamiento para su eliminación. Por otra parte, la mayoría de los ectoparasiticidas modernos tienen un efecto residual y, por tanto, pueden ser utilizados de manera profiláctica para prevenir reinfestaciones (Escape, 2018).

 

¿Qué cambió?

En un comienzo fue fácil controlar con insecticidas piretroides de baja toxicidad relativa para los mamíferos y con un interesante poder residual.

Sin embargo, la aparición de resistencia a este grupo químico y otros llevó primero a un fuerte incremento en el número de tratamientos aplicados y posteriormente a la utilización de productos más enérgicos y de mayor costo relativo como son los insecticidas. La presencia de resistencia implica que requiere generalmente de aumento de dosis (tolerancia), de mayor número de tratamientos o de la utilización de productos más enérgicos.

Nuestro desafío como médicos veterinarios es instaurar el mejor tratamiento terapéutico, como preventivo para nuestros pacientes y su familia.”

En el futuro inmediato la aparición en el mercado de nuevos principios activos contra los ectoparásitos se ve limitada debido a los costos.

En este contexto es prioritario preservar la eficacia de los productos disponibles integrando el uso racional de los mismos con prácticas de manejo que permitan el uso mínimo de estas alternativas químicas de control (Anziani O, 2017).

El Refugio ambiental: es el porcentaje de la población total de parásitos que no son eliminados por el tratamiento antiparasitario, esencialmente aquellos parásitos que están “fuera del alcance” del fármaco; por lo que no hay presión de selección sobre ellos para desarrollar resistencia debido a esa causa.

A la práctica

Un ejemplo fácil de visualizar son los huevos y larvas que ya están en el ambiente cuando los animales son desparasitados, a esto se le denomina “Refugio Ambiental” (Valencia C S, 2012).

La velocidad de desarrollo de la resistencia se ve influenciado por varios factores como ser: el ciclo biológico del parásito, la interrelación con el hospedador y el número de huevos que oviponen.(Valencia C S, 2012) (Anziani O, 2017).

La desparasitación estratégica, consiste en la elección del ectoparasiticidas y las buenas prácticas de manejo.

La selección del mejor antiparasitario eliminará la mayor parte de los parásitos o evitara que este se alimente impidiendo de esta forma ETVs, mientras que las Buenas Prácticas de manejo reducen la presión de selección de la resistencia antiparasitaria.

Nuestro desafío como médicos veterinarios es instaurar el mejor tratamiento terapéutico, como preventivo para nuestros pacientes y su familia.

 

comments

COMPARTIR:
Valoración: