fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomePosts Tagged "INTA" (Page 5)

Técnicos del INTA Cuenca del Salado intervinieron en un campo de cría y recría, ubicado en el partido bonaerense de Ayacucho.

MV. ALEJANDRO MARTIN RODRIGUEZrodriguez.alejandro@inta.gob.ar

ternerosLa dictiocaulosis, conocida vulgarmente como bronquitis parasitaria o neumonía verminosa, es una enfermedad parasitaria que en los bovinos es causada por el nemátode de la familia Dictyocaulus viviparus.
Sus signos clínicos característicos son: tos, descarga nasal mucosa, disnea y pérdida de peso y aparece habitualmente en la época otoño-invernal, pudiéndose extender su presentación hasta el inicio de la primavera, afectando generalmente a animales jóvenes recién destetados.
Dado que tiene una alta incidencia en regiones de clima templado y es capaz de causar pérdidas económicas en la producción bovina, técnicos de la Estación Experimental Cuenca del Salado del INTA intervinieron en un caso ocurrido en un establecimiento ganadero dedicado a la cría y recría de bovinos para carne, ubicado en el partido bonaerense de Ayacucho.
Según comentaron los especialistas del INTA, para determinar que se está frente a casos de bronquitis parasitaria debe realizarse un diagnóstico diferencial para descartar que se trate de casos de fiebre del rebrote, neumonía por virus sincicial respiratorio bovino (VSRB), neumonía infecciosa, intoxicación por Fusarium solanum en Ipomoea batata e intoxicación con nitratos y nitritos.
Asimismo indican que “para confirmar su diagnóstico el examen de la materia fecal a través del método de Baerman es el más utilizado”.
Los antihelmínticos que se encuentran en el mercado para el tratamiento de la bronquitis verminosa son: imidotiazoles, benzimidazoles, probenzimidazoles, avermectinas y milbemicinas; será clave tener en cuenta la necesidad de realizar un control integrado del problema para evitar la aparición de resistencia.

Caso clínico

A partir de la muerte de 6 terneras con signología clínica compatible con neumonía en un campo dedicado a la cría y recría de bovinos para carne, fueron convocados los técnicos del INTA Cuenca del Salado.
El lote afectado estaba conformado por 148 terneras Aberdeen Angus negro y colorado destetadas y con la tercera dosis de vacuna contra enfermedades respiratorias y clostridiales aplicada. Transcurridos 10 días del destete fueron desparasitadas con ivermectina, al tiempo que recibieron una vacuna contra aftosa y se les administró cobre por vía parenteral. “El problema comenzó unos 21 días tras haber ingresado al rye grass, donde se observó que dentro del lote de terneras había un gran porcentaje (30% aprox.) de afectados”, explicaron.
Bajo la sospecha de un cuadro de neumonía infecciosa “se decidió aplicarle un tratamiento a base de antibiótico (tilmicosina) a todo animal que presentaba signos clínicos compatibles”. Semanas más tarde “fue observada una ternera donde al momento de ser sujetada para intentar aplicarle el tratamiento muere tras un gran esfuerzo respiratorio”.
Luego de dos días mueren tres terneras en forma súbita, una las cuales había sido tratada de la forma descripta.
Los profesionales del INTA visitaron en ese momento al establecimiento para intentar arribar a un diagnóstico etiológico.
Como medida terapéutica “inmediatamente se ofreció al lote un potrero continuo dominado por especies de campo natural”. Ante la sospecha de un cuadro de neumonía intersticial atípica o fog fever “se aplicó sobre un animal que estaba gravemente afectado 20mg de dexametasona en forma intramuscular”.
Rápidamente mejoró, por lo que los técnicos resolvieron “retirar a los animales del rye grass para dejarlos sobre un bajo de campo natural y tratar a todo afectado con dos dosis de 10mg de dexametasona intramuscular con 24 horas de intervalo”.
Luego de 10 días de no observarse mejorías y ante la muerte de dos terneras más, los técnicos del INTA Cuenca del Salado en conjunto con el SDVE de INTA Balcarce realizaron a una segunda visita.
En esa oportunidad, los hallazgos de necropsia pusieron en evidencia la presencia de vermes pulmonares invadiendo las vías aéreas, ante lo cual se indicó un tratamiento antihelmíntico y trasladar el lote nuevamente al rye grass.
Durante la primera visita al establecimiento el diagnóstico presuntivo de los Técnicos del INTA Cuenca del Salado, basado en el cuadro clínico y los hallazgos de necropsia y la respuesta favorable ante el tratamiento con un antinflamatorio esteroide, fue de neumonía intersticial atípica. No obstante, al momento de la visita no se pudo establecer un diagnóstico definitivo.
Los antecedentes de la aplicación de un antiparasitario luego del destete, el pastoreo sobre un recurso “seguro” como es una promoción de ray grass y el bajo recuento de huevos de parásitos gastrointestinales, a través del HPG, “engañó” la sospecha de tratarse de un caso de neumonía verminosa.

Compartimos una serie de informaciones en las cuales se destacan actividades y novedades estratégicas para el sector veterinario.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

foto-varios

Innovación. Autoridades del laboratorio Bedson en el MINCyT.

Frente a un mercado cada vez más competitivo que avanza hacia un escenario donde el conocimiento es el diferencial al innovar y prevalecer, Bedson sigue apostando por procesos de vinculación tecnológica que permitan avanzar en proyectos superadores.
Entendiendo que para lograrlo es necesario actuar proactivamente, a mediados de agosto el presidente del laboratorio, Dr. Romano Sforza y su gerente de RRII y Vinculación Tecnológica, Ariel Vázquez, mantuvieron una reunión de gestión en el Polo Científico y Tecnológico, sito en las instalaciones del MINCyT, con el director nacional de Vinculación internacional de Empresas del Ministerio -Mariano Jordan-, el coordinador del área -Héctor Pralong- y el representante del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (España) -Francisco Sánchez-.
Allí se llevó adelante una presentación institucional, se ultimaron detalles del concurso de Innovación 2016 – MINCyT – CDTI / Bedson y se avanzó en la planificación de difusión y vinculación tecnológica para 2016/2017. “Esta reunión marca un hito en la vinculación con organismos de elite en investigación y tecnología: es la primera vez en la historia de la compañía que se consensuan acciones en conjunto, a nivel nacional con el MINCyT”, aseguraron desde el laboratorio.

Gira Royal Canin

 

XXI REUNION CIENTIFICO DE LA AAVLD

Los próximos 6, 7 y 8 de octubre se llevará adelante, en la provincia de Jujuy, una nueva edición de las jornadas técnicas que organiza la Asociación Argentina de Veterinarios de Laboratorios de Diagnóstico. Allí se desarrollarán las siguientes temáticas: enfermedades neurológicas en bovinos y equinos; rabia; brucelosis ovina y caprina; neosporosis bovina; toxoplasmosis en pequeños rumiantes; trichomoniasis bovina; besnoitiosis bovina y hemoparasitosis en pequeños animales. Más información vía romero.sandra@inta.gob.ar.

La empresa llevará adelante su XII Gira Internacional “Trastornos Gastrointestinales, acercando el negocio a la ciencia”, con disertantes locales y extranjeros, que dictarán charlas y talleres especiales. El congreso anual de la marca, tendrá lugar en la Ciudad de Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Córdoba y Rosario; entre el 31 de octubre y el 4 de noviembre. “Es nuestro principal evento dirigido a los veterinarios, ya que les brinda una oportunidad única de capacitación a través de especialistas en clínica médica y gestión de la veterinaria”, comentó Evangelina Fresolone, gerente de Producto de la gama Veterinaria de Royal Canin.
Este año las charlas propuestas son: Pérdida de peso y disminución del apetito de causa desconocida, por Michael Willard; Excelencia en servicio al cliente: ¿ser una empresa más o destacarse entre el resto?, por Iván López; “Diagnóstico y manejo terapéutico del paciente vomitador”, por Silvia Feijo.
La inscripción es obligatoria y gratuita: www.gira-internacional.com.ar.

Aclaración del INTA

Autoridades del Instituto de Virología del INTA Castelar tomaron contacto con MOTIVAR tras la publicación del artículo “Tecnovax y el INTA” en la pasada edición de agosto, a fin de aclarar respecto del control de vacunas contra DNT que “el Instituto de Virología de INTA brinda el servicio de control de vacunas virales bovinas no vesiculares utilizando el modelo cobayo. En ese marco, los resultados del servicio son expresados en títulos de anticuerpos específicos en un informe técnico”. Los responsables del servicio puntualizaron: “El informe hace referencia a la inmunogenicidad de la vacuna analizada para rotavirus según la Res. sanitaria 598/12 del Senasa, como baja, satisfactoria y muy satisfactoria. En relación a la valencia coronavirus por el momento se informa el título de anticuerpos inducido por la vacuna, dado que el modelo se encuentra en vías de validación.
En este contexto, los resultados de los análisis realizados con muestras derivadas por Tecnovax evidencian que la vacuna efectivamente alcanza valores compatibles con el nivel “Muy Satisfactorio” para Rotavirus y “Muy Promisorios” para Corona virus. Más allá de esto, INTA no selecciona o designa productos como “Gold Standard” de referencia, tal como menciona la nota publicada en agosto”. Más datos: redaccion@motivar.com.ar.

 

Con el desafío de modificar viejos paradigmas que todavía guían la producción local, el Dr. Amadeo Nicora asistió a las Jornadas Ganaderas de Pergamino.

Patricio JimenezPATRICIO JIMENEZ
patricio@motivar.com.ar

MIRA LA COBERTURA COMPLETA EN MOTIVAR TV





Cerca de 320 productores colmaron el auditorio donde se concretaron las XXIV Jornadas Ganaderas de Pergamino. “Estamos satisfechos con la convocatoria y con el temario desarrollado en torno a producción, productividad y tecnología”, le explicó a MOTIVAR TV el organizador del evento, Carlos Kitroser.

 

Vacas que producen

A lo largo de las jornadas se destacó la participación del presidente del INTA, Dr. Amadeo Nicora, quien subrayó el entusiasmo de los productores que se acercaron a la Sociedad Rural de Pergamino, Buenos Aires, a fines de junio. En ese marco y consultado por MOTIVAR TV, Nicora sostuvo que una de las prioridades para la ganadería local es incrementar el peso de faena por animal.
“Se trata de un factor clave, puesto que llevándolo de 220 a 240 kilos y propiciando una evolución del 8% en el porcentaje de destetes, podríamos triplicar las exportaciones sin descuidar el mercado interno”, sostuvo el referente del INTA.
Y agregó: “Si queremos producir más y mejor, será esencial avanzar en un mayor asesoramiento veterinario e incorporación de tecnologías sanitarias”. Finalmente y destacando que muchos ganaderos están acostumbrados a “resguardarse” en vacas frente a los vaivenes de la economía nacional, Nicora fue contundente: “Es muy bueno tener vacas, pero sería mejor hacerlas producir a todas”.

 

Alcanzar el potencial

Del encuentro también participó el presidente de Caprove, Dr. Juan Carlos Aba, quien difundió las ventajas de las herramientas que genera la industria veterinaria en Argentina.
“Históricamente ha existido la percepción de que se aplican planes sanitarios sobre los rodeos, pero cuando analizamos los números vemos que la ganadería ha crecido mucho en alimentación y en genética, pero no así en sanidad”, expresó Aba. En este punto, el veterinario dejó en claro que la situación debe modificarse, “sobre todo si entendemos que todas las ventajas que puedan lograrse sobre la hacienda desde el manejo, la nutrición y la genética se verán perjudicadas por no prevenir las enfermedades que afectan su desempeño productivo y reproductivo. Y subrayó: “Se considera que un 50% de lo que la Argentina no produce es a causa de problemas sanitarios, son $28.000 millones por año con las parasitosis a la cabeza con la mitad de esas pérdidas”. Por último, el presidente de Caprove aseguró que ese cambio de paradigma será posible solo de la mano del asesoramiento veterinario.

 

Vacas y terneros sanos

Desde MOTIVAR TV también dialogamos con el Dr. Martín Correa Luna (INTA Venado Tuerto), quien se refirió a la importancia de establecer prioridades a la hora de plantear mejoras sustantivas en la productividad de los establecimientos ganaderos. “En esquemas tanto de alta, como de baja producción, el mayor impacto lo tiene la vaca no preñada. Esto determina el techo de la producción”, aseguró Correa Luna. Y culminó: “Tenemos que tener vacas moderadas, preñar la mayor cantidad posible, produciendo la mayor cantidad de terneros por hectárea y evitando que se mueran en el destete”.

 

Productores y asesores asistieron a una triple cita organizada por Todo Agro en Córdoba, donde se compartieron expectativas a futuro tanto para la lechería, como para la ganadería bovina y los cerdos.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

Debate. Analistas de diversos rubros argumentaron sus visiones.

Debate. Analistas de diversos rubros argumentaron sus visiones.

Luego de sufrir las consecuencias de las últimas inundaciones, la localidad cordobesa de Pozo del Molle fue sede de un concurrido encuentro de productores, veterinarios y asesores, en el que se propició el marco ideal no solo para la realización de la Fiesta Nacional del Holando, sino también de las Jornadas Productivas, organizadas por Todo Agro. Hacia allí se dirigió MOTIVAR, con el objetivo de conocer y participar de los debates generados en torno al futuro de las producciones de leche, carne bovina y cerdos, aportando estrategias y visiones que permitan hacer frente al contexto actual.
Paso a paso
Bajo el lema: “Las enseñanzas de la crisis”, la apertura del encuentro estuvo abocada al desarrollo de las 10º Jornadas Lecheras Nacionales (Páginas Nº 12 y 13 de esta edición). “Un contexto internacional adverso, que se alejó de los US$5.500 por tonelada de leche en polvo” -en palabras del economista del INTA Manfredi, Martín Giletta- y un escenario interno complejo (con incrementos en los costos de producción, caída en los precios relativos e inclemencias climáticas) conformaron un combo difícil de disimular en los rostros de los asistentes, así como también en las palabras de los disertantes.
Queda claro que encontrarle una salida rápida a lo que la propia USDA calificó como “la peor crisis lechera del país en los últimos 20 años”, no será sencillo.
En ese marco, las palabras de los especialistas en materia de reproducción, sanidad y nutrición, combinadas con las visiones de analistas económicos y hasta productores como Luciano Di Tella, heredero de la mítica familia de industriales, no bastaron para levantar los ánimos y apenas expresaron posibles condimentos para sazonar algo que ya sabe amargo.
Durante el segundo día del evento se debatió en torno a la ganadería bovina: sector que sabe de crisis y, al parecer, se perfila como la estrella del campo argentino en los próximos años. Para abordar la situación de esta “industria a cielo abierto” los organizadores recurrieron a la palabra autorizada del consultor Víctor Tonelli, quien detalló los principales hitos del pasado, presente y futuro de este negocio en nuestro país.
Que la carne argentina cayó 10 escalafones en el concierto global es historia conocida, pero las proyecciones del USDA de cara a 2025 fueron música para los oídos de los más de 200 productores que asistieron al seminario “El negocio de la carne”, desarrollado en el marco de las jornadas de Todo Agro.
Así, Tonelli destacó que se prevé un incremento de hasta el 4% anual en el consumo global de carne vacuna para los próximos años, con una producción en niveles máximos (y límites) por parte de dos de los mayores proveedores mundiales: Estados Unidos y Australia. “No veremos otra cosa más que precios en alza”, sostuvo el disertante y destacó que Argentina tiene las condiciones necesarias para recuperar terreno y volver a ser un actor destacado, pero no sin antes reponer su stock y eficientizar la producción.

¿Y los cerdos?

En un punto intermedio entre la realidad de los tamberos y el futuro de los ganaderos, se encuentra una actividad porcina que ocupó un lugar destacado en la agenda desarrollada en Pozo del Molle (ver las Páginas 14 y 15 de esta edición).
Allí se dejó en claro que los productores pasaron de un “estado de confort” a fines de 2015 a vivir momentos de zozobra en los últimos meses.
El combo conformado por un dólar más alto, maíz sin retenciones e importaciones en crecimiento parece atentar contra la niña mimada del campo argentino en los últimos años. Más allá de esto, productores y analistas coincidieron en que la crisis es coyuntural y los buenos negocios volverán a verse en el mediano plazo, con estimaciones para 2025 que proyectan una demanda de 800.000 toneladas de carne porcina, un 60% más que lo faenado en 2015. Solo resta saber quiénes serán los dueños de ese nuevo negocio…

Así lo sostuvo el licenciado Martín Giletta, del INTA Manfredi, durante las 10º Jornadas Lecheras llevadas adelante en Pozo del Molle, Córdoba. Debates y visiones comunes con el objetivo de sobrellevar la coyuntura.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

INTA Manfredi. Martín Giletta.

INTA Manfredi. Martín Giletta.

Las 10º Jornadas Lecheras organizadas por Todo Agro en Pozo del Molle, Córdoba, ocuparon un día completo de debates que involucraron a autoridades regionales, productores, veterinarios y asesores, con el objetivo de comenzar a desasnar una situación local que, a priori, se presenta compleja en la mirada de aquellos que buscan una salida en el corto plazo.
En ese marco y tras una apertura que contó con la presencia del intendente de la localidad anfitriona, Carlos Salvático, y el presidente de la Sociedad Rural, Fernando Cuadrado, MOTIVAR pudo interiorizarse en una serie de temáticas en las cuales el término “crisis” se hizo presente de principio a fin.
Pero vayamos por partes. En primer lugar, vale contextualizar la complejidad nacional expresando que la situación climática que afectó las principales cuencas lecheras en los meses de abril y mayo presupone una caída del 10% en la producción de este año.
Esta realidad no hace más que acentuar un panorama negativo en cuanto a precios y una demanda que podría caer aún en mayor medida, tras la recomposición del poder adquisitivo de los consumidores, idea fuerza sobre la que coincidieron los presentes.
Fronteras afuera tampoco se vislumbra una salida rápida: los precios se muestran alejados de los picos de otros tiempos y la oferta argentina se limita a una leche en polvo sin demasiado valor agregado, atada a los vaivenes internacionales.

Di Tella. Aportó su visión en la jornada.

Di Tella. Aportó su visión en la jornada.

Frente a esto, fue el médico veterinario Pablo Chesta, especialista en reproducción, quien planteó las bases de una mayor eficiencia reproductiva y el elevado costo (económico, financiero y de planificación) que representa hoy dejar de preñar las vacas en los tambos. Además y proveniente del INTA de San Francisco, Alejandro Centeno (Ver recuadro) se sumó al especialista en nutrición Marco Minetti para abordar una serie de temáticas referidas a alimentación, el manejo de los sistemas y el perfil actual de la empresa tambera en Argentina.
Como frutilla de un postre que para esa altura ya sabía amargo, fueron el Lic. Martín Giletta -INTA Manfredi- y el empresario Luciano Di Tella los responsables de analizar pasado, presente y futuro de una de las industrias intensivas más golpeadas en nuestro país durante el último tiempo.

¿Qué nos pasó?

Abuelo, padre e hijo; tres generaciones con leche en las venas encarnó la presencia en estas jornadas de Luciano Di Tella, propietario de Yatasto, tambero y dirigente de las pequeñas y medianas empresas de esta industria.

¿QUE COSAS SE PUEDEN APRENDER DE LAS CRISIS?

Centeno. “Incorporar herramientas”.

Centeno. “Incorporar herramientas”.

Durante el transcurso de las Jornadas Lecheras de Pozo del Molle también se expuso un documento realizado por el INTA (previo a las inundaciones que afectaron a la cuenca lechera nacional), en el cual se reflejó el mapa de los tambos argentinos.
Algunos datos: aquellos con una producción menor a los 2.000 litros diarios, representan el 44% de los 10.500 productores que operan en el país. Sin embargo, estos solo aportan el 18% de la leche fluida.
Luego, el estrato intermedio -formado por aquellos que despachan entre 2.000 y hasta 4.000 litros (34% de los tamberos)- aporta un tercio de la producción.
Por último, los tambos con más de 4.000 litros diarios son apenas el 22% de las unidades totales en el país, pero aportan casi la mitad de la producción nacional.
Frente a esta descripción, el jefe del INTA San Francisco (Córdoba), Alejandro Centeno fue contundente: “Aquellos que sigan en el negocio tras está difícil situación deberán incorporar en sus rutinas los siguientes aprendizajes”.
1. Las crisis son parte del negocio. En este caso se debe considerar que las mismas pueden originarse tanto por temas climáticos, como por cuestiones económicas o por la poco conveniente relación insumo – producto. Es decir, la capacidad de compra del tambo con respecto al maíz y la soja, a partir de las variaciones de precios.
2. Es imprescindible ser eficientes. Tener siempre presente que el nivel de eficiencia productiva definirá qué tanto afecta una crisis al sistema.
3. Los cambios de escenarios modelan los sistemas productivos. Actualmente se producen, con rotación de cultivos, unas 5,2 toneladas de materia seca por hectárea, cuando el potencial de nuestras cuencas lácteas ronda las 12 toneladas. “Hay un potencial enorme para producir alimentos en campos propios”, explicó Centeno.
4. Eficacia no es lo mismo que eficiencia. “Si el objetivo es matar una mosca, puedo usar un cañón o un mata – mosca, ambas son efectivas, pero la más eficiente por la utilización de recursos es sin dudas la segunda”, graficó el representante del INTA.
5. Intensificar no implica mayor eficiencia. Cada sistema necesita un productor acompañado de un equipo formado para enfrentar los nuevos escenarios.
6. La lechería es un negocio que se debe gerenciar. “Es clave que de aquí en más, todos los involucrados en la cadena primaria administren sus tambos como una empresa, apuntando a ser lo más eficientes posibles productiva y financieramente”, concluyó Alejandro Centeno.

“Si analizamos el precio de la leche a nivel internacional entre 1995 y 2007 veremos que se mantuvo estable alrededor de los US$ 2.000. Luego, ingresamos en una montaña rusa que nos pone en riesgo como productores”, explicó Di Tella. Vale decir que este año y según estimaciones de la FAO, tanto Estados Unidos, como la Unión Europea incrementará su producción láctea, mientras que Nueva Zelanda, Australia y Argentina, entre otros, protagonizarán caídas en sus volúmenes.
“La explicación radica en que estos últimos países internalizan los valores internacionales; mientras que los norteamericanos y la UE concentran más del 90% de su industria para abastecer un mercado interno ajeno al precio internacional”, aseguró el disertante ante un auditorio con más de 200 asistentes.
“Solo un productor tambero puede soportar una caída del 70% en sus ingresos reales en apenas cinco meses, tras una combinación de reducción del 30% en los precios nominales y un salto del 40% en los costos”, graficó a través de su intervención en las Jornadas el Lic. Giletta. Siguiendo con su presentación, el profesional del INTA dejó en claro que la producción láctea argentina se encuentra frente a una de las crisis más profundas de su historia, en la cual coinciden diversas variables adversas. “Más allá de esto, la situación pone de manifiesto enormes deficiencias en los planteos primarios, en la cadena de comercialización y en la producción industrial; todos temas que se deberán ir resolviendo por medio de acciones concretas”, agregó.

Un mercado local que resulta primordial
“En el plano interno, pasamos de una sobreoferta con precios planchados en la primavera pasada a una crisis climática con faltantes de mercadería en mayo. Si no hacemos nada, vamos a seguir en este sube y baja”, retomó Di Tella, al tiempo que sostuvo: “Para lo que resta de 2016 y si efectivamente se resiente el consumo interno por la caída en el poder adquisitivo de la población, la demanda puede reducirse a 7.500 millones de litros, generando incluso un pequeño excedente que eleve algunos centavos un precio que no superará los $4,30 por litro”. Además y desde el punto de vista del empresario, “existe siempre una lucha por la renta en esta cadena que genera desconfianza entre los tamberos y los industriales”. En ese sentido, Di Tella recordó que el Centro de la Industria Lechera representa a las grandes usinas, provee el 70% de la leche y canaliza el grueso de sus ventas vía supermercados; mientras que las pymes –APYMEL- representan un cuarto de la producción (vía mayoristas). “Esto sucede porque resulta casi imposible ingresar a los supermercados sin que ellos pongan sus condiciones. Este escenario, atenta contra el poder de compra de los consumidores y explica, en parte, la poca multiplicidad de marcas y los precios desorbitantes de los quesos en góndola”, enfatizó.
Por último, el industrial puso el acento en errores que, según su visión, se cometieron en los últimos años: la entrega de subsidios a los tamberos: “Tanto el gobierno anterior, como el actual, han entregado $800 millones y $1.100 millones, respectivamente. Esto no hizo más que perjudicar a la industria”.

Las alternativas posibles
“Una de las salidas está en el Mercosur, con Brasil: 200 millones de consumidores y déficit en la producción de leche que Argentina podría suplir”, aportó el Lic. Giletta, dejando en claro que la producción del socio mayoritario del Mercosur también caerá, aproximadamente un 6% este año.
“El productor debe orientarse hacia la integración vertical de su actividad y no esperar nada del Gobierno: sistemáticamente el sector agropecuario ha financiado los desequilibrios e ineficiencias de este país. Con que no se meta, es suficiente”, aseguró el representante del INTA Manfredi. Y agregó: “Hoy una de las alternativas es diversificarse hacia la producción ganadera de carne, que sin dudas será el gran negocio en los próximos años, sobre todo la cría”.
Culminando ya las presentaciones y con el ojo puesto en el mercado externo, Di Tella concluyó: “Las pymes tienen una gran oportunidad que pasa por pensar en una marca país (como lo es Fonterra para Nueva Zelanda) de manera que podamos competir con valor agregado a escala global y dejar de exportar solo leche en polvo”.

Más allá de reconocer el impacto negativo que generaron los cambios en las reglas del juego para la actividad, productores y asesores coinciden que la coyuntura no interrumpirá el crecimiento a futuro.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

Brunori. “El consumo seguirá creciendo”.

Brunori. “El consumo seguirá creciendo”.

«Ahora llegó el momento de recorrer el mismo camino que los polleros”.
La frase no tiene ni un gramo de humor, fue destacada en varias oportunidades a lo largo de la jornada Todo Cerdos llevada adelante en Pozo del Molle, Córdoba, e intenta graficar el futuro que recorrerá la producción porcina en Argentina.
En ese contexto, MOTIVAR asistió a una serie de disertaciones en las cuales por ejemplo, los representantes de la Cámara de Productores Porcinos de Córdoba (CAPPCOR), Marcos Torre y Alfonso Aguilera, compartieron opiniones con el presidente de la Cooperativa de Porcicultores del Centro de la República, Dr. Fernando Garófalo, respecto del duro golpe que significaron determinadas medidas tomadas por el Gobierno nacional en materia de tipo de cambio, retenciones al maíz y liberación de importaciones.
Por su parte, los técnicos Fernando Cané, Jorge Labala, Guillermo Lloveras y Claudio Kvolek se sumaron al referente del INTA Marcos Juárez, Jorge Brunori, aportando ideas y propuestas para sortear la coyuntura y volver a pensar en el mediano y largo plazo.
“El negocio del cerdo sigue igual en nuestro país, lo que cambiaron fueron algunas de sus variables”, sentenció Brunori ante un salón colmado de productores en el cierre de la jornada organizada por Todo Agro.

Aportes. Fernando Garófalo dijo presente.

Aportes. Fernando Garófalo dijo presente.

Y alentó: “El consumo de carne fresca seguirá creciendo y nos permitirá aspirar a los 20 kilos per cápita en 2020”.
Más allá de esto, fue Marcos Torre quien explicó que “cuando comenzábamos a conformar nuestra cámara, los productores seguíamos en una zona de confort, pero ya percibiendo algunos problemas a futuro, situación que se hizo realidad a partir del 10 de diciembre de 2015”. Frente a esta descripción, Alfonso Aguilera agregó: “Esas situaciones tienen que ver con un incremento en el precio del maíz, el cual pasó de $700 a $2.400 en seis meses, más allá de que se alejó de los $3.000 que tocó en mayo y las expectativas auguran futuras bajas en el corto plazo debido al aumento en la intención de siembra de este cereal a partir de la próxima campaña”. Según el productor cordobés, esta potencial caída en el valor de uno de los principales insumos de la actividad “permitirá ir recuperando el poder de compra relativo de la carne de cerdo”.
Por su parte y trazando un paralelismo con la crisis que vivió el sector en los ´90, Brunori afirmó: “Son situaciones que no se pueden comparar. Para empezar, en aquellos años el consumo era ínfimo y los niveles de importación fueron sostenidos en torno a las 60.000 toneladas anuales durante casi toda la década”. Y profundizó: “En cambio y a pesar de la quita en las retenciones al maíz y un incremento en las importaciones, vemos que la realidad de estos meses es un hecho coyuntural que, a mediano plazo, traerá beneficios; sin olvidar que el consumo per cápita hoy es casi tres veces al que tenía el país hace 20 años”.

Los productores. Marcos Torre y Alfonso Aguillera compartieron la visión de CAPPCOR.

Los productores. Marcos Torre y Alfonso Aguillera compartieron la visión de CAPPCOR.

Interesantes fueron estos comentarios, tanto como el pronóstico compartido con los asistentes por parte de Aguilera: “En la última década, el consumidor argentino adoptó la carne de cerdo como parte de su dieta y somos optimistas en cuanto al futuro de esta situación. Además, seguramente podremos ir ganando terreno en materia de precios finales, a pesar de la coyuntura”.

¿Cuál es el camino?

Sin dudas, en la eficiencia que puedan demostrar las explotaciones está la clave para seguir dentro del negocio. Según estimaciones reveladas por el especialista del INTA Marcos Juárez, el costo anual por madre ronda los $12.000 y debe generar al menos 1.500 kilos de producción; es decir, unos $26.000 de facturación anual para ser

¿QUE ROL JUEGA ARGENTINA EN EL COMERCIO INTERNACIONAL

El consumo global de carne de cerdo ronda las 110 millones de toneladas anuales; algo así como 16 kilos per cápita por año, siendo la más consumida del mundo. Sin embargo, solo cerca de 7 millones de toneladas se transan en el comercio internacional.
“La Argentina tiene un peso insignificante en materia exportadora, con poco más de 8.000 toneladas el último año. Es decir, el 0,12% mundial. Mientras tanto, por ejemplo Chile, es el cuarto exportador global sin tener nuestras ventajas competitivas y alimentando a sus cerdos -en gran parte- con nuestros granos”, sostuvo Jorge Brunori, del INTA Marcos Juárez. Y culminó: “En la última década faltó desarrollar la exportación, aspecto que sin dudas deberemos potenciar de aquí en adelante”.

viable. Sin embargo, el costo por kilo vivo de cerdo se encuentra hoy por encima de los $21, cuando los productores no reciben más de $17,50. “Entre las medidas paliativas para sobrellevar esta realidad podemos mencionar la revisión periódica de los comederos (para no desperdiciar alimentos); el mayor esfuerzo en mantener la sanidad de las madres (para que cumplan con los períodos reproductivos) y un mayor hincapié en la mejora genética permanente”, expresaron los especialistas durante la jornada, a fin de elevar la producción por madre y así afrontar la variación manifiesta en los costos.
Sin desconocer la realidad que viven los pequeños productores de cerdo en distintas regiones de nuestro país, las cifras compartidas a lo largo de Todo Cerdos se mostraron alentadoras para el futuro de una actividad que faena cerca de 6 millones de cabezas al año.
“Se calcula que para el 2025, el consumo local de carne de cerdo rondará las 800.000 toneladas. Por ende, el consumo de maíz forrajero para alimentar a los animales se elevará hasta las 2,5 millones de toneladas”, sostuvo Brunori. Y concluyó: “Lo único que resta definir es quién se queda y quién se va del negocio después de esta crisis”.

El INTA realizó una encuesta entre establecimientos donde la actividad se combina con la ganadería de carne y la agricultura. ¿Qué sistemas de alimentación se emplean? ¿Cuánta tecnología se adopta?

VALERIA DONZELLI
mvdonzelli@inta.gob.ar

Dato. Solo el 63,7% de los encuestados estaciona el servicio.

Dato. Solo el 63,7% de los encuestados estaciona el servicio.

La producción ovina en la Pradera Pampeana representa en la actualidad cerca del 10% de población nacional, integrándose con producciones ganaderas y agrícolas, siendo muy pocos campos los que la impulsan como recurso único.
Frente a este contexto productivo resulta escasa la información de datos básicos de producción disponible, hecho que ha impulsado a referentes técnicos de la Estación Experimental del INTA Cuenca del Salado a avanzar sobre la caracterización de los sistemas ovinos de la región. En ese contexto, el trabajo para la obtención de la información se inició con la visita a 22 establecimientos ubicados en los paridos bonaerenses de Azul, Rauch, Alvear, Tapalqué y Ayacucho (8.000 hectáreas).
El relevamiento del INTA permitió observar que en todos los casos encuestados se desarrolla la actividad ovina con diferente grado de intensificación, destinándose 924 hectáreas totales (11% del total).
En esta superficie se relevaron 2.243 ovejas, 117 carneros, 1.272 corderos/as y 636 borregos/as. El 68% de los productores utilizan razas únicas: las dos más utilizadas son la Corriedale y la Romney.
En cuanto a las características particulares de producción los técnicos del INTA observaron una gran diversidad en la alimentación de las majadas, las cuales son manejadas con diferentes recursos forrajeros.
El 78% de los productores lo hace sobre campo natural solo o con alguna alternativa extra de alimentación, mientras que el 18% utiliza exclusivamente pasturas (nuevas o degradadas) y el 4% las maneja solamente con rastrojo, rollo y suplementación. Por su parte y para el manejo reproductivo, según las encuestas, el 63,7% de los productores estacionan el servicio, mientras que el porcentaje restante mantiene los carneros todo el año con las hembras.
De los que estacionan servicio, el 35,7% lo realizan entre los meses de marzo y abril y el 64,3%, lo hace entre diciembre y febrero.
Vale decir que solamente el 22,7% de los encuestados sostuvo realizar ecografías post servicio para hacer repaso de las hembras vacías y también para detectar preñeces múltiples y suministrar así alimentación diferencia.
Con el relevamiento se determinó que de la totalidad de establecimientos, el 41% presentó problemas al parto principalmente en ovejas melliceras y borregas.
El 81% de los campos reportaron pérdida de corderos, de los cuales el 33,3% fueron por causas climáticas y el 27,8% por zorros, caranchos y perros. En todos los casos, las muertes se dieron dentro de la primera semana de vida. El porcentaje restante se corresponde con otras causas como asfixias, muerte de la madre y pérdida de corderos melliceros.
Sin embargo, no se puede precisar el número exacto de corderos muertos porque no todos los productores registraron dicha cantidad.
Otro dato: para la cría solamente el 27,3% de los productores desteta a fecha fija, el resto va realizando el destete a medida que se realiza la venta de corderos.
En materia de manejo sanitario de los 22 campos evaluados, el 54,5% cumple con el plan básico de desparasitación y vacunación contra mancha, gangrena y enterotoxemia. En algunos casos que se consideró necesario, realizaron el control eventual de alguna enfermedad, como por ejemplo, pietín.
En líneas generales, a lo largo del trabajo realizado desde el INTA se observó que la raza más utilizada es la Corriedale, el manejo alimenticio básico se realiza sobre campo natural y más de la mitad de los productores realizan servicio estacionado. Si bien en ninguno de los casos es considerada la actividad principal del establecimiento, hay sistemas bien estructurados, con un buen manejo y otros que necesitan reorganizar su sistema productivo y aplicar pautas de manejo básicas.

Opinión

Alejandra-CapozzoDRA. ALEJANDRA V. CAPOZZO
Jefe del Laboratorio de Inmunología Veterinaria Aplicada.
Instituto de Virología, INTA.
Secretaria de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV)

La vacunación es, claramente, la forma más eficaz de prevención de las enfermedades. Se basa en un concepto simple y a la vez, sorprendente: educar al sistema inmune para que responda de manera eficiente ante la presencia del patógeno. Una forma simplificada, pero no menos auténtica, es pensar al sistema inmune como un ejército que puede ser entrenado “a gusto” del inmunólogo.
Al vacunar, “bombardeamos” al sistema inmune con los patógenos, tratados de modo tal que sean incapaces de enfermar, pero que permitan lograr que el “ejército” desarrolle los soldados y las balas adecuadas para que cuando llegue el patógeno que sí puede enfermar, sea debidamente acorralado.
Las vacunas veterinarias, sobre todo las que se utilizan en grandes animales en Argentina, son de “vieja” generación. Viejo no es necesariamente malo.
Pensar que son más simples que las de nueva generación, como las recombinantes, también puede ser error. No hay nada de simple en una sopa de antígenos.
Una vacuna viral, por ejemplo, se prepara a partir de virus recogido de sobrenadante de infecciones de células en cultivo, que es luego inactivado mediante algún tratamiento que impide que el virus infecte.
Se suele usar formol, sustancias intercalantes del material genético, calor, detergentes, etc.

¿Cómo se inicia la respuesta inmune?

Cuando vacunamos, inyectamos dentro del organismo una mezcla de antígenos (quedémonos con la idea de los inactivados, los de nueva generación son material de otro artículo), con adyuvante. El adyuvante tiene varias funciones: proteger al antígeno de la degradación, vehiculizarlo eficientemente al ganglio drenante, atraer a células del sistema inmune y modular el tipo de respuesta que se va a generar. A su vez, brinda señales de daño que el sistema inmune es capaz de “leer” y preparar un ejército con más o menos células o balas, e incluso elegir el tipo de balas y la cantidad que va a producir. Es por eso que el diseño del adyuvante es tan importante como el de los antígenos.
Una vez que inyectamos la vacuna (supongamos que lo hacemos en la tabla del cuello), esta mezcla de antígeno/adyuvante “viajará” al linfonódulo drenante (en este ejemplo, el pre-escapular). Para que se active la respuesta inmune tienen que pasar varias cosas. Primero, señales de daño, que puede suceder por efecto de los “ingredientes” de la vacuna y/o por mediadores químicos que se generan incluso en el sitio de inyección (habrán visto que al inyectar las vacunas el lugar de inyección queda dañado). Estas señales de daño activan a “la patrulla celular”. Esta patrulla la componen células que censan cualquier daño.
Son como vigías del ejército, se activan ante el problema (leen la señal de daño), montan una pronta reacción (para frenar el avance el enemigo) y luego un grupo especializado transmite el mensaje en el “cuartel”, el linfonódulo.
Entre estas células de la patrulla cabe destacar el rol fundamental de los macrófagos, células dendríticas (del sistema inmune, no confundirse) y las llamadas células B, capaces de presentar antígenos a otras muy especializadas: las células T, que luego serán responsables de la destrucción especifica de las células ya infectadas (células T citotóxicas) o bien ayudarán a que se produzca un tipo de anticuerpo determinado (células T colaboradoras). El tamaño potencial estimado del repertorio de células T inmaduras y no seleccionadas, se encuentra entre 1014 y 1015 tipos distintos de receptores. Las células dendríticas y macrófagos seleccionan una de esas tanteas células T en particular, el soldado más eficiente. Y ese soldado sufre expansión clonal: multiplicación de muchos soldados eficientes e idénticos. Estas son células T activadas.
Los linfocitos B son capaces de reconocer el antígeno entero y producir una bala llamada “IgM” que tiene baja afinidad por el antígeno. Esto es, no se pega muy bien pero pega en varios puntos, como si uno utilizara un adhesivo débil pero lo pone en varios sitios de la hoja, termina pegando muy bien. Siempre sucede esto cuando entra un antígeno: se produce mucha IgM. Por otro lado, la célula B solamente puede presentar antígenos a células T activadas (activadas previamente por células dendríticas o macrófagos) y esta colaboración lleva a clonar a la célula B específica y a que esta refine sus balas: se produce por ejemplo, IgG en grandes cantidades. La “bala” más eficaz.
Para que todo esto ocurra es necesario que gran cantidad de antígeno intacto y sus señales de daño persistan en el linfonódulo por horas: así se inicia la respuesta inmune. Esto es lo que hacen con facilidad las vacunas vivas y el verdadero desafío de los vacunólogos, cuando queremos usar las inertes.
Cuando pensamos en vacunación nos preguntamos ¿qué vacuna usar? ¿Cuándo convienen aplicarla? ¿Por qué espaciar las vacunaciones?… Todas preguntas que iremos respondiendo en otros artículos.

Así lo afirmó Amadeo Nicora, presidente del INTA, en el seminario “Carne Argentina 2030”, que organizó el IPCVA en el Hotel Hilton de Buenos Aires.

Patricio JimenezPATRICIO JIMENEZ
patricio@motivar.com.ar

Nicora. “Elevar al menos un 8% la tasa nacional de destetes”.

Nicora. “Elevar al menos un 8% la tasa nacional de destetes”.

Los pasillos del Hotel Hilton de Buenos Aires, menos húmedos que muchas de las zonas productivas del país para fines de abril, fueron el lugar propicio para intercambiar reflexiones con el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile y el presidente del INTA, Amadeo Nicora, entre otras autoridades, en el marco del seminario “Carne Argentina 2030, con la ganadería ganamos todos”.
Al evento, convocado por Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), asistieron 1.700 personas y otras 3.000 lo siguieron en vivo por Internet.
Entre los disertantes estuvo Ulises Forte, presidente del IPCVA -a cargo de la apertura- y Adrian Bifaretti (jefe del Departamento de Promoción Interna de la institución), quien disertó sobre el comportamiento de los consumidores y las posibilidades de agregar valor. Además, el periodista Alfredo Leuco compartió su visión política sobre la actualidad, al tiempo que Javier González Fraga analizaba el panorama económico nacional, entre otros expositores.
Todos estos contenidos (y las respectivas entrevistas) ya están disponibles en MOTIVAR TV, al cual pueden acceder ingresando en youtube.com/pmotivar.

Ningún mal dura 100 años

 

IPCVA. Del encuentro participaron más de 1.700 personas.

IPCVA. Del encuentro participaron más de 1.700 personas.

“La cría necesita un claro cambio de paradigma; debemos pasar de la tenencia a la producción para saldar un problema que lleva 100 años: un destete que -en promedio- no supera el 60% a nivel país”, afirmó Nicora, como parte de su visión sobre el sistema ganadero argentino. Y agregó: “Necesitaremos sin dudas herramientas de financiación a 10 o 12 años para cambiar la realidad, pero incluso con ello, muchos productores seguirán apostando únicamente por la tenencia de vacas, con resultados acordes. Debemos dejar de mirar a los vientres como un resguardo económico y hacerlos producir”, analizó.
En ese sentido, el presidente del INTA abordó uno de los problemas fundamentales de la ganadería local: un peso medio de res que no se modifica desde la década del ’90. “Trabajaremos para encontrar una solución a este tema, el cual ha sido un eje central en el crecimiento de la productividad en países que hoy son de avanzada”, puntualizó el médico veterinario. Y continuó: “Además de sumar peso promedio por res, convivimos desde hace décadas con lo que podemos llamar el karma de no superar el 60% de destete. Tenemos la urgencia de destetar más terneros por vaca entorada. Es decir,

UN MUNDO AVIDO DE PROTEINA ANIMAL

En el marco de un contexto en el cual la demanda global de carnes parece no detenerse, para Amadeo Nicora (presidente del INTA) “la Argentina tiene frente a sí una oportunidad excelente”. En la última década, países de la UE y Estados Unidos disminuyeron su producción de carne vacuna mientras que otros la incrementaron. “Mientras que Australia, Brasil e India experimentaron una fuerte suba en sus producciones y exportaciones en la última década, nuestro país perdió terreno. Lo positivo de este escenario es que estamos lejos de nuestro techo productivo, lo que reafirma esta importante oportunidad”, analizó Nicora en una entrevista otorgada a MOTIVAR TV y ya disponible en youtube.com/pmotivar.

aumentar el stock es posible, pero entiendo más importante avanzar en productividad”.
Respecto de este último tema, el profesional dejó en claro que no es posible satisfacer una demanda interna de 55 a 60 kilos por habitante al año y, a la vez, generar un saldo exportable superior a las 600.000 toneladas solo con aumento de los stocks. “Debemos trabajar en cuestiones previas y centrales”, subrayó Nicora.
En la práctica y a partir de un ejercicio realizado en el INTA, se proyecta que es posible destinar un 80% de la producción para abastecer el mercado interno y así lograr un saldo exportable. ¿Las claves? Elevar al menos en 8% la tasa de destete en los próximos seis años y sumar kilos en el peso promedio de cada animal.

La intensificación, una realidad

“Otra de las situaciones que nos permite observar nuestro trabajo diario tiene que ver con que el número de vacas y novillos en todo el país es similar; lo cual nos habla de una transformación de los sistemas hacia el ciclo completo”, destacó también el presidente del INTA.
En ese sentido, llamó a los productores a tener en cuenta tres aspectos: el incremento de la productividad y la competitividad, la calidad e inocuidad del producto, y la sustentabilidad y servicios ecosistémicos de los sistemas ganaderos. “En el primer punto, deberemos orientar a las distintas regiones a lograr más destetes y terneros más pesados, así como también a adaptar sus estrategias de alimentación”, apuntaló Nicora. Y expresó: “Tengo la convicción de que en muchas zonas del país la revolución ganadera pasa por tres ejes: alambrado, pasto y agua”. Por otra parte y en relación a la sustentabilidad y los servicios ecosistémicos, el referente nacional comentó que: “Más terneros por vaca y más eficiencia en la cría nos permitirán demostrar la generación de un menor impacto ambiental”.
A modo de conclusión, Nicora aseguró que la ganadería es un elemento clave de diversificación, agregado de valor y desarrollo rural, que puede resolver muchos de los problemas que acarrea la agricultura, garantizando la vigencia de la ruralidad en la Argentina”.

En esta edición de MOTIVAR TV repasamos la portada de la edición de abril del Periódico MOTIVAR, comentamos una acción conjunta entre el Senasa y el Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, el titular del INTA, Amadeo Nicora cuenta que recomienda el Instituto con la actual situación hídrica, Laboratorio Mayors lanzó Proderma y el festejo de los 119 años de la SOMEVE.

Ante un mayor interés por parte de los ganaderos presentes en la 10º edición de Expoagro, técnicos de diversos rubros resaltaron la importancia de trabajar en la eficiencia de los sistemas y evitar “solo hablar de precios”.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

Víctor Tonelli. Consultor experto en la industria ganadera argentina.

Víctor Tonelli. Consultor experto en la industria ganadera argentina.

Atentos a las nuevas políticas internas y ávidos por volver con fuerza al comercio internacional, los productores ganaderos coparon la décima edición de Expoagro desarrollada del 8 al 11 de marzo en El Umbral, establecimiento ubicado en el nodo productivo de Ramallo, sobre la autopista Buenos Aires – Rosario.
Fueron más de 132.000 personas las que, a lo largo de 4 días, visitaron una muestra a la que también asistieron dirigentes como María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires; Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe; y Mauricio Macri, primer Presidente en visitar la feria, entre otros.
¿Más datos? Fueron 258 los expositores presentes (25% más que en 2015) y se contabilizaron negocios por la friolera de $8.000 millones.
El rincón dedicado a la ganadería bovina, casi despoblado en las ediciones anteriores, recibió esta vez una multitudinaria concurrencia a las numerosas charlas propuestas por los organizadores.
En ese ámbito, MOTIVAR dialogó con los especialistas Martín Correa Luna (INTA Venado Tuerto), quien expuso los resultados alcanzados por el modelo de Cría Bovina Intensiva (CBI) en campos agrícolas; y el consultor Victor Tonelli, referente que animó a los asistentes con un pronóstico alentador para la carne bovina argentina en el plano externo. Vale decir que todas las entrevistas generadas por nuestro quipo en Expoagro ya se encuentran disponibles en youtube.com/pmotivar.

Más allá de los precios

 

Martín Correa Luna. Integrante del staff del INTA Venado Tuerto.

Martín Correa Luna. Integrante del staff del INTA Venado Tuerto.

En establecimientos de la zona núcleo, 16 productores con 7.000 cabezas logran producir hasta 800 kilos de carne por hectárea cada año; lo que se traduce en ingresos cercanos a los US$ 1.400 anuales por unidad o un negocio global superior a los US$ 10 millones, cada 12 meses.
Sobre ese escenario, Correa Luna presentó el modelo de Cría Bovina Intensiva (CBI) como una ecuación complementaria a la producción agrícola y márgenes que entusiasman. “A partir de un análisis completo podemos afirmar que el mayor nivel de pérdida productiva se da en aquellas vacas no preñadas y esto tiene que ver tanto con la alimentación, el biotipo animal, la atención sanitaria, como así también en el propio manejo de la reproducción”, explicó el técnico del INTA.
Y agregó: “Los casos analizados en este grupo de productores de CBI registran 92% de efectividad en preñez, 90% en pariciones, y 88% en destetes. Queda claro, entonces, que la mayor merma está en las vacas no preñadas”.
En otras palabras, el veterinario afirmó: “Hay que preñar la mayor cantidad de vacas posibles, porque la fertilidad tiene una ponderación en la rentabilidad diez veces mayor que el precio del kilo vivo. Asimismo, el peso del animal explica dos veces la rentabilidad a lograr, antes que el precio”.
Además, el profesional dejó en claro ante una sala colmada de productores que será clave “maximizar las cargas en pasturas y, en zonas agrícolas, aprovechar los rastrojos de cosecha gruesa de maíz y soja para el período en que el ganado tiene menos necesidades”.
Y continuó: “El factor humano es fundamental: tener personal capacitado, con buen trato hacia la hacienda, es un buen negocio; reduce pérdidas comerciales y facilita el trabajo diario”.

Volver con los novillos

Por su parte, Víctor Tonelli apuntó sus cañones a la oportunidad que se abre en el frente externo para la carne bovina argentina y, en efecto, los desafíos que enfrenta el sector para recuperar stock y satisfacer la demanda.
“Estamos en un negocio extraordinariamente bueno en la medida que tengamos competitividad para estar presentes donde están los que nos quieren comprar”, aseguró ante un auditorio repleto. Y avanzó: “Nos vamos a encontrar con un menor crecimiento del sector en los próximos 10 años pero un mayor número de personas que alimentar”.
Vale aclarar en este punto que -según cifras de la FAO y la OCDE- el crecimiento demográfico hará incrementar el consumo global per cápita de todas las carnes en un guarismo superior al 4%, en la próxima década.
“En paralelo y para contrastar esto, no podremos ignorar que los países más desarrollados y los consumidores están presionando para limitar la ganadería vacuna, siendo uno de los mayores generadores de gas metano”, agregó Tonelli.
En conclusión: más demanda y un stock limitado, sobre todo por dos de los cuatro principales proveedores mundiales (Estados Unidos y Australia), garantiza que la demanda supere a la oferta en el corto plazo.
“También se debe tener en cuenta el crecimiento de la producción de maíz, el cual en -buena medida- irá a la transformación de carne y no tanto a la producción de biocombustibles, dando como resultado una mejor relación precio – costo de maíz”, auguró. Por otra parte y en la medida que la retención de animales aumente, se irá recuperando el stock y así la presencia de la carne argentina en el mercado internacional.
Para Tonelli, el circuitico no aftósico –al cual Argentina no accede desde hace 15 años- representa el 45% del volumen y 55% del valor del comercio mundial de carnes. Allí es donde la carne local está próxima a ingresar, a través de Estados Unidos y Canadá. “Es cuestión de meses”, vaticinó.
“El último tema no es menor: el sector anticipó estos cambios favorables. En los últimos meses los precios de los terneros iban por ascensor y los del gordo por escalera. Después de esa suba, ingresaron en valores más atenuados y todo se fue acomodando; por lo cual en los próximos meses vamos a ver precios al consumidor en relación al valor del gordo o, inclusive, más razonables”, explicó Tonelli. Y agregó: “Otra variable que confirma esta tendencia es que la faena de hembras se redujo un 15% el último año”.
Para finalizar, el disertante compartió otros dos pronósticos. Por un lado, mencionó que la oferta de terneros será acotada este año (por una fuerte retención de 800 mil animales) y, por el otro, que la demanda de productores en base pastoril y grano propio para recría también se incrementará.
Y concluyó: “Se percibe un cambio de expectativas: la gente tiene ganas de invertir y esforzarse”.

 

IDENTIFICACION Y TRAZABILIDAD INDIVIDUAL

“Uruguay vive de la exportación de carnes”

Hugo Estavillo. Palabra autorizada desde el otro lado del Río.

Hugo Estavillo. Palabra autorizada desde el otro lado del Río.

Una de las primeras charlas ganaderas de Expoagro fue desarrollada por el uruguayo Hugo Estavillo, director de Trazur y BPGamerica, quien disertó sobre “Trazabilidad animal: un requisito para todos los productores de alimento (modelo implementado en Uruguay)”, con el apoyo de la revista Americarne.
En contacto con productores locales, el expositor describió los distintos pasos que nuestro país vecino fue siguiendo hasta lograr poner en marcha su sistema de identificación y trazabilidad individual, en septiembre de 2006, y así establecer una “célula” obligatoria a los terneros con información sobre: fecha de nacimiento y de colocación de las caravanas, sexo, raza y número de identificación.
“El esquema se basa en el uso de dos caravanas y gira en torno a una base de datos con Bovinos, Sitios (campo, frigorífico, ferias) y Eventos (movimientos de hacienda y/o eventos sanitarios oficiales: brucelosis, tuberculosis, fiebre aftosa y garrapata)”, explicó Estavillo. Y subrayó: “En 2011 nos planteamos el desafío de tener al 100% de los vacunos identificados y estamos muy cerca de lograrlo”.
Culminando su participación, el experto describió las fortalezas y debilidades del sistema, dejando en claro que no imagina en el futuro “a un país productor de alimentos, como lo es Argentina, sin un sistema de identificación y trazabilidad individual como el descripto”.

 

EFECTOS NEGATIVOS EN EL CORTO PLAZO

Los números del feedlot local

Fernando Storni. Gerente de la CAF.

Fernando Storni. Gerente de la CAF.

La Cámara Argentina de Feedlot participó activamente de la 10º edición de Expoagro por medio de una exposición llevada adelante por su actual gerente, el Ing. Agr. Fernando Storni. “Podemos describirlo de distintas maneras pero lo cierto es que el engorde a corral en Argentina es responsable de un 38% de participación en el total de la faena nacional en producción”, explicó el profesional. Además, Storni mencionó que a inicio de marzo la ocupación de los corrales se ubicó en 54%, un punto por encima del valor de los meses de enero y febrero.
“A pesar de ello se continúa registrando un nivel de encierre entre dos y tres puntos por debajo de los valores de los primeros meses del año anterior”, destacó el representante de la CAF.
Respecto de este tema, la Cámara emitió un comunicado en el cual se describe la actual situación: “El engorde a corral no escapa de los incrementos generales en los costos de producción. La quita de retenciones al maíz y el sinceramiento en el tipo de cambio son sin duda parte de este cóctel que elevó los costos del kilo producido y que, junto con el elevado precio de la invernada, marcan el fuerte incremento de los costos directos e indirectos. A esto se le suman impuestos distorsivos que complican aún más el panorama de la actividad de las empresas formales, ya que el actual sistema impositivo premia al evasor”.
Más allá de esto, la entidad se mostró preparada para rápidamente y en cuanto las condiciones sean favorables, revertir esta situación. “El sector quiere producir más kilos de carne para poder volcarlos a nuestro fuerte mercado interno y para comenzar a recuperar terreno en los mercados de exportación, que cada vez muestran más interés por el producto de calidad y homogéneo que entregan nuestros corrales. Pero esto no sucederá si el sector presenta renta negativa, un horizonte poco claro y la falta de herramientas financieras que permitan a las empresas sortear estos momentos complejos”, esgrime el comunicado. Y concluye: “No tenemos dudas de que tanto la actividad nuestra como la ganadería toda y el país se encuentran en un momento de giro que presenta a largo plazo una oportunidad que no se debe desaprovechar. Sin embargo, la situación es compleja y, financieramente, el corto plazo manda en las decisiones de cada empresa”.

Opinión

ZAMORANOIVANA SORIA1 Y PATRICIA INES ZAMORANO2
1. CONICET
2. INSTITUTO DE VIROLOGÍA DEL INTA Y LA UNIVERSIDAD DEL SALVADOR

La Fiebre Aftosa es una enfermedad altamente contagiosa que afecta a artiodáctilos (bovinos, porcinos, ovinos, caprinos y a más de 70 especies silvestres).
Vale decir que las grandes pérdidas económicas que genera esta problemática sanitaria son ocasionadas fundamentalmente por las restricciones sobre el comercio internacional y el control de los brotes.
Las vacunas comerciales contienen virus inactivado y son eficaces en inducir protección pero presentan ciertas desventajas: alto costo de producción en plantas de bioseguridad; riesgo de escape viral o de inactivación insuficiente; necesidad de cadena de frío para la estabilidad de la vacuna y un alto grado de purificación del antígeno viral.
Esto se debe a que no deben contener proteínas no estructurales que induzcan anticuerpos contra las mismas para que se logre distinguir animales vacunadas de animales infectados; entre otras.
Existen nuevas estrategias dirigidas a mejorar la inmunogenicidad y seguridad de las vacunas actuales: vacunas a virus vivo atenuado; génicas, basadas en vectores virales o en ARN; cápsides vacías, subunidades proteicas y péptidos.

Vacunas a subunidad y peptídicas

Subunidades proteicas: Inicialmente se consideró que la proteína VP1 podía ser la candidata, ya que la cápside viral incluye la prominente exposición de VP1 y la importancia inmunogénica del loop GH de la misma.
La VP1 fue expresada por Kupper y sus colaboradores (1981) en E. coli y utilizada como inmunógeno en animales hospedadores, lográndose proteger bovinos y porcinos vacunados contra el desafío con Virus de Fiebre Aftosa (VFA) infeccioso. Sin embargo, trabajos posteriores no lograron inducir inmunidad protectora en los animales vacunados.
Por su parte, la secuenciación nucleotídica de diferentes cepas del VFA mostró una variación en dos regiones de VP1: la zona del loop GH y el extremo C-terminar; ambas regiones corresponden a epítopes B.
Posteriormente se utilizaron estos péptidos como inmunógenos acoplados a proteínas carriers como hemocianina de lapa californiana (KLH) y demostraron que estas regiones inducían altos niveles de anticuerpos neutralizantes en cobayos, conejos y bovinos, pero solo se alcanzaba la protección contra el desafío de VFA en el modelo de cobayo.
Mas adelante, se modificaron los péptidos basados en VP1 con el fin de inducir una respuesta de Ac neutralizantes sin necesidad de acoplarlos a un carrier.
Francis y colaboradores (1987), en cobayos demostraron que los péptidos del loop GH de la VP1 logran inducir Anticuerpos neutralizantes y protectivos frente al desafío viral.

COLUMNISTAS ESPECIALIZADOS, TODOS LOS MESES

Logo SomeveDesde esta edición, los integrantes de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria dispondrán de una sección fija en nuestro Periódico MOTIVAR, con el objetivo de generar un canal de comunicación directo para con el sector en general. Recordamos que la AAIV -capítulo de la Sociedad de Medicina Veterinaria- tiene por objetivo promover, actualizar y difundir los nuevos conocimientos de inmunología veterinaria, generados en nuestro país, y en el mundo. Para más información, pueden ingresar en el capítulo específico para la AAIV dentro del sitio Web: someve.com.ar.

Paralelamente, Surovoi y colaboradores (en el año 1981) sugirieron que péptidos de esta región no solo formarían epitopes B sino también epitopes T en el modelo de cobayo.
En el año 1988 se reporta que los péptidos son más efectivos, en términos de protección, cuando menos residuos aminoacídicos adicionales contengan.
Se demostró que un péptido de 80 residuos que abarca la región 134 – 213 de VP1, es menos efectivo que péptidos de 40 o 45 residuos que contienen secuencias CC – 200 – 213 – PPS – 141 – 158 – PCG o 134 – 160 – 196 – 213, respectivamente.
Cuando se evaluó la protección que confiere el péptido de 40 residuos para los serotipos O, A y C de VFA frente al desafío con virus homólogo y heterólogo, se vio que el péptido del serotipo C es el menos efectivo de los tres, y los péptidos de VFA A y O logran una protección homóloga y heteróloga.
El grupo liderado por el Dr. Mowat (1986) reportó, por primera y única vez, que un péptido lineal que abarca las regiones de VP1 (141 a 158 y 200 a 213 del serotipo O1Kaufbeuren) sintetizadas de manera colineal, induce Ac neutralizantes y protege a bovinos del desafío con VFA infeccioso.
Sin embargo, en trabajos donde se estudia estos péptidos en un mayor número de animales, se logra protección limitada y se genera un escape de mutantes virales resistentes a anticuerpos contra la región antigénica.

A tener en cuenta

Unos de los inconvenientes que podrían tener estas vacunas peptídicas es la falta de epítopes B discontinuos.
Estos sitios antigénicos representaban solo regiones continuas de la cápside del virus.
Sin embargo, existen epítopes B discontinuos que involucran distintas regiones de una proteína de la cápside o más de una proteína.
Otro inconveniente que presentan las vacunas peptídicas es que están diseñadas para contener principalmente epítopes B del VFA, y no tienen en cuenta la incorporación de epitopes para la respuesta de células T CD4+.
Se demostró que los péptidos utilizados como vacuna, deberían contener también epítopes T virales para obtener una efectiva respuesta neutralizante.
Estos epítopes deben ser reconocidos por las células T en el contexto de MHC-II representado frecuentemente en la población de hospedadores naturales (epítope inmunodominante).
Posteriormente, se concluyó que la respuesta T a la región 149-158 de VP1 era inmunodominante en bovinos, aunque este péptido no lograba primar a células T contra VFA.
Por otro lado, se identificó a otra secuencia de VP1, aminoácidos 21-40, como epítope T inmunodominante en bovinos.
Las células bovinas que responden a este péptido son células T CD4+ restringidas a MHC-II y secretoras de IL-2; por lo tanto esta región es definida como un epítope T colaborador.
Trabajos subsecuentes se basaron en la combinación de péptidos inmunogénicos que constituían epítopes B, con péptidos descriptos como epitopes T del VFA y eran también reconocidos por un número significativo de bovinos o porcinos.
Los péptidos dendrimericos (PD) han sido desarrollados como una estrategia para mimetizar la presentación antigénica y en su diseño se han incluido epitopes T y B. La mayoría de los PD descriptos se basan en la multimerización de epítopes peptídicos en forma dendrimérica (MAP, del inglés, multiple antigen peptide), consisten en la unión de estructuras ramificadas y la presencia de múltiples sitios inmunogénicos.
El grupo dirigido por la Dra. Blanco ha encontrado resultados interesantísimos: demostró que cerdos vacunados con un PD que contenía un epítope T inmunodominante en cerdo [residuos (21-35) de la NSP 3A] unida a cuatro copias de epítope B [residuos (136-154) de la VP1] presentaron una sólida protección frente al desafío viral.
Esta vacuna inducía altos niveles de anticuerpos neutralizantes, activación de células T, secreción de IFN-γ y potente respuesta de IgA tanto sistémico como en mucosas.
En nuestro laboratorio hemos logrado inducir protección en bovinos utilizando un PD similar al mencionado, pero con epítope T de bovino.

El dato surge de la disertación que el Dr. Anselmo Odeón (INTA Balcarce) llevó adelante en el marco de la jornada de actualización para veterinarios organizada por Laboratorio Azul Diagnóstico.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

La intención base de un buen asesor veterinario es la que propone siempre que prevenir es mejor que curar. Con este concepto en mente, las autoridades del Grupo Laboratorio Azul desarrollaron una jornada de actualización orientada a la pronta detección de la Diarrea Viral Bovina el pasado 18 de marzo. El encuentro tuvo lugar en el Círculo Médico de Azul, provincia de Buenos Aires, y contó con la participaron de más de 80 profesionales privados.

ESCUCHA LAS CHARLAS COMPLETAS POR INTERNET

1 Anselmo Odeón

1 – Anselmo Odeón

2 - Demían Bellido

2 – Demían Bellido

3 - Gustavo Combessies

3 – Gustavo Combessies

Aquellos interesados, podrán acceder a las disertaciones completas desarrolladas en la jornada de actualización en Diarrea Viral Bovina que Laboratorio Azul Diagnóstico concretó el pasado 18 de marzo. Para hacerlo, deberán ingresar en la sección “Charlas” disponible ya en hablandodelonuestro.com.ar bajo el título: “La DVB genera pérdidas anuales por más de US$ 100 millones en Argentina”. Allí podrán escuchar la presentación del Dr. Anselmo Odeón, (1) del INTA Balcarce -Medidas de control para evitar el ingreso de la infección al campo-, así como también del representante de Vetanco, Demían Bellido (2) -Nueva vacuna para el control de la DVB, Proteína de fusión- y Gustavo Combessies, (3) desde Laboratorio Azul Diagnóstico -Diagnóstico serológico, su aplicación práctica en la detección de animales persistentemente infectados-.
Más información en info@hablandodelonuestro.com.ar.

Vale aclarar que las disertaciones del Dr. Anselmo Odeón (INTA Balcarce), Demián Bellido (investigador de Vetanco) y Gustavo Combessies (responsable técnico de Laboratorio Azul) fueron transmitidas en vivo –vía Internet- por MOTIVAR Radio, a través de la plataforma disponible en hablandodelonuestro.com.ar (Ver Recuadro).

Los temas del encuentro

La denominada Diarrea Viral Bovina se caracteriza por ser una enfermedad progresiva que produce diarrea incontrolable y fétida, deshidratación y enflaquecimiento progresivo, descarga nasal y ulceraciones en las mucosas de la cavidad oral y del tracto gastrointestinal en bovinos.
Esta breve descripción fue el puntapié inicial de la presentación a cargo del Dr. Odeón, quien también describió distintas acciones que los veterinarios privados pueden desarrollar a campo: “Hace más de 50 años que conocemos la enfermedad, pero es la primera vez que contamos con dos herramientas importantes para su control: pruebas de diagnóstico eficientes de animales infectados y vacunas que prometen una protección a largo plazo”, afirmó el especialista. Y subrayó ante los profesionales: “En Argentina, las pérdidas ocasionadas por los perjuicios de la DVB rondan los US$ 100 millones al año”.
Por su parte, Demián Bellido repasó las principales características de una nueva vacuna que llega al mercado local para controlar la enfermedad. “Trabajamos por más de 10 años con pruebas a campo y estamos satisfechos de anunciar los resultados que se logran por medio del uso de este producto”. Y recordó: “La aplicación de dos dosis (entre el destete y la primera parición) y una revacunación anual es suficiente y efectiva para avanzar en el control de la problemática junto con las medidas de manejo que los profesionales consideren apropiadas”.
Culminando el encuentro, fue el Dr. Combessies quien presentó los kits y metodologías de trabajo que Laboratorio Azul ofrece para que los veterinarios privados puedan realizar el correcto diagnóstico serológico de la enfermedad. “La técnica a la que nos referimos se lleva adelante por medio de un ELISA de antígeno, a través de la piel, lo cual facilita la tarea del profesional cuando se trabaja con una cantidad importante de animales (también se puede hacer en sangre)”, le explicó el profesional a MOTIVAR Radio. Y agregó: “Nuestro camino seguirá siendo el de trasmitir conocimientos y actualizaciones técnicas porque estamos convencidos de que cuanto más se conozca y entienda a la enfermedad, más alternativas podrá ofrecer el veterinario a sus clientes.
En el cierre de la jornada, dialogamos con Ramón Noseda, co-director de Laboratorio Azul, quien destacó el nivel de las disertaciones, el impacto de la diarrea viral bovina en el país y el rol que juegan tanto el diagnóstico, como los profesionales veterinarios en su control.

Las estaciones Santa Cruz y Castelar del INTA investigan los patrones de distribución, circulación y otros hábitos de los ovinos en sistemas extensivos locales, ante distintas condiciones climáticas y ambientales.

OrmaecheaSEBASTIAN GABRIEL ORMACHEA
Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz

GPS. A partir de un collar se ubica a las ovejas en el establecimiento.

GPS. A partir de un collar se ubica a las ovejas en el establecimiento.

La EEA INTA Santa Cruz investiga los patrones de distribución, circulación y otros hábitos de los ovinos en sistemas extensivos, ante distintas condiciones climáticas y ambientales. Esta información permitirá mejorar la toma de decisiones para el manejo de los pastizales y el ganado.
Investigaciones de este tipo requieren conocimiento del ambiente, la topografía y la vegetación; pero además es necesario determinar los sitios que visitan los animales a lo largo del día. Para ello, se desarrolló, en el Laboratorio de Agroelectrónica del Instituto de Ingeniería Rural (IIR INTA Castelar), un collar con tecnología GPS que permite monitorear la ubicación de las ovejas.
Este sistema permite obtener datos georreferenciados de la posición del animal y trazar su recorrido.
Esta tecnología ha sido adoptada por varios investigadores del INTA dado que permite, entre otras cosas, analizar la distribución de reproductores en cuadros de difícil acceso, estudiar preferencias en pasturas y pastizales, realizar controles fronterizos o evaluar y prevenir la propagación de enfermedades. En Santa Cruz, el sistema se ha utilizado satisfactoriamente en ganado bovino, ovino e incluso en perros pastores.
El conocimiento de los patrones de distribución de animales es información importante para el desarrollo de tecnologías de manejo tales como la diagramación de alambrados, la selección de cuadros apropiados para cada categoría animal y el conocimiento de los hábitos diarios de los ovinos en sistemas extensivos.

La tecnología

El sistema de monitoreo se basa en un collar con tecnología GPS, que permite adquirir los datos de georreferenciación. El collar puede tomar información satelital cada un minuto, cada cinco o cada 60 minutos, pero mientras más frecuente se configura menor es la autonomía. Es decir, que si se mide cada un minuto la batería durará menos días.
En las pruebas realizadas a campo se ha conseguido una autonomía de 25 días, con una frecuencia de muestreo de 20 minutos.

Estudios en Santa Cruz

El uso de estos equipos con fines científicos en nuestra provincia ha sido abordado por los investigadores Sebastián Ormaechea y Pablo Peri del Área Forestal de la Estación Experimental de INTA Santa Cruz.
En un trabajo conjunto con el Ing. Andrés Moltoni del IIR de INTA Castelar, han concluido un estudio denominado “Patrones de distribución e interacción entre un perro pastor y un ovino en un sistema extensivo de Patagonia Sur”, el cual fue publicado en el año 2015 durante el 38º Congreso de la Asociación Argentina de Producción Animal.
Además, desde el año pasado se están desarrollando tres líneas de trabajo más que analizan el comportamiento de distribución de ovinos en los sistemas ganaderos extensivos de Santa Cruz. El primero y más general tiene como objetivo analizar los elementos del ambiente (topografía, fuentes de agua, biomasa forrajera, etc.) que condicionan la selección de sitios por parte de los ovinos, en diferentes establecimientos al sur de la provincia.
El segundo busca comparar el impacto de dos formas de manejo del pastizal (Continuo vs Rotativo) sobre los patrones de distribución espacial de los animales en la Estancia Los Pozos ubicada a pocos kilómetros de la ciudad de Río Gallegos. Por último, el tercero analiza el potencial efecto de bloques nutricionales para lograr el aprovechamiento de zonas subpastoreadas en cuadros extensivos del noroeste de Santa Cruz.

Compartimos parte de una publicación en la cual se repasa la historia de los tratamientos antihelmínticos, sin perder de vista también la importancia de avanzar en un uso racional de las tecnologías disponibles.

M.V. MARTIN CORREA LUNA
INTA Venado Tuerto

La presencia de parásitos gastrointestinales en bovinos fue siempre reconocida por los ganaderos, aunque el método más común para combatirlos estuvo ligado, generalmente, a recomendaciones basadas en costumbres de lejanos tiempos: las prescriptas en el histórico plan sanitario o por “decreto”, donde se realizaba una dosificación -no negociable- al destete durante el otoño y otra -menos cuestionada- a la salida del invierno o primavera. Estas medidas eran tomadas más allá de las circunstancias epidemiológicas o ambientales.

 

¿Qué pasó con los fármacos?

En este punto, la historia es larga. Se utilizaban antiguas formulaciones magistrales con variadas drogas (arecolina, fenotiazina, piperacina, organofosforados, etc.) hasta que las compañías de productos veterinarios desarrollaron modernas drogas que mejoraron la eficacia de los tratamientos antihelmínticos. Así, evolucionaron desde los viejos vermífugos a los más modernos vermicidas. A estas le sucedieron drogas de muy baja toxicidad, cubriendo un amplio espectro de acción respecto de los géneros gastrointestinales y con mayor efecto hacia todos los estadíos parasitarios.
Aun así los avances no se detuvieron, llegando a la era de endectocidas que hicieron una revolución en la lucha contra los parásitos debido a su mayor cobertura, combatiendo helmintos gastrointestinales y ampliando más su poder al actuar también sobre parásitos externos de acción hematófaga.
A su vez, es interesante considerar cómo se modificó el período de metabolización de la droga en el organismo animal, pasando de las 48 horas de acción con las antes mencionadas, a semanas con endectocidas.

Cuadro Nº1: Diferencias productivas en invernada de novillos 
A.P.V. /nov. Dif./nv. Dif./ha**
Desparasitados con diagnósticos 220 kg +20 kg +60 kg
Sin desparasitar 200 kg
**Carga: 3 novillos/ha

La vía de aplicación también se vio modificada desde la administración vía oral, hasta aplicaciones intrarruminales, inyectables, también tópicas (pour-on), para combatir parásitos internos y externos; bolos intrarruminales de liberación lenta.
Se puede afirmar que estas tecnologías de insumo lograron un cambio por su mayor eficacia en los tratamientos médicos debido a que, en general, son más seguras, tienen menos efectos colaterales y porque hacen falta volúmenes muy superiores a la dosis prescripta para producir toxicidad.

¿Y las tecnologías de proceso?

Son las relacionadas al manejo racional y técnico de los problemas; se refieren más a una inversión intelectual y requieren asesoramiento profesional, tiempo de estudio, análisis de laboratorio, diagnóstico específico y cierta capacitación del personal de campo.
Pero, sobre todo, buscan pensar más en un sistema de control integrado de parásitos, donde se consideren no sólo los animales y el negocio, sino también la mejora en la salud animal; sin alterar la salud pública, ni el medio ambiente.
Desde ya que todo esto es más difícil “vender”, porque da la sensación de complicar los procesos cuando, de alguna forma, el problema ya estaba bastante controlado, en apariencia.

Cuadro Nº2 : Impacto productivo de la enfermedad parasitaria :
Carga: 3 Cab./ha Cada 100 ha Cada 500 ha Cada 1.000 ha
Diferencias (kg/ha) 6.000 kg 30.000 kg 60.000 kg
Costo Antiparasitario (kg/ha) 60 kg 2.000 kg 4.000 kg
Diferencias totales (Nov. 400kg) 14 cab. 70 cab. 140 cab.

De esta manera, luego de recorrer un largo camino en la búsqueda de las recomendaciones más sencillas y útiles, una conclusión a la que se puede arribar es que no es posible anular definitivamente los problemas ocasionados por los parásitos gastrointestinales.
Pero sí se puede tratar de convivir con ellos, sin que ocasionen muertes ni daños clínicos y de esta manera, a nivel productivo, es posible perder menos kilos con tratamientos racionales.

Medir las pérdidas

Desde la década del ´70 se iniciaron trabajos para ajustar estrategias de control vigilado (Entrocasso, Steffan, Fiel y otros), considerando no sólo el diagnóstico parasitológico sino las pérdidas productivas por parásitos. Esto permitió demostrar los niveles de pérdidas de producción de carne debido a la actividad parasitaria en los animales susceptibles, según la carga parasitaria, géneros y su relación con las condiciones ambientales presentadas.
Vale decir que durante los últimos 20 años se ha conseguido disminuir las pérdidas productivas, aplicando variados métodos de control (vigilado, supresivo, táctico, estratégico, otros). En casos de graves parasitosis ocurrían notables pérdidas entre 45 y 60 kg por animal, y en lo de parasitosis leves o subclínicas sin tratamientos, se perdían sólo 20 kg/cab.
En los casos con diagnóstico parasitológico, fue posible lograr estrategias con óptimas respuestas al dosificar, en forma racional, los antiparasitarios. Esto sin que se adviertan los kilos perdidos y sin signos clínicos del “efecto parásito”, pudiendo llegar a una pérdida significativa en la producción (ver Cuadro Nº 1).
Si el costo del tratamiento antiparasitario, sumado al diagnóstico parasitológico y la mano de obra para desparasitar suman 6$/cab. o 18$/ha o 1 kilo de novillo, descontados a los 60 kg/ha de diferencia por desparasitar, quedaría un margen de 59 kilos a favor de los animales desparasitados.
En el Cuadro Nº2, cuando se acumulan estas diferencias productivas, se puede observar el notable impacto productivo y económico que pueden tener estas pérdidas subclínicas.

Vínculo entre médicos veterinarios y productores

Recientemente, se ha logrado una mayor transferencia y difusión de los avances de parasitosis en bovinos entre profesionales y ganaderos, obteniendo como producto principal una mayor atención profesional y un mejor control sobre la enfermedad parasitaria. Pero también se consiguió despertar más sobre la conciencia y esencia del problema en los ganaderos, al tratar de no llegar tarde con los tratamientos: cuando ya hay muertes o síntomas, el gran daño físico y las pérdidas ya se han producido.
Pero, cuando se logró convencer que los parásitos no descansan y tampoco perdonan, aparecieron los extremistas que -simplificando excesivamente las cosas- desparasitaban muy seguido o casi todos los meses, lo cual además de ser excesivo y antieconómico, desconoce el daño ambiental que verdaderamente pueden ocasionar. Una de las peores consecuencias es que cuando se dosifica con excesiva frecuencia y sin diagnóstico, se favorece la generación de resistencia de los parásitos a las drogas antihelmínticas utilizadas.
La resistencia a los antihelmínticos es una realidad en los países más desarrollados; existen ya evidencias del uso desmedido e indiscriminado de los mismos en nuestro país y no es difícil hallar resistencia en derivados de avermectinas, que fueron las más utilizadas durante los últimos años.
Uruguay, por ejemplo, dispone de datos de que su majada nacional es desparasitada -en promedio- unas 10 veces por año, permitiendo la aparición de resistencia de los parásitos a la mayoría de las actuales drogas.
Otro ejemplo reciente en Argentina, es la pérdida de eficacia de los piretroides pour-on utilizados para el control de la mosca de los cuernos, las cuales han desarrollado resistencia por un uso indiscriminado y masivo.
Del mismo modo, las garrapatas han generado resistencia a todos los garrapaticidas utilizados.

Las estrategias

Los programas de vigilancia o control parasitario varían según la escala del establecimiento, gravedad del problema, zona del país considerada, tipos de recursos forrajeros, planteo de invernada, genética y otros.
Pero es posible utilizar programas de control, donde mediante observaciones en animales y pasturas con muestreos periódicos (de materia fecal) se puedan realizar recuentos de huevos de parásitos, sobre todo en las categorías más susceptibles (animales menores de 1 año) y en las épocas de mayor riesgo parasitario (otoño-invierno). Con esto, se determinan las tendencias parasitarias y productivas de acuerdo a la respuesta a las dosificaciones administradas, como así también se establece en alguna medida la eficacia de las drogas empleadas, pudiendo definir la droga a usar en cada situación.
Existen ejemplos de empresas ganaderas, tanto en rodeos para carne como para leche, que destinan importantes recursos en genética animal para lograr avances productivos, donde no se evalúan bien los efectos que ocasionan los parásitos gastrointestinales. De esta forma, se enmascaran los potenciales aumentos genéticos de producción, que nunca llegan a ser bien expresados por falta de programas adecuados de control parasitario. Entre otras cosas, esto ocurre debido a que es más difícil vender estas llamadas tecnologías de procesos porque es “complicar” un poco más el manejo.
Cada vez es mayor el número de productores que entienden esto y aceptan que el asesoramiento veterinario no es necesario solamente cuando se declara una enfermedad o cuando ya existe un determinado problema de producción.

Repasamos las principales designaciones en el Ministerio de Agroindustria de la Nación, con foco en las declaraciones iniciales de sus integrantes.

LUCIANO ABA
luciano@motivar.com.ar

Oficial. El actual ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, ya presentó a los nuevos funcionarios que dependerán de su cartera.

Oficial. El actual ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, ya presentó a los nuevos funcionarios que dependerán de su cartera.

Quizás muchos lo recuerden como el día en que Mauricio Macri instó a los productores agropecuarios a “pagar con alegría más impuesto a las ganancias”. Sin embargo, ese mismo 14 de diciembre de 2015, el presidente de la Nación adelantaba –en Pergamino, provincia de Buenos Aires- que las retenciones se reducirían en un 5% para el caso de la soja, y se eliminarían totalmente en trigo, maíz, carne y economías regionales.
En efecto, el decreto 133 del ministerio de Agroindustria –publicado días más tarde- daba cuenta que “el Estado nacional está decidido a implementar medidas efectivas tendientes a revertir los indicadores negativos de la economía argentina”.
Ese mismo 14 de diciembre, se decían frases en base a las cuales se podría sustentar el próximo perfil de la política agropecuaria nacional:
• “No es el campo o la industria; el campo o el país. Es el campo y la industria; el campo y el país. Sin el campo, el país no sale adelante”.
• “Tenemos que dejar de ser el granero del mundo para pasar a ser el supermercado del mundo”.
• “Hay que pagar los impuestos porque los vamos a cuidar y administrar bien. No hay ninguna excusa. Si hay más ganancias, hay que pagar con alegría más impuesto a las ganancias”, y otras tantas que iremos compartiendo en las próximas líneas, son solo una muestra de ellas.

Ministerio de Agroindustria de la Nación

 

Buryaile. Asumido como diputado en 2009.

Buryaile. Asumido como diputado en 2009.

El campo fue, sin ninguna duda, el actor económico sobre el cual en primer lugar se encaminaron las acciones del nuevo Gobierno nacional. Anuncios, designaciones y hasta el cambio en el nombre del anterior Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.
“Hay que ganar el mundo agregando valor con el trabajo de los argentinos”, aseguró ante distintos medios el recientemente designado titular del área Ricardo Buryaile, al explicar que la cartera se pasa a llamar Agroindustria “porque supera la dicotomía campo – industria, para poner el eje en el desarrollo de la cadena de valor”.
En ese contexto, el nuevo Ministerio contará con cinco secretarías (una más que durante el anterior Gobierno).
A cargo de la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca estará Ricardo Negri y bajo su órbita girarán el subsecretario de Agricultura, Luis Urriza; el subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso; el subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino; el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Tomás Gerpe y la subsecretaria de Desarrollo Foresto Industrial, Lucrecia Santinoni.
Además, existirá una Secretaría de Coordinación y Desarrollo Territorial, a cargo de Santiago Hardie; una de Agregado de Valor, comandada por Néstor Roulet y una de Mercados Agroindustriales, liderada por Marisa Bircher; a las que se suma la Secretaría de Agricultura Familiar, con Oscar Alloatti.

Buryaile en frases

 

Presentado por los medios de comunicación nacionales como “el primer formoseño que ocupará un lugar en el gabinete del gobierno central”, el diputado nacional por la UCR desde diciembre de 2009 y ex directivo de CRA, Ricardo Buryaile es el actual ministro de Agroindustria de la Nación.
Con pasado como productor ganadero orientado a la cría bovina, fue uno de los primeros confirmados al frente de un Ministerio después del 10 de diciembre, momento en el cual adelantó que las economías regionales serán el eje de su gestión y que avanzar en acciones concretas para resolver los problemas en el sector lechero, uno de los primeros desafíos.
Además de esto, Buryaile participó activamente en actos públicos desde los cuales compartió su visión en torno a diversos temas:
• “Quiero que el Ministerio vuelva a tener las facultades y potestades que tenía de mandar sobre el sector agropecuario, tanto en lo que tiene que ver con la regulación, la sanción y todo lo relacionado con el comercio. Hasta ahora lo que han hecho es vaciar al ministerio dotando de atribuciones a Comercio”.
• “Lo primero que hay que hacer es recomponer la relación del gobierno con los productores agropecuarios. No hay forma de que el sector que genera el 56% de las exportaciones y el 33% de la mano de obra no tenga diálogo con las autoridades”.

• “No quiero mirar para atrás, miraré para adelante”.
• “A los productores hay que darles la oportunidad de tener tecnología, conocimiento y posibilidad de comercializar; a la vez de avanzar rápidamente en la aplicación de medidas que permitan al campo recuperar su rentabilidad”.
• “La baja de retenciones a la soja y su eliminación para el caso del trigo, el maíz, la carne y las economías regionales, se va a compensar con más impuesto a las Ganancias, ingresos brutos, a los sellos, a los débitos bancarios, con más generación de empleo”.
• “Hace ocho años que la producción agropecuaria se estancó en alrededor de 100 millones de toneladas. Hoy el campo podría estar produciendo un 50% más -cerca de 150 millones de toneladas- con lo que eso significa para la venta de combustibles, fletes y la recaudación”.

Los reclamos.

 

Roulet. A cargo del “agregado de valor”.

Roulet. A cargo del “agregado de valor”.

Muchos de los temas tratados por Buryaile fueron adelantados el sábado 5 de diciembre en un artículo publicado en La Nación bajo el título: “Los primeros 100 días: las propuestas del campo para el nuevo gobierno”. Allí, Fernando Bertello explicaba que, “además del pedido por las retenciones y las trabas para exportar, las entidades solicitan avanzar en más medidas para devolverle competitividad al sector”. En la nota, se detallaba que desde Coninagro se sugiere aplicar el ajuste por inflación en los balances y hacer una devolución automática del IVA a las exportaciones y los productores; así como “volver al IVA anual y a que haya un sistema de amortización acelerada”, para el caso de la ganadería.
Además, también desde la Federación Agraria Argentina se adelantaron cuáles deberían ser los lineamientos a futuro en materia ganadera, destacando la importancia de avanzar en “planes de fomento a la cría de ganado y agregado de valor mediante suplementación y engorde; planes especiales para el inicio en la actividad por parte de los jóvenes; estímulo para subir el peso de faena; recuperar el Consejo de Administración del Senasa; lograr la unificación del status sanitario (real trazabilidad unívoca); la promulgación de una nueva Ley Federal de Carnes; la derogación de la Ley de Abastecimiento y la puesta en marcha de un Plan Ganadero Nacional”, entre otras.

Dillon al Senasa

 

Dillon. El presidente del Senasa, entrevistado en el evento de MOTIVAR.

Dillon. El presidente del Senasa, entrevistado en el evento de MOTIVAR.

Anunciado desde las redes sociales de MOTIVAR semanas antes de su confirmación, el médico veterinario Jorge Dillon es ya el nuevo presidente del organismo sanitario nacional, en reemplazo de Diana Guillen.
La vicepresidencia del ente quedará en manos del Ing. Agr. Guillermo Rossi.
“Lino Brañao no será el único funcionario de la administración pasada que continuará como parte del Gobierno luego del 10 de diciembre: El subsecretario de Ganadería, Jorge Dillon, también lograría su permanencia, haciéndose cargo del Senasa”, confirmaban luego distintos medios agropecuarios.
El veterinario egresado de la Universidad de La Plata que ocupara en el pasado puestos en la Dirección de Ganadería de Buenos Aires, la ONCCA y el mismo Senasa, ha trabajado cerca del sector industrial veterinario y de los profesionales en el último tiempo, inclusive participando periódicamente de las sucesivas convocatorias que desde MOTIVAR se le realizaran.

Nicora en el INTA

 

Asumió. Amadeo Nicora preside el INTA.

Asumió. Amadeo Nicora preside el INTA.

Designados mediante el decreto 158, publicado el 17 de diciembre en el Boletín Oficial, Amadeo Nicora y Mariano Bosch asumieron la presidencia y vicepresidencia del INTA. “Queremos una institución que trabaje con una visión técnica, pero con un objetivo político que apunte a lograr la agroindustrialización del país”, aseguró. Vale decir que Amadeo Nicora se graduó de médico veterinario en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) en 1979. Durante el periodo 2004 – 2009 ejerció la vicepresidente del INTA y de 2010 hasta la actualidad fue presidente de la Sociedad Rural de Pilcomayo y de la Fundación de Sociedades Rurales Formoseñas.

Puestos clave

Valen unos párrafos para brindar más detalles sobre algunos de los funcionarios recientemente desinados, tal como podría ser el caso del actual secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri, quien se ha desempeñado durante años como técnico de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA), siendo en el último tiempo coordinador agroindustrial de la Fundación Pensar.

Sammartino. Enfocado en la lechería.

Sammartino. Enfocado en la lechería.

Ya en referencia del secretario de Lechería, Alejandro Sammartino vale la mención como -hasta hace unas semanas- editor de la Revista InforTambo, tanto como generador de una serie de encuentros que -en los días previos al cierre de esta edición- había mantenido con dirigentes y productores de todo el país a fin de debatir acciones que permitan comenzar a salir de la crisis que atraviesa el sector tambero.
En ese marco, Sammartino se encontraba trabajando en un acuerdo con las industrias lácteas, por el cual el precio que le pagan a los tambos por el litro de leche cruda se mantendría sin cambios con las liquidaciones de diciembre y aumentaría en enero. También se apostaba por extender los subsidios vigentes hasta los 40 centavos por litro, dependiendo de la repercusión que la propuesta alcance en el ministerio de Hacienda y Finanzas.
Párrafo aparte para la designación de Rodrigo Troncoso al frente de la Subsecretaría de Ganadería de la Nación.

Troncoso. Con foco productivo, lidera la subsecretaría de Ganadería.

Troncoso. Con foco productivo, lidera la subsecretaría de Ganadería.

El ex gerente de la Cámara Argentina de Feedlot ha participado del proceso más expansivo de los engordes a corral en nuestro país, destacando siempre el rol del uso de las tecnologías y del asesoramiento técnico como aspectos centrales para lograr la máxima eficiencia de los rodeos. Inclusive desde algunos de los pasados eventos Aniversarios de MOTIVAR, Rodrigo Troncoso ha destacado la importancia de avanzar en una “ganadería de precisión” que ahora tendría la posibilidad de promover desde los estamentos oficiales.
Por último, vale destacar el nombramiento de Leonardo Sarquis al frente de un Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense que, siguiendo la tendencia ministerial, pasará a denominarse Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires.

Sarquis. Agroindustria en Buenos Aires.

Sarquis. Agroindustria en Buenos Aires.

En ese marco, Sarquis adelantó que la premisa será “poner valor agregado al campo” y destacó como prioridad trabajar junto con los productores lecheros, “teniendo en cuenta que la provincia contiene al 28% de los tambos del país”.
Bajo su órbita también se desempeñará alguien que ha formado parte de los eventos de MOTIVAR en su rol de experto en materia lechera: Juan José Linari, quien se hará cargo de la Dirección de Producción Láctea provincial.

Linari. En el evento MOTIVAR de 2013.

Linari. En el evento MOTIVAR de 2013.

Con amplia trayectoria en el sector, Linari se desempeñaba como secretario de la Fundación para la Promoción y el Desarrollo de la Cadena Láctea, siendo -de 2008 a 2012- coordinador del Programa Nacional de Política Lechera en el ex Ministerio de Agricultura de la Nación.
Si bien la nómina completa de nuevos funcionarios ligados al sector agroindustria excede las posibilidades físicas de este texto, entendemos que el perfil de los aquí descriptos permite proyectar –tal como se indicó al principio de este artículo- cuáles serán las políticas que desde el Estado se llevarán adelante en las distintas producciones agroalimentarias de nuestro país.