fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomePosts Tagged "Industria lechera"

La intensificación de los sistemas incrementa la carga de la maquinaria en la estructura de costos. ¿Cuándo se torna conveniente su implementación?

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

Los tambos argentinos tienen en el centro de la escena a su productora estrella, la vaca. Sin embargo, también cuentan con un paquete de herramientas que se repite homogéneamente en todo el país y que muchas veces no recibe demasiada atención.
El staff se compone, como mínimo, de un tractor, un mixer, la desmalezadora, un pinche para los rollos y rastras.
Y a medida que se intensifica la producción, la escala pasa a jugar un papel fundamental para determinar cuándo el sistema demanda una mirada más precisa sobre la incidencia de esos equipos en la estructura de costos y la productividad.
A pesar que en el país no existen estudios sobre el real alcance que tienen los implementos agrícolas sobre los niveles de producción lechera, algunas reflexiones permiten determinar que, ante el crecimiento de la escala, la incorporación de equipos con mayor tecnología y un uso apropiado de los mismos, garantiza mejoras en el rendimiento de todo el sistema.

Un caso en números
El Ing. Agr. Pablo Cattani, asesor privado, abre el debate con un trabajo que realizó de la mano del INTA a fin de justificar la incorporación de un equipo para producir rollos y prescindir así del contratista en cuestión.
“Un productor lechero debe despachar 1.700 rollos por año para equiparar los costos que le insume un contratista que realice la misma tarea”, asegura Cattani. Y explica: “Esto, teniendo en cuenta que se amortiza un tractor en 10 años; una rotoenfardadora en seis; y una segadora-acondicionadora en cinco; contemplando tanto un valor residual del 40% sobre los equipos, como todos los costos asociados, desde los intereses hasta el combustible y la mano de obra”.
En otras palabras, con esa escala de trabajo, para el productor pasa a ser “negocio” incorporar esos equipos (cortadora y acondicionador) y para el asesor, se añaden dos grandes ventajas: control sobre los tiempos de uso y mayor productividad. “En este último punto, lo que se coseche por menor respiración tendrá mayor cantidad de nutrientes y, por ende, también se observarán mejoras en producción de carne o leche. Entonces, el excedente de energía que genera un correcto uso de estas herramientas, reduce el retorno sobre el capital invertido en una cortadora-acondicionadora a tan solo un año y medio”, garantiza Cattani.
“A partir de las recurrentes crisis de precios y los contratiempos climáticos, en muchos casos estas herramientas ya presentan un nivel de antigüedad y obsolescencia técnica”, señala Miguel Taverna, del INTA Rafaela y asegura que, “existe una tendencia creciente en contratar los trabajos de siembra, aplicaciones y confección de reservas (especialmente silo). Empresas y/o cooperativas conformadas por los mismos productores, disponen de equipos de alta capacidad operativa y tecnología avanzada, brindando servicios especializados”.

Un jugador de primera
En Carlos Pellegrini, Santa Fe, existe una compañía familiar que produce más de 45.000 litros de leche con 1.200 vacas en ordeño sobre un sistema de 1.600 hectáreas, que hace de la maximización de la productividad su leitmotiv. El Grupo Chiavassa desarrolló este establecimiento productivo en franca expansión con una flota completa de maquinaria que juega un papel cada vez más preponderante. Para Cristian Chiavassa, director de la compañía, mientras que un sistema lechero factura más de $ 160.000 por hectárea, la misma superficie en soja o maíz no supera los $ 25.000. “Es por eso que en nuestra actividad la maquinaria entra a jugar un papel muy importante para alcanzar ese valor agregado”.
Chiavassa tiene seis tractores, dos manipuladores telescópicos y dos mixers, entre otros equipos que forman su flota estable. “Hoy, medimos cuánto alimento se provee a los animales a diario, cuánto efectivamente comen y cuánto quedó de excedente y en la sala de ordeño tenemos la producción diaria de leche de cada vaca. Si te demoras tres horas más en alimentar a las vacas por una falla en un tractor eso impacta en la producción aunque no tenemos determinada en qué porcentaje”, reconoce el empresario. Y agrega, “a medida que fuimos intensificando la producción, incorporamos equipos de mayor calidad.
A modo de ejemplo, los tractores que se utilizan con los mixers operan 8 horas diarias los 365 días del año, por lo cual se torna fundamental contar con equipos confiables”.
Grupo Chiavassa está mutando toda su flota de tractores a John Deere.
En ese sentido, su director, confiesa que tener un servicio de posventa y el asesoramiento en el uso de las herramientas y sus innovaciones, es clave. “En nuestro caso, el rol de Remonda Castro, concesionario oficial John Deere, es fundamental”, asegura Chiavassa. Para Martín Toledo, jefe de mantenimiento del grupo agropecuario, los equipos más avanzados aportan mayor durabilidad, a su vez, se reducen la cantidad de roturas y aportan confiabilidad a la hora de salir a campo. “En el caso puntual de John Deere su diseño aporta un cómodo acceso a los repuestos a la hora de hacer mantenimiento”, afirma.

La dupla tractor – mixer
“Hoy el gran problema en los campos pasa por generar muchas raciones por hectárea y elevar la tasa de consumo a partir de una buena digestibilidad del forraje”, sentencia Cattani y completa, “para llegar al punto justo necesario hay que entrar en el día y hora adecuadas al lote, por ende, contar con tractores y herramientas confiables es fundamental para no condicionar toda la actividad”. “Resulta que al elevarse el porcentaje de fibra el animal necesitará más alimento para incorporar los misma cantidad nutrientes y tardará más en metabolizarlo”, precisa el asesor privado.
Cuando de mixers se trata, para Cattani, la tendencia es incorporar equipos más grandes. De hecho, en Chiavassa se recominda pasar de 14 a 22 metros cúbicos y el retorno de la inversión de los mismos se estima en tres años.
“Esto no es lineal ya que no solo hay ahorro de combustible sino de tiempo y precisión, por no sobreexigir la maquina ni el capital humano”, asegura. Y ejemplifica: “Comparando un sistema de autoconsumo, con uno con suministro controlado, ya sea con mixers o carros racionadores, podemos ver que en una Ha de silo de maíz que rinda aproximadamente 12.000 kg de materia seca, si se pierde 0,1 mcal (ese material puede tener 2,4 Mcal/kg de MS) vamos a perder la energía necesaria para la producción de 65 kg de carne. Entonces, dependiendo de la escala productiva debemos analizar si el autoconsumo es tan ventajoso respecto a otros sistemas”.
Juan Monge, asesor en la confección de reservas y manejo de las camas de compost para Grupo Chiavassa asegura que, la última tecnología, independientemente de la marca, trae monitores de rendimiento, sensores de humedad y a partir de todo tipo de mediciones se puede planificar mejor la producción. “En el país hay una tendencia muy grande hacia el confinamiento y el mismo requiere un mayor uso de maquinaria, donde el combustible se transforma en un insumo clave, que termina teniendo una mayor incidencia sobre los costos de la producción de leche”, grafica Monge en el cierre.

Organizadas por el Grupo TodoAgro y el Instituto A.P. de Ciencias Básicas Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María, el encuentro se realizará el miércoles 7 de junio de 2017 en el Salón Victoria del Hotel Amerian de Villa María, provincia de Córdoba.

Estas jornadas van por su undécima edición y se enfocarán en tres aspectos vitales para la producción de leche en Argentina:

  • Qué aprendimos de la crisis lechera, dónde estamos parados y hacia dónde vamos
  • Cómo aumentar la eficiencia en diversos factores de producción (con énfasis en lo nutricional y energético)
  • Cuáles son las tareas ineludibles para avanzar en el bienestar animal y por ende en mayor producción y mejor calidad de leche.

El programa del encuentro, al que asistirá Periódico MOTIVAR, cumplirse de las 8,30 horas a las 17.00 horas, es el siguiente:

-Dónde quedamos parados, hacia donde caminamos. Hablan los números. Jorge Giraudo, coordinador del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina.

-Qué nos enseñó la crisis. ¿Afectó a todos los sistemas por igual? Panel con dos productores que tienen sistemas diversos. Panel con productores lecheros.

-El futuro de los tambos en tiempos de energía cara. Alternativas para reducir el consumo de energía eléctrica en tambos. El camino de la eficiencia energética. Miguel Taverna, experto del Inta.

-Bienestar animal y calidad de leche. Basta de incomodidades!!, las vacas no quieren sufrir calor, y necesitan dormir en una cama adecuada. Méd. Vet. Alberto Rampone, asesor privado y docente universitario.

-Hacia una nutrición de precisión de la vaca lechera. Cómo mejorar el balance proteico de las vacas, cuidando el ambiente. Méd. Vet. Juan María Baeck, asesor de establecimientos lecheros y técnico de Nutrefeed.

-El negocio del macho Holando. El Macho Entero Joven y otras opciones para producir carne Holando. Méd. Vet. Hernán Jamier, Product Line Beef Gepsa Feeds.

-Ventajas de los sistemas estabulados con camas calientes (compost). ¿Son más económicos?, ¿son viables en Argentina?, ¿cómo hacerlos?

Para más información: jornadaslecheras@todoagro.com.ar Tel. 0353 – 4536239 / 154196618

Incluye a 34 tambos-queserías distribuidos en las localidades entrerrianas de Don Cristóbal Segundo y Lucas González, del departamento Nogoyá, y Altamirano, del departamento Rosario del Tala.

Los sistemas productivos denominados tambos-queserías distinguen a la cuenca lechera entrerriana de otras cuencas argentinas por poseer la característica de integrar la obtención de la materia prima y su posterior procesamiento. A su vez, se diferencian por su reducido tamaño y los bajos niveles de productividad. En consecuencia, su infraestructura tiene estricta relación con la baja escala de producción y con dificultades a la hora de formar capital (equipos y maquinarias).

Para evaluar avances del plan piloto de ordenamiento para los tambos – queserías familiares se reunieron representantes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), con diferentes organismos en la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación de Entre Ríos, ubicada en la ciudad de Paraná. En el encuentro se acordó comenzar a delinear un programa de trabajo integral, con acciones dirigidas al rodeo lechero, a las instalaciones de los tambos y las queserías de los establecimientos enmarcados en lo que se conoce como tambos-quesería en la provincia de Entre Ríos.

El plan, ajustado a lo establecido en el marco normativo nacional definido por el Senasa, se encuentra finalizando la segunda etapa de las actividades sanitarias realizadas sobre los rodeos incluidos, quedando por delante la tercer y última etapa, que permitirá a los establecimientos alcanzar la condición de rodeos libres de tuberculosis y brucelosis de sus animales.

La Mesa Interinstitucional está conformada por representantes del Senasa, de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, de las direcciones generales de Ganadería y de Agricultura de Entre Ríos, del Instituto de Control de la Alimentación y Bromatología (ICAB) y del Colegio de Médicos Veterinarios de la Provincia, entre otros organismos.

Participaron de la reunión en representación del Centro Regional Entre Ríos del Senasa, Enrique Martí y Edgardo Churruarín, el titular de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación –delegación Entre Ríos-, Cristian Schreiner, el director del Instituto de Control de la Alimentación y Bromatología (ICAB), Pablo Basso, los directores general de Agricultura, Lucio Amavet y de Ganadería, Juan Manuel Florean, ambos del Ministerio de la Producción de Entre Ríos.

En el marco de la pasada Mercoláctea visitamos el sistema de producción de leche que DeLaval instaló en el predio del INTA Rafaela y dialogamos con Carlos Callieri, representante de la firma en el país.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

Todos los caminos conducen a Roma”, reza la epopéyica frase popular que –para el caso de lo que hoy ocurre en el INTA Rafaela- podría reformularse: “todos los caminos conducen al robot”.

MIRA COMO FUNCIONA EL TAMBO ROBOTIZADO

El equipo instalado en Rafaela a partir de los aportes del INTA, DeLaval Argentina y -en menor medida- otros actores privados, superó los 200.000 euros de inversión y se emplaza sobre un campo de 29 hectáreas, donde con dos operarios, esperan alcanzar las 70 vacas en ordeñe.
“El robot no hace todo, muchas de las tareas habituales de un tambo continúan, solo que agiliza el proceso, reduce la dependencia y mejora la eficiencia”, le afirmó a MOTIVAR Carlos Callieri, directivo de la firma.
Para ver en detalle cómo funciona este sistema robotizado pueden ingresar en el link denominado: “Mirá cómo funciona el primer tambo robotizado de la Argentina” ya disponible en motivar.com.ar.
También pueden solicitar el material a redaccion@motivar.com.ar.

Es que en el kilómetro 227 de la Ruta Nacional 34, en la ciudad cabecera del departamento santafesino Castellanos, funciona el primer tambo robotizado de la Argentina. Su fabricante es DeLaval, empresa transnacional que tiene un papel central en una hazaña que, para el médico veterinario Carlos Callieri (directivo de la compañía), “no solo significa un avance tecnológico, sino que también representa un cambio de paradigma para la industria lechera nacional”.
La estrella de Mercoláctea
La carpa que montó la firma sueca en la última edición de Mercoláctea, realizada en el campo experimental del INTA, tuvo una afluencia continua de público. Entre las razones de esto se cuentan, no solo el aire acondicionado que mitigaba el intenso calor de esos días, sino que también oficiaban de “imán” los micros que depositaban a los interesados en conocer y recorrer el tambo robotizado emplazado a pocos kilómetros.
Ese mismo magnetismo llevó al equipo de MOTIVAR a participar de una de las recorridas, en la cual Callieri ofició de anfitrión (Ver recuadro).
“El robot no hace todo, muchas de las tareas habituales de un tambo continúan; solo que agiliza el proceso, reduce la dependencia y mejora la eficiencia”, describió en pocas palabras el ejecutivo, ex presidente también de la Asociación Pro Calidad de Leche (Aprocal). Y agregó: “Las mejoras que se pueden observar al incorporar el robot fluctúan en base a los volúmenes de alimento a emplear y la base productiva del sistema donde se implementa. En ese marco, las mejoras en eficiencia van del 5 al 25%”.

Cuestión de números

Un aspecto fundamental a destacar del tambo robot pasa por la inversión que demanda a los productores interesados en adquirirlo.
La unidad instalada en la experimental del INTA Rafaela tiene un costo superior a los 200.000 Euros, módulo que tiene la capacidad de ordeñar 70 vacas.
“En este caso, la amortización de la inversión puede llevar siete años”, estimó Carlos Callieri. Y avanzó: “Esta apuesta se torna mucho más viable cuando se instalan cuatro o más módulos, acelerando el retorno a solo dos años”.
En ese sentido, acaparó la atención de los presentes la experiencia que se desarrolla en Chile, donde un mega establecimiento adquirió el año pasado 64 equipos para ordeñar 4.500 cabezas (Ver recuadro).

Más repercusiones

Para Miguel Taverna (INTA Rafaela), una de las limitantes para la adopción definitiva de este tipo de tecnologías en nuestro país pasa por la escasa oferta financiera con la que cuentan los productores.
“Tanto desde punto de vista de las tasas, como el plazo, las alternativas actuales aparecen localmente como una barrera, mientras que en el mundo existen líneas de financiamiento al 3% anual, a 10 años, para este tipo de inversiones”, describió el profesional en una entrevista realizada con MOTIVAR. “Por otro lado, también es cierto que el aumento de los costos de mano de obra hace cada vez más atractiva la adopción del robot”, agregó Taverna.
Más allá de esto, vale decir que -entre las ventajas del uso del robot- se encuentra una frecuencia de ordeñe que, según DeLaval, promedia los 2.7 diarios.
“Las vacas son ordeñadas las veces que lo necesitan; un tambo robotizado logra el mismo nivel de producción que uno convencional, donde los animales necesitan tres ordeñes diarios”, aportó Callieri.
En cuanto a su operatoria, la puesta en marcha del sistema robotizado puede generar sensaciones encontradas: “se ven animales dispersos por distintos lugares y una gran cantidad de puertas. En un comienzo, parece que los animales no entran, pero al cabo de unas horas empiezan a ubicarse y se acabó el misterio”, resumió el representante de DeLaval.

CHILE, UN CUADRO DE GRANDES DIMENSIONES

El establecimiento El Risquillo, propiedad de Agrícola Ancali y parte del grupo chileno Bethia, ya tiene funcionando 16 de los 64 robots VMSMR (System of Voluntary Milking, según sus siglas en inglés) de la sueca DeLaval, que se comprometió a sumar a su sistema lácteo.
Sus resultados son contundentes: un promedio de producción de 45,2 litros por vaca/día, con 920 vacas ordeñadas bajo este sistema. Estos valores representan una suba del 10% desde que comenzaron en 2014.

Corresponde mencionar también que -entre las amenazas de este nuevo sistema- está la perdida laboral. En este punto y según el médico veterinario, las horas hombre contratadas en concepto de asesoramiento profesional se incrementa un 40% en los tambos robotizados, estimando que la instalación de estos sistemas en el país generará un buen caudal laboral, con un perfil distinto al actual.

Más que tecnología

Culminando nuestra recorrida por las instalaciones, Callieri explicó que, “no solo se trata de incorporar tecnología, sino de generar un cambio de paradigma en la industria lechera y el manejo del tambo. Esto es clave también para mejorar la percepción que se tiene sobre el productor tambero”.
Y puntualizó: “A diferencia de lo que sucede con producciones intensivas como las de aves y cerdos (en las cuales existe un plan sistemático en todos los establecimientoscumplen), en la lechería seguimos arrastrando viejos vicios del sector y diferentes recetas sobre cómo llevar adelante la producción. Eso es lo que venimos a cambiar”.

En las palabras de Flavio Mastellone se sintetiza el clima vivido durante la primera semana de noviembre en la principal muestra del sector lechero nacional, donde lo peor de la última crisis parece haber quedado atrás.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

Más de 27 son los millones de litros de leche que, a diario, producen los casi 10 mil tambos esparcidos por toda la Argentina para llegar a alguna de las -al menos- 800 usinas que abastecen tanto el mercado interno, como el frente exportador.
Los litros procesados son un 10% menos que en 2015 y, a pesar que lo peor de la última crisis parece haber quedado atrás, la recuperación apenas comienza.
“Este año marcó un claro retroceso para la industria lechera nacional y, si bien estamos trabajando en la recomposición de los niveles de producción, alcanzarlos va a llevar más de un año”, afirmó Luis Calvinho, experto del INTA Rafaela, en diálogo con MOTIVAR, durante la última edición de Mercoláctea.
Vale decir que la mayor muestra del sector a nivel local se llevó adelante a principios de noviembre, en el campo experimental del INTA Rafaela, provincia de Santa Fe.
Presente en las distintas jornadas que conformaron el encuentro, MOTIVAR reunió la palabra de distintos actores para abordar tanto aspectos técnicos, como aquellos económicos surgidos de la crisis climática y financiera que en este 2016 azotó a buena parte de los productores lecheros argentinos.

Las voces

Si bien los distintos jugadores del rubro compartieron en 2015 un mismo esquema de precios, que no cubría sus costos de producción, según Miguel Taverna (INTA Rafaela) no todos vivieron de la misma manera la crisis climática que los afectó durante el primer semestre de este año. Vale decir que, en el centro de la cuenca lechera más importante del país, se dio el golpe más duro tanto por el volumen de las precipitaciones como por su extensión en el tiempo.
“No recuerdo haber vivido más de 30 días de lluvias e inundación constante. Eso impactó en la parte productiva, sanitaria y reproductiva, pero sin dudas también en la gente”, analizó el referente en conversación con MOTIVAR.Y avanzó: “Si bien es un sector que sabe de complejidades, esta vez se dieron todos los problemas juntos y extendidos en el tiempo. Vimos abandonos de tambos y venta masiva de vacas porque no se podían ordeñar. El desánimo fue total”.
Solo en la cuenca lechera central (con cabecera en Rafaela) las lluvias en los primeros 4 meses del año acumularon 852 milímetros. ¿Algo más? Sí. En abril, cayeron 252 mm en 16 días en los cuales las precipitaciones no dieron descanso.
Esas razones que configuraron la peor crisis climática en los últimos años fueron las mismas que motivaron el cambio en la fecha de una Mercoláctea que debía haberse realizado a comienzos de año. Sin embargo, la agenda concretada en la EEA del INTA Rafaela contempló un nutrido programa de charlas durante dos seminarios: el Simposio de Empresarios Lecheros y la Jornada Aprocal – INTA.
“Siempre las jornadas de capacitación de Mercoláctea despiertan el interés de los productores para capacitarse y así afrontar los nuevos desafíos de la actividad”, le aseguró a MOTIVAR Flavio Mastellone, director de Abastecimiento de Mastellone Hnos. y representante de la mayor usina láctea del país, con ventas por $13.016 millones en los primeros 9 meses del año, presente en la muestra.

Una onda expansiva

“Las crisis son complejas pero también representan un momento clave para destacar las diferencias que existen entre los tambos que producen aplicando paquetes tecnológicos y son eficientes y los que no lo hacen. Los mejores productores suelen inclusive hacer diferencia en épocas complicadas”, aseguró el Dr. Oscar González, referente de Boehringer Ingelheim, laboratorio que logró cumplir sus objetivos este año.
“Trabajamos con productores de punta que buscan la mayor eficiencia por medio de la inversión en asesoramiento, tecnología y productos veterinarios de alta calidad”, resaltó González.
A su turno, Diego Esborraz -director comercial de Over- explicó que más allá de la crisis coyuntural, las posibilidades de incrementar la inversión en materia de prevención y tratamientos sanitarios son altas en nuestro país.
“Estamos lejos de alcanzar los techos productivos”, confirmó el representante del laboratorio santafesino que experimentó un crecimiento del 5% en sus volúmenes de ventas durante el último ejercicio, apoyado en un fuerte perfil exportador (Ver nota adjunta).
Más allá de esto, Calvinho dejó en claro que el aspecto técnico sigue muy ligado a lo económico, tal como se observó en el área de diagnóstico del INTA Rafaela, donde temas concretos como mastitis bovina y la calidad de leche se vieron afectados por la crisis este año.
“En materia sanitaria y con una cadena de pagos cortada, se realizaron tareas, pero sin dudas que la situación se vio afectada”, agregó a su turno Taverna.
Y profundizó: “Más allá de estas cuestiones que estamos resaltando, existen aspectos que siguen sin resolverse en la producción lechera argentina, como los pisos colmados de barro en los tambos. Seguimos sin comprender que este es un factor que reduce la productividad”. En este punto, el referente del INTA explicó que no se trata de encerrar a las vacas como si estuviesen en un feedlot, sino de algo más complejo.
“El estrés calórico es otro de los factores con un alto impacto (Ver página Nº10), porque al ser una pérdida oculta, los productores no lo evalúan”, avanzó Taverna. Y resumió: “Hay también factores estructurales que exceden al productor (electricidad, desagües y caminos, entre otros), los cuales –si no mejoran- será muy difícil apuntar a una mejora generalizada del sector”.

Hacia la recomposición

Retomando nuestro diálogo con Mastellone, percibimos una cuota de optimismo. “Este es un año de transición para el país y el próximo lo será para la lechería. Veremos nuevos actores internacionales invirtiendo. Todos pensamos en hacer algo diferente para captar más volúmenes de leche”, nos explicó el empresario. Y agregó: “Por eso debemos protocolizar los procesos, pensar en calidad y no olvidar el mercado internacional para evitar los ciclos recurrentes”.
Parecería ser entonces que el sector ya “pegó la vuelta” y así lo explica sobre el cierre de nuestra participación en Mercoláctea Miguel Taverna: “Hoy tenemos un panorama en el cual muchos están ordenando su situación financiera, al tiempo que el aumento de los últimos dos meses en los precios internacionales de leche en polvo se suma a la falta de oferta en el mercado local. Todo esto genera una suba en los precios; un aliciente para los productores de cara a 2017”.
Y concluye: “Sería bueno tener algunos años con precios favorables para recomponer inversiones y crecer en volumen”. Todo esta por verse.

Finalmente, la muestra itinerante más importante del sector lácteo se realizará del 2 al 5 de noviembre. Aquí, toda la información.

cabezal_web_merco_2016La 16º edición de Mercoláctea permitirá conocer y difundir toda la tecnología e innovación que existe en el sector de la mano de profesionales de distintas disciplinas, los cuales compartirán sus experiencias y conocimiento para lograr los mejores resultados en el desarrollo de la actividad lechera.
Vale decir que la muestra Estática contará con más de 100 expositores e incluirá Tours Internacionales; se realizará en el Km. 227 de la Ruta Nacional Nº 34 (en el predio del INTA Rafaela) y tendrá no sólo una fuerte impronta del Instituto a través de su Proyecto Lechero y todos sus profesionales, sino que también contará con el apoyo del INTI Lácteos y el gobierno de Santa Fe, a través de su Ministerio de Producción.
“Es clave destacar el aporte del INTA Rafaela; desde las capacitaciones que darán muchos de sus profesionales, hasta la vinculación con productores”, explicó Aldo Ferrari, director de Mercoláctea.

Todos los contenidos

La muestra lechera dispondrá de cuatro salas en simultáneo, donde se llevarán adelante capacitaciones bajo diferentes modalidades. Algunos de los temas serán: producción eficiente y sustentable; casos de innovación territorial; estrategias de manejo y alimentación; Macho Holando; sanidad animal; parto y crianza; sistemas de producción de leche con cruzas; desafíos de la intensificación; estrés calórico; recursos humanos en el tambo; comunicación generacional; lechería y ambiente; prevención y manejo de enfermedades podales.
“Respecto de este último tópico, se realizarán dos talleres para veterinarios, en los cuales se contará con un potro hidráulico, en donde se colocarán las vacas enfermas y se trabajará en cómo realizar los diferentes procesos de curación”, agregó Ferrari.
Una de las novedades de la muestra itinerante será la presentación del Tambo Robotizado DeLaval (compañía que acompaña a Mercoláctea como main sponsor desde hace 16 años), el cual está instalado en el predio del INTA Rafaela y a través del cual los productores podrán conocer una novedosa tecnología: el Sistema VMS™ de ordeño voluntario que aporta un rendimiento por animal de hasta tres mil litros de leche al día.
Otra de las innovaciones de la próxima edición será la realización conjunta con INTI Lácteos de las Primeras Jornadas de Actualización para la Cadena Agroalimentaria de la Leche, las cuales durarán 2 días y medio (3, 4 y 5 de noviembre), en las cuales se abordaran temas tales como: lechería bubalina; lechería caprina; valor en origen; generación de nuevos perfiles de sabor para quesos; calidad de leche e incidencia en el producto final; Ecosuero con valor agregado; presencia de aflotoxinas en alimentos y trasferencia a la leche.

Las claves del éxito

Con el foco puesto en alcanzar una mirada de mediano y largo plazo en torno a las últimas tendencias mundiales en producción de leche, durante Mercoláctea también se llevará adelante el VIII Simposio de Empresarios Lecheros (SEL), del cual participarán productores, asesores y empresarios líderes, que marcarán tendencia en relación a los temas más importantes en búsqueda de la eficiencia, tales como automatización, claves de éxito y perdurabilidad de los proyectos lecheros, últimos avances en confort animal y Bienestar Animal.
Otro de los atractivos será sin dudas las Olimpíadas Lácteas que, en esta oportunidad se llevarán a cabo el miércoles 2 de noviembre y están planteadas como un semillero de profesionales: estudiantes de escuelas agrotécnicas de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Salta, los cuales trabajaran con especialistas del INTA Castelar tales como el Dr. Guillermo Berra, Guillermina Osacar y Ana Mate.
Además, y tras un año de ausencia, vuelven las Juras Ganaderas en donde se podrán lucir los mejores ejemplares de las razas Holando Argentino, Jersey, Pardo Suizo y SRB de las cabañas más prestigiosas, con presencia de las asociaciones de criadores y jurados internacionales. Por último, se llevará a cabo la 13º Edición del Concurso de Forrajes Conservados, el cual consiste en la recolección previa de muestras que serán premiadas el día 4 de noviembre y en donde participarán productores de todo el país con muestras de silo de maíz, silo de sorgo granífero, forrajero, de pastura, de alfalfa, de soja, de Rye Grass anual, fardo de pastura, rollo de pastura, fardo de alfalfa, rollo de alfalfa, entre otros.
Con nuevo predio y contenidos, así se prepara la 16º Edición de Mercoláctea, el epicentro de empresas que darán a conocer todas sus novedades en materia de maquinaria, productos, servicios, desarrollo, innovación, tendencias y todo lo que el sector lácteo necesita saber.

Compartimos información estratégica en el marco de las acciones que desde el INTA Rafaela se proponen para facilitar la toma de decisiones en el tambo.

Gráfico N°1

Gráfico N°1

Ante un panorama dominado por la incertidumbre que genera el escenario bajista para los precios de la leche en tranquera, suele convalidarse entre los productores la idea de “bajar los gastos” para subsistir.
En ese contexto, los técnicos de la Estación Rafaela del INTA se encuentran compartiendo información sobre herramientas de gestión del tambo para facilitar la toma de decisiones en el sector. “A veces las decisiones que se toman con apuro, por el desánimo y sin un análisis profundo, no son las mejores”, explicaron desde el organismo. Y agregaron: “Es ahora cuando se torna indispensable poner el pie en el freno y apoyarnos en una lectura cuidadosa de algunos indicadores que son indispensables para conocer dónde estamos parados y hacia dónde nos dirigimos”.
Para eso y aceptando que el tambo es una actividad compleja, con múltiples aspectos condicionantes, en la propuesta del INTA se priorizan dos que son los que están más estrechamente relacionados con el margen bruto: uno es la productividad (litros de leche anuales por superficie y vaca total) y el otro, los litros libres de alimentación.

PROBA GRATIS LA HERRAMIENTA GENERADA POR EL INTA

Aquellos interesados podrán escribirnos a redaccion@motivar.com.ar y así acceder a la Planilla de Datos propuesta desde el INTA. Allí se podrán calcular los sus Litros Libres de Alimentación. “Lo recomendable es realizar este cálculo junto a sus asesores. Se trata de un rubro que tiene cada vez más incidencia en la empresa debido también al fuerte incremento del costo del gasoil y los costos de mantenimiento de los equipos”, explicaron desde el INTA Rafaela.

“Las estrategias para incrementar la productividad están relacionadas con el aumento de la producción individual, el incremento de la carga y de la relación VO/VT, además de la combinación de todas estas estrategias”, se remarca en un documento que deja en claro que en todos los casos, la alimentación es clave: se necesitan más alimentos y de mayor calidad para incrementar la producción individual.
“Si queremos aumentar la carga incorporando más animales al rodeo es indispensable contar con un mayor volumen de alimentos para lograr esa mejora”, explicaron los técnicos. Y profundizaron: “También si se toma la decisión de encerrarlos parcial o totalmente es necesario disponer de más comida y además suministrárselas. Al analizar la composición de los costos del tambo (Ver Gráfico Nº 1) resulta claro que los gastos de alimentación (producción, compra y suministro) constituyen el principal rubro”.

 

A los números

En un trabajo realizado sobre el relevamiento de 118 tambos de la región pampeana, se estimó que el 51% del total de los gastos corresponden a la alimentación. Es tal la importancia de este rubro que se ha generalizado el uso de un indicador denominado litros libres de alimentación (LLA).
Los LLA surgen de restar de lo que producen diariamente las vacas, el costo de la alimentación convertido en litros. (LLA= Facturación diaria de la vaca (l VO/día X precio del litro de leche) – Costo de alimentación (alimentos utilizados en la dieta más costos de suministro).
Por ejemplo, si una vaca produce 21 litros de leche diarios y se necesitan 7 litros para pagar los gastos de alimentación, los LLA serían 14 l/VO/día.
Para llegar a este cálculo es necesario conocer el costo por KG de materia seca (MS) de cada alimento que compone la dieta del rodeo y el costo de suministro diario.

Recurso Alimenticio Tipo $/Kg M.S
ALFALFA Pastura 0,69
SORGO FORRAJERO Verdeo Verano 0,41
SOJA Verdeo Verano 0,41
ALFALFA Rollo 0,97
SORGO FORRAJERO Silaje picado fino embolsado 0,71
AVENA Verdeo Invierno 0,63
MAIZ, planta entera Silaje picado fino embolsado 1,01
ALFALFA Silaje picado fino embolsado 1,85
SORGO GRANIFERO Grano 1,28
MAIZ Grano 1,19
MAIZ Burlanda seca Subproducto destilería 1,56
MAIZ Burlanda Humeda Subproducto destilería 1,57
ALGODÓN, Semilla Subproducto 1,25
BALANCEADO 13% Balanceado comercial 1,69
BALANCEADO 16% Balanceado comercial 1,99
GIRASOL, EXPELLER Subproducto aceitera 1,62
SOJA EXPELLER Subproducto aceitera 2,83
Tabla Nº 1. Los precios de los alimentos comprados como los granos, algodón, balanceados, expellers y burlandas son puestos en Carlos Pellegrini (Santa Fe), con flete incluido. Los de los silajes incluyen el costo del cultivo, el costo de picado y embolsado, confeccionados con contratistas. Las pasturas y verdeos contemplan los costos de cultivo.

Para tener una orientación del costo de los alimentos, el INTA Rafaela presentó la Tabla Nº 1, la cual contiene una selección de alternativas para armar una dieta. De este modo y en el ejemplo expuesto en el Cuadro Nº 1, el costo de alimentación (incluido el suministro) para lograr 25 l VO/día, representa 8.8 l, lo que deja 16,2 l libres para afrontar los otros gastos.

 

Alternativas

“Otra manera de medir la incidencia de la alimentación es calcular cuánto representa el costo de alimentación sobre lo que factura diariamente la vaca y convertir ese resultado en porcentaje”, explicaron.
A modo de ejemplo:
• Producción diaria (l VO/día): 25.
• Precio cobrado por litro ($/l): 2,55.
• Facturación diaria de la vaca ($/VO): 63,75.
• Costo de la alimentación ($/V.O): 22,53.
De esa forma, el cálculo de la incidencia de la alimentación sobre la facturación sería (22,53/63,75 =0,3 x 100) del 35,3%.

Alimento Alimento asignado en la dieta (Kg/V.O) M. Seca del recurso (%) M.Seca ofrecida (Kg) Costo de la Materia Seca ($/Kgs M.S) Costo del alimento. $/ingrediente
Pastura alfalfa 35 22 7,7 0,69 5,3
Maíz, silaje 15 33 4,95 1,01 5,01
Maíz, Grano 5 87 4,35 1,19 5,18
Soja, Expeller 1,5 90 1,35 2,83 3,82
Pastura, Heno 2,5 78 1,95 0,97 1,89
Costo del Suministro ($/V.O): Considerando 2 horas de uso de mixer, un empleado que destina el 20% del tiempo a la tarea y la distribución de 2 toneladas de alimento por día. (En este ejemplo es el 6% del costo de alimentos) 1,33
TOTAL COSTO ALIMENTOS CON SUMINISTRO ($/V.O) $ 22,53
Costo del alimento convertido en lts de leche ($22,53 / precio leche $ 2,55 ) 8,8 lts
Litros libres de alimentación (producción diaria 25 ts/VO) -8,8 Lts 16,2

“Lo ideal es que el costo de alimentación no supere el 30% de la facturación diaria”, mencionaron desde el INTA. Y concluyeron: “Más del 30% y hasta el 40% sería una situación intermedia (de precaución) y por encima del 40% representa un peligro ya que el Margen Bruto se vuelve muy estrecho para cubrir los otros costos del tambo”.

ES EL PRIMERO EN NUESTRO PAIS

Presentaron un tambo robotizado

Pioneros. No había ninguno en Latinoamérica.

Pioneros. No había ninguno en Latinoamérica.

Pasados 100 días de su instalación, se presentaron los primeros resultados de un proyecto de investigación cuyo objetivo es evaluar la sustentabilidad económica, ambiental y social de un “Sistema de Ordeño Voluntario” (VMS) en un sistema de producción de leche de base pastoril.
Se trata del primer tambo robotizado del país y el primero de Latinoamérica, vinculado al INTA Rafaela.
“Dos millones de vacas se ordeñan con 24.000 robots en el mundo y en los sistemas pastoriles es donde más se está creciendo porcentualmente”, explicó Miguel Taverna, referente del equipo técnico del INTA y adelantó: “Es una tecnología que vino para quedarse y que crecerá en los próximos cinco años”.

Junio de 2014 – Edición Nº 138

Horacio ArrizabalagaA lo largo de la primera Mercoláctea realizada en Rosario, Santa Fe, dialogamos con productores y profesionales, entre ellos el médico veterinario Horacio Arrizabalaga (foto), de La Pampa, el asesor Sergio Castro y el chileno Pedro Meléndez, quienes coincidieron en la importancia de avanzar en el monitoreo de todas las prácticas que se llevan adelante en la lechería.

1

A lo largo de la muestra, Meléndez explicó que la medicina preventiva es mucho más que hacer cirugías o supervisar un tratamiento. “Hablamos de monitorear todas las prácticas que se instrumenten sobre los animales, para analizar su funcionamiento y medirlo desde un punto de vista preventivo”, sostuvo. Y enfatizó: “Mientras menos cirugías y cesáreas tenga que hacer, mejor veterinario voy a ser”.
Además y tras resaltar la importancia de las hipocalcemias, cetosis, desarrollo de hígado graso, metritis y lesiones fetales, como enfermedades de mayor impacto económico para la producción (junto con la mastitis), el disertante mencionó que “Los veterinarios no podemos seguir trabajando a ciegas, sobre todo si nuestros países quieren jugar fuerte en el mercado internacional de lácteos”.

2

Por su parte, Horacio Arrizabalaga indicó la necesidad de apuntar a que los sistemas lecheros sean cada vez más previsibles en base al análisis de indicadores que permitan medir y prevenir complicaciones. “La calidad de leche, por ejemplo, es un índice claro de la sanidad de la vaca y de los procesos de ordeñe”, explicó.
Además, sostuvo que “Durante mucho tiempo, el productor creyó que con sólo estar bien comidas, las vacas producían leche, se preñaban y no se morían. Luego de 10 años de aprender a darles de comer y ver que aún se enfermaban, no producían como esperaban y demás, miró para atrás y llamó nuevamente al veterinario. Este es el momento de los profesionales. Nuestro rol se está revalorizando dentro del tambo”.

3

El médico veterinario Sergio Castro nos dio su punto de vista respecto de qué indicadores se deben tener en cuenta a la hora de intervenir en el monitoreo de las mastitis en los tambos.
“Por supuesto que el nivel de células somáticas medido en tanque es un índice útil y que se debe seguir empleando, pero debemos saber que si este recuento es alto, es porque tenemos errores en la producción”, destacó. Y también remarcó la importancia de medir la prevalencia de mastitis clínicas, cuantificando a las vacas en ordeño, versus las que manifiestan la enfermedad.
“Otra cuestión central es evaluar la salud de punta de pezón, tema que en un contexto de intensificación y medios contaminados como los nuestros, resulta de vital importancia”, agregó.

Según AACREA, la producción láctea aumentó solo un 5% en 15 años. “Hay que recrear las condiciones para un sector competitiva”, explicaron.

Falta. Se esperan cambios para el sector.

Falta. Se esperan cambios para el sector.

Según un informe realizado por AACREA, la lechería argentina creció a tasas significativas entre 1991 y 1999 (6% anual en promedio). Sin embargo, la crisis del sector, agravada en 2001-2002, provocó sucesivas caídas en los volúmenes de leche producidos, que en 2003 llevaron la producción a 7.951 millones de litros. El proceso de recuperación económica repercutió favorablemente en la actividad lechera, al punto que en 2006 la producción volvió a superar la marca de los 10.000 millones de litros. Entre ese año y 2011 no hubo grandes oscilaciones en los niveles, los cuales se mantuvieron estables, llegando en 2014 a los 10.846 millones de litros.
“A la hora de analizar las tasas de crecimiento de la producción, cualquier medición que se haga contra el peor año lechero, como lo fue 2003, arrojará resultados fuertemente positivos (en la década 2003-2014 crecimos el 36%), pero si comparamos la performance actual con el récord de 1999, el crecimiento apenas llega al 5% en 15 años”, sostiene el documento. Y agrega: “Si la comparación se establece con otros países lecheros de la región y con el resto del mundo, el resultado no es muy alentador. Entre 2000 y 2014 el mundo creció en producción lechera el 30%, mientras nuestros vecinos Uruguay y Brasil crecieron un 70 y 66%, respectivamente”.
Más allá de esto, la entidad dejó en claro que la cadena láctea argentina cuenta con una excepcional dotación de recursos naturales (clima y suelo), productores con “cultura lechera” y aptitudes para producir eficientemente, con tecnología adaptada a las exigencias de la demanda mundial.
“El verdadero desafío consiste en recrear las condiciones necesarias para hacer realidad una lechería competitiva, en desarrollo permanente y con sostenibilidad económica, social y ambiental, para abastecer a Argentina y al mundo. Para que esto sea posible es imprescindible construir confianza, estabilidad económica, institucionalidad, y la consolidación de un diálogo público – privado constructivo y una política adecuada de inserción internacional”, sostuvieron.

LA BUENA

El Senasa avanzó con el Ministerio de la Producción, el Colegio de Veterinarios y CARSFE sobre el Plan de Control de la Garrapata Común del Ganado Bovino en Santa Fe. Continuará la regionalización y comenzarán los relevamientos el 1 de septiembre.

LA MALA

Productores lácteos del sur santafesino tiraron más de 7.000 litros de leche “por los bloqueos a plantas que protagonizan un sector de productores nucleados en APLA, transportistas de Atlara, e integrantes del sindicato Atilra”.

Cae 3% la faena de hembras

Si bien en mayo se faenó una cantidad de cabezas bovinas similar a la de igual mes del año anterior, las hembras bajaron al 41,8% del total, 3% menos que el promedio del último año. Hay que remontarse solo seis meses atrás para encontrar una participación de hembras en el mes que superaba la línea marcada por la evolución de los 12 meses móviles. Este movimiento es típico de los momentos en que se retrae la faena y se da forma a una fase de retención. Sin embargo, la faena total, medida por años móviles (12 meses seguidos) lleva siete meses desde que empezó a moderar la caída que arrastraba anteriormente y tres meses desde que empezó a mostrar aumentos en forma interanual. En el caso de la faena de machos, lleva los mismos siete meses de desaceleración y los mismos tres de aumentos, pero con una pendiente más empinada; es decir, lo está haciendo a una velocidad mayor. En esta oportunidad, el mejoramiento relativo que ha tenido la ganadería versus la agricultura y cierto clima de cambio de régimen, pese a la gran incertidumbre que lo caracteriza, pueden estar haciendo rotar aquella dirección. Fuente: valorcarne.com.ar.

Radiografía del tambo promedio

En junio pasado, el INTA presentó un análisis de la información obtenida mediante el empleo de encuestas a 118 sistemas de producción de leche de la región pampeana argentina (43% provenientes de Santa Fe, 32%, de Córdoba, 18% de Buenos Aires y 7% de Entre Ríos). El objetivo fue caracterizar a los establecimientos en base a indicadores productivos, «lo que permitirá analizar los resultados obtenidos y aportará elementos para orientar futuras líneas de investigación». Aquellos interesados en obtener el documento completo, pueden solicitarlo via e – mail a redaccion@motivar.com.ar.

Tabla 1: Caracterización de la estructura productiva por estratos comparados con el tambo medio
Estructura productiva Tambo Medio <1000 l/día 1000-2000 l/dia 2000-4000 l/día 4000-6000 l/día >6000 l/día
Suo. VT (ha) 137 65 104 133 207 311
VT (cab) 175 61 113 167 289 485
VO (cab) 143 46 89 137 238 415
Pro. Diaria (I/dia) 2866 701 1481 2808 5204 8848
Litros/VO/dia 19,3 16,4 17 20,7 22,1 21,4
Campo propio (%) 55% 57% 49% 53% 66% 54%
MO Familiar (%) 42% 59% 51% 35% 35% 18%
Tabla 2: Indicadores productivos seleccionados
Estructura productiva Tambo Medio <1000 l/día 1000-2000 l/dia 2000-4000 l/día 4000-6000 l/día >6000 l/día
Relación VO/VT (%) 81% 77% 80% 82% 83% 86%
Carga (VT/ha VT) 1,32 0,99 1,18 1,37 1,56 1,63
Producción individual (I/VO día) 19,2 16,4 17,1 20,6 22,1 21,4
Productividad (I/ha VT) 7576 4459 5868 8463 10571 11030
Uso de concent. (g/l leche) 304 261 283 316 322 395
Conversión (I de leche prod./kg MS alimento consumido) 1 0,92 0,96 1,14 1,06 1,06

Miradas

Foto CV CaffarenaDARIO CAFFARENA
Asesor veterinario
rdcaffarena@gmail.com
Twitter: @DarioCaffa

CARACERISTICAS Y PARTICULARIDADES DE LA LECHERIA EN URUGUAY

Tras unos meses instalado «del otro lado del charco» y viviendo en Uruguay vale mencionar algunas características de un país con similitudes y diferencias en relación a nuestras visiones.

La parodia del charrúa, con el mate a todo momento y el termo abajo del brazo, no es exagerada. De hecho, hasta podríamos decir que «se queda corta»; en el supermercado, esperando el colectivo, en la cola del banco, a todo y en cada momento casi como un apéndice más de su cuerpo.

Amables, solidarios y trabajadores -aunque algo más impuntuales que nosotros- pueden ser algunos adjetivos en los que rápidamente podríamos coincidir al referirnos puntualmente a la personalidad de nuestros vecinos rioplatenses.

 

Sobre la lechería

Uruguay es un país pequeño pero productivo. Si nos referimos a la actividad lechera en particular y tal como podría suponerse, la superficie de los tambos es menor a la que encontramos en Argentina.

Para darnos una idea más acabada de esta situación, pensemos que el 77.5% de los establecimientos tienen menos de 200 hectáreas de superficie. En cuanto al diseño y el manejo de la actividad, se perciben escenarios diversos: servicios continuos o estacionados; uso de toros Pampa (sí, toros Pampa), toros Angus en las vaquillonas (para no tener problemas al parto); inseminación, etc. Vemos muchos toros, tanto como único medio reproductivo como también para el repaso de las inseminaciones.

Los que realizan un servicio continuo son los menos. En general, se tiende a cortar la inseminación en fines de febrero, marzo y abril para no tener partos de verano. A excepción de este 2015, Uruguay venía de años de bonanza con el precio de la leche y esto se ve reflejado en las mejoras concretadas en instalaciones, alimentadores automáticos para terneros, expansión de fosas y confort animal (pisos de goma), entre otras tantas situaciones destacadas no sólo en los denominados tambos de punta o de mayor escala, sino también en unidades pequeñas, propiedad de productores convencidos en cuanto a los beneficios de invertir en estas materias.

 

Avances en la guachera

En este rubro se perciben cambios. El año pasado fue atípico en lo que a precipitaciones respecta en Uruguay: se inundaron prepartos, guacheras, se manifestaron crecidas, etc. Esto llevó a que se tomara conciencia en cuanto a cómo se estaba llevando adelante la crianza de los terneros.

A pesar de esto, queda mucho camino aún por recorrer. La toma de registros sigue siendo una deuda pendiente: son pocos los tambos que disponen de datos sanitarios o ligados a las mortandades.

He presenciado crianzas de todo tipo: desde las realizadas con tarros de 20 litros, hasta comunitarias, con alimentadores automáticos, al aire libre en estacas o estabuladas. Algo realmente acertado son los baldes que emplean (similares a los que se usan en la construcción), de boca más ancha que los clásicos amarillos, facilitando la enseñanza del ternero, como la toma.

 

Contexto

Con respecto al precio de la leche, el productor uruguayo está viviendo el precio más bajo en los últimos cinco años. Si comparamos el mes de mayo 2015, con el de 2014, veremos que disminuyó un 30%.

Igual que en la Argentina, con insumos dolarizados y en aumento, sumado a perspectivas futuras de bajas de precio, se percibe un desánimo en el productor, lo cual se suma a una sequía que ha causado que 8 de los 19 departamentos estén en emergencia agropecuaria. Allí se hizo imprescindible hacer uso de las reservas forrajeras antes de tiempo.

 

Enfermedades

Los productores han vendido gran cantidad de animales en pie a China (terneras y vaquillonas) o bien porque les sobraban, o por la oportunidad de negocio (no solo se paga buen precio sino porque permitía vender categorías improductivas y comprar animales en lactación o próximos a parir). Lo interesante es que entre los requisitos para avanzar en esta comercialización la normativa estipula que los animales sean negativos a leucosis, problemática sanitaria recurrente en los últimos años.

Esto trajo aparejado que todos los animales positivos se quedaran en el país, percibiéndose altas prevalencias a nivel de establecimiento, incluso a nivel nacional; siendo todo un problema y motivo de investigación. En este punto es clave mencionar los hallazgos publicados en la revista internacional Science, donde un equipo de investigadores uruguayos del Instituto Pasteur identificó la estructura tridimensional de la cápside del retrovirus de la leucosis, lo que a futuro facilitará el diagnóstico y disminuirá los costos del análisis.

Pese a las vicisitudes no se vive un pesimismo extremo por parte de los productores. Pareciera que el buen humor y el darle liviandad a la cosa (sin dejar de ocuparse) es una manera de sobrellevar las dificultades, principalmente en años «bisagra».

Recuerdo haber leído que el uruguayo era pesimista y poco proactivo… pero los hechos demuestran todo lo contrario.

Desde el INTA destacan una mayor predisposición al asesoramiento técnico y a la adopción de estrategias de manejo y controles productivos. Sin embargo, se amplía la brecha tecnológica.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

A fin de marcar posibles variaciones estructurales y productivas que pudieran haberse registrado en la lechería nacional durante los últimos 10 años, técnicos del INTA presentaron los resultados de un relevamiento efectuado en la región pampeana en 2012 y 2013. Del total de encuestados, 43% correspondió a Santa Fe, 32% a Córdoba, 18% a Buenos Aires y el 7% restante, a Entre Ríos.

«La competencia por el uso de la tierra, sumada a los avances tecnológicos y a factores climáticos y/o económicos, determinaron cambios en la forma de producir», explicaron los investigadores. Y agregaron: «En los `80 prevalecieron los planteos pastoriles, a finales de los 90 y durante la década de 2000 se generalizaron aquellos que agregaban suplementación, mientras que hoy es común observar esquemas más intensivos, algunos de los cuales involucran encierre permanente y alimentación a base de dietas mezcladas». Compartimos aquí otros datos del análisis comparativo elaborado desde el INTA tomando como referencia estadísticas de 2001 al 2004.

 

Las empresas

La mayor parte de los tambos analizados corresponden a empresas para las cuales la producción de leche es la única fuente de ingresos en el 58% de los casos. La dirección de las mismas es ejercida por productores de una edad promedio de 55 años (en 2001 – 2004 la media era de 50 años).

Tabla Nº 1. Existencia promedio de hacienda por categoría. Ejercicios 2001 al 2004 y 2012 al 2013. 
Categorías (cabezas) 2001-2004 n = 1494 2012-2013 n = 118 Var (%)
Vacas totales 173 175 1%
Vacas en ordeño 135 143 6%
Vaq. Preñadas 33 27 -19%
Vaq. en recría 69 51 -26%

 

Otro dato: el vínculo con los asesores fue permanente en el 58% de los casos, y de tipo eventual en el 27% de los tambos.

El tamaño promedio del establecimientos se estimó en 195 has., un 24% inferior al registro de 2001 – 2004 (255). Cerca del 70% de esa superficie se destinó a las vacas en ordeño y secas (137 ha VT actual vs 154 ha VT en 2001 – 2004). La mayoría usó parte de la superficie para recriar vaquillonas (77%) y otros también realizaron agricultura con fines comerciales.

 

Hacienda

Si bien en la Tabla Nº 1 se detallan las existencias promedio de hacienda por categoría y la variación absoluta entre los periodos, vale decir que la raza predominante fue Holando (Holstein), constituyendo en el 77% de los casos la única declarada. El 23% restante mencionó poseer otras razas y/o cruzamientos, con una proporción promedio del 18% sobre el rodeo total.

Un dato interesante tiene que ver con que la alimentación del rodeo de ordeñe se modificó en los últimos diez años, existiendo en 2012-2013 una mayor participación de silajes y concentrados en la dieta.

El silaje se empleó en casi todos los establecimientos, habiendo participado de la alimentación del 97% de las vacas. En 2001 – 2004, la proporción de tambos que utilizaba silo era del 70%, mientras que el 79% de las vacas eran alimentadas con dietas que incluían silajes. ¿Otro aporte del INTA? Se produce en la explotación alrededor del 70% del alimento utilizado.

 

Estructura productiva

En base a los resultados más recientes, la producción individual de leche mostró valores entre 16,4 y 22,1 litros/VO/día. Más allá de esto, la variable que mayor variación presentó fue la producción diaria (promedio) por establecimiento, que pasó de 701 a 8848 litros/día. La participación de la mano de obra familiar en los estratos más pequeños fue del 59 y 51%, mientras que en los demás se visualizó una menor participación, pasando del 35% en los establecimientos lecheros que producen entre 2000 y 6000 litros de leche por día al 18% cuando la producción supera ese valor.

Manejo reproductivo y sanitario

El 83% de los establecimientos tuvo asistencia veterinaria permanente durante el 2012-2013 y el 61% realizó control lechero respecto al 39% registrado diez años atrás, pero solo el 22% cuenta con control lechero oficial.

VARIABILIDAD EN LOS INDICADORES PRODUCTIVOS

La actividad láctea local comprende una diversidad de sistemas y estrategias productivas. Del total de la producción, el 18% es producida por el 44% de los tambos (menos de 2000 litros/día), mientras que el 33% la produce el 34% de los tambos (entre 2000 y 4000 litros/día). El 49% restante lo aporta el 22% de los tambos, con más de 4000 litros de leche al día.
Analizar la escala permitió caracterizar los sistemas por rangos de producción diaria y conocer las estrategias y los resultados obtenidos. «Cada estrato presentó un amplio rango de variabilidad en los diferentes indicadores productivos, lo que demuestra la posibilidad de mejorar tomando decisiones adecuadas en el momento oportuno. Entre los aspectos a mejorar se identificaron: carga animal, producción individual y eficiencia de conversión.
Posiblemente estos aspectos productivos se ven afectados por la capacidad gerencial y su influencia sobre el equipo de trabajo», sostuvieron desde el INTA.

Ambos servicios podrían haber favorecido la organización del rodeo de ordeñe en lotes, práctica que estuvo vigente en el 39% de los tambos.

El uso de la inseminación artificial también se incrementó, pasando del 49 al 70% en el período analizado. Quienes inseminaron, utilizaron en promedio 2,4 dosis por animal inseminado, variando entre 1,4 a 4 dosis. Otro dato destacable en los sistemas actuales fue la implementación del servicio estacionado, que fue adoptado en el 23% de los casos. Se trató en general de campos de mayor tamaño de rodeo (191 vacas vs 128, en aquellos con servicio continuo).

El status sanitario reveló que un 16% de campos se encuentra en saneamiento de brucelosis y un 20%, de tuberculosis, problema más frecuente en los de menor escala. Respecto a la mortalidad, las tasas declaradas fueron -en promedio- del 6.4% para vacas adultas y 10% en la crianza (Figura Nº 1).

 

Resultados productivos

En la Tabla Nº 2 se presentan los resultados obtenidos para los indicadores en cuestión. El incremento de la carga animal y de la producción individual podría haber sido consecuencia del mayor aporte de alimentos comprados, entre otros factores. Respondiendo a la mejora productiva y reproductiva, la producción diaria de leche aumento en promedio un 33%, de 2.150 litros a 2.870 litros/día por tambo entre 2001 – 2004 a 2012 – 2013.

Tabla Nº 2. Indicadores técnico – productivos estimados. Ejercicios 2001 al 2004 y 2012 al 2013.
Indicador 2001-2004 n = 1494 2012-2013 n = 118
Relación productiva (VO/VT) 77% 81%
Carga animal (VT/ha VT) 1,16 1,32
Producción individual (l leche/VO día) 15,1 19,2
Gramos concentrado por litro de leche 220 304

 

Esto también impactó de manera positiva sobre la productividad de los sistemas, cuya media se ubicó en 7.580 litros de leche año/ha VT en comparación con los 4.980 del periodo 2001-2004.

Figura Nº 1. Frecuencias relativas a las tasas de mortandad de vacas adultas y en la etapa de crianza de terneros.

Figura Nº 1. Frecuencias relativas a las tasas de mortandad de vacas adultas y en la etapa de crianza de terneros.

Sin embargo, cabe señalar que los tambos actuales emplearon el doble de alimento comprado en comparación con diez años atrás.

El informe también expone que la relación VO/VT es un indicador indirecto de eficiencia del rodeo lechero, encontrándose una diferencia del 9% entre el primer y último estrato de producción de leche.

La carga animal es una de las variables que mayor influencia tiene sobre la productividad expresada por hectárea; la cual se incrementa a medida que el rango de producción diaria de leche pasa de 1000 a 6000 litros de leche diario o superior (0,99 a 1,63 respectivamente).

En ese sentido, la producción individual se incrementó de 16,4 a 21,4 litros/VO día, del primer al último estrato. Siendo levemente superior en el rango de producción de 4000 a 6000 litros/día (22,1).

En Argentina, el indicador más utilizado para medir la productividad de los sistemas lecheros es aquel que vincula la producción de leche anual, con la superficie utilizada por el rodeo de vacas en ordeno y vacas secas durante un año y se expresa como: litros de leche por hectárea de vaca total por año (litros ha VT/año). Hay una variación positiva entre los estratos (< 1000 a > 6000 litros leche/día) en la carga del 65% y en la producción individual en un 30%. Esto se manifiesta en una brecha importante en la productividad lograda (1,5 veces): 4459 vs 11030 litros/ ha / VT/ano, respectivamente para el primer y último rango.

 

En resumen

Los informes del INTA en base a los cuales se concretó este resumen fueron realizados por Gastaldi, Litwin, Maekawa, Centeno, Engler, Cuatrin, Chimicz, Ferrer y Suero. Entre sus conclusiones, destacan que la lechería argentina ha transitado en los últimos años un proceso de cambio en el uso de los factores de producción. «Entre los más importantes se señalan la reducción en la superficie destinada a la actividad, el incremento de la carga animal y el mayor uso de suplementos externos. Adicionalmente, se observó en la última década una mayor disposición al asesoramiento técnico y a la adopción de estrategias de manejo y control productivo y reproductivo», explicaron.

Dejando en claro que una proporción de sistemas han comenzado un proceso de transformación hacia formas más complejas, enfatizaron en cuanto a que esto no garantiza per se una mayor eficiencia. «Estos cambios involucran la incorporación de estrategias técnicas y productivas diferentes que requieren de un manejo empresarial con mejor gestión y mayor protagonismo», sostuvieron.

Quienes deseen solicitar el trabajo completo realizado por los técnicos del INTA pueden hacerlo escribiéndonos a redaccion@motivar.com.ar.

Se presentaron las actividades que involucra el programa.

Oficial. Activa participación de la FCV.

Oficial. Activa participación de la FCV.

El 19 de junio se realizó en Tandil el acto de lanzamiento de las actividades en marcha de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNCPBA, en el marco del Programa Agrovalor I que cuenta con financiación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y de la Secretaría de Políticas Universitarias perteneciente al Ministerio de Educación de la Nación.

Uno de los proyectos específicos consiste en la creación de una Unidad de Capacitación y Asesoramiento Técnico a productores del sector porcino.

Otro se relaciona con el Clúster Quesero de Tandil, del cual la FCV participa en forma activa, siendo un aspecto de gran importancia la implementación de un Laboratorio de Referencia en Calidad de Leche. En el marco del acto, se realizó también una jornada técnica sobre Reproducción Porcina.

Más información en motivar.com.ar.

Opinión

JUAN JOSE LINARI
Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales
Secretario de la Fundación PEL
www.fundacionpel.org

En una jornada organizada entre la Fundación PEL y el Ministerio de Asuntos Agrarios de Buenos Aires en la localidad de 9 de julio, representantes de la cadena láctea, asesores y empresas de insumos debatieron los principales desafíos que debe enfrentar el sector en función de retomar su crecimiento.

Para los participantes, la lechería argentina no creció en los últimos quince años a pesar de su potencialidad y es preciso trabajar desde la cadena y el sector público para generar condiciones que permitan revertirlo, desterrando intervenciones distorsivas y las restricciones al comercio y procurando construir confianza entre los actores de la cadena; y entre éstos y el Estado.

La jornada permitió discutir la situación de los modelos productivos, a la luz de su vulnerabilidad ante la creciente ocurrencia de eventos climáticos extremos; así como la necesidad de solucionar las deficiencias de infraestructura que limitan la expansión de la lechería y afectan la calidad de vida de los productores y su personal.

Los participantes coincidieron en la necesidad de que existan políticas que favorezcan la permanencia de los pequeños y medianos productores en la actividad.

Las conclusiones hicieron hincapié en la importancia que reviste la capacidad organizativa y la coordinación público – privada como condiciones para el desarrollo sostenible del sector, bregando a la vez por la generación de políticas de Estado que reconozcan la importancia estratégica de la lechería como actividad dinamizadora de la economía del interior productivo.

TE RESUMIMOS LA NOTA EN OTRAS DOS IDEAS

  1. “En un contexto climático tan extremo, la lechería no crecerá sin una mejora en la infraestructura y en la consolidación de los sistemas productivos”.
  2. “La lechería argentina no ha crecido en los últimos 15 años a pesar de su potencialidad. Es preciso trabajar desde la cadena y el sector público para generar las condiciones que permitan revertir esta situación, desterrando las intervenciones distorsivas y las restricciones al comercio y procurando construir confianza entre los actores de la cadena; y entre éstos y el Estado”.

El objetivo de la jornada fue efectuar una contribución al diseño de una agenda que debería ser la base de una política de Estado para la lechería bonaerense, que trascienda a la actual administración y asegure la continuidad de su tratamiento. Esto se enmarca en el plan de actividades de la Fundación para este año, que apunta a realizar un aporte técnicamente sólido y políticamente viable para el diseño de las políticas sectoriales que deberán implementarse en el país a partir de diciembre de 2015.

Este plan de trabajo incluye la generación de información, a través de la próxima publicación del Anuario lechero 2014 y la creciente difusión de la problemática sectorial a través de nuestros boletines mensuales y la realización en octubre del Outlook lechero 2015, en el cual representantes del sector y referentes agropecuarios de los candidatos presidenciales discutirán el futuro de la lechería. Un proceso participativo y con sólido respaldo profesional, considerando que este año constituye una bisagra para el futuro del sector agroalimentario argentino, y por tanto una oportunidad que no debemos dejar pasar.

 

Visión

Desde la Fundación PEL estamos convencidos de que sólo a partir de una virtuosa articulación público – privada es posible generar las condiciones para un desarrollo sostenible de la lechería. Así lo han demostrado una y otra vez los países que lideran la lechería mundial, que exhiben por lo menos dos condiciones clave: una adecuada capacidad organizativa y una aceitada coordinación institucional público privada.

Sin políticas de Estado no hay desarrollo lechero. Debemos bregar por políticas públicas de alta calidad institucional, que respondan a los problemas percibidos por los actores privados, y en las cuales las conexiones con la sociedad civil pasen a ser una parte de la solución en vez de ser una parte del problema. Argentina necesita contar con gobiernos que cumplan acabadamente su rol como agentes de coordinación de los procesos de desarrollo, reconociendo al sector agroindustrial como uno de los componentes estratégicos de un programa de crecimiento económico y social sustentable, de generación de empleo genuino y de desarrollo armónico del territorio nacional.

Nuestra propuesta, entonces, es la de repensar la lechería a partir de un análisis profundo y objetivo de su compleja realidad, para construir entre todos un camino que nos permita superar los múltiples de-safíos que tenemos por delante, fortaleciendo a esta actividad como factor de crecimiento y bienestar para todas las comunidades del interior.

 

SANIDAD ANIMAL

Avances en Santiago del Estero

En la COPROSA, especial atención se dio a la emergencia hídrica y su impacto en la extensión de las vacunaciones antiaftosa. El Senasa planteó la necesidad de conformar mesas regionales para trabajar con municipios e instituciones para acciones respecto a enfermedades zoonóticas. Se trató la Res. 481/14 acerca de la nueva normativa para el transporte de hacienda; la proximidad de declaración de provincia libre de brucelosis en el sector caprino y la preocupación por el riesgo en la cadena porcina, entre otros temas.

PASAPORTE EQUINO

Será válido el Stud Book

El Senasa reconoció el Pasaporte Equino emitido por el Stud Book del Jockey Club Argentino (SBA) como documento sanitario válido cuando el mismo esté habilitado ante el organismo. La certificación de acciones sanitarias debe ser realizada únicamente por veterinarios incluidos en el Registro Nacional de Veterinarios Acreditados del Senasa.
Al momento de la toma de muestras para anemia infecciosa equina (AIE), el veterinario debe hacer constar el número de Renspa de ubicación del equino en el pasaporte.

RABIA CANINA

59 mil muertes al año

La rabia transmitida por los perros causa la muerte de 160 personas cada día en el mundo, alrededor de 59 mil al año, a pesar de que puede prevenirse con vacunación, según un estudio de la Alianza Mundial para el Control de la Rabia. La enfermedad ocasiona pérdidas anuales por US$ 8.6 mil millones. El documento puntualiza que en los países que más invirtieron en la vacunación de los perros, las muertes humanas por la enfermedad han sido prácticamente eliminadas, como es el caso de Argentina, donde el mal aparece esporádicamente en Chaco, Salta y Jujuy, pero sin humanos contagiados.

MAS CALIDAD DE LECHE

Relevarán tambos

La subsecretaría de Lechería de la Nación presentó el Programa «Más Calidad de Leche», en la localidad de Ataliva, provincia de Santa Fe, por el cual brindará asesoramiento y herramientas a aquellos tamberos que producen entre 500 y 2.500 litros de manera diaria. Se contará con técnicos que tendrán la misión de visitar aproximadamente 3.000 tambos de la cuenca lechera pampeana que necesiten mejorar en temas relacionados con calidad higiénico – sanitaria, hacer un relevamiento de las necesidades de los productores (infraestructura, equipamiento) y fomentar Cambio Rural II.

LA BUENA

Tal como figura en el portal miniagri.gob.ar, la producción porcina nacional evidenció en 2014 un incremento porcentual del 6.34% en relación a las cifras alcanzadas en 2013. En total, el año pasado se superaron las 5.110.000 cabezas.
Esta tendencia se sostuvo en enero de 2015.

LA MALA

Con más de 900mm caídos entres diciembre y enero, las precipitaciones causaron inconvenientes en la producción bovina de Santa Fe (Vera, 9 de Julio y General Obligado). Técnicos del INTA sostuvieron la importancia de estar atentos a la aparición de diversos problemas sanitarios.

52%

De las empresas está reteniendo hacienda para aumentar el stock bovino. Este índice, que surge de una encuesta realizada hacia fines de 2014 entre 888 productores CREA y 193 asesores, manifestó un incremento de 22 puntos porcentuales sobre la medición efectuada en julio de ese mismo año.
¿Otro dato? El 72% también sostuvo disponer de planes concretos para incrementar su producción de leche respecto del ciclo 2013 / 2014.
Para más información, escríbannos a redaccion@motivar.com.ar.

Leche: Relación insumo – producto

El presente análisis resulta de dividir el precio del insumo correspondiente por el precio del litro de leche (producto). Esta lectura indirecta del aumento de los precios permite neutralizar las variaciones en los mismos por efecto de la inflación. La siguiente Tabla muestra la variación de la relación insumo – producto en diciembre de 2014, con respecto al promedio de los últimos 5 años.

Fuente: fundacionpel.org.

Tabla N°1. Diciembre 2014
Vs. Prom. últimos 5 años
Glifosato   3,4% 2,4 D   -7,2%
Maiz   -26,1% Alfalfa s/d
Urea   2,6% Ivomec.   -14,6%
PDA   -13,1% Tierra Inv.   19,0%
Vaq. Pre.   10,8% Dólar   -6,1%
Balanc.   19,2% Afrechillo Trigo   -25,1%
Gasoil s/d Pellet Soja   -7,9%

 

Novillitos a $20 en Jesús María

El precio máximo de las categorías de consumo liviano llegó a $20 en el remate semanal (19 de febrero) de Consignaciones Córdoba en las instalaciones de la Sociedad Rural de Jesús María. Es el mayor precio pagado en los últimos meses en una plaza referente de las cotizaciones de la hacienda.

¿Cómo arrancó el ROSGAN?

El mercado comenzó su operatoria con un remate de más de 18 mil cabezas. Los precios obtenidos fueron: terneros: $23,67; terneras $22,24; terneros/as $23,20; novillos 1 a 2 años $20,48; novillos 2 a 3 años $17,20, terneros Holando $18,83; novillos Holando $17,14, vacas cría al pie $3978,54, vacas invernada $11,70, vaquillonas 1 a 2 años $19,40, vacas garantía preñez $6391,60 y vaquillonas garantía de preñez $7.883,47.