fbpx
MOTIVAR- Descarga Julio 2020 – Header
HomePosts Tagged "Equinos"

El invierno para la actividad equina, es una de las épocas más importantes donde es necesario poner el foco en determinadas variables como el manejo, sanidad y nutrición. No te pierdas las palabras de los referentes.

En esta nueva edición de MOTIVAR, decidimos mostrar a los leyentes cuáles son las problemáticas más comunes que se suelen encontrar en las principales producciones animales del país, a lo largo del invierno.

LEÉ EL INFORME DE SANIDAD COMPLETO HACIENDO CLICK ACÁ 

Si bien en la próxima edición del periódico estaremos profundizando en el complejo contexto que atraviesa el sector hípico argentino desde hace un tiempo y profundizado por la pandemia a causa de COVID19, este informe también pone el foco sobre una especie animal que padece enfermedades virales, bacterianas, micóticas, parasitarias, traumatológicas y nutricionales, entre otras.

“Por ejemplo, para el caso de los animales sangre pura de carrera (SPC) en invierno tienen mayor riesgo de contagio al estar estabulados, próximos uno de otro”, sostuvieron referentes de Chinfield, mientras que desde Sport Horse resaltaron las afecciones de vías respiratorias que generalmente se asocian a los cambios bruscos de temperatura corporal cuando están en reposo y entrenamiento. 

¿Qué más contemplar en estos meses en la actividad hípica? Lo podrán leer en el apartado de equinos haciendo click acá. 

El rubro veterinario ligado al caballo es uno de los más afectados por el actual contexto, tanto en el ámbito de los laboratorios, como en sus canales de distribución, veterinarias, etc. Compartimos el pedido de Clamevet.

La Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios (Clamevet), miembro de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) expresó en un comunicado, su preocupación por los amplios sectores de la economía que están siendo seriamente afectados por las medidas de prevención del COVID-19.

La Industria de elaboración de medicamentos de uso veterinario, farmacéuticos y biológicos, necesarios para la prevención y mantenimiento de la salud animal, cumple con las exigentes normas GMP de fabricación, de bioseguridad, y actualmente con los protocolos de prevención del COVID19 que corresponden, contando con profesionales muy capacitados en la materia.

Específicamente, la producción de medicamentos destinados al caballo es el sector de la industria farmacéutica veterinaria, junto con sus canales de distribución, vendedores, veterinarias, etc. que está más afectado por la actual situación.

“Es la rama farmacéutica veterinaria que creció y se desarrolló junto al sector hípico, con más de 60 laboratorios medicinales veterinarios que elaboran productos para los equinos, la mayoría Pymes de capitales nacionales, integrantes de CLAMEVET, que han visto prácticamente anuladas las ventas en esta etapa”, dice el comunicado.

Frente a este marco, sigue: “Es por ello que nos queremos referir especialmente en esta ocasión al sector hípico en las múltiples actividades que lo caracterizan, sumamente arraigadas en amplios sectores de nuestra sociedad, como ser: equinoterapia, turf, equitación de carácter deportivo, fiestas regionales populares, exposiciones, subastas, polo, haras, juego del pato, etc., muchas de las cuales están prácticamente paralizadas, lo que pone en riesgo más de 150.000 puestos de trabajo, es decir casi medio millón de personas contando sus familias, que dependen de la actividad hípica.

En torno al caballo, informaron que se han desarrollado distintas industrias que conviven y se retroalimentan constantemente cuando se encuentran en un ámbito favorable.

Es el Turf el que genera numerosos puestos de trabajo directos e indirectos. Se trata de una mano de obra intensiva y especializada que va desde la cría del caballo pura sangre en el campo, hasta los cuidadores, serenos, vareadores, veterinarios, herradores, jinetes, peones, farmacéuticos, etc.

El sector equino en la Argentina

Para tomar dimensión de lo que la actividad hípica significa para Argentina, subrayaron que es el 5º productor mundial y primero en Sudamérica de caballos Sangre Pura de Carrera, con unos 6.500 nacimientos en 2019. El Turf sumando sus distintas etapas, genera nada menos que el 8,7% del producto nacional agropecuario y el 18,2% del pecuario.

En polo es primer productor mundial y exportador de caballos de esa especialidad, con producción de aproximadamente 7000 embriones de caballos al año, así como de equinos clonados, lo que demuestra la calidad técnica de nuestra industria veterinaria.

“Es el turf la actividad hípica que más seriamente se ha visto perjudicada en lo económico y que afecta a mayor número de personas ya que ha debido suspender todas las carreras de caballos desde mediados de marzo, por lo que se ha privado de la principal fuente de ingresos que son los premios en las carreras que provienen de las apuestas, con lo que se mantienen los equinos y puestos de trabajo; la guarda de un equino implica una erogación de entre 15 a 20 mil pesos mensuales”, expresó la Clamevet.

Pérdidas por COVID-19

La pérdida diaria de los hipódromos es de unos 20 millones de pesos diarios, de los que un 70 % aproximadamente se destinan a premios, que cubren gastos, y del 28 % que se retiene de las apuestas hay un 1 % que se destina a municipios, 1 % a gobernaciones y 1% al estado, lo que implica un lucro cesante también para esos estamentos públicos.

“Somos conscientes que evitar toda aglomeración constituye una medida eficaz para evitar la propagación de la pandemia, sin embargo, impacta de lleno en el turf, porque las reuniones hípicas son el principal sustento económico de la actividad. Sin las apuestas, la supervivencia y los puestos de trabajo están en serio riesgo”.

Y continúa: “Creemos que, mediante precisos protocolos, se podría volver a organizar carreras, por ejemplo, en horarios diurnos, sin público y con el ingreso permitido a trabajadores que son fundamentales, llámese preparadores, jinetes, cuidadores, herradores y personal autorizado, los que deben pasar todos los días por controles de ingreso y mantener un estricto distanciamiento”.

Los Hipódromos ya han redactado un protocolo sanitario de seguridad para poder proteger a todos los actores hípicos, y a la población en general el día que se reanuden las carreras.

“Otro de los sectores que consideramos de sensible importancia y que ha sido especialmente afectado por la cuarentena social y obligatoria son los Centros de Equinoterapia, método terapéutico que no debería ser discontinuado por la necesidad de contar con esta herramienta indispensable para el tratamiento de cientos de pacientes, especialmente niños, para su desarrollo físico, psíquico y social. No menor es la falta de ingresos de estos centros, necesario para la alimentación y mantenimiento de los equinos”

También la actividad del polo y todo lo relacionado sufrirá las consecuencias ya que si bien no es temporada en Argentina pronto lo será en Europa y la falta de exportación de caballos de polo no permitirá generar esa fuente de ingreso de divisas al país y por otra parte se suspenderá la temporada que habitualmente realizan nuestros jinetes y petiseros en el exterior.

“La exportación de productos veterinarios también sufre las dificultades derivadas de la actual situación lo que produce una importante disminución en el ingreso de divisas considerando que son productos de muy alto valor agregado llegando a valores de entre 15 a 20000 dólares la tonelada”, concluyó el comunicado.

El Dr. Arturo Baldini, referente veterinario en el ámbito hípico nacional, disertó recientemente en Santiago del Estero sobre Bienestar Animal y compartió los pormenores de su iniciativa para la actividad.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

A caballo. Se busca erradicar la ilegalidad.

A caballo. Se busca erradicar la ilegalidad.

Al tanto de la importancia de regular una actividad en la cual la injerencia de los profesionales veterinarios no es la que debiera y resaltando la importancia de resguardar el bienestar de los animales, el MV Arturo Baldini presentó un Proyecto de Ley Nacional para la regulación y el control veterinario en Carreras Cuadreras.
Si bien los interesados en recibir el material completo pueden solicitarlo vía redaccion@motivar.com.ar (indicando el Asunto “Carreras Cuadreras”), compartimos algunos de los fundamentos esgrimidos en la propuesta del referente nacional en sanidad equina.
En ese sentido, Baldini destaca que las carreras “cuadreras” u otras semejantes son competencias tradicionales de nuestro país que se practican desde épocas coloniales como entretenimiento y que en la actualidad están vigentes en diferentes provincias, siendo necesario una normativa en lo que se regule los aspectos del bienestar animal, el control de sustancias prohibidas, la transparencia del espectáculo y la erradicación del juego ilegal.

“Por la falta de una regulación que resguarde la salud animal, las carreras de caballos “cuadreras” están bajo la lupa de los medios de comunicación, los organismos controladores y el público.
Esta preocupación debe ser ordenada”.

“La actividad ofrece mano de obra genuina, irremplazable, por lo que su Reglamentación y trasparencia aportaran trabajos dignos, solo necesitamos ordenarla; donde esa mano de obra sea protegida, reconocida y registrada”, sostiene el proyecto. Y agrega: “En todo el país son nichos laborales genuinos que tienen mucho significado económico para los lugares que se desarrollan, tanto en la cuida, como en la ejecución de las competencias y que sin duda favorecen las economías regionales. La legalidad, y la trasparencia de juego deben estar normadas en un marco regulatorio”.
Asimismo, el proyecto de Ley Nacional presentado por Arturo Baldini sostiene que la salud animal y el bienestar necesitan de una legislación que proteja a los caballos en estos eventos: controlar el uso de sustancias prohibidas, identificar debidamente a los caballos, preservar la sanidad, asegurando el cumplimiento de normas nacionales y provinciales es una necesidad.
“Hoy y por la falta de una regulación suficiente que resguarde la salud animal, las carreras de caballos “cuadreras” y otras semejantes están bajo la lupa de los grupos de bienestar animal, los medios de comunicación, los organismos controladores y el público. Esta actividad tan difundida, genera una preocupación primordial y se debe ser ordenada”, culmina la propuesta (Ver Recuadro).

El foco en la identificación y el Bienestar Animal

Si bien los interesados en acceder al Proyecto de Ley Nacional completo propuesto por el Dr. Arturo Baldini para regular y controlar las Carreras de Cuadreras pueden solicitarlo vía redaccion@motivar.com.ar, en las próximas líneas nos centraremos en su capítulo N° 2, orientado a la identificación, control sanitario, antidoping y Bienestar Animal. En ese punto, se destaca:

  • Los equinos participantes deberán contar con la documentación legal que acredite la propiedad en cumplimiento con las normas específicas que rigen la materia en el ámbito provincial. Deberán cumplir con la documentación y los requisitos sanitarios vigentes establecidos por el SENASA.
  • Queda prohibido el uso de estimulantes químicos, físicos o mecánicos, electromecánicos, electrónicos, de ultrasonido o cualquier procedimiento que intente alterar el rendimiento del equino en el evento.
  • El Servicio Veterinario habilitado al evento hará las evaluaciones clínicas pre – carrera y será quien autorice o no la participación de los mismos según su estado clínico, filia torio sanitario y, será responsable de la toma de muestras para el control antidoping.
  • Cada Colegio o Consejo de Médicos Veterinarios de las provincias deberán crear un registro de Veterinarios y Médicos Veterinarios capacitados para dar cumplimiento a las normativas vigentes para efectuar los controles clínicos, filia torios y toma de muestras para el control antidoping, según corresponda.

Durante el mes de mayo no se recibieron denuncias de nuevos casos y el seguimiento que realizó el Senasa con los principales hipódromos del país mostró que el número de casos no superó los valores esperables para esta época del año.

A partir de la información brindada por los principales hipódromos del país donde se registró la enfermedad, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) observó que se atenuó la cantidad de casos de influenza equina (IE) y se alcanzaron los valores esperables para esta época del año.

En consecuencia, el Senasa envió un informe final en tal sentido a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que fue publicado en su interfaz de la base de datos del sistema mundial de información zoosanitaria (Wahis), al que se puede acceder desde: aquí

El seguimiento que realizó el Senasa permitió, además del registro habitual de denuncias, monitorear el número de nuevos casos en la población más afectada, por lo que envió a la OIE el mencionado informe final en el que consta que se atenuó la epidemia, que afectó en mayor medida a los caballos de carrera.

En el marco de la responsabilidad que le cabe como país miembro, en marzo pasado el Senasa había notificado a la OIE la detección de brotes de influenza equina con una ocurrencia y distribución mayor a la esperable. En el mismo marco, ahora el organismo argentino informó a la OIE el cambio de la situación de esta enfermedad en el país.

La OIE es la encargada de transmitir la información recibida a todos los países miembros, a fin de que puedan protegerse contra las distintas enfermedades animales. Sus normas, además, son empleadas como referencia internacional por la Organización Mundial del Comercio para el intercambio de mercaderías y animales en pie.

El Senasa continúa llevando adelante las actividades de prevención y control correspondientes y una campaña de comunicación con recomendaciones sanitarias para evitar la eventual dispersión de la enfermedad.

Ante la aparición de signos compatibles con la influenza equina (fiebre, decaimiento, descarga nasal y tos), avisar de inmediato al Senasa, enviar un correo electrónico a equinos@senasa.gob.ar o llamar a la línea telefónica (011) 4121-5411.

Debe recordarse que en el marco de la Ley 27.233, los propietarios de los animales son los responsables primarios de mantener su sanidad.

Fuente: Senasa

Con el foco puesto en la capacitación de los profesionales dedicados a la sanidad equina, Boehringer Ingelheim llevará adelante el próximo 28 de marzo una capacitación en el Hospital Equino Triada, ubicado en Pilar, Buenos Aires.

Allí, la Dra. Susana Wacholder disertará sobre “Cuidados neonatales del potrillo a campo” y “Problemas ortopédicos del potrillo”.

Se procedió a la inmediata interdicción del predio y se iniciaron las acciones sanitarias estipuladas.

Profesionales y técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) trabajan en las respectivas acciones sanitarias luego de una denuncia de un caso positivo a anemia infecciosa (AIE) en un equino del Jockey Club Río Cuarto.
Recibida la denuncia, el pasado 28 de noviembre, agentes del Centro Regional Córdoba del Senasa procedieron a la inmediata interdicción del predio donde se encontraba el animal; además de constatar el sacrificio del animal según lo estipula la Resolución N°617/2015 de la ex Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación.
Entre las acciones sanitarias establecidas se encuentran la imposibilidad de mover los equinos del predio así como el saneamiento del mismo, el cual incluye el muestreo de la totalidad de los animales.
Se recuerda que todas las medidas preventivas y de control que se aplican para esta enfermedad se concentran en la detección de equinos portadores mediante el test diagnóstico de Coggins y la posterior eliminación de los mismos mediante sacrificio o envío a faena.

El Senasa recomienda al propietario o tenedor de equinos que realice periódicamente (al menos dos veces al año) la prueba de laboratorio para la detección de equinos enfermos, además de que no comparta entre caballos elementos que puedan transmitir la enfermedad, no ingrese equinos a su establecimiento si no presenta un certificado diagnóstico negativo de AIE, el cual tiene una vigencia de 60 días, y que en lo posible, separe los equinos por una distancia mayor a los 100 metros de aquellos que tengan condición sanitaria desconocida.
La prevención es clave para evitar la transmisión de esta enfermedad, por eso durante este año el Senasa ha lanzado la campaña de comunicación “Tomemos las riendas”, destinada a informar a productores y tenedores sobre pautas y recomendaciones para prevenir la anemia infecciosa equina y preservar el estatus sanitario alcanzado por la región Patagónica como zona libre de esta enfermedad.
El virus de AIE se transmite a través de la picadura de distintos tipos de tábanos portadores y también por el empleo de objetos cortopunzantes que contengan sangre infectada. Son medidas efectivas para la prevención: utilizar agujas y jeringas descartables, insecticidas para el control del tábano y la desinfección de elementos de montar que puedan contener sangre.

Esta declaración implica beneficios para los tenedores de caballos de la zona libre y un reconocimiento sanitario que posiciona favorablemente a la producción equina en la Argentina.

Luego de que los muestreos nacionales realizados arrojaran resultados negativos en la Patagonia, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) declaró, mediante la Resolución N°386/2017 publicada en el Boletín Oficial, a la región como zona libre de anemia infecciosa equina (AIE).
El Senasa establece a partir de la normativa la vigilancia de la enfermedad, el procedimiento de saneamiento de establecimientos positivos a AIE, los requisitos para el ingreso y egreso, así como las características de la movilización de équidos dentro de la zona. En este sentido, se destaca principalmente que los equinos de deporte pueden trasladarse dentro de la zona sin realizar el diagnóstico de AIE.
Al respecto, el director nacional de Sanidad Animal del Senasa, Ricardo Maresca, subrayó que «el reconocimiento oficial de la Patagonia como zona libre de anemia infecciosa equina constituye un indudable progreso en la sanidad equina del país».
Para llegar a este logro Maresca resaltó «el rol destacable de los propietarios de equinos así como de los veterinarios asesores responsables ya que su conocimiento sobre la enfermedad y las medidas sanitarias preventivas aplicadas resultan trascendentes para preservar la zona libre, así como también mejorar el estatus sanitario en otras zonas endémicas del país».
La instauración de requisitos específicos para esta enfermedad –que registran y controlan los movimientos de équidos entre regiones con estatus sanitarios diferentes– es particularmente importante ya que el tránsito de animales es una de las principales causas de la difusión de enfermedades.
La zona beneficiada abarca el partido de Patagones de la provincia de Buenos Aires y las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.
A su vez, el Senasa apunta a regionalizar el país respecto del virus de la AIE como estrategia para el control y la erradicación de la enfermedad, por lo que promueve que los gobiernos provinciales profundicen y mejoren la situación sanitaria de los équidos mediante la aplicación de planes sanitarios diseñados de acuerdo a las características de cada región.