MOTIVAR encabezado diarios
HomePosts Tagged "CONICET"

Compartimos una serie de iniciativas de impacto nacional que se desarrollaron en los últimos meses del año pasado y que están próximas a lanzarse.

Rabia: más cerca de la vacuna

Investigadores argentinos realizaron un avance preliminar para la producción nacional de una vacuna contra la rabia, enfermedad transmitida por la mordedura de perros y otros animales que causa cerca de 60.000 muertes humanas por año en el mundo, según publicó la Agencia CyTA, de la Fundación Leloir.
En nuestro país existen problemas en la producción de vacunas antirrábicas.
“El alto costo de importar vacunas hace imprescindible que se investigue en el desarrollo de vacunas eficaces contra la rabia y que sean económicas, ya que esta enfermedad se encuentra mayormente en países pobres”, indicó a la Agencia CyTA-Leloir Leandro Picotto, del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI), dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
En la práctica, el equipo argentino insertó un gen en una levadura (Pichia pastoris) para que produzca una proteína del virus de la rabia.
Una vez logrado ese paso los autores del estudio realizaron cultivos en un biorreactor de pequeña escala que se basan en aumentar la cantidad de masa de levadura hasta lograr el producto deseado en escala de laboratorio.
“Si se obtienen los resultados esperados, buscaremos producirla en gran escala para que pueda ser considerada como una vacuna alternativa a la actual”, afirmó Picotto, quien trabajó a la par de Hernán Sguazza, Marco Tizzano, Carolina Vita y Marcelo Pecoraro, de la UNLP, así como Sebastián Cavalitto, del CONICET y de la UNLP.

Nuevo centro de investigación en reproducción animal

El Centro de Reproducción y Biotecnología Animal del INTA Castelar es una iniciativa que comenzó como el desafío de dos grupos de reconocidos científicos pertenecientes al INTA y a la Universidad Maimónides quienes desarrollarán investigaciones para generar Organismos Animales Genéticamente Modificados (OAGM).
Se concretó a través de un convenio firmado en 2016 con el objetivo de sumar la experiencia público y privada.
De esta forma, la Universidad Maimónides realizó una inversión de US$ 6,5 millones para renovar los boxes de alojamiento de animales y corrales; acondicionar un nuevo quirófano y salas de transferencia embrionaria, un mini tambo y espacio para acopio de material, una sala de necropsia con un horno pirolítico, un laboratorio de Fisiología Animal y oficinas para los investigadores, que funcionará en el campo experimental del Instituto de Patobiología del INTA.

Hidatidosis: Trabajo entre el Senasa, la UBA y el Conicet

En Henderson (Buenos Aires), referentes regionales y representantes del ámbito local Senasa, y los responsables de salud del ámbito municipal y provincial, acordaron estrategias de trabajo para la prevención de hidatidosis. Esto se realizó luego de que se detectaran, en inspecciones de frigoríficos de la región, hallazgos compatibles con esa enfermedad en animales provenientes de campos del mencionado partido bonaerense. El supervisor de Inocuidad del Senasa, Damián Tursi, señaló que en los establecimientos el organismo “inspecciona sanitariamente los animales con destino a faena, y los hallazgos compatibles con la enfermedad encontrados son reportados en un sistema informático, que también permite visualizar la unidad productiva de donde provienen y, así, llegar al campo de origen de esos animales”.

Lucha mundial contra la Brucelosis

Comerci. Investigador del CONICET.

Comerci. Investigador del CONICET.

Representado por Diego Comerci, Juliana Cassataro y Juan Ugalde, investigadores independientes del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en la Universidad Nacional de San Martín, el IIB-INTECH es una de las 10 entidades del mundo que competirá para desarrollar y patentar una vacuna contra la Brucella melitensis. Cabe destacar que la Brucelosis es una enfermedad que afecta a personas, cabras y ovejas en algunas regiones de África, Asia, América y Medio Oriente. La convocatoria proviene de AgResults, un consorcio integrado por la fundación Bill y Melinda Gates y los Gobiernos de Australia, Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido. “Esta clase de logros no se alcanza solo con conocimientos y vocación: nuestro equipo tiene toda una infraestructura por detrás que se construyó con planes e inversiones”, sostiene el biotecnólogo de la UNSAM, Comerci sobre la decisión del consorcio internacional AgResults, que será implementada por GALVmed, de otorgarle US$ 100.000 al equipo que dirige en el marco de una competencia internacional para el desarrollo de una vacuna contra la Brucella melitensis.

Dialogamos con el Dr. Hugo Ortega, director de la institución que aborda de manera integral el estudio con animales de laboratorio desde el año 1997. Inversiones y más tecnología para los nuevos proyectos a desarrollar.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Hay equipo. El staff del CMC en la localidad de Esperanza, Santa Fe.

Hay equipo. El staff del CMC en la localidad de Esperanza, Santa Fe.

El Centro de Medicina Comparada aborda de manera integral el estudio con animales de laboratorio desde su fundación en el año 1997.
Forjado al calor del aporte de investigadores, docentes, alumnos y no docentes de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y del CONICET, sus instalaciones se encuentran en la ciudad de Esperanza (Santa Fe), a escasos 30 kilómetros de la capital provincial.
“La confianza de más de 30 empresas líderes de la industria farmacéutica y más de 40 grupos de I+D de diferentes instituciones que han confiado sus ensayos al CMC a lo largo de este tiempo, nos permite celebrar este 20° aniversario”, comentó el Dr. Hugo Ortega, director de la primera entidad estatal en obtener, el año pasado, la conformidad con las Buenas Prácticas de Laboratorio (OCDE) por parte del Organismo Argentino de Acreditación (OAA).
Vale decir que el Centro de Medicina Comparada es también el primer laboratorio de ensayos en certificar a nivel nacional esta norma con alcance específico para productos farmacéuticos. ¿Otro dato? A partir de 2012, la unidad forma parte del ICIVET – Litoral (Instituto de doble dependencia UNL – CONICET).

Con foco en la calidad
El pasado mes de septiembre, el CMC obtuvo la certificación de calidad ISO 9001:2015 por su Sistema de Gestión de Calidad ante el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM).
“El alcance incluye producción de ratas, ratones y conejos de laboratorio de cepas reconocidas y el diseño, ejecución y control de ensayos biológicos destinados a instituciones científicas, académicas y empresas”, señaló Ortega.
Y completó: “De esta manera, el CMC se posiciona como un referente a nivel nacional por su compromiso en la búsqueda continua de la excelencia en su objetivo institucional de producir animales de laboratorio de alta calidad y diseñar, asesorar y ejecutar ensayos biomédicos, garantizando siempre satisfacer los requerimientos de los diferentes usuarios”.
Actualmente, las instalaciones cuentan con áreas de ensayo, producción, depósitos, gestión de calidad, investigación y desarrollo; oficinas administrativas e instalaciones de soporte. Entre su principal equipamiento se pueden mencionar las estanterías microventiladas de última generación con condiciones de alta seguridad, al igual que en las estaciones de recambio y las destinadas a la limpieza de jaulas, entre otras. Esto se suma a tecnología analítica de última generación, como autoanalizadores bioquímicos y hematológicos, espectrómetro de masas con triple cuadrupolo, sistema de bioimágenes y un laboratorio totalmente equipado para técnicas in vitro y de biología molecular.
Por último es importante resaltar que CMC ha recibido apoyo de diferentes fuentes para el logro y mantenimiento de estas certificaciones. “Se destacan el Curso de Acción para la Transferencia Tecnológica de la Secretaría de Vinculación Tecnológica de la Universidad Nacional del Litoral, el Fondo de Financiamiento para Actividades de Promoción, Fomento y Gestión Tecnológica del CONICET, el Programa de Acreditación de Laboratorios en Ciencia y Tecnología financiado de la Agencia de Promoción Científica y Tecnológica (MINCYT) y el Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación”, sumó el director del Centro.

Alejandra-CapozzoALEJANDRA CAPOZZO
Dra. en Ciencias Biológicas. Investigador Independiente de CONICET. Jefe del Laboratorio de Inmunología Veterinaria Aplicada
del Instituto de Virología de INTA Castelar. Secretaria de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria.
Contacto: capozzo.alejandra@inta.gob.ar.

El virus de la diarrea viral bovina (VDVB) produce diversos síndromes resultado de su capacidad de afectar múltiples sistemas del rumiante, como ser el reproductivo, respiratorio digestivo e inmune, generando pérdidas relacionadas a la disminución en la producción de carne y leche, así como también retraso en el crecimiento de los animales, abortos, mortandades y la mayor susceptibilidad de los mismos a contraer otras enfermedades.
Las infecciones por el VDVB causan linfopenia que, según la virulencia de la cepa infectante, puede extenderse por más de dos semanas. En ese lapso el animal está inmunosuprimido.
El VDVB presenta dos biotipos, citopático o no citopático (ncp), según su capacidad de matar o no células en cultivo, respectivamente.
Este virus presenta dos genotipos principales y varios subgenotipos.
Como su genoma es de ARN, es muy variable. Esto quiere decir que existen numerosas cepas y que no necesariamente la infección con una cepa brinda protección contra otra.
La variabilidad a nivel de las proteínas del virus se verifica principalmente en aquellas que conforman su estructura y que son las que están en contacto primario con el sistema inmune durante la infección. Son las llamadas proteínas estructurales, entre ellas hay tres proteínas de envoltura: E2, E1 y Erns; y la proteína C de la cápside.
Por otro lado, las proteínas que no forman parte de la partícula viral, las no estructurales (NS), participan en la replicación del virus y no varían tanto; están “conservadas”, son similares en todas las cepas.
El enemigo principal de cualquier plan de control del VDVB es la presencia de animales con infección persistente, llamados persistentemente infectados, en la jerga, “PI”.

Tabla Nº 1. Combinación de resultados de las pruebas que un animal puede tener.
Antígeno Anticuerpos Vacunación sistemática ¿Qué indica el resultado? Sugerencias
Negativo Negativo NO No hay evidencia de infección por el VDVB anterior o actual.
El animal puede estar en la etapa temprana de la infección y aún no es detectable.
 Repita el estudio en un mes
Verifique que los anticuerpos medidos sean contra proteínas no estructurales (evite falsos negativos). Vacune.
Negativo Negativo SI No hay evidencia de infección por el VDVB anterior o actual, o es muy temprana
No se verifica efecto de la vacuna
Es importante chequear la actividad de la vacuna. Repita el estudio a los 15 días. Si es preciso, vuelva a vacunar y controle
Negativo Positivo NO 1.Este resultado puede indicar circulación viral.
2.Si el animal es menor de 6 meses los Ac pueden ser calostrales.
3.     Si es una hembra preñada existe el riesgo de que pueda llevar un ternero PI.
1. Controle anualmente
2. Repita el ensayo a los 9 meses. Los Ac maternos deben haber desaparecido. Si es así, vacune.
3. Controle al ternero. Los PI suelen dar negativos para anticuerpos (pueden tener un bajo nivel de anticuerpos), pueden tener anticuerpos calostrales también, pero los terneros jóvenes deben ser sometidos a pruebas de antígeno de todos modos.
Negativo Positivo SI Este animal probablemente posee anticuerpos vacunales Controle anualmente que este resultado se mantenga.
Positivo Positivo NO Esto es muy raro. Si es un animal joven puede tener  anticuerpos calostrales y estar cursando una infección aguda Se debe volver a evaluar 21 días después de la muestra de sangre inicial
Positivo Positivo SI Este animal puede estar cursando una infección con una cepa diferente a la vacunal Envíe a identificar la cepa infectante. Conviene confirmar a los 21 días la ausencia de antígeno, para verificar que el animal fue muestreado durante el periodo de viremia. Si circula una cepa contra la que la vacuna no protege deberá aplicar una vacuna apropiada
Positivo Negativo NO Este animal está infectado con el virus.
Puede estar transitoriamente infectado o infectado persistentemente (PI)
Para confirmar el diagnóstico Se debe volver a evaluar 21 días después de la muestra inicial, si no es PI deben desarrollarse anticuerpos. Segregue a ese animal hasta recibir el resultado (aléjelo de las hembras en servicio). Si no resulta PI, vacune.
Positivo Negativo SI Este animal está infectado con el virus.
Puede estar transitoriamente infectado y la vacuna no fue eficaz o bien está infectado persistentemente (PI)
Para confirmar el diagnóstico Se debe volver a evaluar 21 días después de la muestra de sangre inicial. Segregue a ese animal hasta recibir el resultado (aléjelo de las hembras en servicio). Si el animal resulta negativo a antígeno en esta segunda muestra y no tiene anticuerpos, vacune nuevamente y controle a los 21 días

La infección persistente ocurre en animales que se infectan entre los 35 a 125 días de la gestación con biotipos ncp y sobreviven a esta infección.
Estos animales nacen inmunotolerantes a la cepa infectante, por lo que el virus se multiplica sin ninguna chance de ser controlado por el sistema inmune. Los PI tienen virus en circulación durante toda su vida y excretan virus constantemente.
Aproximadamente el 50% de los terneros que nacen PI son identificables visualmente, pero la otra mitad suele llegar hasta el servicio sin que podamos advertir a simple vista el problema.
Lo cierto es que una madre PI sí o sí tendrá un ternero PI aunque en general estas hembras pierden la preñez o no quedan preñadas.
El 7% de los casos de PI son hijos de madres también PI.
En el 93% restante, los terneros PI son el resultado de infecciones agudas que ocurren durante la preñez.
Un solo animal PI libera tantas partículas virales que hace inviable la eficacia de cualquier vacuna. De modo que para controlar la diarrea viral bovina es imprescindible combinar estrategias de manejo y seguridad, segregando a los animales PI del rodeo y vacunando a todos los no persistentes.
Si esto no se hace, la eficacia de la vacuna, por más “buena” que sea, se verá comprometida ya que la inmunidad inducida no puede acabar con semejante inoculación constante de virus.

El diagnóstico del VDVB
Un concepto básico es saber que cuando hablamos de diagnóstico de enfermedades virales, nos referimos a detectar antígenos o partículas del virus, su genoma o algún marcador de la respuesta inmune contra el mismo, por ejemplo, anticuerpos.
Cuando medimos anticuerpos tenemos que estar bien seguros del tipo de ensayo que hace el laboratorio al que remitimos las muestras.
Y para comprenderlo hay un concepto importante en virología: recordar la existencia de las proteínas que forman parte de la partícula viral, y las no estructurales, que el virus fabrica solamente cuando infecta una célula.
Las proteínas estructurales están expuestas en la superficie de la partícula viral, son las que están más sometidas a presión inmunológica y, por lo tanto, son variables.
Esto significa que cepas de un mismo virus pueden tener diferencias respecto de estas proteínas. En cambio, las no estructurales son invariables entre cepas de un mismo virus. ¿Qué significa esto?
Que si medimos anticuerpos contra una proteína estructural, como son por ejemplo los que mide el ensayo de seroenutralización, estamos detectando anticuerpos contra una determinada variante del virus y las que se parezcan a esta variante. En cambio, cuando medimos anticuerpos contra una proteína no estructural, identificamos cualquier cepa del virus.
La seroneutralización se realiza usando una cepa del VDVB: si preguntan al laboratorio en cuestión les dirán que es la cepa “Singer” o “NADL”.
Si el suero del animal evaluado estaba infectado con una cepa diferente a la que se usa en el ensayo de seroneutralización el resultado será negativo.
Tendremos, entonces, un falso negativo. Si el laboratorio realiza un ELISA contra la “Glicoproteína E2” (que es estrucutral), tendremos exactamente la misma situación.
Si, por el contrario, el laboratorio tiene un ELISA que detecta anticuerpos contra una proteína no estructural por ejemplo, “NS3”, podremos identificar serología positiva a cualquier cepa del VDVB.
Entonces… ¿si recibo un resultado positivo de serología, tengo problemas con el VDVB? Bueno, si recibe resultados de seroneutralización positiva y los animales han sido vacunados en más de dos oportunidades, pueden ser anticuerpos vacunales o resultantes de una infección con cepas semejantes a la vacunal. Si la serología es contra una proteína no estructural, y se usó una vacuna convencional (inactivada o atenuada, aunque estas últimas no están permitidas en nuestro país), significa que el virus circula, o bien que como resultado de aplicar varias dosis de vacuna, se han desarrollado anticuerpos contra estas proteínas.
Esto es posible ya que las proteínas no estructurales no son eliminadas de las vacunas convencionales.
Si vacunamos, tampoco podemos asegurar que los anticuerpos se deban a circulación viral. A esta altura, ustedes ya están tensos… ¿y entonces?
El principal problema es tener un resultado de serología negativa, porque significa que los animales no tienen inmunidad contra el VDVB (vacunal o no,) y están en riesgo.
Si los animales no estuviesen vacunados y la serología corresponde a un resultado de ELISA contra la glicoproteína E2 o seroneutralización (cepas 1a), puede ser un falso negativo.
Si vacunó, la vacuna no logró inducir anticuerpos.
Si recuerdan lo expresado anteriormente pueden también estar frente a un animal persistentemente infectado.
Los PI no tienen anticuerpos contra la cepa infectante, a veces pueden tener niveles muy bajos y en general no son detectables por serología los anticuerpos contra proteínas no estructurales (NS) ya que son antigénicamente similares aún entre cepas distintas.
El tema es complejo, pero algo es certero: la serología negativa frente a una proteína NS es una señal de alarma.
Pero allí no termina el diagnóstico.
El PI no tiene Ac contra el virus pero como dijimos más arriba, y produce virus constantemente.
Entonces podemos diagnosticarlo buscando partículas o proteínas virales o bien genoma viral. La detección de antígenos virales se puede hacer intentando aislar el virus, detectándolo en cultivo celular. El problema es que la mayoría de las cepas que circulan en el campo son NCP y, por tanto, no matan a las células cultivadas en el laboratorio. Esto quiere decir que a simple observación microscópica no se ve nada. La detección se hace entonces por inmunofluorescencia o inmunohistoquímica. Todo esto lleva muchísimo tiempo, no menos de 10 días y es poco sensible porque puede haber otros virus en la muestra que afecte las células de cultivo, entre otras cuestiones. La otra opción es detectar alguna proteína NS en sangre, suero o tejido auricular, sí, en un “bocadito” de oreja. Estas técnicas son rápidas.
También se puede detectar genoma del virus mediante RT-PCR, que es la técnica más sensible de todas.
Si un animal tiene resultado negativo de anticuerpos contra una proteína NS y es positivo a genoma o antígeno ¿es PI?
Perdón lector, pero puede que no.
Si recuerda el primer párrafo, referimos a la capacidad de este virus de afectar el sistema inmune y causar inmunosupresión. A tal punto esto sucede que los anticuerpos contra el virus luego de una primo-infección tardan al menos 3 semanas en desarrollarse.
Esto quiere decir que, si le han informado presencia de virus en sangre (viremia positiva) y ausencia anticuerpos específicos, puede estar frente a un caso de infección aguda, justo en los días de viremia.
Es cierto, puede ser, aunque muchas veces la viremia no es tan extendida, sería mala suerte encontrase justo con un animal cursando viremia en una infección aguda, pero puede pasar.
Eso sí, si a las 2 – 3 semanas tomamos otra muestra ese animal ya debería tener anticuerpos específicos, de no ser así, encontramos un PI.
Para el diagnóstico, un animal PI es aquel que no presenta anticuerpos contra proteínas no estructurales del virus en al menos dos muestreos, si son sucesivos espaciados 21 o más días, y que en ambos muestreos presenta positividad a antígenos o genoma viral.

Perspectivas
Los programas de control utilizados por algunos países se fundamentan en gran medida en la eliminación de la principal fuente de infección: los animales PI, así como en mejorar la respuesta inmune mediante el empleo de vacunas. Como dijimos, un solo animal persistente libera tantas partículas virales que hace inviable la eficacia de cualquier vacuna.
Con el empleo de vacunas se espera que se reduzcan los signos clínicos asociados con la infección con el VDVB y que estas provean un mejoramiento reproductivo al reducir las tasas de abortos, muertes embrionarias y el nacimiento de terneros PI.
Para un control eficiente de la enfermedad es importante que la vacunación confiera altos niveles de protección para la madre y para el feto. Asimismo, que la vacuna proteja contra los dos genotipos de VBVB que circulen en la región en la que se aplican.
Espero que el lector haya podido comprender las bases del diagnóstico del VDVB. Si bien es un resumen simplificado, brinda las herramientas necesarias para poder comprender mejor qué nos están diciendo los resultados del laboratorio cuando les decimos a los técnicos… “haceme VDVB”.

Alejandra-CapozzoALEJANDRA CAPOZZO
Dra. en Ciencias Biológicas. Investigador Independiente de CONICET. Jefe del Laboratorio de Inmunología Veterinaria Aplicada
del Instituto de Virología de INTA Castelar. Secretaria de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria.
Contacto: capozzo.alejandra@inta.gob.ar.

La 1 (AAIV) es un capítulo de la Sociedad de Medicina Veterinaria (SOMEVE), cuya misión es promover el desarrollo académico, científico y tecnológico de la inmunología veterinaria tanto en nuestro país, como en Latinoamérica. La AAIV promueve y apoya las actividades de docencia e investigación en el área de la inmunología aplicada a la práctica veterinaria y la vinculación entre las entidades que participan en la sociedad y de éstas con el medio y las empresas del rubro.
Somos una asociación federal en la que están representados un gran número de universidades e instituciones de todo el país.
Fue creada en 2007 y desde entonces organiza jornadas anuales en diferentes facultades de veterinaria de toda la Argentina.
Además, hemos impulsado la creación de la Sociedad Latinoamericana de Inmunología Veterinaria, en conjunto con universidades y centros de investigación de países como Colombia, México y Uruguay, entre otros. Esto se ha visto impulsado por la presencia de representantes de la AAIV en congresos internacionales de Inmunología: 8°IVIS Brasil (2007), Inmuno-Chile (2009), Inmuno-Perú (2012) e Inmuno- Colombia (2015).

Aranceles e inscripción 
Comisión organizadora y disertantes Sin costo
Estudiantes de grado (UBA y universidades nacionales) Sin costo
Estudiantes de grado (universidades privadas y de otros países) $    200.-
Estudiantes de posgrado socios de la AAIV o docentes $    400.-
Estudiantes de posgrado no socios de la AAIV $    600.-
Graduados socios de la AAIV o docentes de las facultades nacionales $    600.-
Graduados no socios de la AAIV $ 1.200.-
Inscripción anticipada hasta el 1 de septiembre de 2017: 30% de descuento.
Presentación de trabajos científicos hasta el 30 de septiembre de 2017.

Invitados y conferencias
Celebrando los primeros 10 años de la Asociación, en este 2017 se realizará el I Simposio Internacional y las X Jornadas y Reunión Científica Anual de la AAIV, los días 8, 9 y 10 de noviembre en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Buenos Aires.
Este encuentro contará con un invitado especial, el Profesor Dr. Gary Entrican, destacado investigador del “Moredun Research Institute” de Edimburgo, Escocia, y actual presidente del Comité de Inmunología Veterinaria (VIC) de la Unión Internacional de Sociedades de Inmunología (IUIS), quien abrirá el evento con una conferencia plenaria sobre loa avances de la inmunología veterinaria a nivel mundial, haciendo énfasis en la aplicación de estos conocimientos para la implementación de medidas de prevención y control.
El Dr. Entrican también abrirá una mesa redonda donde, junto con otros disertantes, se expondrán novedades en producción de vacunas e inmuno-intervención y se presentarán las recomendaciones de la Comisión Latinoamericana de vacunas en animales de compañía (COLAVAC).
A su vez, el congreso dedicará un espacio a las nuevas estrategias diagnósticas, con profesionales de laboratorios de diagnóstico públicos y privados. Otra mesa redonda se enfocará en Zoonosis y enfermedades emergentes, con foco en: toxoplasmosis, neosporosis; leptospirosis y vacunas contra infecciones por micobacterias, con aportes de profesionales de diferentes universidades nacionales y latinoamericanas, y el INTA.
El programa se completa con un Simposio sobre la enseñanza de la inmunología en las carreras de grado de Veterinaria y sesiones de posters a cargo de jóvenes profesionales y también estudiantes.
La AAIV se esfuerza por hacer llegar los nuevos conocimientos al profesional veterinario y promover tareas de investigación y desarrollo en el sector. Este simposio pretende que los profesionales y estudiantes puedan actualizar sus conocimientos sobre inmunología, y comprender cómo las nuevas tecnologías van a insertarse en la práctica veterinaria.
Están todos invitados a participar del Congreso (Ver recuadro) y de la Asociación; somos un grupo que busca incluir a la mayor cantidad de profesionales que trabajan en el área. Los esperamos.

Innovadora en Sudamérica, la herramienta abre una alternativa para el control y erradicación de la enfermedad que afecta al 90% de los establecimientos del país.

Investigación. Se probaron adyuvantes para aumentar el nivel de anticuerpos.

Investigación. Se probaron adyuvantes para aumentar el nivel de anticuerpos.

En el marco de una experiencia innovadora en Sudamérica, especialistas del INTA y del Conicet desarrollaron una vacuna génica que logró disminuir los efectos clínicos causados por el Herpes virus bovino 1 en animales inmunizados.
De acuerdo con la nota publicada en la revista RIA, la formulación fue evaluada en las razas Aberdeen Angus y Criollo y, de acuerdo con los resultados parciales, permitió estimular la respuesta inmune de los vacunos contra este virus, que –en promedio– se manifiesta en el 55% del ganado según la edad y la región donde se encuentra.
Fruto de investigaciones iniciadas en 2011, se probó con éxito “una vacuna génica que, una vez inyectada en el animal, imita los mecanismos que el virus utiliza para replicarse y produce una sola parte del virus, lo cual favorece el tipo de respuesta inmune adecuada para lidiar con el agente infeccioso”, destacó Patricia Zamorano, directora del proyecto e investigadora del Instituto de Virología del INTA, del Conicet y de la Universidad del Salvador.
Actualmente, el tratamiento de la enfermedad se realiza con vacunas basadas en el uso de virus vivo modificado y con vacunas inactivadas.
En tanto, las vacunas de ADN –surgidas a partir de nuevas investigaciones de inmunización– resultan un enfoque atractivo, ya que presentan el potencial de inducir tanto la respuesta inmune humoral como celular contra el virus.

En la Argentina, los índices de seroprevalencia promedian el 55% del ganado bovino, según la región y la edad de los animales.

Tras la protección obtenida frente a la infección, Zamorano afirmó que, si bien los resultados fueron parciales, son muy útiles como prueba de concepto.
“Creemos que, al ajustar la dosis de la vacuna o al adicionar nuevas moléculas que puedan mejorar aún más la respuesta, seremos capaces de obtener una vacuna más efectiva”, reconoció.

Innovación
Este desarrollo “es el primero en Sudamérica donde se han utilizado células dendríticas obtenidas de linfa de bovinos para hacer estudios de la acción de adyuvantes”, indicó Valeria Quattrocchi, del Instituto de Virología del INTA.
Según las pruebas de laboratorio, los adyuvantes que se probaron en combinación con la vacuna génica permitieron aumentar los niveles de anticuerpos en sangre y en la mucosa nasal. También se incrementaron los niveles de una molécula importante para lidiar con las enfermedades virales: el interferón gama (IFN-γ).Después de la infección experimental de los animales vacunados y el grupo control –sin vacunar–, los investigadores observaron que en los primeros los síntomas fueron más leves y la excreción de virus fue menor. Sin embargo, advierten que aún no se alcanzaron los criterios de protección establecidos por la OIE, por lo cual la protección frente a la infección podría considerarse parcial.

El factor económico de la enfermedad
Ampliamente difundido a escala mundial, el virus está presente en el 90% de los establecimientos. En la Argentina, los índices de seroprevalencia promedian el 55% del ganado bovino, según la región y la edad de los animales.
Si bien se trata de una enfermedad “moderada” que no suele poner en riesgo la vida de los vacunos –la mortalidad alcanza el 10% de los animales infectados–, son importantes las pérdidas económicas que ocasiona.
Los efectos se observan en la disminución en la producción de leche y carne por pérdida de peso y porque “impone restricciones al comercio internacional de ganado, ya que es una enfermedad de notificación obligatoria frente a la OIE”, explicó Zamorano. Los principales síntomas de la infección por Herpes bovino tipo 1 incluyen “conjuntivitis, infección del tracto respiratorio superior, lesiones pustulares del tracto reproductivo e inmunosupresión, lo que a su vez favorece la infección por bacterias oportunistas que pueden producir, por ejemplo, bronquitis y neumonía”, enumeró la especialista, quien agregó: “También provoca infertilidad y abortos”.

Opinión

Juan Bidart (1) y Patricia Zamorano (2)
1. Conicet
2. INTA y Universidad del Salvador

Durante la infección viral es posible aislar partículas vacías enteras, en diferente proporción, según la cepa. Las cápsides vacías naturales son capaces de unirse a células susceptibles y han demostrado poder inducir anticuerpos neutralizantes.
Las cápsides virales son la cubierta proteica, o envoltura, que encierra el genoma de un virus.
A mediados de la década del 60, el Dr. Bumberg y su equipo descubrieron e identificaron las primeras partículas virales sin genoma, correspondientes a cápsides del virus de la hepatitis B (VHB).
Posteriormente, comenzaron a producirse y caracterizarse VLPs originadas a partir de virus provenientes de microbios, plantas, insectos, y mamíferos.
El objetivo de estos estudios era utilizar estas partículas para distintos propósitos, desde el estudio de ensamblaje de virus y su estructura, hasta para la producción de vacunas comerciales humanas y de animales.
Las VLPs son estructuralmente similares al virus del que derivan, pero no son infectivas; estimulan la respuesta humoral y celular de una manera muy similar a la que el patógeno lo hace.
Existen muchas ventajas en el uso de las VLPs como vacunas ante las vacunas convencionales formuladas con virus vivos atenuados o muertos.
El virus atenuado presenta el riesgo de una reversión a un fenotipo patogénico.
Además, se requieren complejas y costosas instalaciones para la producción y purificación del virus, no sin el riesgo de que ocurra un escape. Por último, se hace imposible discernir entre los anticuerpos (Ac) producidos por un individuo infectado de uno vacunado.

Paso a paso
Conforme avanza el estudio sobre vectores y sistemas de producción se van desarrollando diversas maneras de construcción y expresión de VLPs. Hasta el año 2013 se reportaron la producción exitosa de 174 distintos tipos de cápsides vacías, en diversos sistemas: bacteriano (28%), levaduras (20%), líneas celulares procedentes de insectos (28%), líneas de mamíferos (15%) y en plantas (9%).
• Sistema Bacteriano: diversas cepas de Escherichia coli y sus vectores asociados. Funciona para VLPs desnudas. Es un sistema barato y fácil de producción. Desventajas: falta de modificaciones postraducionales (MPT) y presencia de lipopolisacáridos. Un ejemplo es la producción de VLPS de Virus de la Fiebre Aftosa (VFA) cepa A12.
• Levaduras: puede producir VLPs desnudas o envueltas. Este sistema resuelve el problema de las MPT, aunque no para todos los casos. Y tienen menor rendimiento que con E. coli.
• Células de Insectos: utilizando el vector baculovirus para insertar la información genética en las células. Tiene un rápido crecimiento, se pueden preparar grandes cantidades de cultivo y las MPT son similares a las de las células de mamíferos. El Dr. Cao y su equipo han producido exitosamente cápsides vacías de VFA cepa Asia1 en esta plataforma. Recientemente se ha utilizado la plataforma de expresión de baculovirus-gusano de seda que es barato y asequible. Grandes cantidades de VLPs de VFA serotipos: Asia1 y A han sido producidos de esta manera.
• Líneas celulares de mamífero: es el elegido para producir proteínas recombinantes en las industria farmacéutica. Como ventajas tiene el correcto ensamblado y MPT de las proteínas, pero es un sistema costoso. Por ejemplo: producción en células 293-6E de VLPs de VFA cepa A/Arg/01.
• Plantas: se ha demostrado la producción de vacunas antigénicas en diversos Organismos Vegetales Genéticamente Modificados, como: tabaco y papa, estos son capaces de expresar cápsides vacías. La principal desventaja reside en el bajo nivel de proteínas que producen.
Se han desarrollado muchos esfuerzos para diseñar VLPs que tengan más características de provecho, tales como mejoras en la estabilidad, la diversidad de antígenos que pueden colocarse sobre su superficie, y la capacidad de provocar la respuesta inmune. Si bien las VLPs son muy estables, las cápsides vacías que puedan soportar variaciones de temperatura, pH y otras condiciones pueden ser ventajosas durante la producción, manufactura y distribución de las mismas.
Asimismo, se han desarrollado VLPs quiméricas, que llevan grandes antígenos foráneos o múltiples y diversos epitopes, dependiendo las necesidades específicas de la vacuna; por ejemplo VLPs conteniendo Flt3 (factor de crecimiento de células dendríticas) aumenta la inmunogenicidad de la VLP. También, utilizando modelos computacionales se han generado modelos de VLPs plausibles de ser candidatos vacunales.

Variedad
Existen varias otras aplicaciones para las VLPs, principalmente como transporte o “carriers” tejido-específico. De esta manera las cápsides vacías se pueden utilizar para llevar drogas quimioterapéuticas, nanopartículas y, transporte de ADN y ARN de interferencia.Varios ensayos en gran estado de avance y en diversas fases clínicas para utilizar VLPs quiméricas en el tratamiento de enfermedades no infecciosas y autoinmunes, estas partículas virales pueden producir Ac dirigidos a auto-antígenos tales como: β-amiloide (enfermedad de Alzheimer), angiotensina II (hipertensión), etcétera.
Hasta el momento la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA según su acrónimo en inglés) ha aprobado el uso clínico de vacunas basadas en la tecnología de VLPs para su uso en humanos, para el virus de hepatitis B (VHB) y para el virus del papiloma humano (HPV).
Mientras que en el ámbito veterinario se aprobaron dos vacunas contra el Circo Virus Porcino del tipo 2 (PCV2). Asimismo, varios proyectos vacunales se encuentran en distintos estadios de fase clínica, entre ellos: HPV, Hepatitis C, Virus de la inmunodeficiencia humana 1 (HIV1), Parvovirus Humano, Virus de Influenza A, Virus Norwalk, Síndrome Respiratorio Agudo Grave-Coronavirus (SARS-CoV según su sigla en inglés), entre otros.
En resumen, las VLPs se muestran como una gran oportunidad, no solo en el campo de las vacunas, sino como una gran herramienta para diversos propósitos: estudio del ensamblaje de virus y de la respuesta inmune a los mismos y tratamiento de diversas condiciones clínicas, como “transporte”. Aunque, quedan por sortear varias dificultades, la más importante de ellas: el desarrollo de un sistema de producción asequible y de bajo costo de las cápsides vacías.

Se presentó oficialmente la flamante Unidad Tecnológica del CONICET con una serie de disertaciones que apuntaron a mostrar casos de éxitos entre lo público y privado. En este artículo podrán escuchar todas las disertaciones de la jornada. Además están disponibles diferenrtes entrevistas en video full HD.

El evento se dividió en 4 bloques:

Bloque 1: presentación formal de la UT Salud y Producción Animal.

Matías Nardello, coordinador UT Salud y Producción Animal, y Juan Soria, director de la Dirección de Vinculación Tecnológica, ambos del CONICET, fueron los encargados de abrir la jornada, contando alcances de la Unidad.

Luego Alejandro Cecatto, presidente del CONICET, hizo uso de la palabra contando la importancia de la unidad dentro del organismo.

Bloque 2: Presentación de casos exitosos de interacción público-privada.

Matías Nardello fue el moderador del bloque.

El primer caso fue explicado por Nora Mattion, del Instituto de Ciencia y Tecnología “Dr. César Milstein” y por Ana María Espinoza de Biogénesis Bagó. Aquí se mostró el rol del investigador para un desarrollo exitoso con empresa.

El caso 2 tuvo como oradores a Alejandro Soraci, del Centro de InvestigaciónVeterinaria de Tandil, y a Ariel Vázquez, de Bedson, quienes relataron el caso exitoso de investigador + servicio exitoso con empresa.

El caso 3 estuvo dedicado a la empresa de base tecnológica, Susana Levy de Cell Tonics SA, contó acerca de esto.

Bloque 3: Ponencias breves de desarrollos de alto impacto

Carolina Bluguermann, del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas – Instituto tecnológico Chascomús, habló acerca de “Celulas madres e impresión de tejidos para usos terapeúticos”.

Luego fue el turno de Guillermo Giovanbatistta del Instituto de Genética Veterinaria “Ing. Fernando Noel Dulout” se refirió acerca del “Uso de marcadores genéticos para producción. Plataforma ArBos”.

Vanina Grippo del Instituto de Ciencia y Tecnología “Dr. César Milstein”, cerró este bloque con su disertación “Uso de nanoanticuerpos y desarrollo de nuevas vacunas”.

Bloque 4: Demandas Tecnológicas del sector socio-productivo: ¿Cómo articularlas con el sector científico?

Compartimos la palabra de Carlos Van Gelderen contó acerca de la red alimentaria previo arranque del panel final.

El panel final estuvo integrado por Francisco Iguerabide -presidente de AACREA-, Rodrigo Troncoso -secretario de Ganadería del Ministerio de Agroindustria-, Juan Carlos Aba -presidente de Caprove- y Carlos Lanusse -CIVETAN-. Fue moderado por Félix Sammartino -diario La Nación-.

 

 

 

Dialogamos con Juan Carlos Soria y Matías Nardello, del Conicet, quienes destacaron el lanzamiento oficial de la Unidad “Salud y Producción Animal” el próximo 23 de marzo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Soria. “La primera a romper es el desconocimiento de qué ofrecemos”.

Soria. “La primera a romper es el desconocimiento de qué ofrecemos”.

Todo lo que hacemos en el campo del desarrollo y la formación de recursos humanos sirve no solo para el conocimiento universal, sino también para impulsar mejoras en el día a día de nuestro país y la calidad de vida de los argentinos”.
Así inició su diálogo con MOTIVAR el director de Vinculación Tecnológica del Conicet, Juan Carlos Soria, quien nos recibió con el objetivo de anunciar el lanzamiento de la Unidad Tecnológica “Salud y Producción Animal”, a cargo del médico veterinario Matias Nardello, con quien también tuvimos la posibilidad de conversar.
“Nos ocupamos de que las empresas instaladas en el país, los organismos del Estado y las organizaciones sin fines de lucro puedan acceder a las tecnologías que ofrece el Conicet”, enfatizó Soria. Y agregó: “Para ello, contamos con diversas herramientas para brindar un servicio de alto nivel, acercando a los equipos de investigación a proyectos de I+D. Buscamos vincular las necesidades existentes con las capacidades tecnológicas disponibles en el Conicet”.
MOTIVAR: ¿Cuáles son las barreras que dificultan el acceso a las pymes?
Juan Carlos Soria: En América Latina hay barreras históricas y estructurales, pero sin dudas que -en nuestro caso-, la primera es el desconocimiento.

¿CUAL ES EL FOCO DE LA UNIDAD TECNOLOGICA?

Dentro de la oferta de la red enfocada en la Salud y Producción Animal a la que las empresas pueden acceder se encuentran temas tales como prevención, diagnóstico y tratamiento en salud animal, nutrición, producción sustentable, mejoramiento genético y reproductivo; servicios en diagnóstico de patógenos y genéticos, desarrollo de nuevas vacunas y medicamentos, reproducción asistida en especies de interés pecuario; servicios en seguridad y control de calidad en fármacos y vacunas, y control de calidad e inocuidad de alimentos y subproductos de origen animal.
No menos importante es la parte ambiental (control de vectores, por ejemplo), la cual sin dudas será puesta al servicio de municipios y provincias.

Eso lleva a que no haya confianza y se dificultan las transacciones.
Lógicamente existen otras cuestiones que hacen a la estructura de nuestro sistema científico, donde tener un horizonte a largo plazo es clave para desarrollar tecnologías que sin dudas generan ventajas comparativas. Pero eso requiere de tiempo y conlleva riesgos. Por eso y a través de las 15 oficinas que tenemos en todo el país, buscamos concientizar respecto de que el Conicet es un lugar estratégico donde se pueden encontrar muchas de las soluciones que no están en el mercado. Queremos ser el área de I+D de aquellos que así lo requieran.

¿Es la de Salud y Producción Animal la primera que ponen en marcha?
Matías Nardello: Si. Es la primera red de vinculación temática, en este caso orientada a la salud, producción y control de calidad de alimentos. Está compuesta por 15 centros de investigación y 400 investigadores. En ese marco y dentro de la oferta tecnológica a la que las empresas pueden acceder se encuentran temas tales como prevención, diagnóstico y tratamiento en salud animal, nutrición de animales, producción sustentable, mejoramiento genético y reproductivo, servicios en diagnóstico de patógenos y genéticos, desarrollo de nuevas vacunas y medicamentos, reproducción asistida en especies de interés pecuario, servicios en seguridad y control de calidad en fármacos y vacunas, y control de calidad e inocuidad de alimentos y subproductos de origen animal.
No menos importante es la parte ambiental (control de vectores, por ejemplo), la cual sin dudas será puesta al servicio de municipios y provincias.
Somos una plataforma de servicios pensada para facilitar el acercamiento entre los demandantes y los científicos.
¿Cuándo es el lanzamiento oficial?

MN:Es este 23 de marzo en el Centro Cultural de las Ciencias (Godoy Cruz 2270, Ciudad Autónoma de Buenos Aires) y desde ya que estaremos convocando a todos los integrantes del sector industrial veterinario, entre otros.
A partir de esto, comenzaremos a trabajar sistemáticamente para lograr la mayor cantidad de convenios; con el desafío de crear grupos de trabajo sobre temas de alto impacto a nivel nacional, como pueden ser garrapatas, brucelosis y mastitis, entre otros.
Vale mencionar que toda esta estrategia también la comentamos en la participación que tuvimos en la pasada Expoagro, donde mostramos toda esta nueva estructura, generada para acercar tecnologías al sector socio-productivo.

Nardello. “Somos una plataforma facilitadora de servicios”.

Nardello. “Somos una plataforma facilitadora de servicios”.

¿Cómo se da ese “paso a paso” que logra la vinculación?

MN:Sin dudas deberemos contactar a la unidad tecnológica o al centro de investigación más cercano a las industrias interesadas, generando reuniones y contratos de confidencialidad que permitan definir objetivos a desarrollar. Luego, se genera un protocolo de trabajo y se inician las acciones, dándole también visibilidad a servicios que ya están instalados y que muchas veces se desconocen.

¿Cuáles son, en definitiva, los objetivos generales de la gestión?
JCS: Lograr que el Conicet sea visto como un socio tecnológico por parte del sector productivo.