fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomePosts Tagged "Cerdos"

Un equipo de investigadores –integrado por especialistas del INTA y del Conicet– desarrolló una técnica serológica simple, fácil de implementar y de alto rendimiento.

Investigadores del INTA y del Conicet presentaron una nueva técnica serológica que sirve para evaluar anticuerpos y medir la respuesta inmune contra este virus en cerdos. 

Se trata de un avance tecnológico que reemplaza pruebas más costosas y permite conocer la protección que tienen los animales frente a una cepa de campo. Este desarrollo nacional, que ya se aplica en laboratorios especializados de todo el mundo, fue publicado recientemente en la revista científica Plos One.

La nueva técnica serológica demuestra que es posible contar con una nueva forma de hacer los tests de ELISA para reemplazar la seroneutralización, una técnica para la detección de anticuerpos frente al virus. En este caso, con la novedad de que utilizaron partículas virales purificadas que pueden prepararse a partir de cualquier virus de campo.

Son técnicas que demostraron buenos resultados. “Son de sencilla aplicación y de utilidad para países con bajos recursos donde el virus es endémico”, destacó Capozzo.

MIRÁ EL VIDEO A CONTINUACIÓN

Se trata de un avance tecnológico que reemplaza pruebas más costosas y permite conocer la protección que tienen los animales frente a una cepa de campo.

Registrada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés) como una de las enfermedades de declaración obligatoria y con mayor riesgo sanitario, la fiebre aftosa afecta a especies biunguladas –de pezuña hendida–, tanto domésticas como silvestres. Por esto, detectarla a tiempo y conocer la eficacia de las vacunas es fundamental para países con actividad ganadera.

En este sentido, investigadores del INTA y del Conicet presentaron una nueva técnica serológica que sirve para evaluar anticuerpos y medir la respuesta inmune contra este virus en cerdos. 

Se trata de un avance tecnológico que reemplaza pruebas más costosas y permite conocer la protección que tienen los animales frente a una cepa de campo. Este desarrollo nacional, que ya se aplica en laboratorios especializados de todo el mundo, fue publicado recientemente en la revista científica Plos One.

“El objetivo fue desarrollar técnicas serológicas para evaluar diferentes aspectos de la respuesta de anticuerpos contra el virus de la fiebre aftosa en cerdos vacunados”, destacó Alejandra Capozzo, investigadora del Conicet en el Instituto de Virología e Innovaciones Tecnológicas (IVIT) del INTA y a cargo de la investigación.

La nueva técnica serológica demuestra que es posible contar con una nueva forma de hacer los tests de ELISA para reemplazar la seroneutralización, una técnica para la detección de anticuerpos frente al virus. En este caso, con la novedad de que utilizaron partículas virales purificadas que pueden prepararse a partir de cualquier virus de campo.

Este desarrollo, que permite caracterizar otros aspectos de la respuesta inmune, contó con la participación de Florencia Mansilla, Cecilia Turco, María Cruz Miraglia y Mariano Pérez Filgueira, investigadores del INTA y del Conicet en el IVIT; Fernando Bessone, del INTA Marcos Juárez –Córdoba– y Juan Manuel Sala, del INTA Mercedes –Corrientes–.

“La puesta a punto de la técnica de ELISA permite hoy evaluar la eficacia de vacunas nuevas”, detalló Mansilla y agregó: “Se trata de varias técnicas asociadas destinadas a medir distintos aspectos de la respuesta inmune como la maduración de la avidez, entendida como la fuerza de pegado que tienen los anticuerpos”.

Son técnicas que demostraron buenos resultados. “Son de sencilla aplicación y de utilidad para países con bajos recursos donde el virus es endémico”, destacó Capozzo.

Industria porcina

El crecimiento de la industria porcina en todo el mundo requiere de técnicas serológicas simples y de alto rendimiento “aplicables a la vigilancia epidemiológica y a los estudios de eficacia de la vacuna para esta especie”, puntualizó Mansilla.

Se sabe que los cerdos son altamente susceptibles a la infección por el virus de la fiebre aftosa. Un animal infectado puede excretar hasta 3.000 veces más partículas virales por día que una oveja o una vaca.

Evaluación serológica

En la actualidad, se aplica la prueba de seroneutralización o neutralización vírica, considerada prueba de referencia para la valoración serológica. Asimismo, se trata de un ensayo “difícil de estandarizar, engorroso e inadecuado para ser utilizado a gran escala”, indicaron las investigadoras. 

Además, implica la manipulación de virus vivos, lo que resulta en el riesgo de un brote. Un aspecto más que relevante para las regiones libres de virus de la fiebre aftosa, donde los virus vivos solo pueden manipularse bajo condiciones estrictas de bioseguridad. Por esta razón, desarrollaron los test ELISA ya que usan virus inactivados, son de alto rendimiento y fáciles de implementar en cualquier laboratorio.

En la investigación publicada “se buscó correlacionar las pruebas de neutralización con los ensayos serológicos de ELISA, siendo este tipo de test más sencillo de hacer y de estandarizar así como de armonizar entre laboratorios”, indicó Mansilla.

“El problema no es el ensayo en sí mismo, sino la partícula del virus”, advirtieron las investigadoras y detallaron que, “si esta pierde integridad, lleva a medir anticuerpos que no están relacionados con la protección”.

Según Capozzo, “como las vacunas suelen desarrollar estos anticuerpos, ya que muchas veces el virus se comienza a degradar, resulta normal encontrarse con anticuerpos que no son protectores”.

Solución para estimaciones erróneas

Tras realizar las evaluaciones, el equipo de científicos concluyó que “cuando los laboratorios de referencia preparan antígenos para los test ELISA realizan un proceso de inactivación que puede llegar a romper por completo la integridad de la partícula provocando, al momento del ensayo serológico, la falta de correlación”.

“Sus consecuencias se observan en una estimación errónea de la eficacia de la vacuna, porque no se están midiendo anticuerpos que protegen”, afirmó Capozzo y agregó: “Frente a este problema, la solución fue desarrollar test ELISA indirectos que utilizan el virus purificado pegado a la placa”. De este modo, al colocarse allí un virus que no está desarmado genera una buena correlación entre el ELISA y la neutralización.

Además, por ser más sencillas “las técnicas de ELISA sirven para medir anticuerpos protectores sin necesidad de hacer la seroneutralización”, aclaró Mansilla.

Actualmente los test para vacunos desarrollados por el equipo del IVIT, que dieron lugar a pruebas para porcinos y búfalos, están siendo validados por expertos de la Organización de las Naciones Unidad para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Unión Europea.

Se trata de técnicas que ya fueron transferidas por el IVIT al Laboratorio Mundial de Referencia en Fiebre Aftosa para la OIE en Pirbright, Reino Unido, y a laboratorios de Sudáfrica y Australia.

Cabe destacar que el instituto del INTA forma parte de la Red Interinstitucional de Investigación y Desarrollo en Fiebre Aftosa (RIIDFA), generada luego de la crisis de 2001 a partir de la unión de laboratorios del organismo con otros del Conicet, Senasa y Biogénesis Bagó SA, empresa nacional de manufactura de vacunas anti-aftosa. El INTA forma parte además de la Red Global de Investigaciones en Fiebre Aftosa que nuclea a más de 30 laboratorios de todo el mundo.

Fuente: INTA Informa

Si bien durante los últimos meses se han difundido noticias que ponen en duda la continuidad de la recuperación que viene mostrando el stock bovino nacional, los datos duros mostrarán que la tendencia no se detuvo: entre marzo de 2017 y marzo de 2018 la actividad ganadera local logró incrementar su rodeo en un 1%, estando cada vez más cercano a los 54 millones de cabezas.
Efectivamente: tenemos 500 mil cabezas más que el año pasado, más allá de las inundaciones y sequías que afectaron a la producción.
¿Otro dato? Se habría superado la cantidad de vacas totales que teníamos en 2008, mejorando inclusive en un punto el porcentaje de terneros destetados respecto de 2017. En concreto: aumentó la productividad.
Hoy el índice de destetes a nivel nacional alcanzó el 64%.
Efectivamente, en nuestro país hay más terneros: casi 500.000 a fines de marzo respecto al año pasado y un 5% más que en 2008.
Esta brecha será inclusive más favorable cuando se publiquen los datos de vacunación antiaftosa del primer período del año 2018).
Todo esto es acompañado por una faena 10% mayor a la del año pasado, sumando más exportaciones: China, UE, Cuota Hilton, Cuota 481.
Sin dudas que también cuando se publiquen los datos oficiales quedará en claro que nos siguen faltando novillos. Habría un 44% menos que en 2008 y un 25% menos de novillitos con respecto a ese año.

¿Y la producción de cerdos?
Transcurridos los primeros 5 meses de este 2018, las cifras muestran un 8% más de faena que en 2017, tendencia sostenida en los últimos años.

El encuentro se realizará el día viernes 30 de Junio de 2017 en la localidad de Caseros (Dpto. Uruguay), en el Salón de Estación Ferrocarril.

Entre Ríos se consolida en la cuarta ubicación del ranking de las provincias con mayor producción porcina de la Argentina, destacada además dentro de la Región Centro, que lidera la cadena. Según datos oficiales, nuestra provincia sólo está por detrás de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
Los datos surgen del Informe Mensual de Carnes “Faena Porcinos”, realizado en abril por parte de la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario, dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

Allí, además, se compara el esquema de producción porcina del país por regiones. Tal como dejan en evidencia los datos anteriores, la Región Centro encabeza la lista y supera al resto ampliamente, con el 91,43% de los capones del país.
El Ministerio de Producción de Entre Rios, por intermedio de la Dirección de Ganadería Bovina, Porcina y Avícola, viene acompañando este crecimiento y en este caso lo hace con esta jornada de actualización para técnicos y personal de granjas.

La misma comenzará a las 8:00 hs con la acreditación (ingreso sin cargo), y contará con un intervalo al mediodía con refrigerio y finalización a las 17 hs con entrega de Certificados de Asistencia.

Para más información: Ministerio de Producción

Los cerdos machos son castrados para limitar o eliminar problemas en su comportamiento agresivo, apareamiento incontrolado y el olor característico del macho no castrado, lo cual representa un importante problema en la calidad alimenticia. Así, Ceva Salud Animal presenta la inmunización hormonal como una alternativa para solucionar está problemática.
La producción de machos enteros ofrece un mayor porcentaje de carne magra y mejora la eficiencia con respecto a los machos castrados, además de menores costos de operación (castración) y disminución de la mortalidad (infecciones). La desventaja principal de producir machos enteros es la presencia del llamado “olor sexual”, el cual es generado por dos sustancias llamadas androsterona y escatol.

La castración quirúrgica es la técnica más común para eliminar la presencia del olor sexual en cerdos, reducir el comportamiento agresivo y la concentración plasmática de hormonas anabólicas, asociadas al crecimiento muscular incrementando la deposición de grasa, pero provoca dolor prolongado e induce estrés al animal. La inmunización hormonal de los machos es una alternativa efectiva a la castración quirúrgica convencional.

Ceva Salud Animal, a través de su departamento de investigación y desarrollo, diseñó una nueva vacuna de inmuno-castración llamada Valora, que permite una reducción en el tamaño de los testículos, una mejora en la conversión alimenticia, flexibilidad de uso y eliminación del olor sexual, entre otros beneficios.

La innovación: vacunar contra el olor sexual

Las preferencias del consumidor han cambiado de canales grasosas a magras. De igual manera, la producción se ha enfocado más en una alta tasa de crecimiento y una conversión alimenticia eficiente, así como una producción amigable con el ambiente.
La vacunación con Valora contra la LHRH permite a los cerdos crecer como machos enteros durante la mayor parte del periodo de crecimiento y finalización, mejorando las ganancias del productor, debido a que los cerdos de engorde obtienen una mejor conversión alimenticia de manera natural y una mejor composición de la canal de los machos enteros.

Ceva Valora, una formulación única

Ceva Salud Animal presenta en el mercado argentino, Ceva Valora, una vacuna de péptidos sintéticos basada en la LHRH para cerdos, que contiene tres péptidos sintéticos como inmunógeno.

La LHRH es un decapéptidonatural en el hipotálamo de los animales, que es reconocido por el sistema inmune como un auto antígeno. La estimulación del animal para que produzca anticuerpos contra la molécula de la LHRH puede lograrse uniéndola a otra molécula que no forme parte del organismo del animal y que sea reconocida naturalmente como “externa”.

En Ceva Valora, la LHRH se une de manera covalente a una secuencia distinta de las células T colaboradoras formando una sustancia propia. La secuencia de la célula T colaboradora se une a la terminal N del decapéptido para evitar la actividad de la hormona gonadotropina y provocar una respuesta de las células T colaboradoras, las cuales posteriormente median las respuestas de los anticuerpos contra la LHRH mediante las células B.

Eficacia confirmada

Ceva Valora es una respuesta de anticuerpos rápida, fuerte y específica. Al ser inyectado, el sistema inmune produce anticuerpos contra la LHRH que se unen al decapéptido LHRH natural. Este complejo inmune inhibe la unión de la LHRH a sus receptores celulares naturales bloqueando la acción de la cascada hormonal, teniendo como propósito un efecto similar a la castración quirúrgica, pero manteniendo las ventajas de los machos enteros con una mejor conversión alimenticia y una mayor calidad de la carne.

La eficacia de Ceva ValoraTM fue comparada con otros productos para la castración inmune en tres distintos regímenes de vacunación: la primera inyección se aplicó a las 8 semanas de edad, y el refuerzo a las 4, 6 y 8 semanas antes del sacrificio. Los principales indicadores de la eficiencia fueron la respuesta de anticuerpos, el nivel de testosterona en suero y el tamaño de los testículos. En todos los indicadores, Ceva ValoraTM demostró mejores resultados.

– El estudio demostró que la vacuna del péptido sintético de LHRH fue 100% efectiva en la inhibición del crecimiento testicular y la secreción de testosterona en cerdos vacunados.
– Los efectos de la inmunocastración fueron claros.
– La eficacia fue cuantificable de una mejor manera que en los demás productos autorizados para la inmunocastración.

Beneficios comprobados:

  • Menores costos en la producción de carne
  • Una sólida reducción en el tamaño de los órganos reproductores del cerdo
  • Equipo de vacunación seguro
  • Una mejor conversión alimenticia

Para más información: info.argentina@ceva.com

En la producción porcina la prevalencia de afecciones varía entre cada etapa. Las distintas categorías presentan diferente sensibilidad o predisposición a padecer enfermedades y entre las más frecuentes están relacionadas a los problemas digestivos y respiratorios.

El conocimiento de las principales enfermedades que afectan el ganado porcino, facilita el diagnóstico y su posterior tratamiento y control para que no sucedan brotes. En porcicultura intensiva el éxito de los tratamientos terapéuticos está ligado a la rapidez, intensidad y a la continuidad de su aplicación. (Más información)

Dado que la gestión de un buen plan sanitario en la granja influye positivamente sobre la inocuidad y rentabilidad de la misma desde la Estación Experimental del INTA se trabaja junto al sector productivo en la prevención, monitoreo y control de las enfermedades de los cerdos.

La acción de extensión y asistencia técnica promueve la producción de cerdos desde un enfoque de salud pública con líneas de trabajo orientadas a enfermedades que afectan a la región. Entre las investigaciones se han resuelto casos de infecciones por la bacteria Streptococcus suis que “se encuentra en las amígdalas de la mayoría de los cerdos y son capaces de causar meningitis, además de artritis, endocarditis valvular, miocarditis, pericarditis, abortos y también se la considera un agente secundario de la neumonía”.

Entre los factores predisponentes los técnicos destacan como más importantes para la presentación de la enfermedad a “aquellos que favorecen las situaciones de stress”, dado que se ha observado que “los brotes de meningitis se presentan con mayor frecuencia en cerdos recién destetados, los que habitan en lugares con alta densidad, humedad y mala higiene”.

Para detectar la afección se deben observar los signos clínicos que, “si bien presentan variantes con la edad del animal, se manifiestan en la pérdida de apetito, enrojecimiento de la piel, fiebre, depresión, perdida del equilibrio, cojera, parálisis, temblores y convulsiones, llegándose a producirse muertes en casos en que los animales enfermos no son tratados”.

Para lograr un diagnóstico definitivo los profesionales del INTA indican el “aislamiento de la bacteria estreptococo suis (según signos clínicos en cerebro, articulaciones, pulmones, bazo, etc.) y descripción de los órganos enfermos”.

Los animales afectados pueden ser tratados de forma individual con inyecciones de penicilina o amoxicilina, y anti-inflamatorio. El tratamiento temprano previene la muerte y puede resultar en una recuperación completa. En general, los estreptococos son resistentes a las tetraciclinas.

El cerdo afectado debe ser retirado del corral, ya que estos animales pueden arrojar grandes cantidades de bacterias e infectar otros animales en el mismo corral. El control se realiza disminuyendo los factores de strees del animal, puesto que no existen y vacunas comerciales para la prevención.

El video muestra el pre y post – tratamiento de un caso clínico típico de meningitis con amoxicilina (15mg./kg.) y dexametasona (0,08 mg./kg.), durante 5 días.

Tratamiento de Meningitis from INTA Cuenca on Vimeo.

En el primer mes del año, según datos del Senasa, el número de cabezas se incrementó un 11% en cerdos y 10% en pollos con respecto al mismo período del año previo. Representan las mayores subas para un enero desde 2013.

El plato de los argentinos está cambiando. En 2016, por primera vez en la historia, el consumo de cerdo y pollo, en conjunto, superó a la carne bovina. Ambos cerraron el último año con un consumo de 64,5 kilos por habitante (48 de pollo y 16,5 de cerdo), mientras que la “vaca” se ubicó en torno a los 55 kilos.
En el primer mes del 2017 la tendencia no parece cambiar. Según los últimos datos suministrados por Senasa, la faena porcina se incrementó un 11% en enero, con respecto al mismo mes del año previo. En cuanto a los pollos, la suba rondó el 10%. Estos guarismos representan la mayor mejora para un enero desde 2013.
En los primeros 31 días del año fueron 499.260 los porcinos que terminaron en los matarifes y sobre ese total, se puede señalar que 391.489 fueron capones, representando en este caso, una suba aún mayor, en torno al 12%. En el caso avícola, la faena se ubicó en 67,09 millones de cabezas versus 61,04 millones de enero de 2016.
La información suministrada por el organismo de sanidad es el resultado de los movimientos de animales realizados desde los establecimientos rurales y/o predios de remate feria con destino a frigoríficos, incluyendo en este último concepto tanto aquellos que cuentan con habilitación del Senasa como los que operan bajo una habilitación de la jurisdicción provincial correspondiente. “Al ser una información derivada de los datos declarados por el titular o responsable de la hacienda al momento de emitirse el documento de tránsito electrónico que ampara sanitariamente estos movimientos, la misma puede diferir respecto de la cantidad total de porcinos, así como en su composición por categoría, con la cantidad de cabezas efectivamente faenadas en las plantas frigoríficas”, advierten desde el organismo.