fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomePosts Tagged "Aftosa"

El USDA ha elegido a Biogénesis Bagó como uno de sus proveedores de antígenos y vacunas para un banco de vacunas con el objetivo de reforzar sus medidas de protección contra la fiebre aftosa.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) ha elegido a Biogénesis Bagó como uno de sus proveedores de antígenos y vacunas para un banco de vacunas que fue creado con el objetivo de reforzar sus medidas de protección contra la fiebre aftosa: “Banco Nacional de Vacunas Animales y Contramedidas Veterinarias” (NAVVCB, por sus siglas en inglés). El contrato es por 17 años (2020-2037), y es adicional al que la empresa ya tiene firmado hasta 2032 con el Banco Norteamericano de vacunas contra la fiebre aftosa y que Estados Unidos integra con México y Canadá.

Este Banco de vacunas recientemente creado es una iniciativa enmarcada en la Ley Agrícola de 2018 de Estados Unidos para apoyar de manera integral la prevención contra esta enfermedad y proteger la producción pecuaria de su territorio. Según informó la entidad, a través de este nuevo banco las autoridades buscan aumentar el nivel de protección del país frente a la enfermedad y asegurar que haya disponible un número mucho mayor de dosis de esta vacuna que el que actualmente tiene, a través del banco Norteamericano.

Cabe recordar que Estados Unidos se encuentra libre de esta enfermedad que afecta a rumiantes y cerdos, por lo que la defensa de su status sanitario resulta crucial y demanda los más altos estándares internacionales de bioseguridad. Pero la evolución constante de las enfermedades y su propagación entre países y continentes hace que los países que son grandes productores de vacas y cerdos como es Estados Unidos, deban levantar cada vez más la guardia contra esta enfermedad.

«Biogénesis Bagó es una empresa con vasta trayectoria y liderazgo internacional en la producción de vacuna antiaftosa y servicios de bancos de vacunas, y este tipo de iniciativas y contratos que están orientados a la prevención de enfermedades que afectan severamente la producción de carne y leche, refuerzan nuestro compromiso con la evolución de la salud animal», afirmó Esteban Turic, CEO de la compañía.

«Con muchos años de experiencia, desarrollo tecnológico y capital humano, Biogénesis Bagó se ha consolidado como un referente mundial en la lucha contra la fiebre aftosa. Validamos esto con importantes logros como la participación en campañas de emergencia (Argentina, Uruguay, Taiwán, Corea y Vietnam) y la construcción de una planta en China, siendo la única empresa extranjera con producción local en ese país, que es el mayor usuario de vacuna antiaftosa del mundo», afirma Rodolfo Bellinzoni Director de Operaciones Industriales en Innovación de Biogénesis Bagó y referente mundial en la materia.

Fuente de la información: Biogénesis Bagó.

Se trata de un avance tecnológico que reemplaza pruebas más costosas y permite conocer la protección que tienen los animales frente a una cepa de campo.

Registrada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés) como una de las enfermedades de declaración obligatoria y con mayor riesgo sanitario, la fiebre aftosa afecta a especies biunguladas –de pezuña hendida–, tanto domésticas como silvestres. Por esto, detectarla a tiempo y conocer la eficacia de las vacunas es fundamental para países con actividad ganadera.

En este sentido, investigadores del INTA y del Conicet presentaron una nueva técnica serológica que sirve para evaluar anticuerpos y medir la respuesta inmune contra este virus en cerdos. 

Se trata de un avance tecnológico que reemplaza pruebas más costosas y permite conocer la protección que tienen los animales frente a una cepa de campo. Este desarrollo nacional, que ya se aplica en laboratorios especializados de todo el mundo, fue publicado recientemente en la revista científica Plos One.

“El objetivo fue desarrollar técnicas serológicas para evaluar diferentes aspectos de la respuesta de anticuerpos contra el virus de la fiebre aftosa en cerdos vacunados”, destacó Alejandra Capozzo, investigadora del Conicet en el Instituto de Virología e Innovaciones Tecnológicas (IVIT) del INTA y a cargo de la investigación.

La nueva técnica serológica demuestra que es posible contar con una nueva forma de hacer los tests de ELISA para reemplazar la seroneutralización, una técnica para la detección de anticuerpos frente al virus. En este caso, con la novedad de que utilizaron partículas virales purificadas que pueden prepararse a partir de cualquier virus de campo.

Este desarrollo, que permite caracterizar otros aspectos de la respuesta inmune, contó con la participación de Florencia Mansilla, Cecilia Turco, María Cruz Miraglia y Mariano Pérez Filgueira, investigadores del INTA y del Conicet en el IVIT; Fernando Bessone, del INTA Marcos Juárez –Córdoba– y Juan Manuel Sala, del INTA Mercedes –Corrientes–.

“La puesta a punto de la técnica de ELISA permite hoy evaluar la eficacia de vacunas nuevas”, detalló Mansilla y agregó: “Se trata de varias técnicas asociadas destinadas a medir distintos aspectos de la respuesta inmune como la maduración de la avidez, entendida como la fuerza de pegado que tienen los anticuerpos”.

Son técnicas que demostraron buenos resultados. “Son de sencilla aplicación y de utilidad para países con bajos recursos donde el virus es endémico”, destacó Capozzo.

Industria porcina

El crecimiento de la industria porcina en todo el mundo requiere de técnicas serológicas simples y de alto rendimiento “aplicables a la vigilancia epidemiológica y a los estudios de eficacia de la vacuna para esta especie”, puntualizó Mansilla.

Se sabe que los cerdos son altamente susceptibles a la infección por el virus de la fiebre aftosa. Un animal infectado puede excretar hasta 3.000 veces más partículas virales por día que una oveja o una vaca.

Evaluación serológica

En la actualidad, se aplica la prueba de seroneutralización o neutralización vírica, considerada prueba de referencia para la valoración serológica. Asimismo, se trata de un ensayo “difícil de estandarizar, engorroso e inadecuado para ser utilizado a gran escala”, indicaron las investigadoras. 

Además, implica la manipulación de virus vivos, lo que resulta en el riesgo de un brote. Un aspecto más que relevante para las regiones libres de virus de la fiebre aftosa, donde los virus vivos solo pueden manipularse bajo condiciones estrictas de bioseguridad. Por esta razón, desarrollaron los test ELISA ya que usan virus inactivados, son de alto rendimiento y fáciles de implementar en cualquier laboratorio.

En la investigación publicada “se buscó correlacionar las pruebas de neutralización con los ensayos serológicos de ELISA, siendo este tipo de test más sencillo de hacer y de estandarizar así como de armonizar entre laboratorios”, indicó Mansilla.

“El problema no es el ensayo en sí mismo, sino la partícula del virus”, advirtieron las investigadoras y detallaron que, “si esta pierde integridad, lleva a medir anticuerpos que no están relacionados con la protección”.

Según Capozzo, “como las vacunas suelen desarrollar estos anticuerpos, ya que muchas veces el virus se comienza a degradar, resulta normal encontrarse con anticuerpos que no son protectores”.

Solución para estimaciones erróneas

Tras realizar las evaluaciones, el equipo de científicos concluyó que “cuando los laboratorios de referencia preparan antígenos para los test ELISA realizan un proceso de inactivación que puede llegar a romper por completo la integridad de la partícula provocando, al momento del ensayo serológico, la falta de correlación”.

“Sus consecuencias se observan en una estimación errónea de la eficacia de la vacuna, porque no se están midiendo anticuerpos que protegen”, afirmó Capozzo y agregó: “Frente a este problema, la solución fue desarrollar test ELISA indirectos que utilizan el virus purificado pegado a la placa”. De este modo, al colocarse allí un virus que no está desarmado genera una buena correlación entre el ELISA y la neutralización.

Además, por ser más sencillas “las técnicas de ELISA sirven para medir anticuerpos protectores sin necesidad de hacer la seroneutralización”, aclaró Mansilla.

Actualmente los test para vacunos desarrollados por el equipo del IVIT, que dieron lugar a pruebas para porcinos y búfalos, están siendo validados por expertos de la Organización de las Naciones Unidad para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Unión Europea.

Se trata de técnicas que ya fueron transferidas por el IVIT al Laboratorio Mundial de Referencia en Fiebre Aftosa para la OIE en Pirbright, Reino Unido, y a laboratorios de Sudáfrica y Australia.

Cabe destacar que el instituto del INTA forma parte de la Red Interinstitucional de Investigación y Desarrollo en Fiebre Aftosa (RIIDFA), generada luego de la crisis de 2001 a partir de la unión de laboratorios del organismo con otros del Conicet, Senasa y Biogénesis Bagó SA, empresa nacional de manufactura de vacunas anti-aftosa. El INTA forma parte además de la Red Global de Investigaciones en Fiebre Aftosa que nuclea a más de 30 laboratorios de todo el mundo.

Fuente: INTA Informa

Reforzada. En nuestro país, el Senasa revalidó su postura. (Gentileza del Senasa).

Reforzada. En nuestro país, el Senasa revalidó su postura. (Gentileza del Senasa).

Al tiempo que el MAPA oficializaba la suspensión de la vacunación en Río Grande do Sul, el Senasa ratificaba el compromiso argentino de seguir firmemente con su programa de lucha y control de la enfermedad.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Fica proibido o ingresso e a incorporação de animais vacinados contra a febre aftosa nos Estados do Acre, Rondônia, Rio Grande do Sul e regiões dos Estados do Amazonas e do Mato Grosso, conforme estabelecido no Art. 1º da Instrução Normativa nº 36, de 29 de abril de 2020”. De esa manera comienza el Decreto N° 23 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento brasilero (MAPA) que puso en marcha el pasado 30 de abril una situación que ya venía siendo anunciada en los foros regionales: Brasil empezó a dejar de vacunar contra la fiebre aftosa.
“Para lograr el reconocimiento de la OIE para estos estados como áreas libres de fiebre aftosa sin vacunación en mayo de 2021, una de las condiciones requeridas es la suspensión de la vacunación contra la fiebre aftosa y prohibición de la entrada de animales vacunados en los estados y regiones propuestos por al menos 12 meses”, explicó el director del Departamento de Sanidad Animal, Geraldo Moraes. Son unas 30 millones de dosis las que se dejarán de usar.

¿Y en Argentina?

El Senasa ratificó su plan de vacunación contra la fiebre aftosa, destacando que se trata “de una acción indispensable para sostener el estatus sanitario del país”. En ese marco, el organismo sanitario nacional viene fortaleciendo la campaña nacional de vacunación, incluso extendiendo el plazo plazo de inoculación por 30 días en ocho provincias- para completar de manera eficiente la primera campaña de 2020, en el marco de la pandemia.
Más allá de esto y tal como se informó desde el Senasa, autoridades del organismo argentino se comunicaron con José Guilherme Tollstadius Leal, secretario de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de Brasil solicitando información sobre las condiciones en que tomaron la decisión
Vale decir que Argentina está reconocida por la OIE como país libre de aftosa con vacunación en la región ubicada entre el límite norte y el río Colorado y libre sin vacunación desde el río Colorado hasta Tierra del Fuego.
“La ocurrencia de la pandemia de COVID-19, no debe ni puede afectar el funcionamiento del sistema sanitario pecuario que asegura la provisión de alimentos en forma sustentable y sanitariamente seguros”. De esa manera abordó la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria también el tema (Ver recuadro). Y remarcaron: “Se considera de máxima prioridad el mantenimiento de la alerta sanitaria, y la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades como por ejemplo Fiebre Aftosa y Brucelosis”.
En definitiva, resta esperar para ver cómo convive la estrategia de Brasil con la del resto de la región. La postura argentina es clara, la de Uruguay, Bolivia y Paraguay, seguramente irá aclarando con el paso de las próximas semanas.

Alerta de la Academia de Agronomía y Veterinaria

En un comunicado, la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria focalizó su atención en la producción agropecuaria, destacando que “indudablemente” la pandemia del COVID-19 afectará todos los sistemas y habrá un riesgo alto de desatención del manejo sanitario de actividades clave para sostener la economía en “los duros tiempos que se avecinan”.
“Un buen ejemplo es la Fiebre Aftosa, la cual ha sido muy bien controlada en casi todo el continente americano, mediante la vacunación sistemática. En los últimos años, algunos países de la región iniciaron el proceso de abandonar esta estrategia, intentando avanzar a estatus de libres sin vacunación.
Esto también ha ocurrido con brucelosis.
Estas decisiones tienen enorme peso en el impacto de riesgo sanitario para la región”, explicaron. Y resaltaron: “Damos el máximo alerta a las autoridades para que pongan especial atención en el sostenimiento de los estatus y programas sanitarios, evitando mayores impactos negativos en nuestra economía y en el bienestar de nuestra sociedad”.

Reforzada. En nuestro país, el Senasa revalidó su postura. (Gentileza del Senasa).

Reforzada. En nuestro país, el Senasa revalidó su postura. (Gentileza del Senasa).

Al tiempo que el MAPA oficializaba la suspensión de la vacunación en Río Grande do Sul, el Senasa ratificaba el compromiso argentino de seguir firmemente con su programa de lucha y control de la enfermedad.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Fica proibido o ingresso e a incorporação de animais vacinados contra a febre aftosa nos Estados do Acre, Rondônia, Rio Grande do Sul e regiões dos Estados do Amazonas e do Mato Grosso, conforme estabelecido no Art. 1º da Instrução Normativa nº 36, de 29 de abril de 2020”. De esa manera comienza el Decreto N° 23 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento brasilero (MAPA) que puso en marcha el pasado 30 de abril una situación que ya venía siendo anunciada en los foros regionales: Brasil empezó a dejar de vacunar contra la fiebre aftosa.
“Para lograr el reconocimiento de la OIE para estos estados como áreas libres de fiebre aftosa sin vacunación en mayo de 2021, una de las condiciones requeridas es la suspensión de la vacunación contra la fiebre aftosa y prohibición de la entrada de animales vacunados en los estados y regiones propuestos por al menos 12 meses”, explicó el director del Departamento de Sanidad Animal, Geraldo Moraes. Son unas 30 millones de dosis las que se dejarán de usar.

¿Y en Argentina?

El Senasa ratificó su plan de vacunación contra la fiebre aftosa, destacando que se trata “de una acción indispensable para sostener el estatus sanitario del país”. En ese marco, el organismo sanitario nacional viene fortaleciendo la campaña nacional de vacunación, incluso extendiendo el plazo plazo de inoculación por 30 días en ocho provincias- para completar de manera eficiente la primera campaña de 2020, en el marco de la pandemia.
Más allá de esto y tal como se informó desde el Senasa, autoridades del organismo argentino se comunicaron con José Guilherme Tollstadius Leal, secretario de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de Brasil solicitando información sobre las condiciones en que tomaron la decisión
Vale decir que Argentina está reconocida por la OIE como país libre de aftosa con vacunación en la región ubicada entre el límite norte y el río Colorado y libre sin vacunación desde el río Colorado hasta Tierra del Fuego.
“La ocurrencia de la pandemia de COVID-19, no debe ni puede afectar el funcionamiento del sistema sanitario pecuario que asegura la provisión de alimentos en forma sustentable y sanitariamente seguros”. De esa manera abordó la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria también el tema (Ver recuadro). Y remarcaron: “Se considera de máxima prioridad el mantenimiento de la alerta sanitaria, y la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades como por ejemplo Fiebre Aftosa y Brucelosis”.
En definitiva, resta esperar para ver cómo convive la estrategia de Brasil con la del resto de la región. La postura argentina es clara, la de Uruguay, Bolivia y Paraguay, seguramente irá aclarando con el paso de las próximas semanas.

Alerta de la Academia de Agronomía y Veterinaria

En un comunicado, la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria focalizó su atención en la producción agropecuaria, destacando que “indudablemente” la pandemia del COVID-19 afectará todos los sistemas y habrá un riesgo alto de desatención del manejo sanitario de actividades clave para sostener la economía en “los duros tiempos que se avecinan”.
“Un buen ejemplo es la Fiebre Aftosa, la cual ha sido muy bien controlada en casi todo el continente americano, mediante la vacunación sistemática. En los últimos años, algunos países de la región iniciaron el proceso de abandonar esta estrategia, intentando avanzar a estatus de libres sin vacunación.
Esto también ha ocurrido con brucelosis.
Estas decisiones tienen enorme peso en el impacto de riesgo sanitario para la región”, explicaron. Y resaltaron: “Damos el máximo alerta a las autoridades para que pongan especial atención en el sostenimiento de los estatus y programas sanitarios, evitando mayores impactos negativos en nuestra economía y en el bienestar de nuestra sociedad”.

La Disposición 134/2020 establece una prórroga hasta el 15 de mayo del permiso de traslado desde y hacia establecimientos que no hayan cumpido o completado totalmente la primera campaña de vacunación del 2020. La excepción no se aplica a animales que nunca hayan sido vacunados.

Para continuar con la adecuación de las medidas en materia de prevención sanitaria y movimiento de animales de producción y abastecimiento, hasta el 15 de mayo inclusive, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) prorrogó mediante la Disposición 134/2020, la posibilidad de los traslados desde y hacia establecimientos que no hayan cumplimentado o completado totalmente la 1° campaña 2020 (Resolución 288/2020).

La excepción no se aplica a animales que nunca hayan sido vacunados, y abarca al ganado bovino y bubalino.

El objetivo de la medida es coincidente con la finalidad que tiene la cuarentena general. Es decir, evitar los contagios de coronavirus, en este caso entre el personal que lleva adelante la campaña contra la aftosa.

Por último, según lo establece la resolución del SENASA, “los infractores a la presente resolución son pasibles de las sanciones correspondientes, de conformidad con lo establecido en el Capítulo V de la Ley N° 27.233 y su Decreto reglamentario N° DECTO-2019-776-APN-PTE del 19 de noviembre de 2019, sin perjuicio de las medidas preventivas inmediatas que pudieran adoptarse, en virtud de lo dispuesto en la Resolución N° 38 del 3 de febrero de 2012 del entonces Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca”.

 

Jujuy: Tras haber rápidamente atendido una sospecha de enfermedad en bovinos, el resultado de los análisis de laboratorio a los que se sometieron las muestras obtenidas, determinaron la presencia de estomatitis papular bovina, una enfermedad de menor impacto económico y sanitario, ya descripta en la región.

En el contexto de la extraordinaria situación de emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) atendió eficazmente una sospecha de enfermedad vesicular en bovinos de un predio ubicado en la localidad de Palma Sola, provincia de Jujuy.
Los análisis efectuados rápidamente en la muestras tomadas a los animales afectados determinaron que se trataba de estomatitis papular bovina y descartó fiebre aftosa y estomatitis vesicular, dos enfermedades de alto impacto económico.
La notificación efectuada por el productor y el rápido y eficiente accionar del personal del Senasa – Centro Regional NOA Norte, Laboratorio Nacional y direcciones nacionales de Operaciones y de Sanidad Animal – permitió coordinar acciones para lograr en el menor tiempo un diagnóstico definitivo, llevando tranquilidad a los productores de la zona y al sector ganadero nacional.
Al recibir la notificación de la sospecha, los agentes del Centro Regional NOA Norte del Senasa concurrieron al establecimiento y constataron la presencia de lesiones en patas, lengua y ubre de los bovinos afectados.
Siguiendo la normativa vigente, tomaron muestras de suero, hisopado bucal y material de las lesiones de los animales afectados y muestras de suero de los animales sanos al tiempo que interdictaron el predio afectado y los establecimientos linderos, donde se realizaron inspecciones clínicas que permitieron comprobar la ausencia de lesiones vesiculares en bovinos y en otras especies.
Con prontitud, las muestras fueron trasladadas al Laboratorio Nacional del Senasa, ubicado en la localidad de Martínez, provincia de Buenos Aires, donde fueron procesadas de inmediato para descartar fiebre aftosa como enfermedad causal de las lesiones, siendo corroborado luego por los análisis definitivos que también descartaron la presencia de estomatitis vesicular.
Tanto los sueros como los hisopados bucales y la muestra de la lesión resultaron negativos a todas las pruebas realizadas (ELISA 3ABC, EITB, RT PCR en tiempo real, ELISA tipificación y pasajes en cultivo de células BHK).
En cuatro bovinos se detectaron anticuerpos contra rinotraqueítis infecciosa bovina (IBR), pero no se pudo identificar el virus. Las muestras también resultaron negativas a lengua azul y diarrea viral bovina (DVB).
Las muestras fueron enviadas luego al Instituto de Biotecnología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Castelar, donde identificaron que el ADN obtenido pertenece a un Parapoxvirus, agente causal de estomatitis papular bovina. La enfermedad está presente en Sudamérica y ya había sido detectada en Salta. Afecta a bovinos, principalmente terneros, provocando lesiones papulares en labios, lengua y paladar.
La rapidez para actuar, más aún, en el contexto actual de aislamiento social, preventivo y obligatorio, muestra el compromiso de los agentes del Senasa para mantener el estatus sanitario alcanzado por nuestro país y evidencia la solidez del sistema de vigilancia pasiva (notificación de sospechas) donde los productores ganaderos, conscientes de la importancia en la detección precoz de las enfermedades animales de mayor relevancia, asumen un crucial protagonismo recurriendo al Organismo ante hallazgos clínicos en sus animales.

Frente a la pandemia mundial, la Academia considera de máxima prioridad el mantenimiento de la alerta sanitaria, y la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades.

La Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria tiene como su mayor objetivo servir a la humanidad a través del protagonismo en las ciencias agronómicas y veterinarias.

Consciente de las implicancias que la globalización tiene en la vida del hombre sobre el planeta, y respetando sus objetivos, la ANAV comparte la preocupación generalizada sobre la pandemia de COVID-19 causada por la emergencia del SARS-CoV-2. Se trata de un nuevo ejemplo de que la globalización también afecta la Salud a nivel global. 

La emergencia y reemergencia de enfermedades infecciosas del hombre y los animales ocurridas durante los últimos 20 años (Fiebre Aftosa, Influenza, SARS, Ebola, MERS, Dengue, Peste Porcina Africana y otras) no despertaron suficiente atención sobre los tremendos riesgos a los que las poblaciones estaban expuestas. 

Hoy la realidad golpea con dureza a los Sistemas Sanitarios de los diferentes países y a los Organismos Internacionales y Regionales encargados de su prevención y control. Las economías más desarrolladas han sido afectadas y se plantean situaciones de crisis de muy difícil solución en el corto plazo.

Las medidas adoptadas por el gobierno nacional para contener la pandemia han determinado el establecimiento de un sistema de cuarentena del que solo se excluyen aquellas actividades y servicios considerados esenciales, entre ellos, la producción agropecuaria, fuente y sustento principal de la economía del país y de la alimentación de sus habitantes.

Es muy importante destacar que los impactos de la globalización ya se venían observando en la salud animal. 

Previo a esta pandemia del COVID-19, se desarrolló una epizootia de Peste Porcina Africana (PPA) que afecta ya a 4 de los 5 continentes. Este ejemplo muestra claramente la necesidad de que los servicios sanitarios estén en alerta continua frente a los desafíos que presentan las enfermedades emergentes o reemergentes. 

Sus consecuencias fueron enormes pérdidas económicas y la disminución de la provisión mundial de proteínas de origen animal, en particular en los países europeos y asiáticos afectados.

Afortunadamente el continente americano no ha sido afectado todavía, sin embargo, todo indica que deberán extremarse las medidas de alerta y prevención para evitar su entrada, ya que esta epizootia de PPA está en plena expansión.

Las medidas que actualmente están tomando los países para el control de la pandemia de Covid-19 han sido diferentes en función de las realidades de cada uno. Independientemente de ello, las consecuencias económicas y productivas afectarán a todos los países.

El desafío es enorme, el sistema de Salud Pública debe prepararse para enfrentar la pandemia COVID-19 sin afectar la vigilancia, prevención y tratamiento de otras enfermedades.

En relación a la producción agropecuaria, la pandemia del COVID-19, indudablemente afectará todos los sistemas y habrá un riesgo alto de desatención del manejo sanitario de nuestros rodeos, fundamentales para sostener nuestra economía en los duros tiempos que se avecinan.

Un buen ejemplo es el de la Fiebre Aftosa, enfermedad que constantemente amenaza las producciones ganaderas a nivel global. La enfermedad ha sido muy bien controlada en casi todo el continente americano, mediante la aplicación de planes de vacunación sistemáticos. 

En los últimos años, algunos países de la región, han iniciado el proceso de abandonar la vacunación sistemática, intentando avanzar a estatus de libres sin vacunación. Esto también ha ocurrido con brucelosis. Estas decisiones tienen enorme peso en el impacto de riesgo sanitario para toda la región.

Asumiendo la parte de la responsabilidad que le corresponde en la protección de la salud animal y el sostén de la fortaleza de nuestra ganadería, la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria se ve obligada a dar el máximo alerta a las autoridades para que pongan especial atención en el sostenimiento de los estatus y programas sanitarios, evitando de esta manera mayores impactos negativos en nuestra economía y en el bienestar de nuestra sociedad.

En Argentina son varias las campañas sanitarias que con gran esfuerzo del sector público y privado se han mantenido durante años y cuyo éxito ha significado el reconocimiento oficial de organismos internacionales y diversos países respecto a la calidad de los productos producidos y exportados. 

La ocurrencia de la pandemia de COVID-19, no debe ni puede afectar el funcionamiento del sistema sanitario pecuario que asegura la provisión de alimentos en forma sustentable y sanitariamente seguros.

Es por estas circunstancias que la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria considera de máxima prioridad el mantenimiento de la alerta sanitaria, y la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades como por ejemplo Fiebre Aftosa y Brucelosis. 

De esa manera se podrán mantener los estatus sanitarios adquiridos, sobre todo teniendo en cuenta que la actividad de los productores, profesionales, técnicos y organismos técnicos del sector público están incluidos dentro de las actividades y servicios considerados esenciales para el normal cumplimiento de las responsabilidades institucionales.

En base a la cuarentena obligatoria dispuesta a nivel nacional por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, muchos organismos oficiales debieron modificar sus acciones, generando notificaciones minuto a minuto con el objetivo de seguir adelante con las acciones indispensables.

Y tal es el caso del Senasa en relación con la actual campaña de vacunación antiaftosa. En tal sentido, el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Carlos Paz, resolvió por medio de la Resolución 288/200, lo siguiente:

ARTÍCULO 1°. – Excepción. Se exceptúan del cumplimiento de la última vacunación contra la Fiebre Aftosa correspondiente a la campaña en curso, los movimientos de:

  • bovinos y bubalinos procedentes de establecimientos agropecuarios que aún no hayan cumplimentado o completado en su totalidad la vacunación correspondiente a la Primera Campaña de vacunación contra la Fiebre Aftosa del año 2020.

Dicha excepción procederá solo cuando estos animales se destinen a establecimientos que, al momento de la recepción, tampoco hayan cumplimentado o completado en su totalidad la vacunación correspondiente a la Primera Campaña de vacunación contra la Fiebre Aftosa del corriente año.

 

VER RESOLUCIÓN DEL SENASA COMPLETA

 

ARTÍCULO 2°. – Vigencia de la excepción. La presente excepción se aplicará hasta el 31 de marzo de 2020 inclusive, pudiendo esta fecha extenderse en función de los alcances de las medidas adoptadas por el PODER EJECUTIVO NACIONAL frente a la pandemia de COVID-19.

 

ARTÍCULO 3°. – Alcance de la excepción. La excepción establecida en el Artículo 1º de la presente medida no alcanza a los bovinos y bubalinos que aún no hayan recibido su primo-vacunación contra la Fiebre Aftosa.

ARTÍCULO 4°. – Facultad. La Dirección Nacional de Sanidad Animal del SERVICIO NACIONAL DE SANIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA podrá extender la vigencia prevista en el Artículo 2° de la presente, en función de los alcances de las medidas adoptadas por el PODER EJECUTIVO NACIONAL frente a la pandemia de COVID-19.

ARTÍCULO 5°. – Incumplimiento. Los infractores a la presente resolución son pasibles de las sanciones correspondientes, de conformidad con lo establecido en el Capítulo V de la Ley N° 27.233 y su Decreto reglamentario N° DECTO-2019-776-APN-PTE del 19 de noviembre de 2019, sin perjuicio de las medidas preventivas inmediatas que pudieran adoptarse, en virtud de lo dispuesto en la Resolución N° 38 del 3 de febrero de 2012 del entonces MINISTERIO DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA.

 

A última hora del día de ayer (27 de noviembre de 2019), el Senasa le informó a las COPROSAS de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones que a partir de 2020 se unifica la estrategia de vacunación contra la fiebre aftosa, por lo que esas provincias deberán vacunar a la totalidad de las categorías animales.

Según se le informó a MOTIVAR, esta decisión se viene trabajando desde el pasado mes de enero y fue presentada por el organismo en el Congreso Nacional de Entes Sanitarios realizado en agosto pasado.

Además, esta postura fue revalidada con los miembros de las distintas Comisiones Provinciales de Sanidad Animal involucradas.

El objetivo en principio sería agilizar la comercialización de hacienda entre estas provincias, pero también el Senasa busca avanzar en la idea de que -en pocos años- se vacunen solamente a las categorías menores “ya que las mayores van a tener una buena cobertura vacunal”.

Más a largo plazo, desde el Senasa no dejan de lado la posibilidad de dejar de vacunar contra la enfermedad.

Ya ingresando en la etapa pre servicio, los campos ganaderos tienen la posibilidad de prevenir la aparición de enfermedades en una etapa crítica para asegurar los resultados de los próximos meses.

La etapa del preservicio es fundamental para determinar resultados de los campos ganaderos y es cuando se deben tomar las decisiones adecuadas para asegurar una productividad que pueda recuperar con creces las inversiones realizadas.

Es por esto que desde el Servicio Técnico del Laboratorio CDV insisten en el trabajo mancomunado entre los productores, sus asesores veterinarios y agrónomos para redoblar los esfuerzos en sostener los tres pilares sobre los cuales se establece la sustentabilidad de la actividad: sanidad, manejo y nutrición.

En esta época del año y en relación con los vientres y reproductores se trabajará en la prevención de las llamadas enfermedades reproductivas. 

Para ello, se recomienda la aplicación, a vaquillonas 60 y 30 días antes del servicio, a vacas adultas 30 días antes y a toros, de vacunas preventivas del Complejo Reproductivo (Vacuna Viral Reproductiva o Vacuna CDVac Reproductiva según criterio del Médico Veterinario).

En estos meses, también es importante realizar la prevención contra el Carbunclo (vacunación que ya es obligatoria en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe), al igual que el refuerzo anual contra enfermedades clostridiales, en todos los animales mayores de un año. 

Terminada la parición y acercándonos a los tres meses de edad de los terneros, se comenzará con la aplicación de un plan sanitario sobre ellos, buscando generar inmunidad activa. 

Aquí se trabajará sobre las enfermedades clostridiales, aplicando una primera dosis del complejo clostridial (Clostrimax T o Clostridial Triple, según criterio del profesional veterinario) y un refuerzo a los 30 días. 

Es ideal también incluir en el esquema sanitario la primera dosis y el refuerzo a los 30 días de vacunas preventivas de Neumonías y Queratoconjuntivitis, de manera que los animales desarrollen la inmunidad adecuada previamente a la época de mayor incidencia de estas enfermedades. Para cubrir esos dos complejos, están las vacunas combinadas como Viral Feedlot y CDVac Feedlot Plus.

No menos importante, será en estos meses dar cumplimiento a la campaña de vacunación de Brucelosis a las terneras entre los 3 y 8 meses de edad y   la campaña nacional de vacunación Antiaftosa, en base al calendario oficial del Senasa. Sin dudas aquí tanto veterinarios, como los ganaderos a través de los Entes y las Fundaciones que los agrupan, tendrán a disposición la nueva vacuna antiaftosa del Laboratorio CDV, la más alta tecnología puesta al servicio de la producción.

Fuente de la información: Laboratorio CDV.

Luego de cerrarse el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, el bloque europeo informó una nueva regionalización para la Argentina al reconocer a la zona Patagonia Norte A como zona libre de aftosa sin vacunación, lo que la ubica en la misma condición que al resto de la Patagonia.
A partir de este reconocimiento, se podrá exportar desde la Patagonia Norte A, los productos con los mismos requisitos que el resto de la Patagonia como carne ovina y además, carne bovina sin certificación de garantías adicionales (madurado y deshuesado). También, se facilitará el proceso de apertura para otros productos de origen animal.
Cabe destacar que el resto de la región patagónica (Patagonia Sur y Patagonia Norte B) ya había sido reconocida por la UE como región libre de fiebre aftosa sin vacunación, pudiendo exportar también carne ovina y bovina, como otras carnes.
El Secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, expresó su satisfacción por el resultado del trabajo realizado y destacó las posibilidades que representa para la Patagonia Norte A, al afirmar que “es un impulso renovado para la producción ganadera de esta región que le ofrece nuevas oportunidades de desarrollo y mayor competitividad”.
“Es un logro más del gobierno del presidente Macri en su política de apertura inteligente al mundo. El trabajo en equipo entre Agroindustria de la Nación, el SENASA, la Cancillería, los gobiernos provinciales y el sector productivo, da resultados; y repercutirá en el crecimiento de las economías regionales generando nuevas inversiones, trabajo y consolidando el arraigo en los lugares de producción”.
El proceso se inició en mayo de 2014 cuando la Argentina logró ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el reconocimiento oficial de la región Patagonia Norte A como zona libre de fiebre aftosa que no practica la vacunación. En base a esta decisión oficial, en agosto de ese año, nuestro país inició el proceso de solicitud de reconocimiento bilateral ante las autoridades europeas.
En marzo de 2018, la Dirección General de Seguridad Alimentaria y Salud Pública (DG SANTE) de la Comisión Europea llevó a cabo una misión de inspección sobre controles de sanidad animal (fiebre aftosa) a la Patagonia Norte A, cuyo resultado, incluyendo las acciones de control y prevención adoptadas por SENASA, fue valorado favorablemente por la Comisión Europea en cuanto a las garantías otorgadas por la Argentina, lo que fue determinante para el reconocimiento del status sanitario de esta región.
La Unión Europea es uno de los principales importadores de alimentos del mundo, con compras de productos agroalimentarios por más de 150.000 millones de dólares anuales. Este atractivo y exigente mercado es uno de los principales destinos para las exportaciones argentinas. En 2018 las importaciones europeas de carne bovina y carne ovina desde la Argentina superaron los 500 millones de dólares.

 

Patagonia Norte A: comprende parte de las Provincias de Rio Negro, Neuquén y el partido de Patagones, en provincia de Buenos Aires
Provincia de RIO NEGRO: Área delimitada: al norte por el Río Colorado, límite político con la Provincia de LA PAMPA; al oeste por el límite político con la Provincia de NEUQUEN; al este por el límite político con la Provincia de BUENOS AIRES y al sur por el Río Negro. El límite sur de esta región está dado por la margen sur del Río Negro a excepción del Valle Azul situado en la margen sur de dicho río, en el Departamento El Cuy, los establecimientos linderos sobre la margen sur de ese río en el Departamento Avellaneda, al este de la Ruta Provincial Nº 250 desde Pomona hasta El Solito, al este de la Ruta Provincial Nº 2 desde El Solito hasta San Antonio Oeste, y la zona sur de los Departamentos Conesa y Adolfo Alsina.

Provincia de BUENOS AIRES: Solo el Partido de Patagones, ubicado al sur del río Colorado, está reconocido por OIE como libre de aftosa SIN vacunación, el resto de la provincia de Buenos Aires se encuentra reconocida por OIE como libre de aftosa CON vacunación

Provincia de NEUQUEN: Área delimitada desde Picún-Leufú (Ruta Nacional Nº 237) hasta Cutral-Có (Ruta Nacional Nº 22), desde Cutral-Có hasta Añelo por Ruta Provincial Nº 17, el cruce de las Rutas Provinciales Nros. 7 y 8 – Puente Dique Ballester, Puente Centenario-Cinco Saltos, Puente Neuquén (Ruta Nacional Nº 22), Puente Las Perlas sobre el Río Limay.

Fuente: Senasa.

Se trataron temas relacionados con la vigilancia epidemiológica en zonas libres de fiebre aftosa con y sin vacunación, alerta temprana y planes de contingencia, entre otros.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), participó del “Seminario sub – regional de entrenamiento sobre mantenimiento del estatus de libre de Fiebre Aftosa”, organizado por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en Bogotá, Colombia.

El Senasa estuvo representado por Ana Laura Merlo profesional del Programa de Fiebre aftosa. El encuentro se realizó del 24 al 26 de julio pasado, y asistieron funcionarios de los servicios veterinarios de Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Brasil, Colombia, Uruguay, Paraguay, Venezuela, Surinam y Guayana.

En la jornada, se reforzaron la capacidad del personal de los servicios veterinarios de los países miembros para cumplir con los requisitos y procedimientos para el mantenimiento del estado libre de fiebre aftosa. Esto permitirá recopilar y preparar toda la información necesaria para la confección de los documentos de reconfirmación anual del estatus sanitario de forma clara y manera concisa.

El seminario fue dictado por expertos de la OIE, Centro Panamericano de la Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) y agentes de la Dirección de Laboratorios y Control Técnico del Senasa, Laboratorio de referencia de la Organización Mundial.

Durante el taller se trataron temas relacionados con la vigilancia epidemiológica en zonas libres de fiebre aftosa con y sin vacunación, alerta temprana, planes de contingencia, mantenimiento, suspensión y recuperación del estatus sanitario, requerimientos del Código Sanitario para los animales terrestres, la situación actual de la región respecto a la enfermedad en donde cada país brindo una presentación con temas recomendados por la OIE.

Además se resolvieron cuestionarios en función de las presentaciones expuestas y se realizó un ejercicio de simulacro de recolección de la información para la reconfirmación anual del estatus de libre de fiebre aftosa en zona con y sin vacunación.

Fuente: Senasa

El presidente del Senasa dijo que los focos de la enfermedad detectados en Colombia retrasan la intención hemisférica de empezar a dejar de inocular a los animales a partir del año 2020.

El presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon, ratificó que la Argentina no dejará de vacunar al ganado contra la fiebre aftosa con el objetivo de mantener al país libre de la enfermedad. «Estamos convencidos de que esta es la mejor manera de prevenir cualquier problema que se presente en la región”, aseguró.
Dillon explicó que «no vamos a dejar de vacunar básicamente porque en el último tiempo hubo problemas en el norte de Sudamérica. Colombia notificó cinco focos de fiebre aftosa. Esto atrasa todos los objetivos y metas que nos habíamos trazado de la erradicación de fiebre aftosa en el hemisferio donde pretendíamos, en el 2020, empezar a dejar de vacunar”.
En diálogo con Radio Nacional, el funcionario sostuvo que «vamos a seguir vacunando, dos veces por año, los 54 millones de cabezas de ganado que tenemos. Queremos seguir siendo un país libre de fiebre aftosa, actualmente con vacunación”. El presidente del Senasa adelantó que la Argentina colaborará con Colombia para erradicar los focos de aftosa. El miércoles que viene una delegación del Senasa parte a cooperar con Colombia y ayudar a restituir el estatus sanitario a ese país”.

Porcinos
En otro orden, Dillon elogió al sector porcino. «En los últimos siete años la cadena porcina está creciendo a un promedio del 8% anual. Esto es muy importante y nosotros estamos dispuestos a apoyarla con fuerza”, señaló.
En ese marco destacó las medidas adoptadas por la Argentina ante la denuncia de casos de síndrome respiratorio reproductivo porcino en Uruguay. «Me comuniqué con mi par del servicio veterinario del vecino país y le solicité información sobre la situación. Hemos tomado medidas, desde hace dos meses, reforzando nuestros controles en frontera, hemos alertado al sector productor porcino para que esté atento ya que la Argentina, que está libre de la enfermedad, y su aparición puede ocasionar grandes problemas porque es muy potente. Es algo así como la aftosa en los cerdos”, comparó.

Góndola
Respecto del pedido del presidente Mauricio Macri de que la Argentina sea el supermercado del mundo, Dillon afirmó que «si cada uno de los actores del sistema nacional sanitario cumple el rol que le corresponde podemos proveer proteína a nuestros consumidores y al resto del planeta”.
Reafirmó que «si hacemos todos un trabajo coordinado no hay duda de que seremos principales protagonistas del mundo que se viene, donde, en Sudamérica, junto a Brasil, lideramos el tema, y podremos satisfacer a la población de un mundo que crece y es cada vez más exigente, respecto de la inocuidad y calidad de los alimentos”. Y agregó: «La Argentina exporta casi 4 mil productos agroalimentarios a 190 países”.
Al respecto, explicó que «los equipos técnicos del Senasa y los ministerios de Agroindustria y de Relaciones Exteriores estamos trabajando muy fuerte para abrir mercados” y detalló que «abrir un mercado implica trabajar desde lo técnico respecto de las condiciones sanitarias de producción y faena, después es importante el rol del privado en la parte comercial”.

Asociaciones y cooperativas que representan a los productores ganaderos de toda la provincia, junto con responsables de los entes sanitarios lanzaron una dura advertencia ante la comunicación del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), de dejar de aportar de manera gratuita la vacuna antiafotsa para los colonos misioneros.

En definitiva, si el Senasa sostiene la medida planteada en la última reunión de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (COPROSA), los entes sanitarios y los productores no podrán hacer frente a los costos de vacunación, por lo que resolvieron “poner en manos del Senasa nuevamente la ejecución de los distintos planes sanitarios”.

La decisión surgió hoy durante una reunión que mantuvieron en la Estancia Santa Cecilia de Candelaria, encuentro que fue convocado por la Sociedad Rural de Misiones (SRM), y del cual participaron autoridades del Ministerio del Agro y la Producción de la Provincia, representantes de la Asociación Ganadera de Jardín América, de la Cooperativa Agropecuaria de San José, de la Asociación Ganadera del Alto Paraná, de la Asociación Agraria Zona Centro; la Asociación Ganadera 25 de Mayo, de la Asociación Ganadera Santa Rita de Alba Posse, la Asociación Ganadera de Andresito; así como también de la Fundación Asuntos Agrarios y productores de Ruíz de Montoya, Montecarlo y San Pedro; entre otros.

“La situación planteada en la última reunión de COPROSA por el Senasa que comunicó que dejará de aportar gratuitamente a los entes sanitarios de Misiones la vacuna antiaftosa para la campaña de vacunación a partir de la segunda campaña de 2017 en adelante, preocupa a todo el sector ganadero misionero, y por eso la gran concurrencia a la reunión de hoy, en la cual se tomó esta decisión que será presentada en el encuentro de la COPROSA a realizarse el miércoles próximo”, explicó Pablo Cáceres presidente de la SRM.

En ese sentido Cáceres remarcó que todos los presentes en la reunión acordaron por unanimidad “instar a los entes sanitarios de la zona de cada una de sus regiones a que, de sostenerse esta postura por parte de la Nación, renuncien a continuar llevando adelante las campañas de vacunación contra la aftosa, poniendo en manos del SENASA nuevamente la ejecución de los distintos planes sanitarios”.

Durante los últimos seis años el Senasa aportó de manera gratuita la vacuna para Misiones, logrando sostenerse la campaña de vacunación mediante un concepto de solidaridad y cooperación: los productores grandes con mucho menor costo operativo que los chicos, abonan el mismo valor para garantizar así que los pequeños productores vacunen sus rodeos, previendo incluso que muchos de ellos no alcancen a efectivizar ningún aporte ni para cubrir el costo operativo (insumos restantes, sueldos de los vacunadores, movilidad, seguro, etc.).

Durante la reunión, desde las distintas organizaciones se dejó en claro que los pequeños ganaderos misioneros (que representan un 80% del total de la ganadería en la provincia), no podrán afrontar los costos de vacunación, y ni los entes sanitarios así como los productores de mayor envergadura podrán solventar tal situación para garantizar que todos los rodeos estén inmunizados contra la aftosa.

“Es una situación muy grave, porque Misiones representa sólo el 1% del total de la producción ganadera del país, pero con un 90% de su frontera limitando con Paraguay y Brasil, el riesgo de que pueda ingresar la fiebre aftosa es muy alto, más aún considerando que en Santa Catarina ya se detectaron focos de la enfermedad, con lo que se pone en riesgo no sólo la situación de la producción misionera, sino todo el estatus sanitario del país”, recalcaron.

“Estamos todos los productores unidos, de todas las asociaciones y entidades que representan a los ganaderos de la provincia, y tenemos el compromiso de las autoridades provinciales de acompañar en este reclamo, por el cual no vamos a dar el brazo a torcer”, concluyó Cáceres.

En exclusiva, analizamos junto al presidente del Senasa, Jorge Dillon, los pormenores de la última reunión de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa. ¿Se suspende la vacunación a partir de 2020?

La 44º reunión ordinara de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa que se llevó adelante en Brasil a comienzos de abril no pasó desapercibida en el ámbito político y técnico regional.
Esto se debe básicamente a allí se avanzó en la discusión de temas estratégicos, como lo es la situación del Plan de Acción Hemisférico para la Erradicación de la enfermedad y los desafíos que plantea su última etapa, en la cual deberán adoptarse medidas para establecer un Banco Regional de Antígenos y Vacunas (Banvaco), autorizar el manejo de cepas exógenas a la región por parte de los laboratorios elaboradores y la posibilidad de quitar el virus C de los programas de vacunación sistemática. Ni más, ni menos…
Además, la frutilla del postre estuvo dada por el anuncio de las primeras medidas dirigidas a preparar a la región para una transición hacia un estatus de “libre sin vacunación”, con la correspondiente definición de estrategias subregionales.
Vale decir que si bien Brasil es uno de los grandes impulsores de esta última modificación, el ímpetu con el cual sus representantes avanzaron sobre el tema fue menor al esperado, quizás por realizarse el encuentro pocos días después de comenzar a revertirseel cierre de mercados generado tras el escándalo vinculado a la contaminación de carnes enviadas desde allí al sector exportador.
Frente a estos temas de relevancia, MOTIVAR tuvo la posibilidad de dialogar con el presidente del Senasa, Jorge Dillon, quien estuvo presente en la Cosalfa.
“Se trató de una reunión positiva, donde se coincidió en la necesidad de contar con un relevamiento epidemiológico exhaustivo respecto de la presencia del virus en la región previo a tomar alguna decisión”, enfatizó el funcionario.

¿Hay circulación en el Continente?
Frente a este interrogante, Dillon explicó que 2016 marcó un nuevo hito en la lucha contra la fiebre aftosa, al completarse un quinquenio sin focos en la región del Mercosur; al tiempo que no se han notificado casos en las zonas y países sin reconocimiento sanitario, desde hace ya tres años (el último fue en Venezuela).
Más allá de esto, vale destacar que comienzan a vislumbrarse en la región algunos problemas concretos básicamente relacionados con este último país,en el cual sí existiría circulación viral (sus autoridades denunciaron –aunque de manera tardía- focos en el último tiempo), manteniendo en alerta al resto de los países.
La avanzada brasileña
Como se dijo anteriormente, uno de los países más interesados en introducir cambios en la actual estrategia es Brasil y fueron sus representantes quienes presentaron un cronograma para iniciar el retiro gradual de la vacunación antiaftosaa partir de 2019.
La estrategia comenzaría en las fronteras con Perú y Bolivia, para luego extenderse hacia el noroeste, avanzar en el noreste y culminar dejando de vacunar en la región central y Río Grande del Sur en 2021.
Si bien las autoridades brasileñas sostienen que son argumentos técnicos y de bioseguridad los que impulsan esta decisión, no podemos pasar por alto la disputa de intereses que gira en torno a la misma, tal como la insistencia de productores locales de cerdos, quienes aspiran a incrementar (aún más) su negocio exportador hacia países que les exigen el status de libre de aftosa sin vacunación.
¿Qué ocurrirá con las millonarias inversiones que la industria farmacéutica se encuentra realizando para producir cada vez más vacunas internamente? ¿Serán destinadas a la exportación? Muchos interrogantes y por ahora, pocas respuestas.

El virus C y la postura nacional
Es clave mencionar que todas estas acciones se plantean en el marco de una tendencia que propone eliminar el virus C de las actuales vacunas que se emplean tanto en Argentina, como en Brasil, Bolivia y Paraguay. Si bien esta situación no modificaría el estatus sanitario de los países, la propuesta está sustentada en que se trata de un virus que “ha desaparecido” y que el mayor riesgo está en la posibilidad de que se registren “escapes” en las plantas de elaboración.
En ese sentido, Bolivia anunció que tomará la decisión de avanzar en las vacunaciones sin el virus C a partir de la próxima campaña de 2018.
Brasil tomará esta misma decisión a partir de 2019, acompañada de una reducción en la dosis de vacuna de 5 a 2 ml.,“sin pérdida de calidad antigénica”.
“Argentina está de acuerdo en retirar el tipo C si tuviéramos evidencia objetiva y suficiente de que el virus no está en la región y que el riesgo de reintroducción es insignificante”, le explicó a MOTIVAR el presidente del Senasa. Y avanzó: “Si bien todo pareciera indicar que esto es así, debemos hacer notar que los sistemas de vigilancia tradicionales han demostrado no ser lo suficientemente sensibles en poblaciones sistemáticamente vacunadas como para detectar la presencia”.
Dillon fue contundente en cuanto a la necesidad de entrenar al personal del Senasa en la vigilancia epidemiológica basada en riesgo y para ello pronto iniciarán actividades junto a los servicio técnicos de los países del MERCOSUR.

“Los sistemas de vigilancia tradicionales han demostrado no ser lo suficientemente sensibles en poblaciones sistemáticamente vacunadas como para detectar presencia del virus”.

El CVP con el liderazgo de Argentina, accedió a un programa por medio del cual el BID aportará US$ 1.5 millones para llevar adelante este tipo de capacitaciones y acciones de vigilancia epidemiológica
“Queremos tener la seguridad de que el virus realmente no está presente. No solo el C, sino también el A y el O”, completó.
Una segunda condición esgrimida por la representación argentina frente a la Cosalfa para implementar las citadas modificaciones fue que los Servicios de los países de la región manifiesten las condiciones necesarias para la detección temprana y respuesta rápida para hacer frente al desafío de dejar de vacunar.
En el caso de Paraguay, la representación institucional del SENACSA manifestó una postura similar a la de Argentina.

Banco de vacunas
Otro de los aspectos en los cuales los países deberán coincidir antes de quitar algún virus o suspender las vacunaciones es la conformación del Banvaco.
“Si bien recibimos una propuesta los días previos a la reunión, entendemos que existen diversas cuestiones en las cuales aún debemos avanzar, razón por la cual se decidió un cuarto intermedio de dos meses y la realización de un encuentro específico para que los países interesados debatan el tema”, le adelantó Dillon a MOTIVAR.
Y profundizó: “Es clave dejar bien establecido cómo se generará ese banco de vacunas y antígenos, dónde estará ubicado, quién y cómo se gerenciará y, fundamentalmente, cuáles serán las prioridades en materia de distribución llegado el caso que se produzcan brotes simultáneos en distintos países, por ejemplo”.
Este no es un dato menor, pensando en las inversiones que están realizando distintas empresas para la instalación de plantas de bioseguridad para elaborar vacuna, tanto en nuestro país, como en Brasil.
Más allá de esto, lo cierto es que en la región el único banco de vacunas y antígenos que existe es argentino e incluso está reconocido por Estados Unidos.
“Si bien es cierto que el banco puede estar conformado por más de una planta, es clave comprender que el mismo deberá tener capacidad de producir vacunas y antígenos rápidamente; y para ello será clave que se mantenga activo, por ejemplo elaborando vacuna con destino de exportación”, explicó Jorge Dillon.
Que quede claro, llegado el caso de avanzar hacia países “sin vacunación”, las empresas que hoy están invirtiendo en el rubro y que pretendan ser parte del Banvaco, deberán mantenerse activas produciendo y enviando producto a los más de 100 países en los cuales todavía hay circulación del virus de aftosa en el mundo.
“Argentina tiene experiencia no solo en el envío de vacunas a otros países afectados por la enfermedad, sino también cooperando en materia de vigilancia epidemiológica y planes de control y erradicación”, aseguró nuestro entrevistado. Y avanzó: “Esta situación nos permitirá posicionar al Senasa como referente sanitario a nivel global, estimulando la confianza de terceros países en los productos alimenticios que aquí producimos. Podemos exportar tecnología y conocimiento, tal como ya estamos haciendo en China, Vietnam y Corea del Sur. Hace un mes tuvimos una excelente oportunidad en Camboya en donde disertamos sobre nuestro programa de control y erradicación ante servicios oficiales de países asiáticos, generando mucho interés por nuestro trabajo”. De esta manera se podría estar ante la posibilidad de “vender nuestro conocimiento”, no solo del SVO, sino también de los productores, veterinarios privados, industria y el personal oficial provincial, y nacional (INTA y el propio Senasa).

Manejo de virus exóticos
Uno de los puntos en los cuales sí ya hay consenso entre los 13 países miembros de la Cosafa está ligado a que –con las condiciones de bioseguridad que cumplen actualmente buena parte de las empresas elaboradoras de vacuna antiaftosa en la región- se permitirá el ingreso de cepas exóticas para poder preparar vacunas destinadas a la exportación.
“Sin dudas que se llevarán adelante estrictos controles de bioseguridad, a cargo no solo de las autoridades del país en cuestión sino también de una comisión regional que auditará las correctas condiciones de los laboratorios habilitados para el manejo de estos virus”, aseguró Jorge Dillon.

El presidente del Senasa realizó un balance del encuentro de Cosalfa, que tuvo lugar en Brasil el 6 y el 7 de abril pasado.

“Analizamos la situación del control y la erradicación de fiebre aftosa, y dimos cuenta que estamos avanzando en dejar de vacunar”, afirmó el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon, al realizar un balance de su asistencia a la 44º Reunión Ordinaria de la Comisión Sudamericana para la Lucha contra la Fiebre Aftosa (Cosalfa).

Durante las jornadas de trabajo, desarrolladas el 6 y 7 de abril en Pirenópolis, Brasil, se presentó la situación actual del Plan de Acción del Programa Hemisférico de Erradicación de la Fiebre Aftosa (PHEFA), los desafíos de su última etapa, en especial el proyecto para establecer un Banco Regional de Antígenos/Vacunas (Banvaco), el manejo de las cepas de fiebre aftosa exógenas a la región y la necesidad de mantener el tipo C en los programas de vacunación sistemática. Además, fue estudiada la posibilidad de la suspensión del programa de vacunación a partir del año 2020.

“Ratificamos que un día dejaremos de vacunar contra la fiebre aftosa siempre sobre la base de evidencias objetivas y suficientes que nos permitan afirmar que no hay más riegos de virus en la región, tanto del virus C, que es el primero que se quiere dejar de vacunar, como para el resto de los virus, y que los servicios veterinarios oficiales tienen la suficiente sensibilidad para poder actuar rápidamente ante la detección de un problema”, aseguró el presidente del Senasa, aunque reconoció que para hacerlo, “Venezuela hoy en día tiene que avanzar mucho en este sentido”.

Dillon explicó que, como parte de la preparación para dejar de vacunar, “estamos capacitando a nuestros técnicos en vigilancia epidemiológica basada en riesgo sobre un programa que desarrollamos en el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur, financiado por el BID, y que los países de la región andina solicitaron la asistencia al Centro Panamericano de la Fiebre Aftosa para realizar un trabajo similar al desarrollado por la Argentina”, y resaltó: “Es indudable que nuestro país está marcando un camino importante en ese sentido”.

Asimismo, el presidente del Senasa sostuvo que “otro de los temas importantes que tratamos fue la constitución de un Banco Regional de Antígenos/Vacunas. Actualmente la Argentina es el único país en Sudamérica que tiene un Banco de Antígenos y Vacunas, y es reconocido por EE.UU.”.

Los 13 países miembros de la Cosalfa son Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Venezuela y Uruguay, y es promovida por el Centro Panamericano de la Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).