fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeEdición Impresa“CDV impulsa una sanidad inteligente”
PLANES SANITARIOS EN GANADERÍA

“CDV impulsa una sanidad inteligente”

Palacio. “Al trabajar con registros de vacunaciones, podremos hacer un seguimiento de las actividades sanitarias”.

Palacio. “Al trabajar con registros de vacunaciones, podremos hacer un seguimiento de las actividades sanitarias”.

Nicolás Palacio, del Laboratorio CDV, reforzó en un Webinar junto con Digirodeo, la importancia de cumplir con los calendarios de vacunaciones como base para impulsar el crecimiento de la ganadería.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

Hace algunas semanas se concretó un encuentro virtual entre referentes de Digirodeo y el Laboratorio CDV. Fue que el MV Nicolás Palacio –coordinador de servicio técnico de la empresa que, entre otras, comercializa su propia vacuna antiaftosa- compartió información sobre la importancia de que los ganaderos inviertan en planes sanitarios para garantizar la máxima eficiencia de sus rodeo.
Destacando que lo que se busca al invertir en sanidad es minimizar pérdidas por enfermedades, por ejemplo, infecciosas o parasitarias, y así mejorar el bienestar animal y los índices productivos. “En los campos de cría, el principal objetivo es lograr un ternero por vaca al año; mientras que en uno de invernada será lograr la mayor ganancia de kilos por hectárea. Todo esto será posible si reducimos el impacto de las enfermedades”, remarcó el representante de CDV.
Factores estratégicos
En cuanto al manejo, Palacio destacó la relevancia de estacionar servicio, concentrando pariciones logrando así un rodeo más homogéneo, tanto como abordar una estrategia para eliminar animales improductivos, supervisar el rodeo, aplicar técnicas eficientes de destete y mejorar el pastoreo de la hacienda, entre otras.
Mirando la nutrición y durante la charla “Plan Sanitario Digital”, organizada desde Digirodeo (www.digirodeo.com.ar), el MV reforzó la importancia de lograr niveles nutricionales acordes a los requerimientos de cada etapa.
Al momento de diseñar el plan sanitario propiamente dicho, Palacio insistió en la importancia de contar previamente con un correcto diagnóstico de situación: “Es importante determinar los objetivos a lograr en base a las características propias del campo; analizar los índices productivos de los cuales se parte y las problemáticas presentes, para luego sí implementar medidas de profilaxis, control y seguimiento”, recalcó el referente del Laboratorio CDV. Y agregó: “Al trabajar con registros de vacunaciones, podremos hacer un seguimiento de actividades sanitarias”, completó.
Fue entonces cuando Ignacio Iturriaga, de Digirodeo se incorporó a la charla comentando los beneficios de la jeringa con trazabilidad, herramienta que tiene fecha, hora, permite determinar el lote con el que se está tratando y al terminar la jornada de vacunación, queda un registro de todo lo que se realizó en el día.
Esta “jeringa inteligente” guarda los datos y los comparte en el celular, con lo cual a la misma vez que se está vacunando, se puede llevar un control en tiempo real y que perdura en el tiempo. Entonces los oyentes nos preguntamos: ¿Se podrá combinar la tecnología con la ganadería y llevar adelante un plan sanitario eficiente y completo de manera digital? Seguro que sí.

Rumbo a lo digital

Según Palacio, la actividad en un campo de cría se puede dividir en cuatro etapas clave: servicio, tacto, parición y destete. Entre cada una de ellas, tenemos diferentes indicadores, como porcentajes de preñez, pariciones y destetes.
Entre preñez y parición, las mermas “aceptables” son entre 4-5% y se dan en gran medida por una fuerte presencia de Tricomona, Campylobacter, IBR, BDV y brucelosis. Mientras que, entre parición y destete, las mermas menos graves son entre 2-3% a causa de las diarreas neonatales, distocias, clostridiales y neumonías, según explicó el referente de CDV.
“Un animal con neumonía genera una merma aproximada de 25 kg de carne. No sólo debemos pensar en mortandades, sino también en las pérdidas por menor consumo de alimentos y el tratamiento de la enfermedad”, destacó Palacio.
Por último, dejó en claro que este impacto trae como consecuencia un menor número de terneros de calidad, lo que se traduce en graves pérdidas de rentabilidad de los campos. Frente a este escenario, Nicolás Palacio citó una frase de Carlos Campero (ex INTA), en la que sostiene que “cada ciclo de 21 a 30 días que se atrasa la vaca en parir representa al menos 10 kg de ternero que va destetando menos en cada etapa”.
Y culminó: “En resumen: con asesoramiento profesional, un buen plan sanitario acorde a la situación del rodeo, registros de todos los eventos sanitarios y de manejo, podemos eficientizar la productividad del rodeo. Es inteligente prevenir, como es inteligente utilizar todas las herramientas tecnológicas que nos faciliten y simplifiquen las tareas de registro, trazabilidad y administración. Desde CDV impulsamos una sanidad inteligente”.

comments

COMPARTIR:
Valoración: