fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main

Del 20 al 22 de abril se realizará el evento virtual que reúne a los referentes del marketing,
la gestión y el liderazgo en el sector veterinario. Tres días, trece conferencias y 15 horas de
networking con colegas y expertos.

La edición 2021 del Latam Business Veterinary Virtual ya prendió los motores.
Por segundo año consecutivo en formato virtual, el Congreso Veterinario tendrá lugar del 20
al 22 de abril a través de una plataforma ágil, con un programa de formato liviano,
entretenido, con charlas cortas y tiempo para el debate y las preguntas.

¿Querés saber cómo conseguir tu entrada?
Hace Click acá

Se trata de un encuentro sobre gestión y negocios para el sector veterinario cuyo principal
objetivo es ofrecer la oportunidad de aprender de los grandes referentes de la industria de
las mascotas y de los negocios.

Esta edición contará con conferencistas de España, Chile, Brasil, México, Argentina y
Colombia, profesionales de trayectoria internacional en las áreas de negocio, marketing,
management y liderazgo. Cada uno desde su expertise, enseñará cómo desarrollar
estrategias y usar herramientas para hacer crecer el negocio veterinario.

Desde nuestro país, Zoetis Argentina será Sponsor Gold del encuentro, mientras que el
sistema de Gestión MyVete y la Distribuidora Krönen, en alianza con Tecnovax y Brouwer,
participarán como Sponsors Silver.

El congreso día a día

Martes 20 de abril
● ¿Cómo manejar las objeciones del cliente?
MBA Miguel Ángel Díaz.
● Las causas más comunes de por qué los centros veterinarios, sin saberlo, pierden
dinero durante años.
MBA Víctor López.
● ¿Qué está pasando y qué podemos aprender del mercado brasilero de mascotas?
MBA Marcos Gioso.
● La experiencia del cliente de un centro veterinario bajo el microscopio.
Lic. Alex Grassie.
● Los grandes mitos relacionados con precios, que nos hacen perder dinero.
MBA Ariel Baños

Miércoles 21 de abril
● Pow, Bam, Kapow. Los super poderes de Calgary-Cambridge.
Dr. Iván López.
● La disección de un cliente insatisfecho, en un centro veterinario.
Lic. Alex Grassie.
● La gestión de los centros veterinarios, ¿es una enfermedad subclínica, aguda o
crónica?
MBA Víctor López.
● Los grandes inconvenientes y dificultades con que nos enfrentamos al gestionar un
centro veterinario.
MBA Marcos Gioso
● ¿Cómo diferenciarse para dejar de competir por precios?
MBA David Gómez.
Jueves 22 de abril
● Invertir en equipos costosos o contar con especialistas externos, he ahí el dilema.
MBA Pere Mercader.
● Positively: Un antídoto para el Burnout.
Dr. Iván López.
● Lo real y lo posible sobre la medicina felina, presente y futuro.
Lic. Adrián Rodríguez.
● No da lo mismo cualquier servicio. Las dos caras del servicio.
MBA Gabriel Vallejo.

Más información en info@aideas.com.ar

Terminaron. En buena parte de La Pampa se adelantaron los tactos.

Terminaron. En buena parte de La Pampa se adelantaron los tactos.

Dialogamos con profesionales de distintas partes del país y realizamos juntos una recorrida por su trabajo a campo. Una vez más, se hace evidente el impacto positivo del buen asesoramiento en los porcentajes de preñez.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Pocas cosas nos gustarían más que volver a acompañarlos en sus recorridas a campo. Pero todavía no. Dado el contexto, MOTIVAR sigue difundiendo el día a día de los veterinarios argentinos, con ellos como protagonistas. Esto no es menor en la época de diagnósticos de gestación. Una etapa cúlmine que le permite a productores y asesores saber cuántas vacas se preñaron sobre las que iniciaron el servicio y, así, estimar el número de terneros posibles a lograr.
Para avanzar en este desafío, MOTIVAR dialogó con los médicos veterinarios Mauro Venturini y Sebastián Volkart (Santa Fe), Javier de la Mata (La Pampa) y Rubén Errico, Javier Rojas Panelo y Juan Manuel Escapil, de Buenos Aires.

Adelantados

Javier de la Mata. Más servicios para hacer eficientes las producciones.

Javier de la Mata. Más servicios para hacer eficientes las producciones.

“En nuestro caso, ya estamos terminando el tacto. No es lo más frecuente, pero el grueso ya pasó”, le explicó el médico veterinario Javier de la Mata a MOTIVAR, desde La Pampa. Y agregó: “Los campos de cría que asesoramos mostraron porcentajes de preñez del 92%. Son rodeos en los que trabajamos hace años, con buenos planes sanitarios y donde se invierte en inseminación; logramos servicios relativamente cortos y lógicamente estacionados”.
Además, el profesional que trabaja junto a su padre, Arturo de la Mata, asesorando unos 25 campos (con cerca de 15 mil cabezas totales) en La Pampa, remarcó que, en estos campos de punta, la merma entre preñeces y destetes ronda del 3 al 4%. Esta explicación cobra relevancia en una provincia donde no pasan el 62% de destete, con niveles de preñez que apenas superan el 70% y algo así como un 50% de productores que mantienen el servicio continuo.
Especializado en reproducción bovina, nuestro entrevistado analizó el adelantamiento en los diagnósticos de gestación que, en su caso, realiza tanto por palpación, como mediante un servicio de ecografía de alto nivel.
“Se sumaron los buenos valores de la hacienda, el clima y la incertidumbre que manejan los productores respecto de dónde invertir sus recursos. Tuvimos buenas reservas y aprovecharon para hacer tactos y sacar las vacas ociosas”, describió.
Además, Javier de la Mata se muestra optimista también con la llegada de nuevas empresas o segundas generaciones a la actividad. “Durante los últimos dos años los productores invirtieron en sanidad, genética e instalaciones. Y se nota. Ven que se profesionalizan y son más eficientes”, aseguró.

Justo a tiempo

Juan Manuel Escapil. Desde Gral. Belgrano, avanza en el asesoramiento.

Juan Manuel Escapil. Desde Gral. Belgrano, avanza en el asesoramiento.

A fin de profundizar nuestra recorrida, dialogamos con el médico veterinario Rubén Errico, de Veterinaria La Rural en 25 de Mayo, Buenos Aires.
“Si bien nos preocupaba la última seca, el resultado de los tactos y las ecografías están siendo muy buenos”, nos explicó quien trabaja junto a sus hijos Santiago y Agustina. Y completó: “Sacando algún campo particular, los porcentajes que estamos logrando rondan del 90 a 94%. Siempre apuntando a mejorar el recurso forrajero y sobre la base de buenos planes sanitarios: no se negocia una vacuna reproductiva, o de diarrea neonatal, ni tampoco la suplementación con cobre”.
Asesorando establecimientos de la Cuenca del Salado, en zonas de La Pampa y también San Luis, Veterinaria La Rural crece en base a diversas inversiones, tanto en equipamiento, como en imagen y comunicación.
“Estamos trabajando al mismo nivel que el año pasado e incluso sumando algunos nuevos productores”, nos contó Rubén Errico para luego compartir su análisis: “Se percibe que somos un equipo de trabajo profesional, que buscamos aplicar nosotros el plan sanitario y generar reportes. Sumado a la repercusión que se logró desde nuestras redes sociales (@erricolarural). Hay gente joven, que se entusiasma y comienza a valorar el servicio profesional”.

Juntos es mejor. Rubén Errico destaca el trabajo mancomunado entre los productores y sus asesores.

Juntos es mejor. Rubén Errico destaca el trabajo mancomunado entre los productores y sus asesores.

Finalmente, describió los destetes en los campos que asesora. “Estamos logrando terneros muy pesados. Esto es
fruto de 3 o 4 años de estacionar y acortar servicios, invirtiendo en IATF y sincronización. Lográs que el verano no te impacte tanto y llegar a destetar un promedio ternero / ternera 214 kilos”, sostuvo Errico. Y culminó: “Es cierto que el productor está algo más rezagado en sus acciones que el año pasado, pero debemos seguir insistiendo en la relación costo beneficio favorable de invertir en estos temas. El resultado está a la vista”.

También iniciando la temporada de tactos y con la misma particularidad de trabajar junto a su padre Marcelo y su hermano Agustín, Javier Rojas Panelo analizó con MOTIVAR el fruto de las recorridas periódicas que estuvieron realizando en los campos donde brindan un asesoramiento integral. “Estamos logrando preñeces por encima del 90%, promedio”, nos aseguró el profesional que asesora campos de cría y algunas recrías en Buenos Aires y Santa Fe.

En equipo. Javier, Agustín y Marcelo Rojas Panelo, juntos en el campo.

En equipo. Javier, Agustín y Marcelo Rojas Panelo, juntos en el campo.

“Ya vemos algunos campos con mejores resultados que el año pasado, fruto del asesoramiento y el buen trabajo de los productores”, nos explicó Javier Rojas Panelo.
Y sumó: “Es cierto que muchos productores terminan siendo tenedores de vacas, pero también se comienzan a ver a las nuevas generaciones buscando profesionalizar la producción”.
Adelantando que habitualmente las mermas entre etapas no son significativas en los campos que asesora, donde logra destetar entre un 85% y un 92%, Rojas Panelo remarca la importancia del trabajo de los veterinarios: “Los productores que buscan asesoramiento terminan logrando resultados”, aseguró el también referente en redes sociales, a través de su cuenta @veterinariorural.
Y concluyó: “Creo que va a ser un buen año. Asesoramos campos que quieren crecer en vientres, lo cual representa un muy lindo desafío”.
Importante para completar la recorrida por esta zona del país fue para MOTIVAR tomar contacto con el médico veterinario Juan Manuel Escapil, quien, desde General Belgrano, también asesora campos de cría, invernada y tambo, para algo así como 50.000 cabezas bovinas.
“Más del 70% de nuestros clientes hacen tacto y en los más organizados ya estamos trabajando”, nos explicaba desde Veterinaria Escapil quien compartió resultados preliminares: “Sobre 6.000 vientres evaluados el resultado es del 92%. En los primeros campos, se nota una mejoría respecto al año anterior (3% arriba)”.
Finalmente, y tras adelantar que espera se logren destetes más livianos que el año pasado en las zonas donde trabaja, Escapil aseguró percibir una mayor adopción de tecnología en general (sanidad, reproducción y alimentación). “Esto no lo relaciono con la pandemia, sino por la falta de negocios de cobertura y tratar de ganarle a la inflación”, aseguró tras ser consultado por MOTIVAR.

 

Con demoras hacia el Norte

A campo. Mauro Venturini (a la derecha en la imagen) tomó contacto con MOTIVAR desde el Norte de Santa Fe.

Marcos Dolzani y Mauro Venturini (a la derecha en la imagen) tomó contacto con MOTIVAR desde el norte de Santa Fe.

Del relevamiento fue parte el médico veterinario Mauro Venturini, quien asesora a clientes que en total reúnen aproximadamente 20.000 animales, desde Reconquista, con influencia sobre el centro norte de Santa Fe y las provincias del norte argentino.
“Por cuestiones climáticas se han demorado los servicios. Vemos que para los manejos promedio, los tactos se realizarán en mayo; mientras que quizás quienes hagan ecografías puedan adelantarse”, explicó quien también se desempeña en Farmacia Veterinaria y es miembro de la Oficina de Desarrollo Agropecuario de la Unión Agrícola de Avellaneda.
Sin dudas que el impacto de más de un año de seca es considerable en el norte de Santa Fe, donde el promedio de destete es del 55%, con mermas desde el momento de la preñez que rondan el 14%. “Claro que los establecimientos que asesoramos tienen mejores resultados. Hay campos donde se logran preñeces del 95% y generalmente coinciden con el 7% que insemina en la zona, pero no son representativos de la zona”, explicaba Venturini. “Muchos siguen sin ver el beneficio de un rodeo sano. Y lo mismo ocurre en el caso de la inseminación: siguen sin vislumbrar el beneficio hasta que no se pague la mejora genética”.
También a causa del clima, los destetes comenzaron a realizarse de manera temprana (hiperprecoz antes de fin de año y después precoz). “Debe quedar menos de la mitad de los terneros al pie de la madre, el resto ya está destetado”, nos explicó el profesional.

Sebastián Volkart. Desde Vera, Santa Fe, el veterinario destaca el potencial productivo de la zona.

Sebastián Volkart. Desde Vera, Santa Fe, el veterinario destaca el potencial productivo de la zona.

Luego de destacar la insistencia de todo su equipo de trabajo a la hora de hacer más eficiente el uso de garrapaticidas y la rotación de drogas antiparasitarias, incluyendo al levamisol, Venturini asegura: “Puede ser que haya más conciencia en el uso de vacunas. Se hace hincapié en las reproductivas en la cría, y para hacer frente a los complejos respiratorios en los encierres, como base”.
Finalmente, el profesional destaca que, si bien los productores han invertido durante la segunda mitad de 2020 en infraestructura, semen o productos veterinarios, no percibe un cambio estructural de paradigma hacia una mayor adopción de tecnología, sino más bien como escape a la incertidumbre que los ganaderos manifiestan respecto de realizar otro tipo de inversiones.
“Más allá de la incertidumbre climática y comparada con la agricultura, creo que los números van a dar a favor de la ganadería este año”, aseguró.
Ya desde la sucursal de la firma TRT en Vera, tomamos también contacto con Sebastián Volkart, profesional egresado de la FCV de Esperanza que retomó a su lugar para buscar impulsar la actividad. También destacando el atraso en los servicios de la zona norte de Santa Fe, el veterinario asegura que, como mucho, un 30% de los productores de la zona estaciona el servicio. “Todavía hay mucho tenedor de vacas que sigue con el servicio continuo”, nos explicó Volkart.
Las primeras ecografías nuestro entrevistado las agenda para mediados de abril, comenzando con las vaquillonas, para avanzar en el resto de los servicios a sus clientes: selección y análisis de toros; sangrados y vacunaciones. “Son medidas básicas, pero que bien planificadas generan un alto impacto en la producción”, agregó Sebastián Volkart. Y completó: “En el contexto climático actual, no hay dudas que en los campos donde no hay asesoramiento los rendimientos van a caer”.
Más allá de esto, el veterinario aseguró: “Hay que trabajar con los productores para hacerles ver que, por ejemplo, un toro enfermo son potencialmente 30 terneros menos. Podemos hacer producir mejor la ganadería del Norte”.
Finalmente, luego de repasar la variabilidad en los índices de preñez y destete de la zona, Sebastián Volkart remarcó el impacto que enfermedades como tripanosoma causan actualmente en los rodeos y destacó los problemas vigentes en la zona con el uso de garrapaticidas. “No se trata únicamente de comprar un buen producto. La mejor solución siempre es planificar las acciones y contar con el soporte técnico y los recursos humanos necesarios. Sin asesoramiento, nadie sabe lo que preña o desteta”, culminó.

Compartimos a continuación, la opinión de Carolina Benzaquén de Fatro Von Franken.

NOTA DE OPINIÓN POR:
Carolina Benzaquén
Fatro Von Franken

Cerca del 85% de las empresas de nuestro país son familiares y, en conjunto, explican algo así como el 55% del PBI nacional. De más está resaltar la importancia que tenemos en conjunto y la trascendencia que cobra el lograr mantener activas nuestras compañías a lo largo de las generaciones.
Hace 12 años, cuando ingresé a Fatro Von Franken era otra y no sabía lo que me esperaba. Hoy creo en la posibilidad de transformar y seguir creciendo como empresa, sin perder el eje y los valores que nos permitieron llegar hasta acá: trabajamos con compromiso, nos tratamos con respeto, impulsamos la mejora continua, fomentamos el trabajo en equipo y nos escuchamos para estar cerca.
Efectivamente, la nuestra es una empresa familiar que se dedica exclusivamente a la elaboración y comercialización de medicamentos de uso veterinario.
Fue fundada hace 63 años y luego adquirida con mucho esfuerzo por dos de sus actuales dueños, mi padre -Norberto Benzaquén-, y mi tío, Marcos Hadida. Cuarenta años más tarde, Fatro -laboratorio líder en Europa- comenzó a formar parte de la sociedad, dándole el nombre actual de Fatro Von Franken. Pasó el tiempo y más de uno en la empresa se acuerda todavía de mí, con 7 u 8 años, dando vueltas por la misma oficina desde la cual ocupo la gerencia comercial para Argentina y Comex actualmente.
En este tiempo, también se produjo el ingreso de mi cuñado Norberto Borzese, como gerente de operaciones. Otro punto de inflexión: nos convertimos en agentes del cambio y fuimos encarando proyectos para crecer y profesionalizar la compañía.

Trabajar en familia

El día a día con la familia es divertido. Las decisiones las tomamos los 4 en el Comité de Dirección. También en este ámbito tuvimos que organizarnos; dividir funciones y responsabilidades, así como también lograr una clara separación entre “los asados del domingo” y nuestras tareas laborales específicas.
Dos son al menos las cuestiones que sostienen este funcionamiento.
En primer lugar, cuidar el respeto y la manera en que nos tratamos (aunque no en todo estemos de acuerdo) y luego, no perder de vista que realmente nos divertimos. Nos gusta hacer lo que hacemos.
Claro que no todo es sencillo y mucho menos en tiempos de transformación como los que la empresa vivió en los últimos 6 años en los que tuvimos un crecimiento muy importante: en volumen de venta, en espacio, en imagen institucional y en equipo de trabajo.
De 35, pasamos a ser 107 personas trabajando en la compañía. Pasamos de 6 a 20 profesionales y de 1 a 7 veterinarios en el equipo. Las exportaciones que representaban menos del 15%, ahora concentran la mitad de la facturación y tenemos presencia en toda la región, con posiciones sólidas y de liderazgo.
La profesionalización vino de la mano de incorporar mandos medios para sostener esta nueva estructura.
Fortalecimos las áreas de Calidad para estar en condiciones de entrar en nuevos mercados, más exigentes, y tener la seguridad de poder escalar la operación manteniendo los estándares que siempre nos identificaron.
También conformamos un área nueva para desarrollar la generación de demanda y así acercarnos más a los usuarios y veterinarios. Además, formalizamos la creación del área de Recursos Humanos para dar soporte a tanta gente y poder cuidar lo más valioso que tenemos.
Todos estos cambios, en el marco de este modelo de empresa, familiar como el de tantos casos en Argentina.
Las inversiones son un capítulo aparte: edilicias, en equipamiento, en personal, en acciones de promoción y en comunicación.
En los últimos años, aumentamos cuatro veces nuestra capacidad productiva.
Asimismo, decidimos también invertir en acciones de marketing para hacernos visibles, para contar sobre nosotros y sobre los productos que ofrecemos.
En general, todo lo hicimos con capital propio y con “pie de plomo”. Está en nuestra esencia ser cautelosos, mesurados y avanzar sin prisa, pero sin pausa.
Y funcionó. Crecimos y nos ordenamos para seguir creciendo.
Entre nuestras fortalezas destaco que siempre fomentamos la diversificación de mercados y líneas de productos. Eso nos hace mitigar el riesgo en un contexto tan volátil e incierto.
Además, la sociedad con Fatro y poder contar con productos innovadores, nos da prestigio y distinción.
La línea reproductiva es el corazón de nuestro negocio en Argentina y el mundo. Logramos un producto de alta calidad y fortalecimos nuestra marca Dispocel como nunca lo hubiéramos imaginado. Estamos llegando a elaborar más de 4 millones de dispositivos por año, cumpliendo con todas las órdenes y la demanda generada.
La inversión en acciones de generación de demanda y comunicación nos permitió crecer en el segmento de lechería, en el cual esperamos seguir ampliando nuestra participación. A la vez, ofrecemos productos elaborados en nuestra planta, asegurando los mayores estándares de calidad.
Tenemos muchas perspectivas de seguir creciendo con la línea para animales de compañía, que es la más joven de nuestras líneas y que está cada vez más sólida en su posicionamiento de mercado.

La pandemia nos puso a prueba
Pero no todo es color de rosa. Crecer también duele. Trae desorden, confusión, resistencia, equivocaciones, decisiones difíciles, temor y rispideces. Y más aún si esto ocurre en el seno de la familia.
Como todas las empresas del país, nos movemos en un contexto de incertidumbre, con una enorme presión impositiva, costos en aumento y reglas no siempre claras, que afectan nuestra evolución. Sin embargo, hacemos lo posible por ser competitivos y encarar el desafío que proponen muchas compañías pujantes del sector.
A todo esto, en el año 2020 entró en juego la pandemia que nos puso a prueba como empresa, como empleados, como líderes y como familia.
Recuerdo el día que anunciaron el confinamiento y la sensación de saltar al vacío. Recuerdo el primer zoom y la primera gran decisión conjunta: “No podemos parar, debemos seguir adelante como sea”.
Nos salvó la red, la comunicación entre nosotros, con nuestros principales clientes y proveedores; con algunos colegas, el apoyo total del equipo de Fatro Von Franken y la determinación de avanzar.
Aún no sabíamos que íbamos a poder organizarnos; que la demanda iba a sostenerse e incluso superar ampliamente el presupuesto; que íbamos a poder sortear las trabas operativas y responder aún trabajando en burbujas bajo protocolos muy estrictos y con el equipo comercial y técnico desde sus casas.
La prioridad era y es clara: cuidarnos, cuidar la salud y cuidar el trabajo de todos.
Se tomaron decisiones muy difíciles rápidamente y tuvimos que cubrirnos unos con otros. No solo en el trabajo sino también en nuestra familia, sin poder salir a trabajar o ir a la escuela. Ya lo dijo Nietzsche, lo que no te mata te fortalece. Y acá estamos, hoy mucho más fuertes..

Intenso. Así arrancó el año 2021 en el sector veterinario. Tanto, que la tradicional pregunta “¿cómo estuvieron las vacaciones?”, casi que pasó de largo.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Intenso. Así arrancó el año 2021 en el sector veterinario. Tanto, que la tradicional pregunta “¿cómo estuvieron las vacaciones?”, casi que pasó de largo.
Todo sigue, para adelante. Con la vocación de profundizar su rol de esencial en el marco del concepto de “Una Salud” que le ha permitido mantenerse activo por sobre la media de muchas actividades económicas en Argentina y en el mundo en el marco de pandemia.
Y miren si el sistema de sanidad animal nacional habrá estado activo en estos últimos meses, que incluso el Senasa reportó no solo que durante la segunda campaña de 2020 se vacunaron contra la fiebre aftosa más de 30 millones de bovinos, sino también que ya se ha puesto en marcha la campaña 2021, con veterinarios involucrados en las tareas operativas en todo el país.

@elmangrulloagroveterinaria Generar demanda en las redes.

@elmangrulloagroveterinaria Generar demanda en las redes.

A esto sin dudas vale sumar que, según el Ministerio de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, durante 2020 se logró la vacunación de cerca de 700.000 cabezas de bovinos más que en 2019, con un total de 11.443.500 animales vacunados de una población de 12.073.900. Esto significó un incremento en el porcentaje de vacunación de 2 puntos, respecto del año previo.
De la misma manera, las veterinarias dedicadas a la atención de animales de compañía en nuestro país han sostenido su ritmo de trabajo durante el verano, aunque comienzan a ver cómo “el turno mañana” empieza a distenderse a medida que se habilitan actividades básicas para las personas como son sus trabajos o la propia escuela de los chicos.
Pero no para.
Como no para una industria de laboratorios y distribuidores que busca mes a mes superar las metas previamente adquiridas.
¿Es posible siempre lograrlo?
Claro que no, pero la vocación pareciera ser esa. O al menos eso demuestra el trabajo que ya volvieron a realizar a campo muchas de las empresas.

Activos

@veterinarianahuen Activos en el campo.

@veterinarianahuen Activos en el campo.

Tan claro ha quedado el rol de esenciales de los médicos veterinarios que al pedido expreso de la Federación Veterinaria Argentina para que los profesionales tengan prioridad al momento de recibir las vacunas contra el COVID19, se suman acciones de diversas entidades profesionales y una reciente del Colegio de Córdoba.
“Gracias al esfuerzo conjunto del CMVPC y el Ministerio de Salud de la provincia, los matriculados de la entidad cuentan con dos alternativas para llevar a cabo la vacunación voluntaria contra el COVID19”, aseguraron desde las redes sociales del Colegio profesional, en las cuales podrán encontrar más información.
Ha pasado de todo. En menos de un mes, nuestra última editorial ya quedó en la historia. Todo evoluciona.
Tanto como las novedades en materia de distintas cepas del virus que azota al mundo y que sí pueden afectar a perros y gatos, aunque aún no se haya logrado determinar que estos animales puedan contagiar a las personas.
Todo cambia y avanza, pero eso no nos va a impedir detenernos unos minutos en un análisis que efectivamente vale la pena.
En las próximas páginas podrán encontrar un cúmulo de informaciones de altísimo valor para mantenerse actualizados en todo lo que pasa en el campo de la sanidad y la productividad animal en Argentina. Y no solo eso, sino que de la mano de Facundo Sonatti, ponemos en marcha una serie de informes en los cuales poder contar cómo es que se lleva adelante la producción porcina a gran escala en los países que más producen. En esta primera entrega, Dinamarca con, ni más, ni menos que palabras exclusivas del Embajador en Argentina a MOTIVAR. Luego China y más países que iremos develando.

Indicadores que suman

Más allá de entrevistas y columnas escritas en primera persona, esta edición plantea el desafío de repensar qué pasó en 2020 a diferencia de lo que ocurría con el mercado veterinario en años anteriores.
Y para eso, fuimos a las fuentes.
Nos reunimos virtualmente con los directivos de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) y confirmamos algo que ya se suponía: durante el año de la pandemia se comercializaron 26 millones de unidades a nivel local, entre productos fármacos y biológicos, destinados a todas las especies animales.
Al nivel de los mejores años de la historia.
Si, unos $31.000 millones en una facturación que, medida al dólar oficial promedio del año pasado y sin contemplar la facturación de la vacuna antiaftosa, superó la barrera de los US$ 400 millones.

@covetcordoba Prioridad para los veterinarios.

@covetcordoba Prioridad para los veterinarios.

Claro que en la entrevista que podrán leer en esta edición de MOTIVAR, son los directivos de Caprove quienes dan su parecer en torno a lo ocurrido, pero destacando siempre que en este mejor desempeño se ha hecho evidente la acción de los médicos veterinarios como promotores de planes sanitarios en todas las especies animales de nuestro país.
¿Existe algún indicador que valide esto?
Claro. En primer lugar, lo podrán leer también en esta edición de la propia experiencia de un grupo de veterinarios de todo el país que, en plena época de tactos, se encuentran recogiendo los frutos (preñeces) de las buenas decisiones sanitarias tomadas el año pasado.

El impacto de la mayor participación de los veterinarios en la recomendación de planes sanitarios se reflejó en el aumento de las dosis de vacunas vendidas, tanto en bovinos, como en animales de compañía.

Más allá de esto, las cifras de Caprove también lo avalan: la cantidad de dosis de vacunas comercializadas en los segmentos de perros y gatos casi que se duplicó en 2020, respecto de 2019. ¿Quiénes si no los veterinarios han sido los que estimularon este proceso? ¿Y qué decir del caso de la ganadería? Donde también creció considerablemente la cantidad de dosis de vacunas el año pasado, una tendencia que le da nueva vida a un segmento que ya se mostraba preocupantemente estancado.
Los más futboleros recordarán cuando todos le gritamos a Rodrigo Palacio que “era por abajo” cuando mal definió ante la presencia del arquero alemán en la final del Mundial de Brasil 2014.
Sabemos por dónde es.
La vemos, hasta es evidente. Tanto como en el rubro veterinario, donde su canal comercial profesional mostró en 2020 credenciales de sobra para seguir creciendo.
Era y es por el canal veterinario que se aplicará más y mejor sanidad. No lo duden.

 LECTURA SUGERIDA

El Servicio de Diagnóstico Especializado del INTA Balcarce publicó su Resumen Sanitario para el primer trimestre del año.
Este material de alto valor para la industria, resume las actividades realizadas desde diciembre de 2020 hasta marzo pasado, describiendo los casos de diagnóstico más relevantes durante ese período. Pedilo a redaccion@motivar.com.ar

Con el objetivo de convertirse en técnicos lecheros con una visión integral y sustentable, jóvenes apuestan a profesionalizarse y trabajar en el campo. ¿De qué se trata? A continuación, lo cuenta el responsable del proyecto.

Los recursos humanos en los sistemas lecheros son una problemática a resolver en el corto y largo plazo. Es necesario no sólo pensar en ayudar en la formación a los que hoy están en el sistema, sino que debemos pensar en futuro, y se debe revertir una situación angustiante que el sector padece, es necesario formar técnicos en
lechería, para que los jóvenes egresados de las escuelas agrotécnicas nacionales o de Latinoamérica tengan la posibilidad de una inserción laboral digna y segura.

¿Por qué técnico tambero?, A nivel Nacional el INTA brinda cursos desde hace años denominados Profesional Tambero, en la ciudad de Rafaela existe la tecnicatura en lechería, pero la idea es generar un oficio de tambero formando a una franja de jóvenes que no hayan sido desmoralizados por el sistema reinante sólo
productivista, apuntando a revalorizar el trabajo digno del ordeñador y trabajador agropecuario como alternativa de salida laboral.

El Centro de Estudios de Problemáticas Lecheras (CLEPL), ha determinado la necesidad de formar recursos humanos jóvenes entre 17 y 21 años con capacidad de interactuar en ellos en forma comprometida, no sólo con los aspectos productivos y económicos, sino también con fuerte presencia en lo social y ambiental. Es una necesidad de toda Latinoamérica, por lo tanto, será un desafío de trabajar sobre el futuro de quienes deberán llevar adelante los trabajos que darán alimento a la población.

 

Desde MOTIVAR dialogamos con el responsable del curso Pablo Marini, quien comentó lo siguiente.

MOTIVAR:¿En qué contexto surge el oficio técnico tambero?

Pablo Marini: Venimos trabajando desde hace tiempo con líneas de investigación, con productores de la zona de Santa Fe, Córdoba y Entre Rios, y vemos la problemática que todo mundo conoce:nadie quiere ir a trabajar al campo.
La mayoría de los trabajadores son de edad avanzada y con baja profesionalización. Por eso empezamos a pensar en cómo podemos ayudar a revertir esa situación, que no es fácil. Es así como se nos ocurrió trabajar con jóvenes.
El requisito es que tengan el secundario terminado, y buscamos que tengan la posibilidad de que trabajen en el campo de una manera digna sabiendo que hay obligaciones, pero también, con derechos que son necesarios -como descanso, buena calidad de infraestructura, acceso a la educación de sus hijos, etc-.

La idea del curso es mucho mas que herramientas técnicas, que eso después se termina aprendiendo. Va con la idea de trabajar con revalorizar el concepto de recurso humano en los sistemas productivos, para que los jóvenes lo vean como una oportunidad.

¿Es necesario tener una formación previa para ingresar?

No hace falta tener conocimientos previos para realizar el curso, esto es lo interesante. El primer día que llegan, ya empiezan a trabajar en la fosa y cada uno de ellos tiene una bajada en el establecimiento. Esto se mezcla con trabajos a campo, discusiones, algunas charlas, información académica, para que ese conocimiento sea lo más integral posible. Pero también tenemos el trabajo del RENATRE, de colegas del medio, que van a charlar con ellos tratando de mostrarles que el campo es una actividad muy interesante y potable de trabajo.

¿Con qué herramientas terminarán el curso?

El último fin de semana tienen una evaluación para ser aprobados, deben realizar el ordeñe solos con algunas preguntas y situaciones a resolver por parte de los docentes. es un certificado que da la universidad y además, van a ingresar en una base de datos para futuros trabajos.

¿Cuales son las expectativas?

Las expectativas son muy buenas. Es un tema que todos conocemos, es multifactorial, e intentamos desde lo que conocemos, revertirlo. Los cupos son bajos por el seguimiento que hacemos con ellos, por eso planteamos realizarlo dos veces al año, pero seguro lo repitamos más.

En un rodeo sin inmunidad o protección previa a la bacteria, la misma se puede presentar como una infección epizoótica, afectando a un 40% o 50% del total de los vientres en un período de uno o dos meses.

Román Bertino M.V.
Equipo técnico de Biogénesis Bagó

Como sabemos, el momento del tacto o palpación transrectal, es una práctica importante del año, muy esperada por el productor ganadero, que desea saber qué porcentaje de sus vientres fueron preñados.

Realizar el diagnóstico precoz de la preñez, nos permite, además, analizar, programar, anticipar o modificar el futuro de nuestro rodeo tomando medidas con respecto a su sanidad, manejo y nutrición.

Diferentes enfermedades, que denominamos reproductivas o de la reproducción, como son Brucelosis, IBR, DVB, Neosporosis, Leptospirosis, pueden presentarse y producir pérdidas desde la concepción, período embrionario y fetal, afectando el índice de preñez, como también pérdidas peri y neonatales.

El aborto, es decir, la expulsión de un feto muerto, o vivo no viable antes de que culmine el periodo de gestación, es uno de los principales signos clínicos de estas enfermedades.

Es muy conocido por los productores, ya que es visible y es considerado una de las principales causas que afectan la producción incluso a nivel mundial, por las elevadas pérdidas económicas que ocasiona.

Estos abortos, pueden presentarse en forma de “tormenta” tornándose una situación desesperante y angustiante para el criador. Aunque, en este caso, con una intervención rápida del veterinario aplicando tratamiento antibiótico y vacuna, puede dar un resultado efectivo. En otras ocasiones termina siendo un gran desafío diagnóstico para productores y colegas.

Diferentes trabajos realizados en Argentina sobre las causas de abortos coindicen en que al menos un 50% de ellas son de origen infeccioso.

Dentro de las causas de abortos hay enfermedades que no solo son importantes por las pérdidas reproductivas que generan, sino porque también tienen la capacidad de enfermar a las personas, como ejemplo las ya mencionadas y conocidas, Brucelosis y Leptospirosis.

Respecto a la leptospirosis, es considerada una de las zoonosis más importantes del mundo. Esta enfermedad causada por una bacteria del género Leptospira puede manifestarse mediante infertilidad, abortos, muertes neonatales, nacimiento de terneros débiles, mortandad de terneros y disminución de la producción láctea.

En nuestro país en un rodeo sin inmunidad o protección previa a la bacteria, se puede presentar como una infección epizoótica, afectando a un 40% o 50% del rodeo durante un período de uno o dos meses. Este cuadro agudo, con abortos en forma de tormenta en el último tercio de la gestación, junto con muertes de animales jóvenes, está bien caracterizado desde hace muchos años y el serovar responsable es generalmente Leptospira Pomona.

Por lo antes dicho, los médicos veterinarios tienen un rol clave, no solo en la parte productiva de los rodeos, sino también, y no menos importante, en lo que respecta a la Salud Pública, ya que se estima que esta enfermedad, genera alrededor de 500.000 casos anuales en personas en todo el mundo con una mortalidad superior al 10%.

Compromiso de Biogénesis Bagó

La participación de investigadores y profesionales del servicio técnico de Biogénesis Bagó, con experiencia y altamente capacitados en brotes de Leptospirosis en distintas zonas del país, ha logrado aislamientos de nuevas cepas que permiten monitorear las variantes antigénicas actuantes, obtener cepas virulentas para elaboración y control de vacunas y seleccionar los serovares que deben utilizarse para vacunar en una determinada región.

De todos los casos donde Biogénesis Bajo participó, dos de ellos resultaron zoonosis. Uno en 2017 y otro en 2019. Ambos, establecimientos tamberos de la provincia de Buenos Aires, uno en Lincoln y otro en Gral. Villegas.  En los dos brotes, la enfermedad tuvo el mismo comportamiento epidemiológico, comenzando con mortandad de terneros de recría, continuando con “tormenta” de abortos y finalizando con el contagio del personal de campo debidamente hospitalizados, algunos en grave estado.

Si bien la enfermedad, afecta tanto a rodeos de cría como de tambos; en éstos puede expresarse en mayor número de animales, debido a su contacto estrecho.

En uno de esos establecimientos, se estimaron las pérdidas económicas producidas por el brote que figura a continuación, sin contemplar, las pérdidas por abortos.

Tabla 1. Estimación aproximada de las pérdidas económicas asociadas en uno de los brotes, en el Gral. Villegas, Bs As. 2019.

Aprovechando el momento del tacto

Como las enfermedades reproductivas, pueden generar pérdidas antes, durante y después de la gestación, es aconsejable, realizar la vacunación previa al servicio.

Esta inmunización con vacuna reproductiva es una práctica sanitaria muy incorporada en los establecimientos ganaderos.

Al momento del tacto, al realizar la confirmación del diagnóstico de preñez, se recomienda un refuerzo con Bioabortogen H, para consolidar una fuerte base inmunitaria de las principales causas infecciosas, tanto bacterianas y virales que afectan en la segunda mitad de la gestación.

En el caso de leptospirosis, este refuerzo con Bioabortogen H, que por tener además dentro de sus componentes antigénicos bacterianos a L. pomona, nos ayudará a mitigar las pérdidas en el último tercio de la gestación, donde generalmente la bacteria produce su acción. Desde el 2004, con la incorporación de la cepa aislada a campo AKRFB de Leptospira Pomona, los rodeos que sufrieron un brote de leptospirosis, confirmado por aislamiento, que implementaron la vacunación sistemática con Bioabortogen H no volvieron a tener brotes de la enfermedad.

Otra herramienta que Biogénesis Bago tiene disponible es Bioleptogen, vacuna con 7 serovares de Leptospira que generan pérdidas, utilizada en establecimientos con antecedentes ya confirmados de la enfermedad a distintos serovares, con el fin de controlarla, mitigar sus pérdidas y por, sobre todo, disminuir el riesgo de contagio para las personas.

Este plan debería proteger a las vacas contra problemas de infertilidad y abortos y conferir inmunidad a los terneros hasta aproximadamente el tercer mes de vida en el cual descienden los anticuerpos calostrales. A partir de allí, deja una ventana inmunológica en los terneros que se encuentran desprotegidos y vulnerables a partir de ese momento.  Por lo tanto, sería importante realizar la vacunación temprana de los terneros con 2 dosis de Bioleptogen, para prevenir la enfermedad en esta etapa, dado que puede causar elevada mortalidad en esta categoría.

Resulta fundamental que médicos y veterinarios que ejercen en el medio rural la tengan en consideración y contribuyan a difundir la vacunación de los animales y las medidas de protección a adoptar para prevenir esta enfermedad entre colegas, productores y personal que trabaja a diario en los establecimientos.

Un equipo de investigación del Laboratorio de Virus Equinos del INTA Castelar logró controlar con una crema antiviral de uso tópico el Exantema Coital Equino (ECE), una enfermedad venérea altamente contagiosa y con impacto negativo para la industria hípica.

La enfermedad causada por la infección con el virus Alfaherpesvirus equino 3 (EHV3) se caracteriza por la formación de pápulas, vesículas, pústulas y úlceras en los genitales externos de yeguas y padrillos. Su transmisión es por vía venérea y una vez que el animal se infecta el virus permanece en forma latente en el organismo de por vida, pudiendo reactivarse ante situaciones de estrés. Razón por la cual un alto porcentaje de equinos machos y hembras son afectados por brotes que aparecen durante la temporada reproductiva.

Se trata de una infección endémica presente en la mayoría de las poblaciones equinas de distintas razas en todo el mundo, incluyendo la Argentina. En la industria equina local el caballo Sangre Pura de carrera representa una de las principales razas con unos 8.000 nacimientos anuales, lo que posiciona al país en el cuarto lugar como productor de esta especie, detrás de Estados Unidos, Australia e Irlanda.

La investigadora Aldana Vissani es la impulsora del estudio para el tratamiento de la enfermedad que se presenta en yeguas y que tiene impacto económico negativo en la industria hípica.

La investigadora Aldana Vissani es la impulsora del estudio para el tratamiento de la enfermedad que se presenta en yeguas y que tiene impacto económico negativo en la industria hípica.

En este contexto, un equipo de investigación del INTA Castelar trabaja en el desarrollo de un tratamiento con una crema antiviral de uso tópico, Ganciclovir 1 %, en aquellos animales que presenten lesiones de Exantema Coital Equino (ECE) y que sean positivos a la detección del virus.

“El objetivo es favorecer la evolución de las lesiones hacia la cicatrización y disminución de la cantidad de virus excretado, reduciendo las posibilidades de contagio y contribuyendo al control del brote”, indicó Aldana Vissani, investigadora en el Laboratorio de Virus Equinos del Instituto Virología del INTA Castelar.

Durante la temporada reproductiva del 2020 el laboratorio recibió muestras de establecimientos que cursaron el brote de infección natural, lo que permitió activar el tratamiento con la crema Ganciclovir en los animales que resultan positivos a la detección del virus.

Cuando la enfermedad se presenta en las yeguas, el impacto económico negativo se ve reflejado en retrasos de las fechas de parto, disminuciones significativas del número de yeguas servidas y en las tasas de preñez en los animales afectados, al reducirse las oportunidades de servicio. También existe el riesgo de que la infección sea transmitida al padrillo.

Las consecuencias económicas “se vuelven aún más importantes si la enfermedad se presenta en el padrillo. Esto se explica por las interrupciones temporales en la actividad reproductiva, que se traducen en una disminución del número de registros de servicios para el padrillo afectado”, destacó.

Para el caballo Sangre Pura de carrera solo se permite el servicio de monta natural. Al mismo tiempo, la temporada reproductiva de las yeguas está estimulada por el aumento de horas de luz -iniciándose en primavera-, razón por la que hay padrillos que cubren las temporadas reproductivas de ambos hemisferios en un mismo año calendario.

De acuerdo con Vissani, el calendario de servicios tiene un cronograma muy ajustado “con fechas y horarios programados para cada padrillo, durante la temporada reproductiva. Tomando en consideración que el Exantema Coital Equino es una enfermedad de transmisión venérea, es posible dimensionar su impacto negativo que radica en la necesidad de interrumpir temporalmente la actividad reproductiva”, indicó y agregó: “Debido al riesgo de diseminación iatrogénica del virus y el consecuente rebrote en centros de monta natural, de inseminación artificial y transferencia embrionaria”.

Como otra parte del proyecto, desde el Laboratorio de Virus Equinos “también se inocularon gallinas para la obtención de IgY contra EHV3 para suplementar la crema con el principio activo. Se lograron niveles altos de anticuerpos contra EHV3 en las gallinas y tenemos las yemas separadas para su titulación y secado”, reconoció la especialista.

Abordaje de la enfermedad

Actualmente no existen vacunas para la prevención del ECE y el tratamiento es únicamente paliativo. El mismo consiste en la utilización de antisépticos y astringentes, antinflamatorios y antimicrobianos, los que contribuyen a acortar el período de reposo sexual.

Los estudios de la epidemiología en Argentina y la patogenia del virus EHV3 tuvieron inicio con la tesis doctoral de María Barrandeguy (2008-2010) y luego continuaron con la tesis doctoral de Aldana Vissani (2011-2017), ambas investigadoras del Laboratorio de Virus Equinos en el Instituto de Virología del INTA Castelar. A través de estos trabajos se estudiaron diferentes alternativas de prevención y abordaje para la enfermedad.

Como complemento de estos estudios, y a modo de establecer un abordaje en casos de brotes durante la temporada reproductiva, se validó un ensayo de PCR en tiempo real que permite la detección rápida de yeguas positivas durante la inspección previa al servicio, las cuales son separadas y tratadas.

Del proyecto, además de Vissani, participan Viviana Parreño, Maria Barrandeguy, Cecilia Olguin Perglione, Silvia Tordoya, Florencia Alamos, Andrés Wigdorovitz y Celina Vega. Tras su presentación a la convocatoria del Fondo de Valorización Tecnológica del INTA en 2018, la investigación fue seleccionada con el fin de mejorar el producto, registrarlo y sacarlo al mercado.

Fuente: INTA

Inversiones. Con foco en la producción.

Inversiones. Con foco en la producción.

El laboratorio nacional, anunció sus planes de crecimiento en 2021 y la incorporación de un nuevo gerente técnico, y también de Recursos Humanos.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

El crecimiento logrado en 2020 por la industria en general se hace palpable en el desarrollo de empresas como Zoovet, que concretó una suba del 24% de su facturación en dólares y espera hacerlo en un 35% este año, con lanzamientos locales y la consolidación de acuerdos en el exterior, principalmente México.
“Esperamos la aprobación de 4 lanzamientos y presentamos otros 19 dossiers ante el Senasa”, le explicó a MOTIVAR el gerente de la compañía, Enrique Ariotti.
Y agregó: “Si bien la idea es incrementar las unidades producidas en un 100% en 2021 respecto de 2019, sabemos que a la vez debemos encarar un proceso de profesionalización en la estructura interna. Es clave para soportar de manera eficiente el crecimiento que proyectamos”.

Nuevas gerencias

Luego de insistir en la relevancia de contar con personal calificado, Ariotti anunció la contratación de Javier Achával como nuevo gerente técnico. Con más de 15 años de experiencia en la industria farmacéutica humana nacional, Achával reportará a la Gerencia General de la empresa, supervisando las áreas que tienen que ver con la producción, investigación y desarrollo, además de gestión de la calidad. “Es una alegría poder contar con esta nueva figura para agilizar y hacer más eficientes la toma de decisiones”, completó Ariotti.
Zoovet también suma a un gerente de Recursos Humanos, con trayectoria en empresas nacionales con importante cantidad de empleamos. “En ambos casos se trata de personas jóvenes, con experiencias en compañías desafiantes”, completó para luego profundizar: “Es un área estratégica que debemos profesionalizar. Desde marzo 2020, sumamos 40 nuevos empleados y la idea es seguir contratando. Ya somos 200 personas. Debemos avanzar no solo en la selección de los colaboradores, sino en el armado de equipos y capacitaciones”.

Marca. La empresa sigue invirtiendo también en su fuerza de ventas.

Marca. La empresa sigue invirtiendo también en su fuerza de ventas.

Desafíos por aquí y por allá

Más allá de seguir adelante con la puesta en marcha de unidades productivas para sueros veterinarios y vacunas para equinos y animales de compañía en el Parque Tecnológico del Litoral Centro, Zoovet inauguró áreas de inyectables y jeringas intramamarias, con características específicas para cumplir con una próxima auditoría que recibirá desde Rusia buscando ampliar ese mercado.
Además, en las próximas semanas estará incorporando una nueva inyectora que permitirá elaborar un 50% más de dispositivos intravaginales de termo fusión.
“Ampliamos el área de comprimidos, con inversiones en comprimidoras y blisteras de alta tecnología y capacidad de producción”, explicó Ariotti.
Más allá de destacar el crecimiento del área de asuntos regulatorios de la empresa y la inversión de aproximadamente US$ 400 mil en investigación y desarrollo durante 2021 en base a las cláusulas de vinculación con el Parque Tecnológico, nuestro entrevistado abordó el tema de comercio exterior.
“Estamos concretando importaciones para mejorar la provisión de insumos: orquetas para dispositivos de IATF y jeringas intramamarias”, detalló Ariotti. Y completó: “No tuvimos inconvenientes con estas operaciones. Presentamos un plan ante el Ministerio de Economía, en el que queda clara nuestra balanza favorable en términos de exportaciones: casi duplican en facturación a las importaciones que realizamos para producir lo nuestro y lo de terceros, para el mercado local e internacional”.
Finalmente, el directivo de Zoovet se refirió a los desafíos: “El mercado externo crece en base a la aprobación de nuevos registros en diferentes países. Además, tenemos expectativa de que México se consolide como nuestro principal mercado internacional, gracias a acuerdos consolidados con laboratorios de la talla de Chinoin y Sanfer”.

Paso a paso. El INTA busca fomentar la mayor adopción de tecnología.

Paso a paso. El INTA busca fomentar la mayor adopción de tecnología.

La innovación busca su desembarco masivo en el campo de la mano del INTA, con tecnologías que impactan en el bienestar de los animales y en el bolsillo y las condiciones de trabajo de los productores. ¿Qué se deja de perder?

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

Desde MOTIVAR frecuentemente brindamos al lector entrevistas exclusivas, informes y trabajos del sector ganadero en favor de que profesionales y productores tengan a mano las herramientas necesarias para llegar a esos índices productivos que muchas veces parecen inalcanzables.
Las innovaciones tecnológicas aplicadas a la ganadería de nuestro país posibilitan distintos tipos de mejoras en la eficiencia productiva. Por este motivo, MOTIVAR dialogó con los referentes de “Ganadería de Precisión”, un proyecto del INTA que surge de la oportunidad de generar un desarrollo innovador que abarque aquellas tecnologías que tienen que ver específicamente con la ganadería.
Cabe destacar que el INTA desde hace algunos años, viene trabajando en fortalecer líneas de investigación que apuntan a obtener desarrollos e implementaciones que pueden marcar un salto cualitativo en los modos de producir carne y leche vacuna.
Al describirlo en pocas palabras, se entiende a la ganadería de precisión como un conjunto de tecnologías que posibilitan medir, monitorear y controlar de manera autónoma, indicadores representativos de cada uno de los individuos -salud, comportamiento, bienestar, manejo, ambientales y demás- para generar información de calidad y ofrecer de modo constante ventajas competitivas al momento de la toma de decisiones.
“Este proyecto busca generar innovaciones que agreguen valor a partir de la incorporación de tecnología”, expresó Ricardo Garro, coordinador del Proyecto de Ganadería de Precisión en el INTA en distintas entrevistas realizadas recientemente.
Dentro de los principales desarrollos en curso, podemos encontrar sensores para aguadas y forrajes, geoposicionadores de partos, balanzas, suplementadores automáticos; monitores de actividad reproductiva para toros, tambo robótico y muchos más. En esta nota, nos centraremos en los más protagonistas hasta el momento.

Ejes fundamentales

El proyecto se sostiene en tres grandes pilares, lo cual hace que hoy tenga el grado de conocimiento y aceptación que tiene por parte de los productores.
Ellos son: “desarrollo e implementación”, donde el objetivo es la generación de tecnologías desde el momento inicial; “validación y adaptación” donde se busca determinar la factibilidad técnica de los desarrollos y en el caso de ser necesario, proponer alternativas de adaptación a las necesidades locales regionales.
Por último, “vinculación con el sector público privado”. Este es el eje articulador, dado que el concepto de innovación abierta solo es posible con la interacción público – privada.

Medir para hacer eficientes los consumos

Medición individual. Los comederos automáticos permiten evitar pérdidas concretas.

Medición individual. Los comederos automáticos permiten evitar pérdidas concretas.

El fundamento de los comederos inteligentes se basa en la medición del consumo individual de cada animal. Cada ejemplar tiene colocada una caravana electrónica (RFID), que permite que sea identificado en el momento que ingresa al comedero.
A su vez, cada comedero posee una balanza que pesa al alimento al momento de la entrada y a la salida. De esta manera, es posible determinar el consumo del individuo en ese ingreso y recolectar diferentes datos e información de valor – por ejemplo, la cantidad de veces que ingresa, cuánto, relación de kilos de alimentos y kilos del animal, consumos acumulados, etc-,.
El Ing. Agr. Ricardo Zapata -técnico responsable- comentó a MOTIVAR que el objetivo principal de los comederos es conocer el consumo residual de cada animal.
Es decir, cuál es la ganancia de peso en función de la cantidad de alimento que consume. “Conocer el consumo individual nos permite seleccionar animales en función de esta característica. Al ser una característica heredable, potencialmente podríamos utilizar este dato para seleccionar reproductores -toros o vacas- teniendo en cuenta que la progenie hace un “mejor uso” del alimento. En otras palabras, a futuro vamos a gastar menos plata en comprar alimento para engordar los novillos que descienden de estos reproductores”, declaró Zapata.
Pero ese no es el único beneficio. Otro aspecto es que los comederos inteligentes están relacionados con el comportamiento animal, lo cual nos brinda la posibilidad de armar lotes con animales de temperamento similar.
También permiten detectar en forma temprana aquellos que están enfermos o presentan una disminución del consumo drástica, ya sea por un cuadro temprano de acidosis u otro problema.

El robot que también incrementa la productividad en lechería

Menos errores. La apuesta del INTA por el Tambo Robot se sustenta en los aumentos de productividad que se aprecian en la práctica.

Menos errores. La apuesta del INTA por el Tambo Robot se sustenta en los aumentos de productividad que se aprecian en la práctica.

La Ing. Agr. Daniela Costamagna es la representante del proyecto tambo robótico del INTA.
Al inicio de la entrevista con MOTIVAR recalcó que se vinculó al ordeño robótico como reemplazo de la mano de obra, pero esto es totalmente falso.
“La incorporación del ordeño robótico tiene un impacto muy fuerte en el aspecto social, ya que esta tecnología permite solucionar varias de las grandes desventajas que tiene la actividad a la hora de hacerla atractiva a las nuevas generaciones, como ser la flexibilidad de los horarios, descansos y fines de semana para los operarios tamberos y la reducción sustancial del esfuerzo físico que demanda la rutina de ordeñe”, aclaró.
Dentro de los principales beneficios, podemos encontrar la automatización de las tareas -que impactan en una mayor producción y calidad de leche-; alimentación automática -permite un aumento de eficiencia en el uso de alimentos caros y ahorro de tiempo-; grandes impactos en reproducción; detección temprana de enfermedades y la obtención de altos niveles de productividad debido a un mayor bienestar animal.
“El robot lo que hace es estandarizar la rutina de ordeñe todos los días en todas las vacas, lo que le permite al operario liberar horarios para hacer las otras actividades que son también muy importantes en un sistema. Es decir, se incrementa la productividad de la mano de obra, porque mientras en un tambo convencional el 50 o 60% de su tiempo se destina al ordeño, acá ese tiempo se utiliza para analizar la información y gestionar”, aseguró Costamagna.

Pesar bovinos nunca fue tan fácil

Por último, pero no menos importante, nos encontramos con el proyecto de balanzas de pesada al paso. Es un sistema que permite medir el peso de los animales de manera automática.
El sistema cuenta con una plataforma por la cual los animales pasan caminando para entrar a un corral donde está el agua. En el momento que el animal cruza sobre la plataforma es identificado y pesado, luego los datos son almacenados localmente y enviados a internet para su análisis.
Los grandes beneficios de esta tecnología son: el monitoreo de peso de manera continua, las alertas que brindan de los animales que no ingresan a tomar agua, y las inferencias de problemas ante cambios de peso.
El INTA avanza en la difusión de estas tecnologías, mediante un proyecto específico que busca impactar de lleno en el día a día de la producción ganadera.

Intenso. Así arrancó el año 2021 en el sector veterinario. Tanto, que la tradicional pregunta “¿cómo estuvieron las vacaciones?”, casi que pasó de largo.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Intenso. Así arrancó el año 2021 en el sector veterinario. Tanto, que la tradicional pregunta “¿cómo estuvieron las vacaciones?”, casi que pasó de largo.
Todo sigue, para adelante. Con la vocación de profundizar su rol de esencial en el marco del concepto de “Una Salud” que le ha permitido mantenerse activo por sobre la media de muchas actividades económicas en Argentina y en el mundo en el marco de pandemia.
Y miren si el sistema de sanidad animal nacional habrá estado activo en estos últimos meses, que incluso el Senasa reportó no solo que durante la segunda campaña de 2020 se vacunaron contra la fiebre aftosa más de 30 millones de bovinos, sino también que ya se ha puesto en marcha la campaña 2021, con veterinarios involucrados en las tareas operativas en todo el país.

@elmangrulloagroveterinaria Generar demanda en las redes.

@elmangrulloagroveterinaria Generar demanda en las redes.

A esto sin dudas vale sumar que, según el Ministerio de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, durante 2020 se logró la vacunación de cerca de 700.000 cabezas de bovinos más que en 2019, con un total de 11.443.500 animales vacunados de una población de 12.073.900. Esto significó un incremento en el porcentaje de vacunación de 2 puntos, respecto del año previo.
De la misma manera, las veterinarias dedicadas a la atención de animales de compañía en nuestro país han sostenido su ritmo de trabajo durante el verano, aunque comienzan a ver cómo “el turno mañana” empieza a distenderse a medida que se habilitan actividades básicas para las personas como son sus trabajos o la propia escuela de los chicos.
Pero no para.
Como no para una industria de laboratorios y distribuidores que busca mes a mes superar las metas previamente adquiridas.
¿Es posible siempre lograrlo?
Claro que no, pero la vocación pareciera ser esa. O al menos eso demuestra el trabajo que ya volvieron a realizar a campo muchas de las empresas.

Activos

@veterinarianahuen Activos en el campo.

@veterinarianahuen Activos en el campo.

Tan claro ha quedado el rol de esenciales de los médicos veterinarios que al pedido expreso de la Federación Veterinaria Argentina para que los profesionales tengan prioridad al momento de recibir las vacunas contra el COVID19, se suman acciones de diversas entidades profesionales y una reciente del Colegio de Córdoba.
“Gracias al esfuerzo conjunto del CMVPC y el Ministerio de Salud de la provincia, los matriculados de la entidad cuentan con dos alternativas para llevar a cabo la vacunación voluntaria contra el COVID19”, aseguraron desde las redes sociales del Colegio profesional, en las cuales podrán encontrar más información.
Ha pasado de todo. En menos de un mes, nuestra última editorial ya quedó en la historia. Todo evoluciona.
Tanto como las novedades en materia de distintas cepas del virus que azota al mundo y que sí pueden afectar a perros y gatos, aunque aún no se haya logrado determinar que estos animales puedan contagiar a las personas.
Todo cambia y avanza, pero eso no nos va a impedir detenernos unos minutos en un análisis que efectivamente vale la pena.
En las próximas páginas podrán encontrar un cúmulo de informaciones de altísimo valor para mantenerse actualizados en todo lo que pasa en el campo de la sanidad y la productividad animal en Argentina. Y no solo eso, sino que de la mano de Facundo Sonatti, ponemos en marcha una serie de informes en los cuales poder contar cómo es que se lleva adelante la producción porcina a gran escala en los países que más producen. En esta primera entrega, Dinamarca con, ni más, ni menos que palabras exclusivas del Embajador en Argentina a MOTIVAR. Luego China y más países que iremos develando.

Indicadores que suman

Más allá de entrevistas y columnas escritas en primera persona, esta edición plantea el desafío de repensar qué pasó en 2020 a diferencia de lo que ocurría con el mercado veterinario en años anteriores.
Y para eso, fuimos a las fuentes.
Nos reunimos virtualmente con los directivos de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) y confirmamos algo que ya se suponía: durante el año de la pandemia se comercializaron 26 millones de unidades a nivel local, entre productos fármacos y biológicos, destinados a todas las especies animales.
Al nivel de los mejores años de la historia.
Si, unos $31.000 millones en una facturación que, medida al dólar oficial promedio del año pasado y sin contemplar la facturación de la vacuna antiaftosa, superó la barrera de los US$ 400 millones.

@covetcordoba Prioridad para los veterinarios.

@covetcordoba Prioridad para los veterinarios.

Claro que en la entrevista que podrán leer en esta edición de MOTIVAR, son los directivos de Caprove quienes dan su parecer en torno a lo ocurrido, pero destacando siempre que en este mejor desempeño se ha hecho evidente la acción de los médicos veterinarios como promotores de planes sanitarios en todas las especies animales de nuestro país.
¿Existe algún indicador que valide esto?
Claro. En primer lugar, lo podrán leer también en esta edición de la propia experiencia de un grupo de veterinarios de todo el país que, en plena época de tactos, se encuentran recogiendo los frutos (preñeces) de las buenas decisiones sanitarias tomadas el año pasado.

El impacto de la mayor participación de los veterinarios en la recomendación de planes sanitarios se reflejó en el aumento de las dosis de vacunas vendidas, tanto en bovinos, como en animales de compañía.

Más allá de esto, las cifras de Caprove también lo avalan: la cantidad de dosis de vacunas comercializadas en los segmentos de perros y gatos casi que se duplicó en 2020, respecto de 2019. ¿Quiénes si no los veterinarios han sido los que estimularon este proceso? ¿Y qué decir del caso de la ganadería? Donde también creció considerablemente la cantidad de dosis de vacunas el año pasado, una tendencia que le da nueva vida a un segmento que ya se mostraba preocupantemente estancado.
Los más futboleros recordarán cuando todos le gritamos a Rodrigo Palacio que “era por abajo” cuando mal definió ante la presencia del arquero alemán en la final del Mundial de Brasil 2014.
Sabemos por dónde es.
La vemos, hasta es evidente. Tanto como en el rubro veterinario, donde su canal comercial profesional mostró en 2020 credenciales de sobra para seguir creciendo.
Era y es por el canal veterinario que se aplicará más y mejor sanidad. No lo duden.

 LECTURA SUGERIDA

El Servicio de Diagnóstico Especializado del INTA Balcarce publicó su Resumen Sanitario para el primer trimestre del año.
Este material de alto valor para la industria, resume las actividades realizadas desde diciembre de 2020 hasta marzo pasado, describiendo los casos de diagnóstico más relevantes durante ese período. Pedilo a redaccion@motivar.com.ar

Compartimos a continuación, la opinión de Carolina Benzaquén de Fatro Von Franken.

NOTA DE OPINIÓN POR:
Carolina Benzaquén
Fatro Von Franken

Cerca del 85% de las empresas de nuestro país son familiares y, en conjunto, explican algo así como el 55% del PBI nacional. De más está resaltar la importancia que tenemos en conjunto y la trascendencia que cobra el lograr mantener activas nuestras compañías a lo largo de las generaciones.
Hace 12 años, cuando ingresé a Fatro Von Franken era otra y no sabía lo que me esperaba. Hoy creo en la posibilidad de transformar y seguir creciendo como empresa, sin perder el eje y los valores que nos permitieron llegar hasta acá: trabajamos con compromiso, nos tratamos con respeto, impulsamos la mejora continua, fomentamos el trabajo en equipo y nos escuchamos para estar cerca.
Efectivamente, la nuestra es una empresa familiar que se dedica exclusivamente a la elaboración y comercialización de medicamentos de uso veterinario.
Fue fundada hace 63 años y luego adquirida con mucho esfuerzo por dos de sus actuales dueños, mi padre -Norberto Benzaquén-, y mi tío, Marcos Hadida. Cuarenta años más tarde, Fatro -laboratorio líder en Europa- comenzó a formar parte de la sociedad, dándole el nombre actual de Fatro Von Franken. Pasó el tiempo y más de uno en la empresa se acuerda todavía de mí, con 7 u 8 años, dando vueltas por la misma oficina desde la cual ocupo la gerencia comercial para Argentina y Comex actualmente.
En este tiempo, también se produjo el ingreso de mi cuñado Norberto Borzese, como gerente de operaciones. Otro punto de inflexión: nos convertimos en agentes del cambio y fuimos encarando proyectos para crecer y profesionalizar la compañía.

Trabajar en familia

El día a día con la familia es divertido. Las decisiones las tomamos los 4 en el Comité de Dirección. También en este ámbito tuvimos que organizarnos; dividir funciones y responsabilidades, así como también lograr una clara separación entre “los asados del domingo” y nuestras tareas laborales específicas.
Dos son al menos las cuestiones que sostienen este funcionamiento.
En primer lugar, cuidar el respeto y la manera en que nos tratamos (aunque no en todo estemos de acuerdo) y luego, no perder de vista que realmente nos divertimos. Nos gusta hacer lo que hacemos.
Claro que no todo es sencillo y mucho menos en tiempos de transformación como los que la empresa vivió en los últimos 6 años en los que tuvimos un crecimiento muy importante: en volumen de venta, en espacio, en imagen institucional y en equipo de trabajo.
De 35, pasamos a ser 107 personas trabajando en la compañía. Pasamos de 6 a 20 profesionales y de 1 a 7 veterinarios en el equipo. Las exportaciones que representaban menos del 15%, ahora concentran la mitad de la facturación y tenemos presencia en toda la región, con posiciones sólidas y de liderazgo.
La profesionalización vino de la mano de incorporar mandos medios para sostener esta nueva estructura.
Fortalecimos las áreas de Calidad para estar en condiciones de entrar en nuevos mercados, más exigentes, y tener la seguridad de poder escalar la operación manteniendo los estándares que siempre nos identificaron.
También conformamos un área nueva para desarrollar la generación de demanda y así acercarnos más a los usuarios y veterinarios. Además, formalizamos la creación del área de Recursos Humanos para dar soporte a tanta gente y poder cuidar lo más valioso que tenemos.
Todos estos cambios, en el marco de este modelo de empresa, familiar como el de tantos casos en Argentina.
Las inversiones son un capítulo aparte: edilicias, en equipamiento, en personal, en acciones de promoción y en comunicación.
En los últimos años, aumentamos cuatro veces nuestra capacidad productiva.
Asimismo, decidimos también invertir en acciones de marketing para hacernos visibles, para contar sobre nosotros y sobre los productos que ofrecemos.
En general, todo lo hicimos con capital propio y con “pie de plomo”. Está en nuestra esencia ser cautelosos, mesurados y avanzar sin prisa, pero sin pausa.
Y funcionó. Crecimos y nos ordenamos para seguir creciendo.
Entre nuestras fortalezas destaco que siempre fomentamos la diversificación de mercados y líneas de productos. Eso nos hace mitigar el riesgo en un contexto tan volátil e incierto.
Además, la sociedad con Fatro y poder contar con productos innovadores, nos da prestigio y distinción.
La línea reproductiva es el corazón de nuestro negocio en Argentina y el mundo. Logramos un producto de alta calidad y fortalecimos nuestra marca Dispocel como nunca lo hubiéramos imaginado. Estamos llegando a elaborar más de 4 millones de dispositivos por año, cumpliendo con todas las órdenes y la demanda generada.
La inversión en acciones de generación de demanda y comunicación nos permitió crecer en el segmento de lechería, en el cual esperamos seguir ampliando nuestra participación. A la vez, ofrecemos productos elaborados en nuestra planta, asegurando los mayores estándares de calidad.
Tenemos muchas perspectivas de seguir creciendo con la línea para animales de compañía, que es la más joven de nuestras líneas y que está cada vez más sólida en su posicionamiento de mercado.

La pandemia nos puso a prueba
Pero no todo es color de rosa. Crecer también duele. Trae desorden, confusión, resistencia, equivocaciones, decisiones difíciles, temor y rispideces. Y más aún si esto ocurre en el seno de la familia.
Como todas las empresas del país, nos movemos en un contexto de incertidumbre, con una enorme presión impositiva, costos en aumento y reglas no siempre claras, que afectan nuestra evolución. Sin embargo, hacemos lo posible por ser competitivos y encarar el desafío que proponen muchas compañías pujantes del sector.
A todo esto, en el año 2020 entró en juego la pandemia que nos puso a prueba como empresa, como empleados, como líderes y como familia.
Recuerdo el día que anunciaron el confinamiento y la sensación de saltar al vacío. Recuerdo el primer zoom y la primera gran decisión conjunta: “No podemos parar, debemos seguir adelante como sea”.
Nos salvó la red, la comunicación entre nosotros, con nuestros principales clientes y proveedores; con algunos colegas, el apoyo total del equipo de Fatro Von Franken y la determinación de avanzar.
Aún no sabíamos que íbamos a poder organizarnos; que la demanda iba a sostenerse e incluso superar ampliamente el presupuesto; que íbamos a poder sortear las trabas operativas y responder aún trabajando en burbujas bajo protocolos muy estrictos y con el equipo comercial y técnico desde sus casas.
La prioridad era y es clara: cuidarnos, cuidar la salud y cuidar el trabajo de todos.
Se tomaron decisiones muy difíciles rápidamente y tuvimos que cubrirnos unos con otros. No solo en el trabajo sino también en nuestra familia, sin poder salir a trabajar o ir a la escuela. Ya lo dijo Nietzsche, lo que no te mata te fortalece. Y acá estamos, hoy mucho más fuertes..

Paso a paso. El INTA busca fomentar la mayor adopción de tecnología.

Paso a paso. El INTA busca fomentar la mayor adopción de tecnología.

La innovación busca su desembarco masivo en el campo de la mano del INTA, con tecnologías que impactan en el bienestar de los animales y en el bolsillo y las condiciones de trabajo de los productores. ¿Qué se deja de perder?

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

Desde MOTIVAR frecuentemente brindamos al lector entrevistas exclusivas, informes y trabajos del sector ganadero en favor de que profesionales y productores tengan a mano las herramientas necesarias para llegar a esos índices productivos que muchas veces parecen inalcanzables.
Las innovaciones tecnológicas aplicadas a la ganadería de nuestro país posibilitan distintos tipos de mejoras en la eficiencia productiva. Por este motivo, MOTIVAR dialogó con los referentes de “Ganadería de Precisión”, un proyecto del INTA que surge de la oportunidad de generar un desarrollo innovador que abarque aquellas tecnologías que tienen que ver específicamente con la ganadería.
Cabe destacar que el INTA desde hace algunos años, viene trabajando en fortalecer líneas de investigación que apuntan a obtener desarrollos e implementaciones que pueden marcar un salto cualitativo en los modos de producir carne y leche vacuna.
Al describirlo en pocas palabras, se entiende a la ganadería de precisión como un conjunto de tecnologías que posibilitan medir, monitorear y controlar de manera autónoma, indicadores representativos de cada uno de los individuos -salud, comportamiento, bienestar, manejo, ambientales y demás- para generar información de calidad y ofrecer de modo constante ventajas competitivas al momento de la toma de decisiones.
“Este proyecto busca generar innovaciones que agreguen valor a partir de la incorporación de tecnología”, expresó Ricardo Garro, coordinador del Proyecto de Ganadería de Precisión en el INTA en distintas entrevistas realizadas recientemente.
Dentro de los principales desarrollos en curso, podemos encontrar sensores para aguadas y forrajes, geoposicionadores de partos, balanzas, suplementadores automáticos; monitores de actividad reproductiva para toros, tambo robótico y muchos más. En esta nota, nos centraremos en los más protagonistas hasta el momento.

Ejes fundamentales

El proyecto se sostiene en tres grandes pilares, lo cual hace que hoy tenga el grado de conocimiento y aceptación que tiene por parte de los productores.
Ellos son: “desarrollo e implementación”, donde el objetivo es la generación de tecnologías desde el momento inicial; “validación y adaptación” donde se busca determinar la factibilidad técnica de los desarrollos y en el caso de ser necesario, proponer alternativas de adaptación a las necesidades locales regionales.
Por último, “vinculación con el sector público privado”. Este es el eje articulador, dado que el concepto de innovación abierta solo es posible con la interacción público – privada.

Medir para hacer eficientes los consumos

Medición individual. Los comederos automáticos permiten evitar pérdidas concretas.

Medición individual. Los comederos automáticos permiten evitar pérdidas concretas.

El fundamento de los comederos inteligentes se basa en la medición del consumo individual de cada animal. Cada ejemplar tiene colocada una caravana electrónica (RFID), que permite que sea identificado en el momento que ingresa al comedero.
A su vez, cada comedero posee una balanza que pesa al alimento al momento de la entrada y a la salida. De esta manera, es posible determinar el consumo del individuo en ese ingreso y recolectar diferentes datos e información de valor – por ejemplo, la cantidad de veces que ingresa, cuánto, relación de kilos de alimentos y kilos del animal, consumos acumulados, etc-,.
El Ing. Agr. Ricardo Zapata -técnico responsable- comentó a MOTIVAR que el objetivo principal de los comederos es conocer el consumo residual de cada animal.
Es decir, cuál es la ganancia de peso en función de la cantidad de alimento que consume. “Conocer el consumo individual nos permite seleccionar animales en función de esta característica. Al ser una característica heredable, potencialmente podríamos utilizar este dato para seleccionar reproductores -toros o vacas- teniendo en cuenta que la progenie hace un “mejor uso” del alimento. En otras palabras, a futuro vamos a gastar menos plata en comprar alimento para engordar los novillos que descienden de estos reproductores”, declaró Zapata.
Pero ese no es el único beneficio. Otro aspecto es que los comederos inteligentes están relacionados con el comportamiento animal, lo cual nos brinda la posibilidad de armar lotes con animales de temperamento similar.
También permiten detectar en forma temprana aquellos que están enfermos o presentan una disminución del consumo drástica, ya sea por un cuadro temprano de acidosis u otro problema.

El robot que también incrementa la productividad en lechería

Menos errores. La apuesta del INTA por el Tambo Robot se sustenta en los aumentos de productividad que se aprecian en la práctica.

Menos errores. La apuesta del INTA por el Tambo Robot se sustenta en los aumentos de productividad que se aprecian en la práctica.

La Ing. Agr. Daniela Costamagna es la representante del proyecto tambo robótico del INTA.
Al inicio de la entrevista con MOTIVAR recalcó que se vinculó al ordeño robótico como reemplazo de la mano de obra, pero esto es totalmente falso.
“La incorporación del ordeño robótico tiene un impacto muy fuerte en el aspecto social, ya que esta tecnología permite solucionar varias de las grandes desventajas que tiene la actividad a la hora de hacerla atractiva a las nuevas generaciones, como ser la flexibilidad de los horarios, descansos y fines de semana para los operarios tamberos y la reducción sustancial del esfuerzo físico que demanda la rutina de ordeñe”, aclaró.
Dentro de los principales beneficios, podemos encontrar la automatización de las tareas -que impactan en una mayor producción y calidad de leche-; alimentación automática -permite un aumento de eficiencia en el uso de alimentos caros y ahorro de tiempo-; grandes impactos en reproducción; detección temprana de enfermedades y la obtención de altos niveles de productividad debido a un mayor bienestar animal.
“El robot lo que hace es estandarizar la rutina de ordeñe todos los días en todas las vacas, lo que le permite al operario liberar horarios para hacer las otras actividades que son también muy importantes en un sistema. Es decir, se incrementa la productividad de la mano de obra, porque mientras en un tambo convencional el 50 o 60% de su tiempo se destina al ordeño, acá ese tiempo se utiliza para analizar la información y gestionar”, aseguró Costamagna.

Pesar bovinos nunca fue tan fácil

Por último, pero no menos importante, nos encontramos con el proyecto de balanzas de pesada al paso. Es un sistema que permite medir el peso de los animales de manera automática.
El sistema cuenta con una plataforma por la cual los animales pasan caminando para entrar a un corral donde está el agua. En el momento que el animal cruza sobre la plataforma es identificado y pesado, luego los datos son almacenados localmente y enviados a internet para su análisis.
Los grandes beneficios de esta tecnología son: el monitoreo de peso de manera continua, las alertas que brindan de los animales que no ingresan a tomar agua, y las inferencias de problemas ante cambios de peso.
El INTA avanza en la difusión de estas tecnologías, mediante un proyecto específico que busca impactar de lleno en el día a día de la producción ganadera.

Terminaron. En buena parte de La Pampa se adelantaron los tactos.

Terminaron. En buena parte de La Pampa se adelantaron los tactos.

Dialogamos con profesionales de distintas partes del país y realizamos juntos una recorrida por su trabajo a campo. Una vez más, se hace evidente el impacto positivo del buen asesoramiento en los porcentajes de preñez.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Pocas cosas nos gustarían más que volver a acompañarlos en sus recorridas a campo. Pero todavía no. Dado el contexto, MOTIVAR sigue difundiendo el día a día de los veterinarios argentinos, con ellos como protagonistas. Esto no es menor en la época de diagnósticos de gestación. Una etapa cúlmine que le permite a productores y asesores saber cuántas vacas se preñaron sobre las que iniciaron el servicio y, así, estimar el número de terneros posibles a lograr.
Para avanzar en este desafío, MOTIVAR dialogó con los médicos veterinarios Mauro Venturini y Sebastián Volkart (Santa Fe), Javier de la Mata (La Pampa) y Rubén Errico, Javier Rojas Panelo y Juan Manuel Escapil, de Buenos Aires.

Adelantados

Javier de la Mata. Más servicios para hacer eficientes las producciones.

Javier de la Mata. Más servicios para hacer eficientes las producciones.

“En nuestro caso, ya estamos terminando el tacto. No es lo más frecuente, pero el grueso ya pasó”, le explicó el médico veterinario Javier de la Mata a MOTIVAR, desde La Pampa. Y agregó: “Los campos de cría que asesoramos mostraron porcentajes de preñez del 92%. Son rodeos en los que trabajamos hace años, con buenos planes sanitarios y donde se invierte en inseminación; logramos servicios relativamente cortos y lógicamente estacionados”.
Además, el profesional que trabaja junto a su padre, Arturo de la Mata, asesorando unos 25 campos (con cerca de 15 mil cabezas totales) en La Pampa, remarcó que, en estos campos de punta, la merma entre preñeces y destetes ronda del 3 al 4%. Esta explicación cobra relevancia en una provincia donde no pasan el 62% de destete, con niveles de preñez que apenas superan el 70% y algo así como un 50% de productores que mantienen el servicio continuo.
Especializado en reproducción bovina, nuestro entrevistado analizó el adelantamiento en los diagnósticos de gestación que, en su caso, realiza tanto por palpación, como mediante un servicio de ecografía de alto nivel.
“Se sumaron los buenos valores de la hacienda, el clima y la incertidumbre que manejan los productores respecto de dónde invertir sus recursos. Tuvimos buenas reservas y aprovecharon para hacer tactos y sacar las vacas ociosas”, describió.
Además, Javier de la Mata se muestra optimista también con la llegada de nuevas empresas o segundas generaciones a la actividad. “Durante los últimos dos años los productores invirtieron en sanidad, genética e instalaciones. Y se nota. Ven que se profesionalizan y son más eficientes”, aseguró.

Justo a tiempo

Juan Manuel Escapil. Desde Gral. Belgrano, avanza en el asesoramiento.

Juan Manuel Escapil. Desde Gral. Belgrano, avanza en el asesoramiento.

A fin de profundizar nuestra recorrida, dialogamos con el médico veterinario Rubén Errico, de Veterinaria La Rural en 25 de Mayo, Buenos Aires.
“Si bien nos preocupaba la última seca, el resultado de los tactos y las ecografías están siendo muy buenos”, nos explicó quien trabaja junto a sus hijos Santiago y Agustina. Y completó: “Sacando algún campo particular, los porcentajes que estamos logrando rondan del 90 a 94%. Siempre apuntando a mejorar el recurso forrajero y sobre la base de buenos planes sanitarios: no se negocia una vacuna reproductiva, o de diarrea neonatal, ni tampoco la suplementación con cobre”.
Asesorando establecimientos de la Cuenca del Salado, en zonas de La Pampa y también San Luis, Veterinaria La Rural crece en base a diversas inversiones, tanto en equipamiento, como en imagen y comunicación.
“Estamos trabajando al mismo nivel que el año pasado e incluso sumando algunos nuevos productores”, nos contó Rubén Errico para luego compartir su análisis: “Se percibe que somos un equipo de trabajo profesional, que buscamos aplicar nosotros el plan sanitario y generar reportes. Sumado a la repercusión que se logró desde nuestras redes sociales (@erricolarural). Hay gente joven, que se entusiasma y comienza a valorar el servicio profesional”.

Juntos es mejor. Rubén Errico destaca el trabajo mancomunado entre los productores y sus asesores.

Juntos es mejor. Rubén Errico destaca el trabajo mancomunado entre los productores y sus asesores.

Finalmente, describió los destetes en los campos que asesora. “Estamos logrando terneros muy pesados. Esto es
fruto de 3 o 4 años de estacionar y acortar servicios, invirtiendo en IATF y sincronización. Lográs que el verano no te impacte tanto y llegar a destetar un promedio ternero / ternera 214 kilos”, sostuvo Errico. Y culminó: “Es cierto que el productor está algo más rezagado en sus acciones que el año pasado, pero debemos seguir insistiendo en la relación costo beneficio favorable de invertir en estos temas. El resultado está a la vista”.

También iniciando la temporada de tactos y con la misma particularidad de trabajar junto a su padre Marcelo y su hermano Agustín, Javier Rojas Panelo analizó con MOTIVAR el fruto de las recorridas periódicas que estuvieron realizando en los campos donde brindan un asesoramiento integral. “Estamos logrando preñeces por encima del 90%, promedio”, nos aseguró el profesional que asesora campos de cría y algunas recrías en Buenos Aires y Santa Fe.

En equipo. Javier, Agustín y Marcelo Rojas Panelo, juntos en el campo.

En equipo. Javier, Agustín y Marcelo Rojas Panelo, juntos en el campo.

“Ya vemos algunos campos con mejores resultados que el año pasado, fruto del asesoramiento y el buen trabajo de los productores”, nos explicó Javier Rojas Panelo.
Y sumó: “Es cierto que muchos productores terminan siendo tenedores de vacas, pero también se comienzan a ver a las nuevas generaciones buscando profesionalizar la producción”.
Adelantando que habitualmente las mermas entre etapas no son significativas en los campos que asesora, donde logra destetar entre un 85% y un 92%, Rojas Panelo remarca la importancia del trabajo de los veterinarios: “Los productores que buscan asesoramiento terminan logrando resultados”, aseguró el también referente en redes sociales, a través de su cuenta @veterinariorural.
Y concluyó: “Creo que va a ser un buen año. Asesoramos campos que quieren crecer en vientres, lo cual representa un muy lindo desafío”.
Importante para completar la recorrida por esta zona del país fue para MOTIVAR tomar contacto con el médico veterinario Juan Manuel Escapil, quien, desde General Belgrano, también asesora campos de cría, invernada y tambo, para algo así como 50.000 cabezas bovinas.
“Más del 70% de nuestros clientes hacen tacto y en los más organizados ya estamos trabajando”, nos explicaba desde Veterinaria Escapil quien compartió resultados preliminares: “Sobre 6.000 vientres evaluados el resultado es del 92%. En los primeros campos, se nota una mejoría respecto al año anterior (3% arriba)”.
Finalmente, y tras adelantar que espera se logren destetes más livianos que el año pasado en las zonas donde trabaja, Escapil aseguró percibir una mayor adopción de tecnología en general (sanidad, reproducción y alimentación). “Esto no lo relaciono con la pandemia, sino por la falta de negocios de cobertura y tratar de ganarle a la inflación”, aseguró tras ser consultado por MOTIVAR.

 

Con demoras hacia el Norte

A campo. Mauro Venturini (a la derecha en la imagen) tomó contacto con MOTIVAR desde el Norte de Santa Fe.

Marcos Dolzani y Mauro Venturini (a la derecha en la imagen) tomó contacto con MOTIVAR desde el norte de Santa Fe.

Del relevamiento fue parte el médico veterinario Mauro Venturini, quien asesora a clientes que en total reúnen aproximadamente 20.000 animales, desde Reconquista, con influencia sobre el centro norte de Santa Fe y las provincias del norte argentino.
“Por cuestiones climáticas se han demorado los servicios. Vemos que para los manejos promedio, los tactos se realizarán en mayo; mientras que quizás quienes hagan ecografías puedan adelantarse”, explicó quien también se desempeña en Farmacia Veterinaria y es miembro de la Oficina de Desarrollo Agropecuario de la Unión Agrícola de Avellaneda.
Sin dudas que el impacto de más de un año de seca es considerable en el norte de Santa Fe, donde el promedio de destete es del 55%, con mermas desde el momento de la preñez que rondan el 14%. “Claro que los establecimientos que asesoramos tienen mejores resultados. Hay campos donde se logran preñeces del 95% y generalmente coinciden con el 7% que insemina en la zona, pero no son representativos de la zona”, explicaba Venturini. “Muchos siguen sin ver el beneficio de un rodeo sano. Y lo mismo ocurre en el caso de la inseminación: siguen sin vislumbrar el beneficio hasta que no se pague la mejora genética”.
También a causa del clima, los destetes comenzaron a realizarse de manera temprana (hiperprecoz antes de fin de año y después precoz). “Debe quedar menos de la mitad de los terneros al pie de la madre, el resto ya está destetado”, nos explicó el profesional.

Sebastián Volkart. Desde Vera, Santa Fe, el veterinario destaca el potencial productivo de la zona.

Sebastián Volkart. Desde Vera, Santa Fe, el veterinario destaca el potencial productivo de la zona.

Luego de destacar la insistencia de todo su equipo de trabajo a la hora de hacer más eficiente el uso de garrapaticidas y la rotación de drogas antiparasitarias, incluyendo al levamisol, Venturini asegura: “Puede ser que haya más conciencia en el uso de vacunas. Se hace hincapié en las reproductivas en la cría, y para hacer frente a los complejos respiratorios en los encierres, como base”.
Finalmente, el profesional destaca que, si bien los productores han invertido durante la segunda mitad de 2020 en infraestructura, semen o productos veterinarios, no percibe un cambio estructural de paradigma hacia una mayor adopción de tecnología, sino más bien como escape a la incertidumbre que los ganaderos manifiestan respecto de realizar otro tipo de inversiones.
“Más allá de la incertidumbre climática y comparada con la agricultura, creo que los números van a dar a favor de la ganadería este año”, aseguró.
Ya desde la sucursal de la firma TRT en Vera, tomamos también contacto con Sebastián Volkart, profesional egresado de la FCV de Esperanza que retomó a su lugar para buscar impulsar la actividad. También destacando el atraso en los servicios de la zona norte de Santa Fe, el veterinario asegura que, como mucho, un 30% de los productores de la zona estaciona el servicio. “Todavía hay mucho tenedor de vacas que sigue con el servicio continuo”, nos explicó Volkart.
Las primeras ecografías nuestro entrevistado las agenda para mediados de abril, comenzando con las vaquillonas, para avanzar en el resto de los servicios a sus clientes: selección y análisis de toros; sangrados y vacunaciones. “Son medidas básicas, pero que bien planificadas generan un alto impacto en la producción”, agregó Sebastián Volkart. Y completó: “En el contexto climático actual, no hay dudas que en los campos donde no hay asesoramiento los rendimientos van a caer”.
Más allá de esto, el veterinario aseguró: “Hay que trabajar con los productores para hacerles ver que, por ejemplo, un toro enfermo son potencialmente 30 terneros menos. Podemos hacer producir mejor la ganadería del Norte”.
Finalmente, luego de repasar la variabilidad en los índices de preñez y destete de la zona, Sebastián Volkart remarcó el impacto que enfermedades como tripanosoma causan actualmente en los rodeos y destacó los problemas vigentes en la zona con el uso de garrapaticidas. “No se trata únicamente de comprar un buen producto. La mejor solución siempre es planificar las acciones y contar con el soporte técnico y los recursos humanos necesarios. Sin asesoramiento, nadie sabe lo que preña o desteta”, culminó.

El año pasado se inauguró este espacio en el cual se debaten los temas más importantes y de actualidad del sector equino. A raíz de su éxito, continúan las charlas los 1° y 3° jueves del mes a las 19 horas.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Este año continúan las charlas de Laboratorio Sport Horse en su ESPACIO ZOOM 1° y 3° jueves del mes a las 19 horas. Se tocaran todos temas de interés para los veterinarios equinos y de variadas especialidades, bregando por la especialización y el bienestar equino.

Este año comenzó en febrero con el Dr. José Iranzo, con una excelente presentación sobre Colateromocion y rotación. Asimismo, expuso el Dr. Mauro Verna sobre opciones quirúrgicas de hemiplejia laríngea.

En marzo, se habló sobre el manejo del estiércol equino y camas usadas a través del compostaje; y finalizó con una charla de César Bergadá sobre cólico en yeguas preñadas a término.

Las próximas charlas:

1 de abril: Dra Aldana Vissani – Mieloencefalopatia por herpes virus equino, brote en Europa y situación en la Argentina.
15 de abril: Susana Wolchlder – Problemas ortopédicos del recién nacido.
6 de mayo: Andrés Smetana – Anestesias tronculares.
20 de mayo: Jairo Jaramillo Cardenas – Región femorotibiopatelar, aspectos del estudio e interpretación radiológica.
Todas las charlas se suben al canal de YouTube Sport Horse Argentina. Para más información escribir a info@sport-horse.com.ar

Palacio. “Al trabajar con registros de vacunaciones, podremos hacer un seguimiento de las actividades sanitarias”.

Palacio. “Al trabajar con registros de vacunaciones, podremos hacer un seguimiento de las actividades sanitarias”.

Nicolás Palacio, del Laboratorio CDV, reforzó en un Webinar junto con Digirodeo, la importancia de cumplir con los calendarios de vacunaciones como base para impulsar el crecimiento de la ganadería.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

Hace algunas semanas se concretó un encuentro virtual entre referentes de Digirodeo y el Laboratorio CDV. Fue que el MV Nicolás Palacio –coordinador de servicio técnico de la empresa que, entre otras, comercializa su propia vacuna antiaftosa- compartió información sobre la importancia de que los ganaderos inviertan en planes sanitarios para garantizar la máxima eficiencia de sus rodeo.
Destacando que lo que se busca al invertir en sanidad es minimizar pérdidas por enfermedades, por ejemplo, infecciosas o parasitarias, y así mejorar el bienestar animal y los índices productivos. “En los campos de cría, el principal objetivo es lograr un ternero por vaca al año; mientras que en uno de invernada será lograr la mayor ganancia de kilos por hectárea. Todo esto será posible si reducimos el impacto de las enfermedades”, remarcó el representante de CDV.
Factores estratégicos
En cuanto al manejo, Palacio destacó la relevancia de estacionar servicio, concentrando pariciones logrando así un rodeo más homogéneo, tanto como abordar una estrategia para eliminar animales improductivos, supervisar el rodeo, aplicar técnicas eficientes de destete y mejorar el pastoreo de la hacienda, entre otras.
Mirando la nutrición y durante la charla “Plan Sanitario Digital”, organizada desde Digirodeo (www.digirodeo.com.ar), el MV reforzó la importancia de lograr niveles nutricionales acordes a los requerimientos de cada etapa.
Al momento de diseñar el plan sanitario propiamente dicho, Palacio insistió en la importancia de contar previamente con un correcto diagnóstico de situación: “Es importante determinar los objetivos a lograr en base a las características propias del campo; analizar los índices productivos de los cuales se parte y las problemáticas presentes, para luego sí implementar medidas de profilaxis, control y seguimiento”, recalcó el referente del Laboratorio CDV. Y agregó: “Al trabajar con registros de vacunaciones, podremos hacer un seguimiento de actividades sanitarias”, completó.
Fue entonces cuando Ignacio Iturriaga, de Digirodeo se incorporó a la charla comentando los beneficios de la jeringa con trazabilidad, herramienta que tiene fecha, hora, permite determinar el lote con el que se está tratando y al terminar la jornada de vacunación, queda un registro de todo lo que se realizó en el día.
Esta “jeringa inteligente” guarda los datos y los comparte en el celular, con lo cual a la misma vez que se está vacunando, se puede llevar un control en tiempo real y que perdura en el tiempo. Entonces los oyentes nos preguntamos: ¿Se podrá combinar la tecnología con la ganadería y llevar adelante un plan sanitario eficiente y completo de manera digital? Seguro que sí.

Rumbo a lo digital

Según Palacio, la actividad en un campo de cría se puede dividir en cuatro etapas clave: servicio, tacto, parición y destete. Entre cada una de ellas, tenemos diferentes indicadores, como porcentajes de preñez, pariciones y destetes.
Entre preñez y parición, las mermas “aceptables” son entre 4-5% y se dan en gran medida por una fuerte presencia de Tricomona, Campylobacter, IBR, BDV y brucelosis. Mientras que, entre parición y destete, las mermas menos graves son entre 2-3% a causa de las diarreas neonatales, distocias, clostridiales y neumonías, según explicó el referente de CDV.
“Un animal con neumonía genera una merma aproximada de 25 kg de carne. No sólo debemos pensar en mortandades, sino también en las pérdidas por menor consumo de alimentos y el tratamiento de la enfermedad”, destacó Palacio.
Por último, dejó en claro que este impacto trae como consecuencia un menor número de terneros de calidad, lo que se traduce en graves pérdidas de rentabilidad de los campos. Frente a este escenario, Nicolás Palacio citó una frase de Carlos Campero (ex INTA), en la que sostiene que “cada ciclo de 21 a 30 días que se atrasa la vaca en parir representa al menos 10 kg de ternero que va destetando menos en cada etapa”.
Y culminó: “En resumen: con asesoramiento profesional, un buen plan sanitario acorde a la situación del rodeo, registros de todos los eventos sanitarios y de manejo, podemos eficientizar la productividad del rodeo. Es inteligente prevenir, como es inteligente utilizar todas las herramientas tecnológicas que nos faciliten y simplifiquen las tareas de registro, trazabilidad y administración. Desde CDV impulsamos una sanidad inteligente”.