fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeInstagram“Sin dejar atrás las técnicas tradicionales, aumentamos la certeza en el diagnóstico”
CON EL OBJETIVO DE LOGRAR UN ASESORAMIENTO MÁS EFICIENTE

“Sin dejar atrás las técnicas tradicionales, aumentamos la certeza en el diagnóstico”

Más tecnología. Laboratorio Azul sigue invirtiendo en recursos de precisión.

Más tecnología. Laboratorio Azul sigue invirtiendo en recursos de precisión.

Alfredo Martínez y Gustavo Combessies detallan la estrategia que pone en marcha Laboratorio Azul para difundir el uso de la qPCR en el caso de las enfermedades venéreas en los bovinos, entre otras.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Desde 1975 Laboratorio Azul ofrece servicios a la actividad ganadera, brindando apoyo diagnóstico a los médicos veterinarios. Tras años de inversiones y siempre con el objetivo de ayudar a mejorar la eficiencia sanitaria de los rodeos, la empresa ubicada en la región centro de Buenos Aires ha logrado acompañar las tendencias globales a fin de brindar un mejor servicio.
Fue así como, en 2006, comenzó a trabajar sobre la implementación de la técnica PCR “tradicional”, dando el salto en 2018 hacia la PCR Real Time, adquiriendo dos equipos que permiten detectar cantidades mínimas de material genético, amplificándolo millones de veces en poco tiempo y permitiendo la detección rápida y fiable de los marcadores genéticos de enfermedades infecciosas. capacitando a su personal y creando un área específica para tal fin.
“Sin menoscabar el rendimiento de las técnicas tradicionales, logramos una mayor certeza diagnóstica. Sin dudas que estamos en una transición, a partir de la cual las técnicas moleculares se impondrán cada vez más”, le explicó a MOTIVAR el presidente de Laboratorio Azul, el MV. Alfredo Martínez.
Y completó: “Nosotros las vamos adaptando y demostrando que efectivamente son superiores, esta es la forma de trabajar para obtener el potencial que sabemos existe al implementar las técnicas moleculares”.
Hoy la empresa utiliza la técnica de qPCR para Neospora, Bacillus anthracis; pretende hacerlo para el caso de DVB en los bovinos y también realiza trabajos de diagnóstico de micoplasma en el caso de los porcinos. Más allá de esto, sin dudas que las enfermedades venéreas son el foco de su estrategia.
“Una vez que estuvimos listos, la decisión fue realizar las técnicas tradicionales (de cultivo para tricomonosis y de inmunofluorescencia en Campylobacteriosis) y, en paralelo, aplicar esta nueva tecnología. Es una forma gradual de adopción, que nos da tranquilidad”, aseguró el médico veterinario, referente en Laboratorio Azul, Gustavo Combessies.
La estrategia fue clara y concreta. Durante los últimos 2 años se realizó el diagnóstico de tricomonosis mediante la técnica de cultivo tradicional con medio TRICO-AZUL y qPCR en paralelo en todos los toros ingresados de establecimientos con antecedentes de la enfermedad en los dos años previos.
También en establecimientos sin antecedentes, en los que se detectaron toros positivos durante el año; luego de confirmar el positivo a cultivo por qPCR, se incorporaron al diagnóstico por qPCR al total de toros compañeros del raspaje.
“Esta propuesta es la que mantendremos este año con nuestros clientes. La mejora es real y eso nos impulsa a seguir trabajando. Aumenta la sensibilidad significativamente, detectando un número importante de muestras positivas que no las encuentra el cultivo”, repasó Combessies.
Y reforzó: “La técnica de qPCR nos ayuda a resolver el problema antes, nos permite sacar más toros positivos a tricomonosis que, por múltiples factores, no eran detectados”.
Quienes estén interesados en recibir material sobre las evaluaciones comparativas generadas desde Laboratorio Azul entre las técnicas de cultivo e inmunofluorescencia y la qPCR pueden escribir a: redaccion@motivar.com.ar.
“Ya desde el año pasado ofrecemos a los clientes la tranquilidad de que, en estos casos, va a tener los dos análisis con el mismo costo. No obstante, hay clientes que directamente ya se vuelcan a hacer el 100% con qPCR”, sostuvo Martínez.

 

Encuesta 2020: Enfermedades Venéreas en los Bovinos (EVB)

Un combo que funciona

Más allá de esto, desde Laboratorio Azul aseguran que el diagnóstico por qPCR de Campylobacteriosis es un buen complemento, pero aún no muestra valores de sensibilidad y especificidad muy superiores a la inmunofluorescencia.
“La estrategia es seguir con la técnica tradicional y a todo toro positivo, realizarle dos qPCR distintas”, nos explicaba Combessies, quien también aportó: “Permanentemente estamos haciendo trabajos de seguimiento, realizando pruebas con ambas técnicas en paralelo. Queremos seguir ampliando los conocimientos y reforzando nuestras conclusiones a través de nuestro sector de investigación y desarrollo”.
Vale decir en este punto que la qPCR permite avanzar en buscar resultados concretos para ampliar la información disponible respecto de Campylobacter fetus venerialis y Campylobacter fetus fetus.
“Tenemos ya basta información respecto de ambas enfermedades y su presencia, afectando los niveles productivos de los establecimientos”, aseguró Gustavo Combessies. Y aportó: “En el corto plazo estaremos publicando una encuesta específicamente sobre este tema”.
Interesante fue también repasar con nuestros entrevistados la dinámica que deben seguir los veterinarios a campo al momento de tomar las muestras para enviar al laboratorio y conocer la situación en cuanto a estas enfermedades.
“La técnica de toma de muestras a campo es la misma. Lo que hemos modificado fueron nuestros informes de resultado, haciendo hincapié en sumar la nueva información que generamos e incorporando conclusiones”, aportó Martínez.
Y Combessies, agregó: “En el caso de tricomonosis, es factible realizar la PCR tomando la muestra directamente del prepucio, pero nuestra recomendación es que sea a través del medio de cultivo. Más allá de esto, estaremos realizando pruebas para poder evaluar concretamente esta situación y difundir sus resultados”.

“Una vez que estuvimos listos, la decisión fue realizar las técnicas tradicionales (de cultivo para tricomonosis y de inmunofluorescencia en Campylobacteriosis) y, en paralelo, esta nueva tecnología. Es una forma gradual de adopción, que nos da tranquilidad”. Gustavo Combessies.

Expectativas

Dejando en claro que la adopción de estas tecnologías está disponible tanto en Laboratorio Azul, como en toda su red de laboratorios de diagnóstico veterinario, nuestros entrevistados refuerzan la apuesta de la empresa en este tema y destacan los esfuerzos que seguirán haciendo para impulsar la adopción de tecnologías en favor de una mayor precisión del diagnóstico para la ganadería bovina.
“Hablamos de enfermedades de baja sensibilidad a los muestreos por múltiples razones, y la forma de solucionarlo es con repetitividad”, aseguró Alfredo Martínez.
Y finalizó: “Debemos seguir trabajando, junto al veterinario de campo, en la adecuación de las técnicas y comunicándoles sus beneficios. Luego, sin dudas se deberá trabajar en tomar medidas proactivas para solucionar los problemas en el rodeo”.

comments

COMPARTIR:
Valoración: