fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeInstagramQueratoconjuntivitis, una enfermedad que estresa a todo el sistema ganadero
¿POR QUÉ SE ABORDA DE DISTINTAS MANERAS?

Queratoconjuntivitis, una enfermedad que estresa a todo el sistema ganadero

Atentos. En general, los más suceptibles son animales jóvenes.

Atentos. En general, los más suceptibles son animales jóvenes. Fuente de la imagen Orrevet Servicios Veterinarios (@orrevetveterinario en Instagram).

En primer lugar, afecta al ganado pero también al personal involucrado en su cuidado; a los productores y a los veterinarios. Esta enfermedad tiene un alto impacto en la productividad de los campos.

Vet. Ariel Koval
Biogénesis Bagó

Se acerca el verano, aumenta la radiación ultravioleta, la presencia de moscas y polvo, los pastos encañan. Todos factores que predisponen para la aparición de una vieja y conocida enfermedad, la Queratoconjuntivitis Infecciosa Bovina.
Una enfermedad insidiosa, que no mata a los animales, pero les provoca dolor y malestar que se traducen en pérdida de estado corporal y menor ganancia de peso. Una enfermedad que requiere un trabajo continuo del personal para recorrer e intentar detectar precozmente los animales afectados, apartarlos, tratarlos y dejarlos aislados de los compañeros para evitar el contagio.
Una enfermedad que estresa a todo el sistema, al ganado afectado, al personal, al productor y al veterinario.
Una enfermedad controvertida, multifactorial y que es abordada de diferentes formas por los colegas.

Los factores predisponentes

Mucho se ha escrito sobre el estrés térmico y su impacto en la producción. Sin embargo, muchas veces no está en el radar de los productores de carne el aporte de ofrecer sombra a los animales.
Invito a los escépticos a que compartan 15 minutos de pastoreo con sus animales al mediodía en pleno verano.
Definitivamente es un factor de estrés de suma importancia, con impacto directo sobre la reproducción, ganancia de peso y funcionamiento del sistema inmunológico.
Plantar árboles y que los animales tengan acceso voluntario a “montecitos” con sombra es una tarea que debería considerarse, porque traerá enormes beneficios a los animales y, por lo tanto, a sus dueños.
Se sabe que el aumento del fotoperiodo e intensidad de los rayos ultravioletas pueden afectar la córnea, aumentando el riesgo de lesión.
El ciclo natural de las plantas hace que en verano encañen y formen sus espigas y semillas.
Esto implica que el animal durante el pastoreo sufra microtraumatismos en los ojos que predisponen a la aparición de la enfermedad.
No se debe descartar una desmalezada alta en pasturas encañadas como medida de manejo preventiva.
El viento y el polvo, que suelen ser frecuentes en primavera – verano, provocan la desecación e irritación corneal volviéndola susceptible de ser invadida y colonizada por microorganismos.
La presencia de moscas que actúan como vectores de bacterias patógenas, desde los animales enfermos a los animales sanos, favorece el contagio y la rápida propagación de la enfermedad en los rodeos afectados.
En general, los más susceptibles son los animales jóvenes, en particular aquellos pertenecientes a razas con la periferia de los ojos de colores claros, como el Hereford y sus cruzas.
Mucho más susceptibles las razas de Bos taurus respecto a Bos indicus. Pero que puede afectar animales de todas las edades y razas.
En definitiva, el estrés, las carencias de minerales como el cobre, y todos estos factores predisponentes asociados a la época estival proponen un desafío importante para evitar pérdidas económicas que pueden ascender a los 15 kilos por animal afectado.

El agente causal

Moraxella bovis es la bacteria responsable de la enfermedad, aunque Moraxella (Branhamella) ovis y más recientemente Moraxella bovoculi están frecuentemente implicadas.
Otros actores de reparto que aportan lo suyo, Herpes Virus Bovino tipo 1, Micoplasmas y Clamidias.
Con estrategias diversas para lograr su cometido, elementos para lograr adherirse a la córnea y toxinas para dañar el epitelio, alta variabilidad antigénica, diferente grado de virulencia, capacidad para potenciar el daño cuando 2 o más agentes infectan el ojo y aliados externos como moscas de la cara, para transmitirse de un animal a otro.

Los factores de virulencia

Básicamente M. bovis cuenta con 2 armas principales: sus “pili”, delgadas estructuras proteicas que le permiten adherirse al epitelio corneal, pese a los mecanismos fisiológicos de barrido con que cuenta el ojo como el parpadeo y las lágrimas; y en segundo lugar una citotoxina, que produce un poro en las células blanco favoreciendo el estallido celular.
Están descriptos 7 serotipos de pili denominados de la A a la G.
Las bacterias que no expresan pili resultan no patógenas.
Este enemigo formidable domina también el arte del camuflaje, es capaz de mutar sus pili para evadir al sistema inmunológico.

La Queratoconjuntivitis Infecciosa Bovina es una enfermedad insidiosa, que no mata a los animales, pero les provoca dolor y malestar que se traducen en pérdida de estado corporal y menor ganancia de peso.

¿Qué herramientas hemos desarrollado en Biogénesis Bagó para enfrentar esta enfermedad?

Bioqueratogen Oleo Max, una vacuna específica para el control de esta enfermedad, desarrollada para elevar el estatus inmunitario del rodeo, disminuir el número de animales afectados, los casos graves de lesión ocular y el score de lesión en los ojos afectados y acelerar el proceso de curación.
Por la multicausalidad y complejidad de esta enfermedad, las vacunas brindan protección parcial.
Pero para que esa protección parcial se materialice, la vacuna debe ser elaborada con cepas piliadas de los serotipos prevalentes y toxoide, que es la citotoxina inactivada.
Bioqueratogen Oleo Max se elabora con cepas que representan a los 3 serotipos de pili más prevalentes.
El otro antígeno importante, la citotoxina, se obtiene de una cepa altamente productora, propagada en medio líquido, inactivada, purificada y concentrada.
Así también se obtiene el antígeno de Moraxella (Branhamella) ovis, que también se incluyó por la frecuente aparición de esta bacteria como agente causal de brotes de queratoconjuntivitis.
El Herpesvirus Bovino tipo 1 es un agente que ocasiona conjuntivitis, cuando se asocia con las bacterias complejiza el cuadro y además participa en cuadros respiratorios y reproductivos.
El adyuvante oleoso es otro pilar de Bioqueratogen Oleo Max, confiriendo una liberación lenta de los componentes antigénicos y una mayor duración de inmunidad.
Estos atributos hacen de Bioqueratogen Oleo Max la vacuna más completa con que podemos contar para luchar contra la Queratoconjuntivitis y así disminuir las pérdidas y el estrés que ocasiona en todo el sistema ganadero.

Sin recetas, pero con recomendaciones validadas por la experiencia

Se sugiere la vacunación de terneros al pie de la madre con 2 dosis de Bioqueratogen Oleo Max.
En rodeos problema se recomienda la vacunación anual, 30 días antes de la aparición estacional conocida de la enfermedad.
Pero nunca esta debe ser la única medida a considerar.
La participación del servicio técnico de Biogénesis Bagó en brotes de queratoconjuntivitis en distintas zonas del país ha logrado aislamientos de agentes etiológicos que permiten, además de monitorear las variantes antigénicas actuantes, evaluar a través de antibiogramas la respuesta a los a antibióticos.
Es fundamental conocer cuál es la mejor alternativa si se pretende controlar un brote, curar a los enfermos y no frustrarse ante reiterados tratamientos poco eficaces que solo incrementan el gasto.
Es importante tener siempre presente que la detección precoz de la enfermedad es fundamental para cortar el brote, apenas se detecta lagrimeo en los animales.
Tener personal capacitado, responsable y comprometido es fundamental para el negocio, ahorrando tiempo, dinero y esfuerzo.
Sin duda este aspecto es uno de los más relevantes para el control de ésta y otras enfermedades.
Una práctica empírica pero que ha demostrado su utilidad es la aplicación de Bagodryl (diluido 1:2000) en ambos ojos de los animales todavía no afectados del lote problema.
Este tratamiento busca barrer con una solución antiséptica las bacterias que están en proceso de adhesión a la córnea y bajar la carga bacteriana en animales portadores sanos, para cortar la transmisión.
La aplicación debe realizarse con mochila provista de un aspersor, como las que se utilizan para fumigar las plantas.
El control de moscas, el monitoreo de potenciales carencias minerales (cobre, Zinc, Selenio), la separación de los animales afectados para ser tratados y seguir su evolución, completan las recomendaciones para el control de esta problemática.

 

comments

COMPARTIR:
Valoración: