fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeEdición Impresa“Los resultados actuales son fruto de lo realizado hace cinco años”
EN LA BÚSQUEDA DE MODELOS SUSTENTABLES EN EL TIEMPO

“Los resultados actuales son fruto de lo realizado hace cinco años”

Creciendo. Doña Julia tiene 20.000 cabezas bovinas totales.

Creciendo. Doña Julia tiene 20.000 cabezas bovinas totales.

Desde el Establecimiento Doña Julia, Alejandro Travi destaca la importancia de intensificar la agricultura al tiempo de incrementar el capital hacienda. ¿Qué rol juega el mejoramiento genético?
¿Se justifica la IATF?

Nicolás de la Fuente
redaccion@motivar.com.ar

Doña Julia es una empresa agropecuaria que, entre campos propios y alquilados, cuenta con más de 10 mil hectáreas en el país, donde desarrolla actividades agrícolas y ganaderas.
“Con más de 50 años de trayectoria, fue a partir de 2003 que se decidió intensificar la siembra de cultivos, al tiempo que se buscó incrementar el capital hacienda”, le explicó a MOTIVAR el MV Alejandro Travi, gerente general del establecimiento que cuenta con unidades productivas en Buenos Aires, el oeste de La Pampa y Formosa. Asimismo, destacó que -en el caso de la ganadería- se realiza ciclo completo, culminando con la terminación en feedlot, donde también se brinda servicio de hotelería, principalmente a frigoríficos.
Con alrededor de 20.000 cabezas al cierre de su último ejercicio, en Doña Julia cuentan con 9.000 vientres y se mantiene el objetivo de llegar a 12.000 en los próximos años, con reposición propia y estrategias que involucran la inversión en asesoramiento externo, la adecuación del campo de cría en Formosa, mayor eficiencia productiva y el mejoramiento genético por medio de la técnica de IATF, entre otras.
“Si bien hoy la empresa es más agrícola que ganadera, los accionistas lo que nos piden es rentabilidad. Ambas actividades tienen riesgos. En el caso de la ganadería tiene que ver con el mercado, mientras que en la agricultura, el riesgo es más productivo (clima y aparición de malezas resistentes)”, aseguró Travi. Y avanzó: “Cada vez más iremos hacia esquemas mixtos y el desafío será ver cuál es el camino más sustentable”.

Ganadería en zonas agrícolas

Inseminar. La técnica se aplica sobre el 20% total de la hacienda de la empresa.

Inseminar. La técnica se aplica sobre el 20% total de la hacienda de la empresa.

De nuestra entrevista participó también el MV Facundo Ebbeke, responsable de la unidad productiva Cuenca del Salado, quien explicó que se sostiene un nivel de destete de alrededor del del 80%, lo cual es bueno en zonas principalmente agrícolas.
“En la Cuenca del Salado logramos entorar a las vaquillonas a los 15 meses, situación que replicamos en el oeste de La Pampa por tercer año donde consecutivo (habitualmente allí los entores son de 24 meses). Es parte del proceso de mejora”, le explicó a MOTIVAR. Y agregó: “Es cierto que seguimos teniendo pérdidas entre las distintas etapas productivas, lo cual nos llevó a trabajar y enfocarnos por ejemplo en el tratamiento de la Diarrea Viral Bovina, como una de las enfermedades de mayor impacto en los rodeos. La mitad de los problemas que tenemos es que las vacas no presentan terneros. Estamos trabajando en ello con vacunaciones y manejo”.

Mejoramiento genético

Ya desde 2005 – 2006, la empresa cuenta con una cabaña propia que le permitió consolidar la genética actual. “La homogeneidad era la que pedía el mercado, hasta que el rodeo se fue reemplazando y comenzamos a inseminar e incorporar vaquillonas y toros de calidad reconocida. Hoy, a excepción del rodeo con el que contamos en el Norte, el 95% de la hacienda es Angus”, aseguró Alejandro Travi. Y profundizó: “Ese camino se realizó con aciertos y errores, pero siempre buscando criterios de selección en los rodeos comerciales. Por ejemplo, tenemos bien claro que vientre que no se cría, se va”.
Vale destacar que del encuentro entre MOTIVAR con los representantes de Doña Julia, participaron también los médicos veterinarios Darío Leblic y Antonio Castelletti, siendo el primero de ellos el responsable por las IATF que se realizan en prácticamente el 20% del rodeo total. Por su parte, Castelletti generó una serie de gráficos en los cuales se percibe el costo, la inversión y el retorno de todo este trabajo (Ver Gráficos N° 1, 2 y 3).
“Podemos ver información del Programa de Inseminaciones que se realiza en el establecimiento desde hace 16 años”, nos explicó Leblic, quien desde 2003 se desempeña en la empresa agropecuaria.
Y agregó: “Los datos muestran no solo cómo se evolucionó en materia de resultados, sino también la evolución de la inversión en IATF frente a los precios del mercado ganadero”.
“Los resultados que vemos hoy son fruto de lo realizado cinco años hiciste atrás. La verdad es que la reposición está llegando sin suplementación. Y esto no tiene que ver solo con la genética y el manejo forrajero, sino también con el manejo y la inversión en sanidad”, sostuvo Travi.

A futuro

Culminando la entrevista, desde Doña Julia destacaron la importancia de avanzar en la simplificación de los procesos en la ganadería, hasta llegar al objetivo ideal de que “las vacas se cuiden solas”, al menos en los campos con mejores condiciones. Finalmente, dejaron en claro que el objetivo es seguir sumando kilos por cabeza y lograr aumentar el negocio de exportación.

comments

COMPARTIR:
Valoración: