fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeEdición Impresa“La IATF nos permitió a los veterinarios meternos de lleno en el manejo de los rodeos”
WhatsNews MOTIVAR

“La IATF nos permitió a los veterinarios meternos de lleno en el manejo de los rodeos”

Gabriel Bo analiza el pasado, presente y futuro de la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo en la ganadería de nuestro país.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Referente internacional en reproducción animal. Instituto de Reproducción Animal Córdoba (IRAC) www.iracbiogen.com

Gabriel Bo: Referente internacional en reproducción animal. Instituto de Reproducción Animal Córdoba (IRAC) www.iracbiogen.com

Con motivo de cumplirse en octubre pasado los primeros 18 años de vida de MOTIVAR, tomamos contacto con el referente internacional en producción bovina, Gabriel Bo, para analizar pasado, presente y futuro de la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo en la ganadería de nuestro país. “La IATF es la herramienta que le permitió a los veterinarios meterse de lleno en el manejo de los rodeos y ser actores claves en muchas decisiones clave de la cría bovina”, aseguró el experto que dirige el IRAC en Córdoba y es reconocido no solo por entidades y organismos locales, sino también internacionales. Para culminar, nos regaló su visión sobre nuestro medio: “MOTIVAR ha tenido un gran rol en la difusión de todas estas tecnologías, publicitando sus avances y el rol trascendental que tiene los veterinarios en su implementación a campo”.

 

1. ¿Cómo podrías resumir el recorrido de la IATF en estos 18 años?

Sin dudas que 2002 fue un año bisagra para la irrupción a campo de la IATF en Argentina, principalmente porque empezamos a contar con una gran cantidad de dispositivos en el mercado, de muy buena calidad y con valores acordes a la realidad económica nacional. La técnica venía madurando y ya había veterinarios interesados. De ahí en adelante tuvimos un recorrido interesante, a pesar de las dificultades políticas y climáticas. Los ganaderos empezaron a ver a la IATF como una herramienta que les permitió una mayor productividad, sobre todo en aquellos lugares hacia los cuales se relegó a la ganadería, luego que los mejores campos comenzaran a sembrarse con soja.
Era imprescindible que esas vacas fueran productivas para justificar su permanencia.

2. ¿Cuáles es la actualidad de la técnica en Argentina?

Estamos en un período de madurez, donde tenemos una cantidad importante de veterinarios involucrados en la tecnología y su desarrollo. El desafío es seguir ampliando el mercado. Vienen generaciones más jóvenes con muchas ganas y es momento de estimularlos, tanto a ellos, como a los productores que aún no se han sumado, para seguir creciendo.
La adopción de la IATF en Argentina es buena y está por encima de lo que ocurre en otros lugares del mundo, sobre todo en ganado de carne. Más allá de esto, hoy el 85% de las vacas siguen siendo preñadas por los toros. Debemos mostrar que, fundamentalmente, la inducción de ciclicidad utilizando IATF es la herramienta más potente que hoy tenemos para llegar a un 90 a 95% de preñez.

3. Daría la sensación de que luego de la expansión inicial, en los últimos años su adopción se habría estancado…

No sé si hablar de estancamiento, pero sí creo que llegamos a la adopción por los productores interesados y el desafío es ampliar. Lógicamente el contexto político y económico no ayuda y es un problema que tiene el país en general.
La adopción de estas tecnologías requiere de un horizonte claro a largo plazo: en Agricultura uno siembra ahora y cosecha en otoño; mientras que las IATF que hacemos ahora, redundarán en terneros que se van a vender en marzo de 2022 y novillos a consumo que lo harán a fines de 2022 y, la mayoría, en 2023.

4. ¿De qué manera acompañó el IRAC todo este proceso de desarrollo?

El IRAC ha tenido un rol muy importante en la difusión de estas tecnologías. Sin dudas. Basta con ver los números de profesionales de todo el país que participan de nuestro Simposio, los cuales se mantienen de manera sostenida en las 1.000 personas durante los últimos años. Además, por el IRAC ya han pasado más de 1.500 profesionales que han terminado su cursada en la especialización en reproducción bovina. Estamos aportando a generar conocimiento y fomentar que estos profesionales avancen con la técnica y su mejoramiento a campo.

5. ¿Cómo imaginás la reproducción bovina y la incorporación de las tecnologías disponibles de cara a los próximos años?

En este punto será clave disipar las incertidumbres que existen hoy en cuanto al rumbo que la dirigencia política quiere darle al mercado de carne bovina.
A pesar de esto, todavía hay interés en aplicar tecnología principalmente por parte de aquellos productores que ya la han adoptado. Y esto ocurre tanto en el caso de la ganadería de carne, como también de leche. Ahora bien, si el objetivo es crecer, será clave que Argentina definitivamente se transforme en un país exportador de carne, estableciendo los marcos legales y las políticas económicas necesarias a fin de consolidar un horizonte claro y concreto a futuro.

comments

COMPARTIR:
Valoración: