fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeEdición Impresa“Buscamos que en nuestro barco no se vaya maíz, se vayan alimentos”
ACTUALIDAD Y OPORTUNIDADES DEL SECTOR LECHERO

“Buscamos que en nuestro barco no se vaya maíz, se vayan alimentos”

Así lo aseguró Daniel Costamagna, ministro de producción de Santa Fe, durante el 4to Outlook de la Cadena Láctea Argentina que reunió a referentes de las principales cuencas productivas del país.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

l 23 y 24 de septiembre se llevó a cabo el 4to Outlook de la Cadena Láctea Argentina organizado por OCLA y la Fundación PEL. MOTIVAR estuvo presente cubriendo este mega evento online que fue esperado por muchos en el sector lechero.
Pero antes de comenzar a describir los temas más destacados, en la previa al Outlook Jorge Giraudo (director OCLA-FunPEL) brindó los números que marcan la actualidad del sector lechero para poner en contexto.
“Con 13% más de stock en lo que va del año, que representan a unos cien millones de litros adicionales, este criterio aplicado a una comparación interanual aporta una ampliación del 23% de las reservas”, declaró. En cuanto a la producción, “se estima que el 2020 cerrará con un alza del 5,5%, representando 521 millones de litros de leche que se añaden a los 103 millones adicionales de stock, con una disponibilidad extra de casi de 700 millones de litros, respecto al ciclo anterior”.
Con un buen comportamiento de exportaciones, el analista también adelantó que las mismas estuvieron muy por encima que las del año anterior, siendo que en litros equivalentes la ecuación aporta un crecimiento del 40%. El consumo interno per cápita, fue de 184,2 litros en los primeros siete meses del año, “dos litros por encima del registro de 2019”.

5,5 %

Es el alza que se estima para la producción local de leche en este año 2020, según los especialistas.

¿En qué trabajan desde el Gobierno?

Luego de la calidad bienvenida que brindó Miguel Taverna, referente del sector y presidente de FunPel, se resaltó la profesionalidad de todos los eslabones para mantener la actividad y abastecer a la sociedad de productos lácteos para que luego tomaran la palabra los referentes de las principales provincias lecheras argentinas.
Las primeras palabras las tuvo Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, quien comenzó lamentando los duros años -desde el 2015 al 2019- donde cerraron más de 500 tambos en la provincia junto con una caída del total de tamberos con respecto al país. “La caída en esos cuatro años generó un panorama complejo, entonces desde el primer día intentamos revertir este problema. Hoy podemos decir que la tendencia cambió, había caído la producción un 12% y este año lo estamos revirtiendo”, aseguró.

En línea con Giraudo, el representante bonaerense destacó el recupero de las exportaciones y, sobre todo, del consumo interno. “Atrás del consumo interno están las políticas del gobierno nacional acompañadas por las del provincial, como el IFE, el ATP, etc. Quiero señalar que la recuperación tiene que ver con políticas macroeconómicas y provinciales”.

“Hoy podemos decir que la tendencia cambió, había caído la producción un 12% y este año lo estamos revirtiendo”, aseguró Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario en Buenos Aires.

En relación a las medidas que acompañan y acompañarán al sector con el objetivo claro de fortalecer y potenciar a toda la actividad, declaró: “Cuando asumimos ya planteamos la discusión del impuesto inmobiliario rural y fue aprobado. También estamos con las líneas crediticias”. Y agregó: “Sabemos que los productores terminan cobrando en un plazo de 60 días o más, y es clave que tengan la probabilidad de descontar cheques. Hoy estamos liderando en materia de descuento de cheques para las Pymes a través del Banco Provincia. Estamos también impulsando distintas herramientas de financiamiento, como a toda máquina, y también incluimos a la actividad dentro del Procampo”, concluyó

184,2

Son los litros promedio que, durante los primeros 7 meses de este año, consumimos los argentinos internamente.

Luego fue el turno de Sergio Busso, ministro de Agricultura y Ganadería de la provincia de Córdoba, y la buena noticia es que el año pasado elaboraron por primera vez un registro de tambos de la provincia, en el marco de la informalidad del sector.
“Ahora sabemos cuántos tambos tenemos, qué tipo de producciones predominan, qué tipo de familias, cómo se comportan, etc. Esto sirve para formar políticas públicas que ayuden a la actividad, por lo que trabajamos en el cooperativismo, la asociatividad”.
Sobre la situación de público conocimiento con respecto al Covid-19, mencionó que la post pandemia dejará a la Argentina con muchos motores averiados, pero el motor de los agroalimentos va a tener que funcionar. “Esto que el mundo va a demandar no va a ser de cualquier manera, por eso insisto en leyes ambientales y sustentabilidad”.
Por último, tuvo la palabra Daniel Costamagna, ministro de producción de Santa Fe, quien remarcó que la producción de alimentos marca el camino, y la leche es el alimento más noble. “Va mucho más allá de los productivo, tiene que ver con conocer a los productores, a los pequeños pueblos, y por el lado de la industria sucede lo mismo”, sostuvo. Y añadió: “Tenemos que acompañar más que nunca todos los eslabones. Estas exportaciones son las que van a marcar, a nuestro entender, la viabilidad de toda la cadena productiva. Tenemos que acompañar la eficiencia en los tambos, como así también en los procesos comerciales”.
Queda un gran desafío, quedan muchas cosas por hacer. “Buscamos que en nuestro barco no se vaya maíz, se vayan alimentos”, concluyó.

Modelos en el mundo a seguir

En los bloques consiguientes, referentes internacionales pioneros en lechería, disertaron sobre un amplio rango de temáticas vinculadas con la producción y al ordenamiento de la cadena láctea.
Valter Bertini Galán -socio de MilkPoint- comenzó haciendo un balance de los valores internacionales de los lácteos, de las ayudas que algunos gobiernos hicieron al sector para sostener la actividad, donde Japón, Estados Unidos y Canadá lideraron esa secuencia en aportes económicos. Con una contracción en todos los mercados, “para 2021 hay mucha incertidumbre sobre la recuperación y la demanda”, aunque destaca un sostenimiento de la producción.
Por su lado Alvaro Lapido -presidente del Instituto de la Leche (INALE) en Uruguay- comentó que el organismo tiene base en una ley y consenso entre las 14 gremiales lecheras para su creación definitiva en 2008, como una red pública y privada.

58

Son los millones de Dólares que administra el Dairy New Zealand que agrupa a los productores lecheros de Nueva Zelanda.

Ahora recorriendo el mundo, en el país que tienen más vacas que personas, la representante fue Elaine Cook, uno de los cinco directivos del Dairy New Zealand, entidad de productores que acciona sin participación del gobierno.
Nueva Zelanda tiene en promedio, tambos con más de 430 vacas y así llegan a abarcar el 3% del mercado internacional de lácteos, representando la lechería al 31% de las exportaciones neozelandesas en total. Lo llamativo es que, a diferencia de nuestro país, el sustento económico se da por el aporte de 0,02 centavos de dólar por cada diez litros de leche producidos, que suman anualmente unos US$ 58 millones para el funcionamiento de la entidad.
¿Otro dato? Si, un 23% de ese total se destina a inversiones en materia de bioseguridad.

IFCN Conference 2020 “El sector lechero tras el COVID-19”

Mientras el Outlook 2020 se llevaba a cabo de manera virtual en la Argentina, el mega evento organizado por la IFCN (Federación Internacional de Lechería) reunió a grandes figuras mundiales de la lechería, donde debatieron las nuevas oportunidades que surgen tras la declarada pandemia.
Entonces, ¿Cuáles son las oportunidades para dentro de 25 años?
Según lo que, puesto en debate, habrá que hacer foco el “triángulo dorado” es decir en ciencia, lechería y políticas gubernamentales; en reconectar a los consumidores con los productores y la industria; en lograr generar más trazabilidad; en acelerar la implementación de tecnologías y medidas innovadoras para ser más productivo en lugar de ser “reactivo”; y en que los productos que se comercializan deben reflejar mejor su valor, debido al arduo trabajo que su elaboración conlleva.

comments

COMPARTIR:
Valoración: