fbpx
MOTIVAR- Descarga Septiembre 2020 – Main
HomeInstagram“La calidad de las decisiones depende del volumen, manejo y análisis de información”
EN LAS PRODUCCIONES DE CARNE Y LECHE BOVINA

“La calidad de las decisiones depende del volumen, manejo y análisis de información”

Datos e información. Se pueden establecer estrategias a campo sobre bases sólidas.

Datos e información. Se pueden establecer estrategias a campo sobre bases sólidas.

En la frase del Ing. Agr. Gustavo Sueldo se resume buena parte de la visión compartida en el ciclo de conferencias virtuales propuesto por Allflex y Villa Nueva, acompañando las tendencias en la adopción de tecnologías.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Desde hace ya tiempo, en MOTIVAR destacamos el avance de la tecnología en el mundo de la sanidad animal. Sistemas de monitoreo inteligente, collares y caravanas electrónicas, drones, balanzas, puertas apartadoras, alertas tempranas y otras tantas herramientas pensadas para mejorar la eficiencia sanitaria, nutricional y -en definitiva- productiva de los bovinos de carne y leche. Claro que estas situaciones pueden verse reflejadas también en el uso de estas soluciones en otras producciones como la porcina, avícola y acuícola, así como en las mascotas.
Ya era tendencia y su avance se ha acelerado, como lo manifiestan empresas y profesionales que han percibido en estos meses una mayor adopción por parte de los productores de Argentina y otros países.
Tal es así, que en la pasada edición de la Conferencia Anual del Animal Health Innovation LATAM, del cual participó MOTIVAR en forma virtual, se analizaron específicamente algunos cambios manifestados en el campo de la producción animal, destacándose el crecimiento en el uso de sensores, sistemas de management y herramientas de inteligencia artificial.
De hecho, se compartió una encuesta realizada en Brasil, donde un 20% de los productores dijeron ya estar usando tecnología para la salud animal, mientras que a un 50% le gustaría y buscará hacerlo en el corto a mediano plazo.

Una propuesta diferente

Haciéndose eco de esta realidad, Allflex y Villanueva pusieron en marcha un Ciclo de charlas virtuales con expertos en ganadería inteligente, abordando la adopción de tecnología tanto a los tambos, como a los establecimientos ganaderos destinados a la producción de carne bovina.
La propuesta comenzó en mayo y culminó su primer ciclo a inicios de agosto, contando con los aportes de referentes locales e internacionales. Participaron referentes de Allflex tanto desde Israel, como Estados Unidos, Uruguay y Brasil. A ellos se sumaron productores, y asesores de distintos lugares de la Argentina, contando historias y compartiendo datos que ya están disponibles tanto en el Canal de YouTube, como en las redes sociales de Villa Nueva.

Mucho más que información

“Hay un antes y un después en poder discutir sobre la base de datos objetivos, precisos, que se generan de manera automática y en tiempo real”, dejó claro desde Carlos Pellegrini, Santa Fe, Cristian Chiavassa, referente del sector lechero que participó del ciclo destacando el rol de las innovaciones en el crecimiento del Grupo Chiavassa.
Y agregó: “Si salimos de la intuición, las discusiones se vuelven más ricas. Colaboradores nuestros han podido validar teorías de muchos años de observación con la tecnología. A la vez que también pudieron mejorar y confirmar situaciones que a veces eran ciertas y otras, no”. Junto a Chiavassa, el responsable veterinario del tambo -Hernán Bertotti- graficó el impacto del uso de la información que genera el seguimiento individual de las vacas en el establecimiento:
“Sin dudas logramos diagnósticos precoces de enfermedades, lo cual nos permite seguir la respuesta a los tratamientos que hacemos. Llegamos rápido y logramos que los animales se recuperen. Bajamos la tasa de descarte”, explicó en una presentación que ya está disponible en formato de video en las redes sociales de Villa Nueva.
Negocios ganaderos inteligentes
“La calidad de las decisiones que tomamos es directamente proporcional al volumen, manejo y análisis de la información que tenemos”, explicaba el Ing. Agr. y consultor ganadero Gustavo Sueldo en el marco virtual propuesto por Allflex y Villa Nueva. Así es, bajo una primera exposición denominada “El dato: la evolución en la gestión de los sistemas ganaderos”, el referente dejó en claro que si bien en la terminación a corral, el negocio lo define la compra y la venta de hacienda, “sin dudas que los planteos eficientes optimizan esta situación y ayudan a mejorar la ecuación. La trazabilidad individual es la principal herramienta para aumentar los ingresos y bajar los costos en los sistemas ganaderos”, completó Sueldo.
Asimismo, y bajo el concepto de “negocios inteligentes”, el asesor destacó la capacidad de gestionar la información también para detectar errores, mejorar los planes sanitarios y el manejo de las enfermedades. Y sobre este punto profundizó en la última jornada del ciclo que culminó en agosto: “Es vital empezar a entender qué pasa realmente en el rodeo para lograr estrategias desde el punto de vista del manejo sanitario poblacional, por grupo de riesgo y época del año. Tenemos herramientas que antes no teníamos, hay que usarlas”.

Tendencias globales

En formato de seminarios. Las propuestas digitales de Allflex y Villa Nueva seguirán activas.

En formato de seminarios. Las propuestas digitales de Allflex y Villa Nueva seguirán activas.

Del ciclo de conferencias virtuales participó también Jacky Press (Livestock Intelligence Product Marketing de Antelliq Innovation Center, en Israel), planteando algunos aspectos tan básicos como centrales sobre la importancia de reconocer a cada animal como una unidad de producción independiente.
“La adopción de estas tecnologías permitirá a los productores y asesores enfocarse específicamente sobre los animales que realmente necesiten atención, llegando a tiempo con los tratamientos y generando información relevante para la toma de decisiones”, resaltó Press.
A su turno y desde Brasil, Alexandre Silva Alves (a cargo de la operación de Antelliq para toda nuestra región”, destacó que la empresa tiene más de 6 millones de vacas monitoreadas con sus tecnologías en todo el mundo y fue contundente en cuanto a las expectativas a futuro.
“De cara a 2030, el 80% de las vacas del mundo estarán utilizando un equipo de monitoreo. Seguramente esto será liderado por los establecimientos más grandes, pero sin dudas que los medianos y pequeños también los incorporarán a la luz de sus beneficios”, completó Silva Alves.

 

Desafíos de la intensificación

Los establecimientos lecheros han tenido que intensificar su producción en busca de la sustentabilidad productiva y económica.
Claro que al plantearse el objetivo de crecer en escala y en producción individual, surgen desafíos en materia de alimentación, sanidad animal, reproducción y el manejo del ordeño. Es allí donde la tecnología se hace imprescindible, por ejemplo, en el caso de la salud animal, para disminuir mortandades, menor descarte y mayor longevidad.
En este marco, fue interesante escuchar las palabras de José Simondi y Lionel Cantone, referentes de la Asociación Cooperadora del INTA Manfredi, quienes describieron el avance del tambo ubicado en Córdoba y su cada vez mayor vinculación con la tecnología, sin perder de vista el bienestar tanto de las personas, como de los animales. “Quienes nos visitan suelen destacar el seguimiento individual que tenemos de las vacas, monitoreadas las 24 horas y trabajando con puertas separadoras que las apartan por evento de Salud o Celo. Esto permite luego aplicar protocolos: hacemos tratamientos y medimos si se recupera la rumia.
El mismo sistema (collares + plataforma) valida que el diagnóstico y el tratamiento fueron acertados”, explicó Simondi.
Y agregó: “En sistemas intensificados, el bienestar animal es la base del éxito, pero el factor humano es la clave que hace girar la rueda y expresar el máximo potencial. Hablamos de un solo bienestar”.
El profesional también reforzó el cambio de roles en los colaboradores: “El tambero tiene que despuntar, preparar perfectamente la ubre y después la unidad de ordeñe se encarga. El inseminador ya no tiene que detectar más celo, una actividad que le llevaba entre 5 y 6 horas por día”.
Muchos de estos conceptos fueron también validados a lo largo de la propuesta digital por productores usuarios de estas tecnologías, como Juan Francisco Veiga, del establecimiento los Cuatro Nietos, Luján (Buenos Aires), el Ing. Agr. Román Castro, del Tambo Ruta 5 (Lobos, Buenos Aires) y Daniela Iommi, del Tambo La Antena, de Laboulaye, Córdoba.
Vale destacar la participación de Julio Giordano, profesor adjunto del Departamento de Ciencia Animal en la Universidad de Cornell Estados Unidos, abordando durante el ciclo la automatización del monitoreo de Salud en vacas lecheras.
“Es clave primero identificar la necesidad que tiene el propio establecimiento, para luego emplear allí la tecnología adecuada que pueda ayudarnos a ser más eficientes en base del manejo específico que se haya definido”, aseguró el referente. Y concluyó: “Esto también permite modificar el rol de las personas dentro de los tambos, por ejemplo, asignándoles tareas que generan valor, dejando cuestiones más operativas del manejo en manos de la tecnología adecuada”.
Culminado este primer cilo de conferencias MOTIVAR obtuvo un primer balance a cargo del gerente de Nuevos Negocios en Villa Nueva, Sebastián Gigena: “Estamos muy contentos con estas más de 20 horas de conversaciones con expertos, unos 4.000 participantes y más de 6.000 reproducciones del ciclo. La aceptación a la propuesta ha fue muy alta y sin dudas la consideramos una herramienta clave para favorecer a transferencia de conocimiento” .

comments

COMPARTIR:
Valoración: