fbpx
MOTIVAR- Descarga Septiembre 2020 – Main
HomeEdición ImpresaVaca Viva: ¡No se olviden de la sanidad!
EDITORIAL

Vaca Viva: ¡No se olviden de la sanidad!

Si el objetivo es incrementar el stock bovino y aumentar su productividad, las autoridades nacionales no debieran olvidarse de la sanidad.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Si el objetivo es incrementar el stock bovino y aumentar su productividad, las autoridades nacionales no debieran olvidarse de la sanidad.
Si tal como afirmaron distintos medios en los últimos días, el gobierno se prepara para lanzar medidas que estimulen la producción agropecuaria, nadie debiera pasar por alto que “las vacas que no comen, no producen” y que las que comen y se enferman, tampoco. Peor aún, perjudican la eficiencia total de los rodeos.
Bajo el concepto de Vaca Viva, fue el propio presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien dejó entrever que se viene una batería de incentivos para fomentar la producción. Hasta el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, estaría trabajando junto con el referente Gabriel Delgado un documento que propondría distintos tipos de incentivos.
Fue Infobae -Juan Martín Melo- quien adelantara la posibilidad de que se descuente de ganancias un alto porcentaje de las compras relacionadas a fertilizantes y semillas autógamas fiscalizadas. Hasta se habla de un Plan Canje para maquinarias, camiones, camionetas, sembradoras, pulverizadoras y tractores de origen nacional.
La información hace referencia también a que el foco de la iniciativa girará en torno a la producción sustentable de alimentos para consumo humano directo y su exportación; además de desarrollar programas de carbono neutro y bienestar animal.
“En relación a la ganadería, trabajar con políticas activas para aumentar el stock y su productividad”.
Será clave que las autoridades no olviden que, tal como viene sosteniendo la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) la incidencia de enfermedades es una de las principales limitantes de la producción ganadera.
¿Cómo es eso? Claro, la información sostiene que por cada 100 vacas que pisan sobre suelo argentino, se preñan 81 y 9 de las que no lo logran, tuvieron algún problema sanitario. Tengan bien presente que de esas 81 preñadas, 4 no logran dar un ternero por afecciones sanitarias, mientras que de los 77 que sí nacen, solo 67 son finalmente destetados. De los 10 que no lo lograron, 8 se perdieron por problemas ligados a enfermedades.
Ojalá al momento de tomar estas decisiones, no se olviden de los productores ganaderos “puros”, esos que día a día agregan valor a la tierra en los distintos pueblos del interior de nuestro país; pero tampoco de los “mixtos”, aquellos volcados al agro pero que son hoy quienes más expectativas demuestran por invertir en participar cada vez más del negocio ganadero.
Sería primordial que no se olviden de los veterinarios, estimulando su acercamiento y participación activa en los campos. ¿Algo más? Sí, claro. No se olviden que regalar vacunas no sirve.
El foco debe proponerse en estrechar el vínculo entre los asesores veterinarios y los productores, para que de allí surjan estrategias sanitarias sustentadas en la aplicación continua de planes sanitarios productivos.
No se olviden de premiar a los que hacen bien las cosas, invierten y promueven un buen uso de drogas que hacen de la productividad una realidad.
Lo sabemos. La ganadería es una fuente de reserva de valor. Sin resultados explosivos, pero con la seguridad de siempre, el desafío pasa por romper paradigmas e incentivar la producción.
Ténganlo bien presente: no importa quién tenga más cabezas… gana el que más y mejor produce.

comments

COMPARTIR:
Valoración: