fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
Home2020julio (Page 5)

Conecid. Investigación y desarrollo a campo, con el foco en el bienestar animal.

Conecid. Investigación y desarrollo a campo, con el foco en el bienestar animal.

En asociación con Biogénesis Bagó, el centro I+D Conecid avanza en implementar planes sanitarios de alto valor para la ganadería intensiva.

Roberto Guercetti
CEO CONECAR

La demanda de proteínas de origen animal está en aumento, la población crece, la naturaleza nos muestra cada día índices más preocupantes del impacto ambiental, las sociedades enfrentan virus desconocidos y así podríamos seguir enumerando conceptos que nos llevan a una sola conclusión: la sanidad animal y el cuidado del medioambiente son sinónimos de salud humana.
Según datos de la OIE, 60% de las enfermedades infecciosas humanas son de origen animal y según la OMS, el impacto del medio ambiente causa 23% de la mortalidad. A raíz de estas definiciones no queda más que trabajar en consecuencia. En empresas que forman parte de la cadena alimenticia el desafío es aún mayor. Tal como sostiene la FAO, “los animales sanos contribuyen a erradicar el hambre, a que las personas estén más saludables y a la producción sostenible de alimentos”.
Conecar Ganadera, feedlot 5 estrellas ubicado al sur de Santa Fe, cuenta con un centro de Investigación y Desarrollo “Conecid” en donde se establecen vínculos con empresas externas formando equipos interdisciplinarios que agregan valor al concepto de una sola salud y el bienestar animal.
Es por ello que el centro I+D realizó una asociación con Biogénesis Bagó S.A, laboratorio veterinario líder en la Argentina y la región, con el cual comparte misión y visión en pos de lograr una sanidad preventiva, terapéutica y en constante evolución. Esta vinculación es un caso de éxito y demuestra que trabajando en conjunto podemos potenciar el desarrollo de la sanidad animal.
Conecid cuenta con un equipo de profesionales y científicos capacitados y corrales destinados para investigación. Junto con Biogénesis Bagó se realizan capacitaciones al personal generando una sinergia que produce un mejor cuidado de la salud animal y un programa sanitario de alto valor.

Paso a paso

La primeras acciones que se realizan en una planificación sanitaria son; el ingreso de los animales, la evaluación de su procedencia y kilómetros recorridos, la notificación del pesaje aproximado, la preparación de insumos veterinarios y la selección de fechas para realizar trabajos de hacienda.
Posteriormente se confeccionan informes de ingresos y se realiza la sanidad correspondiente de manera individual. Siempre que se detecte un signo de enfermedad se procede al traslado inmediato al corral de enfermería. En caso de muerte se efectúa el protocolo de necropsia que consiste en retirar al animal, pesarlo, tomar muestras para envío a laboratorio, registrar mediante fotografía todos los hallazgos, enviar a compostaje y confeccionar informe para el propietario. En Conecar se realiza la necropsia del 100% de los animales, lo que permite obtener información detallada de las causas de mortandad, generando una base de datos para futuros desarrollos de vacunas y fármacos.
Los datos obtenidos en estos procesos sanitarios se cargan en un sistema que reúne toda la información y genera índices de morbilidad, mortalidad, eficiencia y conversión, entre otros.
Las informaciones obtenidas junto con el trabajo del equipo técnico de Biogénesis Bagó reflejan que los índices de mortalidad y morbilidad fueron decreciendo a lo largo de los últimos cuatro años.
Como se observa en Gráfico N° 1, en el período de 2013-2015 se registró un promedio de 1,31%, mientras que en el período de 2016-2019 el resultado fue de 0,79%, lo que demuestra una disminución de casi un 40%.

Lograr la disminución de estos índices de mortandad es producto de la importancia que se le asigna a la sanidad en Conecar, los cuidados del medioambiente de forma profesional, la constante atención en el bienestar animal, la innovación de técnicas y fundamentalmente la vinculación con Biogénesis Bagó la cual sin duda potencia el desarrollo de los planes sanitarios.
Estamos convencidos que estas articulaciones, no solo mejoran índices, sino que nos hacen evolucionar. No hay que limitarse a realizar un programa de sanidad correcto, sino que, a través de la investigación, el desarrollo y la sinergia de empresas con un mismo propósito, debemos trabajar en pos de pensar a la salud de manera integral para preservar el futuro y llegar al mercado del mundo con una marca país diferenciada.

Distribución de los porcentajes de mortalidad por estación durante el período 2013-2019, en el feedlot Conecar
Año Verano Otoño Invierno Primavera
2013 2.20% 1.40% 0.78% 0.98%
2014 1.77% 0.95% 1.15% 1.26%
2015 2.08% 1.19% 1.22% 0.78%
2016 1.55% 0.42% 0.73% 0.95%
2017 1.69% 0.73% 0.69% 1.00%
2018 0.83% 0.53% 0.32% 0.17%
2019 1.23% 0.71% 0.88% 0.19%
Promedio 1.62% 0.85% 0.83% 0.76%

Esta problemática no solo afecta a millones de perros y gatos alrededor del mundo, sino también -en ocasiones- a las personas. ¿Qué claves pueden considerar los veterinarios para mejorar su prevención y control?

Vet. Pablo J. Borrás MSc.
pablojesusborras@gmail.com
@pablojborras

En el célebre libro Raymond Carver “¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?”, el autor expresa, a través de diferentes relatos, una “antítesis” de los clichés sobre cuestiones relacionadas a la afectividad.
El autor desenmascara lo romántico para poner en evidencia una mirada más crítica o ácida, dependiendo de cómo se vea, sobre las relaciones interpersonales.
Lejos de cuestiones tan profundas e intrínsecas, hay que “desenmascarar” y replantearnos algunas cosas cuando hablamos de pulgas en el mundo de las mascotas.
Las pulgas, en particular Ctenocephalides felis felis, son los ectoparásitos más frecuentes de las mascotas a nivel mundial (Rust M, 2017). Aquejan a millones de perros y gatos alrededor del globo y en ocasiones, a las personas.
Generan irritación, molestia, problemas dermatológicos, anemia, entre otras dolencias. Creo que todo propietario de perro o de gato ha tenido que lidiar con ellas y ni hablar de los veterinarios.
Debido a esto, hay que resaltar algunos aspectos sobre pulgas y mascotas.
Las pulgas son vectores de diferentes enfermedades para los animales y el hombre. Podemos enumerar al cestode Dipylidium caninum, que frecuentemente es diagnosticado por el propietario al ver “granitos de arroz” que se mueve por las heces del animal o a la bacteria Bartonella henselae. Los gatos actúan como reservorios naturales de esta bacteria. Hasta lo que se conoce actualmente, la mayoría de los gatos son asintomáticos, aunque en ocasiones este patógeno puede producir ciertas patologías como endocarditis o uveítis, entre otras (Lappin et al., 2020). Las pulgas la transmiten a través de sus heces.
Cuando los gatos se rascan, la materia fecal de las pulgas queda en sus uñas.
Los gatos al rasguñarse entre ellos se la transmiten entre sí. Esto puede ocurrir, a su vez, en el humano generando una patología conocida como Enfermedad del arañazo del gato caracterizada por linfoadenopatías regionales al sitio de inoculación, fiebre y decaimiento. En pacientes inmunosuprimidos produce cuadros clínicos más severos como Angiomatosis bacilar o Peliosis hepática.
De esto se desprende que la presencia de pulgas en las mascotas representa un riesgo para la salud de los propietarios (Bitam et al., 2010) y la necesidad de tratar a las mascotas en forma regular y sostenida es imperante.
Muchas veces se habla de que las pulgas son resistentes a todo, que ya no sirve más nada, que pronto dominarán el mundo. Más allá que se ha descripto un tipo de pulgas naturalmente resistentes conocidas como KS1, lo que plantean los especialistas es que hay una resistencia por fallas en el tratamiento (Coles et al., 2014). Hay una serie de factores que abarca este concepto: la pérdida de la periodicidad, la forma inadecuada de administración de los productos, la ausencia de una mirada global del problema y la frustración de los propietarios.
Se estima, que haciendo todas las cosas bien, se tardan meses en erradicar las pulgas de un hogar (Coles et al., 2014).
Y ni hablar, que siempre está el riesgo de las “re-introducciones” de las pulgas al ambiente.

¿Cómo encarar esta problemática en forma global?

Usando los tres pilares para el tratamiento de las pulgas.

  1. Indicar el tratamiento adecuado para la mascota problema. Elegir la mejor opción teniendo en cuenta la edad, el estado sanitario y sus hábitos de vida.
  2. El tratamiento del ambiente donde ocurre la mayor parte de la vida de las pulgas. Más allá del uso de productos específicos para tal fin, la limpieza con aspiradora disminuye la carga parasitaria en el ambiente. Obviamente, una vez pasada la aspiradora tendremos que tirar ese mismo día la bolsa sino queremos un nuevo nido de pulgas.
  3. El tratamiento de todas las mascotas convivientes para evitar problemas en ellas y cortar la circulación de este ectoparásito.

En resumen

Por eso, es tan importante hablar de las pulgas, en forma clara y concreta, con los propietarios.
No es un tema menor: es causa de problemas de salud para la mascota y potencialmente, para las personas.
Es tema de frustración para la gente por lo que le pasa a la mascota, por no poder solucionar el problema, por ser causa de un “gastadero de guita”.
Hablemos, porque en el consultorio, no solo cuidamos el bienestar de ellos, sino que seguimos haciendo salud pública.

Mediante una propuesta modular, la Obra Social Luis Pasteur pone a disposición de la industria de laboratorios una serie de novedades para resguardar múltiples flancos en el contexto de la pandemia.

Juan Carlos Aba
Vicepresidente OSLP

Generalmente las industrias basan sus sistemas de producción en procesos que son reflejados en procedimientos que rigen todas las acciones de su gestión. Quizás sea la industria farmacéutica, incluyendo en ella a la producción de biológicos, una de aquellas en las que estos procedimientos sean más habituales y exista un mayor entrenamiento para su generación y puesta en práctica.
Familiarizados con este tipo de documentación, la llegada del COVID19 hizo que la industria farmacéutica fuese una de las primeras en responder con protocolos de cómo actuar frente a este nuevo desafío.
Estamos frente a un virus que en poco más de 6 meses paralizó al planeta, y generó una nueva “normalidad”. Cada empresa se ocupó de detallar los pasos a seguir en:

  • Cómo viajar: armando sistemas de carpooling o remises.
  • Cómo acceder a una planta / oficina bajo estrictos controles de temperatura corporal y con declaraciones juradas de salud.
  • Cómo armar compartimentos productivos separados para evitar contagios masivos y cierres de sectores productivos.
  • Profundizar el sistema de home office para evitar aglomeraciones en oficinas y sectores de servicios, y proteger a quienes tuvieran algún grado de riesgo,
  • Generar turnos o armar sistemas de viandas para los casos de servicios de comedor, respetando los compartimientos separados por sectores.
  • Ocuparse para saber de qué manera proteger a su gente en los lugares de trabajo y cómo trasladar ese cuidado a sus hogares
  • Y qué hacer frente a un posible caso sospechoso o positivo.

Pero la gran diferencia con los protocolos que normalmente se emplean, es que estos suelen relatar de manera detallada lo que se hace y así se logra su repetitividad y validación. En el caso del COVID19, los protocolos fueron hechos sin que nunca hubiese pasado algo igual, sin experiencia previa, y cambiando y mejorando los mismos sobre la marcha. Es por esto que las empresas mantienen un permanente estado de alerta, y muchas cuentan con Comités de Crisis, para saber cómo sucederán las cosas el día que esto lamentablemente suceda.
Esta es la gran diferencia: mientras un procedimiento relata la manera de hacer algo de forma validada, los protocolos frente al COVID19 se hicieron sin esa experiencia de un proceso terminado, vamos aprendiendo a medida que la pandemia avanza.

Propuesta a medida

Desde el comienzo de esta pandemia, la Obra Social Luis Pasteur (que es la Obra Social del Personal de Dirección de la industria farmacéutica) puso a su equipo médico en un trabajo contra reloj para adecuarse a las nuevas necesidades. Protocolos internos, desarrollo de telemedicina, nuevos convenios con prestadores para acompañar este proceso y la participación del equipo médico en casos concretos de ingreso de COVID19 en industrias del sector.
Es aquí donde aparece lo más importante, una organización de salud actuando a nivel de empresas, logrando experiencia sobre la cual basar protocolos y acciones.
Esta experiencia rápidamente se tradujo en protocolos puestos a disposición de la industria, lo cual -sumado a la calidad médica de equipo y la impronta propia de la gente de Pasteur de dar un servicio superador- llevó a formalizar un programa modular para acompañar a las empresas frente al COVID 19. En este caso quien adhiere al sistema es la empresa y no el individuo. No importa la afiliación de los empleados: pueden estar dentro o fuera de convenio, y estar afiliados a obras sociales de dirección o sindicales, o en su caso, a prepagas, quien se afilia al programa es la empresa, a la que asiste, acompaña y resuelve problemas Luis Pasteur.

¿Cómo es la propuesta?

El sistema está pensado en tres segmentos. El primero, para acompañar a la empresa antes de un posible caso, ya sea elaborando o actualizando los protocolos, y evaluando la capacitación del personal, la comunicación y realizando simulacros.
El segundo, para el cual se le asigna un médico a la empresa, es el que lleva adelante la gestión clínica frente a un caso sospechoso o positivo, relevando los nexos epidemiológicos, realizando los seguimientos necesarios y haciendo la logística de los testeos de manera gratuita para el afiliado de Luis Pasteur y con valores especiales para aquellos afiliados a otras obras sociales o prepagas.
El tercer módulo trata sobre las estrategias seguras de cómo retomar el trabajo en las plantas, controlando sistemáticamente a los afectados y su entorno, y asesorando a la empresa sobre temas de gestión de salud.
Desde Luis Pasteur estamos orgullosos de ofrecer este programa de Medicina Laboral a un sector tan exigente y conocedor de lo que representa la salud y que, en este caso, debe minimizar el impacto negativo de esta pandemia para las empresas, sus empleados y los familiares de éstos últimos.

Desde el INTA, la Ing. Agr. Georgina Frossasco destaca cómo el manejo de las terneras impacta en el futuro de los establecimientos lecheros. Producir más o menos litros, depende de lograr animales saludables.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

Uno de los temas técnicos que más rápido comenzó a difundirse de manera virtual una vez declarada la Pandemia por COVID19 sin dudas fue el del cuidado de las guacheras y la importancia de lograr una crianza exitosa en la producción láctea. Seguramente por la época del año, pero también por la trascendencia de este momento estratégico, distintos Webinar abordaron la problemática.
En ese marco, MOTIVAR tomó contacto con la Ing. Agr. MSc Georgina Frossasco del INTA Manfredi, quien formó parte de una serie de estas conferencias brindadas por medio de diversas plataformas.
Vale aquí recordar cuáles son los principales problemas que se observan en la mayoría de las guacheras del país. Estos son: alto porcentaje de mortandad, prolongada duración (más de 60 días) en crianza, excesivo consumo de leche, desorden en la sanidad y alimentación, deficiente higiene de los utensilios utilizados para los animales e inadecuado espacio físico acorde a las necesidades de esta categoría, sombras, reparos, personal insuficiente para el manejo.
Frente a esto, Frossasco dejó en claro la importancia de criar a las terneras lo mejor posible, ya que serán la futura reposición de los tambos. “Aquellos establecimientos que tienen altos problemas de mortandad, tienen problemas en la reposición y en la selección de los animales”. Asimismo, una mala crianza va a influir en la edad al primer servicio y parto. “La tasa de crecimiento condiciona desde el inicio de su vida al animal”, detalló la experta del INTA.
Es un hecho que las terneras bien calostradas, con una buena alimentación desde la etapa de crianza, son bovinos que producen más leche en la primer lactancia y en las siguientes. Entonces, ¿qué necesitamos lograr para lograr un impacto positivo?

  • Terneras sanas y bien calostradas.
  • Minimizar las muertes (menor al 5%).
  • Alcanzar un buen desarrollo ruminal.
  • Adecuadas tasas de crecimiento desde el inicio de la vida.

Lograr una crianza exitosa

En diálogo con MOTIVAR, la entrevistada destacó que cuando hablamos de crianza exitosa… “hablamos de menos del 5% de mortandad, que el ejemplar logre duplicar el peso de nacimiento al desleche y que alcance un buen desarrollo ruminal”.
Observando el manejo preparto, “se debe realizar una correcta y eficiente terapia de secado, respetar el período de secado -lo ideal serían 60 días-, adecuar la condición corporal y su alimentación, y fundamentalmente vacunar 60 días preparto y repetir a los 20-30 días preparto”. Así, el ternero recibirá las defensas a través del calostro. “Las vacunas que debemos colocar, son generalmente rotavirus, rinotraqueitis bovina (IBR), diarrea viral bovina (DVB), pasteurella sp, etc”, sostuvo.

Lugar del parto

“Debemos tratar que den a luz en un lugar seco, limpio, que no se acumule exceso de agua, que tenga buena pendiente, que sea de fácil acceso para el tránsito del operario”. Y agregó: “Lo ideal sería cada una o media hora chequear al animal. También que este cerca de las instalaciones por si hay dificultad en el parto”. A veces no hay lugares de estas características, por ende, otra opción es hacer una cama de arena o rastrojo, y después cambiar el lugar. En verano, también es esencial que haya sombra, acceso al agua y comida.

Calostrado

Es elemental suministrarle el calostro lo antes posible, dentro de las primeras 6 hs de vida. Debe consumir alrededor del 10% de su peso vivo. La segunda toma de calostro se recomienda dentro de las 12 horas de nacido.
“El calostro debe provenir de vacas sanas, libres de brucelosis y tuberculosis, sin mastitis; y debe ser extraído, almacenado y suministrado en condiciones de máxima higiene”. Es importante medir la calidad del calostro (a través de calostrímetro o refractómetro) y monitorear el nivel de calostrado de los terneros en los primeros días de vida (mediante refractómetro).

Alimentación

Respetar los horarios y la temperatura (37-38°C) de suministro de la leche o sustituto lácteo; a los terneros enfermos alimentarlos últimos; ofrecer alimentos de calidad; comenzar a dar el alimento concentrado desde el inicio de la crianza e ir aumentando gradualmente la cantidad hasta alcanzar un consumo de al menos 1 kg/día al desleche; conservar bien los alimentos en lugares limpios y secos, evitando exponerlos al sol y a la lluvia; asegurarse que los terneros dispongan de agua en cantidad y calidad; mantener limpios los comederos y bebederos. “Se recomienda pesar los terneros al inicio y fin de la crianza para alcanzar alrededor del doble del peso vivo de nacimiento al desleche”.

Ambiente de crianza

Es sabido que un buen ambiente garantiza una mejor sanidad para las terneras. Hay que buscar lugares altos, no inundables, limpios (sin barro), con reparo de los vientos -principalmente vientos sur (hilera de rollo o silo bolsa)- crear un buen volumen de cama, jaulas para terneros recién nacidos o enfermos, sombra en verano y no debe haber gallinas, perros, u otros animales sueltos.

Sanidad

Cuanto más temprano se detecte un animal débil, más fácil será la recuperación. Además, se debe aislar terneros enfermos y llevarlos a lugares más protegidos, rehidratar a los terneros con diarrea (puede ser en forma oral, con sonda, o con intravenosa).
“La mayoría de las pérdidas ocurren por una deshidratación del animal que por el efecto en sí del patógeno”, aclaró la ingeniera. Es importante también llevar registro, sobre todo si son varios operarios. “Esto le sirve al veterinario también, para realizar su mejor su trabajo”

Desleche y transición hacia la cría

Al ser un momento de gran estrés para el ternero, hay que poner el ojo en los siguientes aspectos: disminuir la cantidad de leche o sustituto lácteo; aumentar la cantidad de balanceado y de agua; ofrecer heno, pero en baja cantidad, que no reemplace al balanceado, pero si que se acostumbre a rumiar.
Armar grupos pequeños y parejos en edad y tamaño y adecuar frente de comedero y bebedero. Clave comprender que el largo del comedero también es importante.

Recursos humanos

La clave del éxito en la crianza está en los encargados de los terneros. “La actitud, responsabilidad y compromiso no pueden faltar”, sostuvo. Y aclaró: “Podemos tener las mejores instalaciones y tecnología, pero si los encargados no hacen un buen manejo de nada sirve”. Parte de su labor obligatoria, es llevar registro de todo lo que sucede en el establecimiento, ya que con esto “se pueden ver indicadores y tomar decisiones para saber cómo estamos y a dónde vamos”.

Registros estratégicos en la guachera

Compartimos una serie de informaciones que deben ser consideradas al momento de la toma de datos en las guacheras que dan sustento productivo a los tambos.

-Nacimientos.
-Ingresos a la crianza.
-Nivel de calostrado.
-Terneros con diarrea
-Terneros con problemas respiratorios.
-Tratamientos medicinales aplicados.
-Cambios en la alimentación.
-Terneros muertos al periparto (dentro de las 24 horas de nacido).
-Terneros muertos en la crianza.
-Terneros deslechados.

Valenzuela. Al frente del Programa oficial en la lucha contra una una efermedad que causa importantes pérdidas productivas.

Valenzuela. Al frente del Programa oficial en la lucha contra una una efermedad que causa importantes pérdidas productivas.

El MV Mariano Valenzuela está a cargo del Programa oficial del Senasa para controlar la garrapata bovina. Al tanto de la problemática actual, propone combinar tratamientos estratégicos con medidas de manejo que permitan contrarrestar el alto impacto económico en los rodeos.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

La situación de la Argentina con respecto a la resistencia instalada o emergente de ciertas poblaciones de garrapatas a algunos principios activos en bovinos, es preocupante. Tanto como la evidente falta de consenso entre las distintas entidades públicas y privadas vinculadas a esta problemática sanitaria tan arraigada en la ganadería nacional. Y si a ello le sumamos su actual dispersión, la falta de capacitación en muchos establecimientos y el difícil control en las fronteras, sin dudas que el combo se muestra cada vez más complejo.
Frente a este escenario, desde MOTIVAR dialogamos con Mariano Valenzuela, médico veterinario a cargo del Programa para la Erradicación de la Garrapata del Bovino del Senasa, quien aportó información y su visión específica sobre una problemática instalada en el país desde hace décadas.

MOTIVAR: ¿Cómo podríamos definir la importancia específica de la garrapata bovina en nuestro país?

Mariano Valenzuela: Esta ectoparasitosis continúa siendo una de las principales causas de pérdidas económicas en la ganadería. El impacto sanitario y económico que provoca incentivó durante mucho tiempo el desarrollo de numerosas campañas de lucha en busca de su erradicación. En 2017, el Senasa puso en vigencia el nuevo Plan Nacional de Control y/o Erradicación de la Garrapata del Bovino Rhipicephalus (B.) microplus, donde establece como responsabilidad primaria e ineludible del productor pecuario el velar y responder por la sanidad de su producción.
Las tres zonas epidemiológicas, en las que está dividido el país, tienen una estrategia con acciones sanitarias específicas: en la zona de Control (infestada), lo fundamental es la adopción de un régimen de tratamientos estratégicos, con el fin de mantener una parasitación compatible con niveles adecuados de producción, y segundo, asegurar que las tropas que se despachen hacia zona libre no estén parasitadas.
En la de Erradicación, los predios tienen la obligación de aplicar una estrategia de eliminación progresiva del parásito. Por último, en la zona Indemne la principal tarea es la detección temprana y urgente resolución de focos emergentes.
Cabe agregar que, como toda estrategia sanitaria, una vez transcurridos tres años de su implementación, la Resolución Senasa N°382/17 se encuentra en un proceso de revisión. Para ello, el Senasa convocó a una primera reunión técnica con expertos sobre el tema y todos los actores involucrados en la lucha contra la garrapata, para discutir diferentes aspectos técnicos y administrativos que quizás conlleven a un replanteo de algunos de los ejes mencionados.
Con motivo de la situación de crisis sanitaria dada por la pandemia de COVID19, no pudieron concretarse nuevas reuniones, pero internamente desde el Organismo, continuamos con dicha revisión.

¿Cuál es la visión respecto del funcionamiento de las zonas de control?

En los próximos años, un desafío será encontrar alternativas de control que minimicen el uso de antiparasitarios externos, combinando tratamientos estratégicos con medidas de manejo, por ejemplo, sumado a la búsqueda de una vacuna efectiva como otra herramienta, en un esquema de Control Integrado de Parásitos (CIP).
El cambio conceptual se refiere a dejar de creer que los productos químicos son una fuente inagotable y la única alternativa para controlar la garrapata.
Se debe apuntar a dar un uso óptimo a los garrapaticidas que aún son efectivos, mediante la integración de herramientas y estrategias químicas y no químicas, además de buscar una reducción en el grado de exposición de las poblaciones a productos que pueden potencialmente alterar el medio ambiente.
El CIP es un cambio de actitud a favor de: a) Uso racional de garrapaticidas; b) Incrementar la vida útil de los grupos químicos; c) Evitar la utilización de los principios activos por agotamiento; d) Utilización de buenas prácticas de manejo; e) Resguardo de la salud pública, mediante la inocuidad alimentaria; f) Bienestar animal; y g) Disminución de la contaminación del medio ambiente.

¿Cómo evalúa la situación en cuanto a la resistencia a drogas?

La situación de la Argentina con respecto a la resistencia instalada o emergente de ciertas poblaciones de garrapatas a algunos principios activos es francamente preocupante. Las razones son varias: se desconoce exactamente el grado de dispersión que tiene la resistencia a algunas moléculas garrapaticidas, o el grado que tiene la más que probable presencia de cepas multirresistentes; la escasez de laboratorios de diagnóstico con técnicas convalidadas internacionalmente (FAO); la falta de capacitación en algunos profesionales veterinarios para afrontar la problemática con un conocimiento técnico acorde a la magnitud del problema, entre otras falencias que se observan en forma cotidiana.
No obstante, todavía es posible tratar de contener la extensión del problema con cambios criteriosos en la generación del diagnóstico de situación, las determinaciones de sensibilidad de la población problema por medio de bioensayos de calidad, la rotación de moléculas garrapaticidas en forma adecuada, ya sea con tratamientos supresivos si aún es posible, o con la finalidad de control de la cepa en campos de alto riesgo en zona endémica.
La principal causa de la génesis de la resistencia emergente es la selección de genes resistentes provocada por los reiterados tratamientos con una sola molécula o distintos productos comerciales con formulaciones a base del o de los mismos principios activos.
En la Argentina está documentada la resistencia a piretroides, organofosforados y amitraz en forma histórica y más recientemente al fipronil.
Por lo tanto, es posible que la situación no sea tan grave como en países vecinos que poseen resistencia comprobada a casi todas las moléculas existentes y comercializadas o a todas.
Esta situación nos debería poner en alerta al Senasa y otras organizaciones nacionales y provinciales, a los profesionales veterinarios, facultades de ciencias relacionadas y entre otros, a la industria farmacéutica veterinaria, para generar procedimientos de extensión de los conocimientos, ciertamente existentes, en el país para controlar la emergencia y promover el diagnóstico.

¿Qué pasa durante la zafra de terneros?

En cuanto a los movimientos desde las zonas con garrapatas hacia las zonas libres, es indispensable el estricto cumplimiento del procedimiento de inspección y despacho de tropas, para asegurar que los animales no posean garrapatas y evitar así la dispersión del parásito hacia áreas no deseadas.
Anualmente se registra un importante flujo de animales desde la zona endémica del parásito hacia la indemne; esto se debe a que la producción de las provincias infestadas, de terneros principalmente, en una gran proporción son trasladados al área libre de garrapata para ser invernados en esta zona de mayor aptitud productiva. Durante el 2019, se movilizaron un poco más de 1.02 millones de bovinos y unas 22 mil tropas por este motivo y destino.
Dada la magnitud del total de movimientos y ganado bovino que se desplazan entre dos zonas con estatus sanitario diferente y la necesidad de preservar la zona indemne, es que los esfuerzos deben centrarse en el origen para evitar la diseminación del parasito y lo que podría ser aún más peligroso, que las garrapatas además sean resistentes a ciertos principios activos.
De presentarse esta situación, podría ocasionar daños sanitarios y económicos muy graves, debido a la acción parasitaria y por su capacidad de trasmitir los parásitos del complejo “tristeza de los bovinos”.
Es fundamental dar un enfoque al control de la parasitosis, basados en conceptos epidemiológicos, el manejo del establecimiento en función del tipo y sistema de producción, el uso racional de los garrapaticidas que incluya al bañadero de inmersión como una herramienta de uso estratégico, conocer la sensibilidad de la cepa de garrapata del campo y el autocontrol al ingreso de animales en la zona libre, entre otras que podrían adoptarse.

¿Qué deberían saber los veterinarios en cuanto a las pruebas oficiales de eficacia que realiza el Senasa en los productos garrapaticidas?

Es importante que los veterinarios conozcan lo relacionado a estas pruebas de evaluación de “eficacia” y “poder residual” y el resultado que obtiene cada producto luego de su aprobación y correspondiente autorización, información que se comunica a través del Programa de Garrapatas en la página web del Senasa, de igual manera que la información de contacto del Programa y del Campo Experimental “Camba Punta”, cuyo profesional responsable a cargo es el Dr. Héctor Daniel Citrioni.
El “Porcentaje de eficacia” y los “Días de poder residual” obtenidos en estos ensayos oficiales, permiten seleccionar el producto garrapaticida más adecuado y los intervalos inter-tratamiento correctos.
La metodología de las pruebas estabuladas que se realizan desde el año 1994 y hasta la actualidad, tienen su origen en fórmulas de Drummond, modificadas por Weidhass et. al. en el CSIRO (Australia) y Rodríguez et al en el CIGB (La Habana-CUBA).
De igual modo se realizan continuamente las “Pruebas de erradicación” a campo según normativa vigente, pruebas que pueden solicitar los laboratorios interesados una vez que su producto obtuvo un resultado Satisfactorio en prueba oficial de evaluación de eficacia y poder residual previamente, las que se desarrollan en campos particulares.
Por último, existe normativa también vigente, sobre las pruebas de evaluación de la eficacia y el poder residual de los productos garrapaticidas de contacto utilizados en forma de balneación, que también se realizan en campos particulares desde fines de los años 60 y cuyo último ensayo se realizó en San Lorenzo, prov. de Corrientes en 2014 con un producto a base de cipermetrina y clorpirifós de un laboratorio nacional.
En fecha más reciente, se comenzó a trabajar con procedimientos experimentales con el fin de obtener un despacho de hacienda limpia, ya sea de invernada con baño precaucional previo al embarque o de bovinos con destino a faena.
Esto se hizo teniendo como objetivos la limpieza y la no presencia de residuos en carne (observando como antecedente bibliográfico desarrollos realizados por el DILAVE-Uruguay); y siempre utilizando métodos químicos distintos a los baños tradicionales y como ejemplo de uno de los pasos que se deben seguir para obtener el resultado buscado en forma sostenible en el tiempo, el procedimiento de despacho de hacienda para faena libre de residuos no pudo realizarse en el Campo Experimental.

¿Cómo visualizan la llegada de nuevos productos?

Debe establecerse la diferencia entre nuevas moléculas o principios activos, que se considera a cualquier producto de origen natural, semi-sintético o sintético al que se le atribuye una actividad farmacológica determinada y nuevos productos comerciales que incluyen moléculas, nuevas o con cierta antigüedad, que además contienen los excipientes necesarios para vehiculizar de forma correcta (baños, aspersión, tópicos, bolsas porosas, caravanas, inyectables etc.) la formulación comercial.
El último producto registrado que incluía una nueva molécula obtuvo su informe de evaluación Satisfactorio de la eficacia exigida y el resultado de la prueba de poder residual, el 2 de septiembre de 1997, ensayo realizado en el Campo Experimental Cambá Punta que el Senasa tiene en Corrientes, lugar de evaluación oficial de casi todos los productos garrapaticidas de uso en bovinos desde la década del 80.
Desde esa época hasta la actualidad han aparecido muchos productos comerciales genéricos algunos de gran calidad y eficacia, incluso superando en función de los resultados obtenidos en prueba oficial, a los originales.
Lamentablemente, se cometieron enormes errores por falta de criterio técnico en su utilización, algo que se observa en la gran cantidad de reclamos y reportes de fallas de tratamientos y se siguen cometiendo; por lo tanto, el futuro de los ectoparasiticidas es difícil de vislumbrar. A esta situación puede sumarse que el costo de desarrollo de nuevas moléculas exige entre 8 a 10 años de trabajo científico y entre US$ 100 a 300 millones, ecuación poco atractiva hoy en día para los laboratorios multinacionales.
En los últimos años, han aparecido nuevos productos comerciales con mezclas de moléculas que, utilizados en forma inadecuada, enrarecen aún más la lucha contra los parásitos, dado que en la propuesta actual de rotación de moléculas acaricidas dentro de lo que se conoce como control integrado de parásitos algunos de los productos comerciales utilizados pueden parecer diferentes, pero solo repiten la aplicación de principios activos de igual mecanismo de acción, tal vez dosificados por distintas vías de administración.
Hoy se dispone de un arsenal terapéutico variado y de buena calidad, bondades demostradas en ensayos biológicos, pero se enfrentan grandes desafíos como son el cambio climático y la resistencia emergente, entre otros.
No obstante, si se utilizan los productos garrapaticidas actuales racionalmente con criterio epidemiológico, se puede controlar la garrapata en zona de control en niveles que no representen un riesgo para la producción pecuaria. Y todavía es posible mantener campos limpios o limpiarlos en buena parte de los casos, según interés del productor y también despachar tropas limpias, condición que debería cumplirse voluntariamente hacia cualquier destino, para minimizar el riesgo sanitario de los productores que reciben los animales y tal vez, en otra zona epidemiológica.

Números. Las zonas de control y erradicación abarcan una superficie cercana a los 77,5 millones de hectáreas y unos 15 millones de bovinos. Fuente: Senasa.

Números. Las zonas de control y erradicación abarcan una superficie cercana a los 77,5 millones de hectáreas y unos 15 millones de bovinos. Fuente: Senasa.

Sirvén. ”Es clave debatir sobre cómo gestionar la salud de las vacas”.

Sirvén. ”Es clave debatir sobre cómo gestionar la salud de las vacas”.

Dialogamos con el referente en salud y bienestar animal de rodeos lecheros, Mario Sirvén. ¿Cómo se transformó su metodología laboral con la Pandemia? ¿De qué se trata su próximo curso On Line?

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

La pandemia declarada en marzo puso en alerta a todo el mundo generando, incertidumbres de todo tipo. Desde MOTIVAR a lo largo de estos meses, compartimos las experiencias de laboratorios, distribuidores y veterinarios privados respecto de cómo fueron sobrellevando esta situación en base a estar exceptuados de cumplir el aislamiento social y preventivo.
En esta oportunidad, daremos a conocer el testimonio del Dr. Mario Sirvén, médico veterinario especializado en rodeos lecheros quien, lejos de adoptar la postura de quedarse en su casa esperando que la emergencia pase, reforzó su presencia digital con la puesta en marcha de cursos On Line arancelados y también un esquema digital para continuar con su asesoramiento “a distancia” a los establecimientos de distintas partes del país.
Somos testigos del avance de la telemedicina en el sector de animales de compañía en nuestro país. ¿Se suman los veterinarios orientados a la producción animal a esta tendencia? ¿Es para todos? Por lo pronto, Mario Sirven explicó a MOTIVAR cómo lleva adelante su trabajo y qué servicios ofrece en el campo digital.

“Pocas veces se relaciona el bienestar de los animales con su inmunidad.
Eso es un gran error”.

MOTIVAR: ¿Cómo reconvertiste tu servicio de asesoramiento veterinario en el actual contexto de COVID19?

Mario Sirvén: Mi nueva metodología de trabajo surgió debido a la imposibilidad de viajar. Tengo 71 años y soy factor de riesgo, por lo tanto, no puedo viajar al campo. Y no lo hago.
Tuve que aggiornarme con la computadora para capacitar desde mi casa. A lo largo de estos meses, realicé cursos para grupos CREA, empresas lácteas, y a principios de julio daré el primer curso a nivel personal titulado “Gestión del Bienestar y Bioseguridad en los Tambos”.

¿Viste que esta práctica se replicó entre los veterinarios?

La mayoría se tomó un tiempo para evaluar los pasos a seguir, fundamentalmente en un comienzo, donde nadie sabía nada de lo que iba a pasar, ni cuánto iba a durar.
Indudablemente yo decidí seguir a pesar de todo, con precauciones y cambiando mi forma de trabajo. Esto es una forma de vida, si yo no puedo salir al campo, algo tengo que hacer en relación a mi trabajo, porque no lo voy a dejar. El trabajo me va a dejar a mí, pero yo a él no.

¿Qué temas buscás posicionar en los Cursos On Line?

La gente pide cada vez más aprender sobre gestión, bioseguridad y bienestar animal (Ver Recuadro).
Pocas veces se relaciona el bienestar de los animales con su inmunidad y esto es un error, ya que las bajas defensas vienen de la mano de una falta de atención a las necesidades básicas de los animales. A lo largo del curso vamos a dialogar y debatir las bases del bienestar animal, su relación con la inmunidad y la salud, qué cosas afectan el bienestar de las vacas en producción, cómo evitarlas y cómo gestionar la salud.
Lo mismo debatiremos sobre los animales en el manejo -arreo, corral de espera, sala de ordeño-. Asimismo, la gestión del bienestar en vacas secas y en vacas en preparto, bajo la premisa de que la falta de bienestar reduce la inmunidad. El curso es abierto a profesionales, productores, a encargados de fosa, etc y tiene un cupo máximo de 15 asistentes, para que sea más personal. Seguramente estaremos repitiéndolo en el futuro.

¿Consideras que hay falencias en el sector lácteo sobre estos temas?

Confirmado. Las vacas de hoy son más sensibles a enfermarse.

Confirmado. Las vacas de hoy son más sensibles a enfermarse.

La realidad es que no es un tema prioritario para los productores. A mí me parece lógico que en la mayoría de los casos no lo sea, debido a la situación económica que estamos viviendo, y además, por falta de conocimiento. Las vacas de hoy no son las mismas que de hace 30 años, son más sensible a enfermarse.
Las principales enfermedades son infecciosas, y esos microorganismos son capaces de trabajar y producir patologías cuando las vacas tienen bajas las defensas.

¿Los veterinarios hacen extensión sobre estas problemáticas?

Hay algunos que nos ocupamos mucho por el tema y otros menos. Inclusive, se ven profesionales que trabajan mal en la manga, sin darse cuenta de que están afectando la productividad de las vacas. Lo que tiene de bueno esto, es que el costo para revertir estas pérdidas es muy bajo, ya que pocas correcciones en las instalaciones y una buena capacitación del personal, es suficiente. Considero que hay que concientizar a los profesionales, sobre todo a los de mediana edad, ya que los jóvenes lo tienen más presente.

Curso de gestión del bienestar y la bioseguridad
en los tambos

El primer encuentro de la propuesta a cargo de Mario Sirvén se realiza el 6 de julio de manera On Line y con un cupo máximo de 15 personas. El valor es de $4.000.
-Módulo 1: Bases de bienestar animal, la inmunidad y la salud.
-Módulo 2: Bienestar en vacas en producción. Instalaciones de ordeño. Diseño, tamaño y evaluación.
-Módulo 3: Manejo y evaluación sobre los animales. Manejo de corral de espera y de las tranqueras de achique. Ordeño y bienestar.
-Módulo 4: Preparto, parto y ayudas posparto inmediato, destete.
-Módulo 5: Bioseguridad y conclusiones.
Para inscribirse y obtener más información, contactar a info@cmagropecuario.com

Surgen de una Guía orientada a rumiantes y desarrollada por el SDVE del Grupo de Sanidad Animal de la EEA Balcarce. El material estuvo a cargo de Germán Cantón y Ernesto Odriozola.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Tal como se deja leer en el material generado por los médicos veterinarios Germán Cantón y Ernesto Odriozola, del INTA Balcarce, el éxito en el diagnóstico de patologías de los bovinos depende de realizar un adecuado estudio clínico y post mortem; además de la toma de muestras de animales afectados o que murieron para poder llevar a cabo análisis de laboratorio.
“De esta manera se podrá arribar a un diagnóstico final para poder recomendar herramientas tendientes a evitar una nueva presentación o al menos, reducir su incidencia. La realización sistemática de una necropsia, el reconocimiento e interpretación de lesiones y la adecuada recolección de muestras para procesarlas en laboratorios especializados se constituyen en el pilar del diagnóstico de una enfermedad”, asegura el documento cuya edición completa puede solicitarse a redaccion@motivar.com.ar.
En esa guía se presenta la experiencia en diagnóstico de enfermedades, con énfasis en necropsia y recolección de muestras para laboratorios, desarrollada por el Servicio de Diagnóstico Veterinario Especializado (SDVE) del Grupo de Sanidad Animal de la EEA Balcarce.

Información útil

Más allá de contar con un capítulo destacado orientado a la Técnica de necropsia en rumiantes propiamente dicha, el documento también incorpora claves para realizar una descripción anátomo – patológica e informe de necropsia, además de recomendaciones para el muestreo de tejidos y otros especímenes para análisis.
Asimismo, el material del INTA deja en claro la importancia de considerar algunas premisas estratégicas al momento de realizar una necropsia:

  1. Minimizar el proceso de autólisis manteniendo el cadáver en lugares frescos, con sombra, especialmente durante las épocas de mayor temperatura ambiente.
  2. Antes de comenzar una necropsia es indispensable estar equipado con la vestimenta apropiada, especialmente destinada a ese fin, así como material de protección: guantes descartables, barbijos, etc. sobre todo cuando se sospeche de la presencia de alguna enfermedad zoonótica.
  3. Disponer del instrumental adecuado, cuchillos afilados, costótomo, sierra o serrucho, hacha, chaira, piedra de afilar. Para tomar muestras de tejidos utilizar bisturí, pinzas, tijeras, etc. Se deberá disponer también de portaobjetos para realizar frotis o improntas de tejidos, jeringas, agujas, hisopos. Se necesitarán frascos con formol bufferado al 10% y recipientes estériles o con glicerina al 50% para envío de materiales al laboratorio de microbiología; frasco con alcohol y garrafa para esterilizar el instrumental para el muestreo microbiológico; cintas para medir pH; hilo y bolsas de plástico; material para identificar muestras.
  4. Llevar elementos para higiene posterior, desinfectantes, cepillos, jabón, toallas, etc.
  5. Al realizar la necropsia, proceder ordenadamente examinando los diferentes órganos y tejidos sistemáticamente.
  6. Si observamos una lesión, tomar la muestra en el límite entre el tejido sano y el afectado, sobre todo cuando se intentara un aislamiento bacteriano.
  7. Efectuar cortes netos y con seguridad evitando accidentes personales.
  8. Colocar las muestras en recipientes apropiados para cada fin y trasladar las muestras debidamente acondicionadas evitando riesgos de infección a terceros y al personal del laboratorio.
    1. Recordar que una necropsia es una actividad fundamental para establecer el diagnóstico de un problema sanitario, pero debe ser necesariamente complementado con los antecedentes del caso.

Manuel Martínez. El asesor que mueve el ritmo de las redes sociales con sus posteos diarios.

Manuel Martínez. El asesor que mueve el ritmo de las redes sociales con sus posteos diarios.

El MV. Manuel Martínez suma más de 11.500 seguidores en Instagram y pone el acento en el valor del uso de la tecnología a la hora de mejorar los índices de producción.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

A contramano de lo que para muchos puede significar un agravante, el uso de las redes sociales en el aula dotó al profesor y médico veterinario Manuel Martínez de una herramienta que restableció la atención de sus alumnos. “Me resultaba casi imposible que le presten atención a los casos y se me ocurrió compartirselos en Instagram”, confiesa Martínez, al frente de un terciario sobre producción agropecuaria en el Instituto Superior San Benito de Victoria, Entre Ríos. A su vez, casi como un efecto colateral, su cuenta en Instagram @vet.manuelmartinez se transformó en una canal de comunicación que en solo un año ya reúne más de 11.500 seguidores.

Con los alumnos: “Me resultaba casi imposible que le presten atención a los casos y se me ocurrió compartirselos en Instagram. Funciona”.

Martínez forma parte de la empresa familiar Veterinaria El Pampa, junto a su padre Oscar Martínez y un equipo de trabajo, desde donde asesora más de media docena de tambos en el suroeste entrerriano. “Guardo muchos casos por fecha y cliente y si bien a veces no soy constante, siempre trato de postear casos de un modo de invitarlos a leer más, una descripción clara y breve vale doble”, asegura el profesional, egresado de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral.

Todo está entrelazado.”Muchas enfermedades se evitan con la vacunación, pero la nutrición es esencial”.

Todo está entrelazado.”Muchas enfermedades se evitan con la vacunación, pero la nutrición es esencial”.

Los resultados a campo

“Apenas terminé mis estudios, volví a trabajar en Victoria y me encontré con problemas en los sistemas de producción lecheros que me llevaron a investigar qué se podía hacer para mejorar los índices”, afirma Martínez que sumó experiencia capacitándose entre España y el IRAC, en Córdoba. “Ahora mismo, estoy cursando otro posgrado sobre biotecnología reproductiva”, agrega y completa: “A la hora de implementar cambios analizar datos hace la diferencia”.
Cuando regresó de Esperanza, Martínez se incorporó a la empresa familiar, pero hizo su propio camino. “Mi viejo pensó que iba a trabajar con él, pero decidí tener mis propios clientes. Él siempre les enseñó a muchos recién recibidos, pero yo quería hacerlo por mi cuenta”, sostiene y sigue: “Trabajamos bajo la misma empresa, pero con distintos clientes. Siempre hice más tambo que cría y encontré ese nicho, en mi zona, reemplazando a veterinarios que venían desde lejos. Empecé por las urgencias y fui quedando. Así, me fui especializado en producción, nutrición y sistemas lecheros. Hoy, asesoro cinco tambos grandes y algunos más chicos”.
A su vez, en 2013, su familia compró Tambo San Benito, un establecimiento que, hoy, suma 340 vacas en ordeñe y en el cual su padre colaboró por muchos años. “Muchas familias se deben un cambio generacional. Es evidente que en la mayoría de los campos donde ya participa la nueva generación hay otra visión para trabajar y esto se ve sobre todo en el manejo de datos y los costos de producción”, sintetiza Martínez que, a la hora de comunicar, siempre prioriza los tips que pueden mostrar rápidos retornos de la inversión. “La plata nunca alcanza, pero a veces se logran mejoras solo con pequeños cambios en los planteos”, asegura y suma un ejemplo: “Hace algunos años, la mortandad en guacheras oscilaba entre el 12 y 15% en nuestra zona. En los últimos años, pudimos reducirla a menos del 3% y en nuestro tambo a solo 0,5%. Esos cambios no requirieron ningún tipo de inversión, solo un proceso de enseñanza a los empleados sobre el trabajo de calostrados y tratamientos de urgencias”. Martínez no duda en ilustrar los beneficios: “Un ternero con buen calostrado vive 20% más de tiempo y produce hasta un 10% más cuando es adulto a partir de menores incidencias de mastitis, rengueras y otras enfermedades”.

El rol de la tecnología

“El acceso a información cambió muchísimo sobre todo porque antes pasaban cinco o seis años entre que salía alguna novedad, se traducía y llegaba a la Argentina. Ahora, es inmediato y abundante, por eso hay que saber filtrar”, advierte Martínez que, a su vez, es miembro de un grupo de WhatsApp con 80 profesionales donde suelen debatir.
A lo largo de los años, el profesional fue sumando experiencia no solo en reproducción sino también nutrición en los rodeos lecheros. “Muchas enfermedades se evitan con la vacunación, pero la nutrición suele ser esencial para lograr una buena sanidad. Todo está entrelazado”, resume Martínez.

“Muchos productores no saben hacer los números, pero los sistemas son rentables y gran parte de la eficiencia surge a partir del correcto manejo de datos”.

“No soy una persona rutinaria, me gusta probar cosas nuevas, sobre todo porque tenemos acceso a mucha información. El tambo familiar es un cliente más y junto a mi padre solemos hacer cambios a pequeña escala, al ver los resultados y el rendimiento, los hacemos masivos, y después suelen replicarse”, repasa y agrega: “Muchos productores no saben hacer los números, pero los sistemas son rentables y gran parte de la eficiencia surge a partir del correcto manejo de los datos”.
Sin embargo, la tecnología no se reduce a este último punto. “Mi padre tiene los dos hombros rotos y operados por malas posiciones en la manga, pero desde que se incorporó el ecógrafo, lo hago el doble de rápido y con menos esfuerzo físico”, compara y agrega: “Esta semana, incorporé un stick que sirve para detectar información, cada vaca tiene un caravana botón con un chip y ese palo me permite detectar cada animal y vía bluetooth tengo la información en mi celular y se actualiza para todos empleados. No solo gano tiempo y eficiencia con respecto a los errores que se podían dar en las anotaciones, sino que ya no se usa papel en absoluto”.
Para Martínez su rol en las redes aún se reduce a una cuestión de difusión. “Hoy mi presencia en Instagram a través de @vet.manuelmartinez no es un herramienta de venta o captación de nuevos clientes, pero no descarto que surjan oportunidades una vez superado el tema del COVID19”, adelanta. “Muchos colegas se ponen en contacto a partir de los posteos, incluso me han corregido errores. A su vez, muchos empezaron a imitarme y me parece fantástico. Más allá de hacerlo para mis alumnos, es bueno utilizar las redes para evitar difundir comunicaciones falsas a partir de una visión profesional”, señala el también profesor. Y completa: “Es clave ser responsable al postear información”.

 

EL TAMBO POST-PANDEMIA

La economía post-pandemia resulta todo un misterio. Sin embargo, el MV Manuel Martínez se anima a hacer algunos pronósticos. “Los costos van a seguir subiendo y los commodities van a bajar, vienen tiempos complicados, pero hay que aguantar”, sintetiza y agrega: “Siempre hubo ciclos y calculamos que todo con el tiempo se acomoda. Nosotros no hemos retrasado inversiones y las vacas comen bien todo el año. Muchos de los tambos que cerraron en gran parte tiene que ver con la falta de adaptación al uso de nuevas tecnologías y los cambios generacionales. Está claro que el proceso de concentración es un fenómeno mundial del cual la Argentina no puede escapar”.

Videla Dorna. En las oficinas de Asociación de Ideas, entrevistado en “Hablando de lo Nuestro”.

Videla Dorna. En las oficinas de Asociación de Ideas, entrevistado en “Hablando de lo Nuestro”.

Con esta frase elegimos recordar al referente de la industria veterinaria local, Ignacio Videla Dorna, quien perdiera la vida hacia fines de junio.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Ignacio Videla Dorna fue de esas personas que desde el Día 0 decidieron apoyar a MOTIVAR y darle espacio al crecimiento, vinculación y desarrollo de su equipo de trabajo. Fue de los primeros directivos de laboratorios veterinarios con los cuales comenzamos a hablar de “agregar valor”, de “marketing de servicios” y de la importancia del conocimiento al posicionarse frente a los ganaderos.
Ignacio Videla Dorna falleció a fines de junio, de manera inesperada, en la zona norte de Buenos Aires y lo primero que podemos hacer es enviar desde aquí nuestro más afectuoso saludo y reconocimiento a toda su familia.
Innovador, exigente y siempre ocupando un rol destacado en la mesa chica del laboratorio farmacéutico Syntex, Videla Dorna se ganó el respeto de los actores del mercado veterinario en base al esfuerzo y el éxito de las diversas estrategias que instrumentó en el segmento de la reproducción bovina.

CIVA 2018. Junto a Tomás Díaz y Lucas Cutaia, en uno de los eventos de MOTIVAR a los que asistió.

CIVA 2018. Junto a Tomás Díaz y Lucas Cutaia, en uno de los eventos de MOTIVAR a los que asistió.

Entre ellas se destaca el posicionamiento de la línea DIB en el marco de la Inseminación Artificial a Tiempo Fijo, técnica cuyo crecimiento exponencial en el país sin dudas se entrelaza con las acciones realizadas por el laboratorio nacional junto con los médicos veterinarios referentes en la materia.
Decenas de viajes compartimos a Tandil, Buenos Aires, (para ser parte de las Jornadas de Reproducción en Rodeos de Cría) o a Córdoba (para dar cuenta de todo lo que ocurría en el evento del IRAC).
Fiel a sus convicciones, a sus ideas y sin problema para responder ningún tipo de pregunta en torno a la agresividad de sus propuestas comerciales (como lo fue el lanzamiento del Plan Syntex SUMA en medio de una sequía extrema y del conflicto del Campo con el Gobierno en 2008/2009), Videla Dorna solía conceder a MOTIVAR entrevistas con características especiales. En los primeros minutos resolvíamos la noticia y, luego, mucha reflexión sobre el contexto, la economía, la política, la familia y la profesión.
“La experiencia no es conocimiento y si este no fluye y decanta en el mercado, no termina siendo inversión. Agregar valor es una ventaja competitiva en un mercado de comoditties”. Frases como estas eran disparadores para conversar en los pasillos de una Facultad, en el lobby de un Hotel 5 estrellas o en el estudio de Radio de nuestra oficina.
Posicionó el Premio Syntex a las tesinas de alumnos sobre reproducción animal, impulsó el debate sobre modelos de asociación entre veterinarios; discusiones sobre empresas de familia, recambio generacional y mercados.
Generó, junto a su equipo de trabajos una Base de Datos a partir de la cual planteó los factores que afectan los porcentajes de preñez en IATF en rodeos de carne.
Nuestra primera entrevista la realizamos en Matera Biz. Allí estaban Tomás Días, Julieta Terroni y Rafael Mercado, hoy todos en otras compañías del rubro. Allí insistiía en que el desafío de los veterinarios pasa por aceptar que son un sujeto económico que debe interactuar con otros.
La última entrevista fue en marzo. Antes de la cuarentena. Conversamos sobre los avances de la empresa para comercializar sus productos en Europa, su visión en cuanto a lo que serán los nuevos lanzamientos de Syntex en el mercado de la reproducción animal y la su nueva imagen, incluso con nuevas oficinas. Charlamos del mercado, de vino y de política. No llegamos a publicarla, nos ganó el destino. Una gran pérdida.

Extensión. Compartimos decenas de notas sobre el impacto de la IATF en la producción.

Extensión. Compartimos decenas de notas sobre el impacto de la IATF en la producción.

Rabia. Un problema que está lejos de ser erradicado en el país.

Rabia. Un problema que está lejos de ser erradicado en el país.

El Colegio de Veterinarios de Buenos Aires recordó la necesidad de atender de forma adecuada a los animales de compañía, respetando los cuidados esenciales, vacunándolos desde los 3 meses, una vez al año.

En estos momentos de pandemia por Coronavirus, debemos replantearnos algunas acciones cotidianas y la responsabilidad que tenemos sobre nuestros animales de compañía.
La pandemia implicó un quiebre en muchos ámbitos de nuestras vidas y nos hace repensar todo aquello que podemos prevenir, para no originar otro brote incontrolable.
El Departamento Zoonosis Urbanas del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires declaró la alerta sanitaria tras confirmarse un caso positivo de rabia en un felino del Municipio de Balcarce.
A través de esta medida se busca “evitar el pasaje” o “spillover” de una variante de virus rábico aérea, endémica en los murciélagos insectívoros de la provincia de Buenos Aires, a otras especies terrestres.
Según las estadísticas del área, en el año 2018 se han detectado y controlado 132 focos de rabia aérea; 89 focos en el 2019 y en lo que va de 2020, 45 focos detectados en murciélagos.
Ante esta situación, una vez más se destaca la importancia del rol de los veterinarios, encargados de la vacunación antirrábica en los caninos y felinos, actividad que se propicia incrementar y estimular en Centros de Zoonosis y servicios veterinarios del ámbito estatal o privado. Siempre, teniendo en cuenta las medidas sanitarias establecidas para dicha actividad, garantizando la salud y el bienestar de los animales y los humanos en este contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio.
Estar atentos
Durante la pandemia, se deben acatar ciertas medidas para controlar los focos de rabia. En primera instancia, el personal involucrado debe utilizar elementos de protección personal (EPP) de manera obligatoria y trabajar en grupos reducidos; los propietarios deben utilizar barbijo o tapabocas durante el procedimiento; y el animal debe tener bozal y estar sujetado por correa. Además, las actividades deben estar a cargo de un profesional Veterinario matriculado.

Según las estadísticas del área, en el año 2018 se han detectado y controlado 132 focos de rabia aérea; 89 focos en el 2019 y en lo que va de 2020, 45 focos detectados en murciélagos.

La rabia es una zoonosis que se encuentra controlada, pero no erradicada. Según la Organización Mundial Sanidad Animal (OIE) la rabia es una de las zoonosis más mortíferas en el mundo: causa la muerte de alrededor de 70.000 personas por año, en su mayoría niños, en los países con población más vulnerable. Más del 95% de los casos de rabia en el hombre se deben a mordeduras de perros infectados.
Esta enfermedad afecta el sistema nervioso central de los mamíferos; el virus se transmite por la saliva del animal infectado, variando el período de incubación, que pueden ser unos días a meses. Además, una vez que se presentan síntomas, la enfermedad es mortal para humanos y animales.
En la actualidad, hay más de 200 zoonosis identificadas que representan una clara amenaza para nuestra salud y para el bienestar de los animales; como así también ocasionan pérdidas en la producción con su implicancia económica.
En este contexto, El CVPBA sigue trabajando con los profesionales veterinarios para contrarrestar esta situación a través del compromiso en las tareas de vacunación, y en hacer llegar información a la población en general, ya que la prevención es la mejor medida.

Fuente: Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires.

Patricia Permetei es médica veterinaria y junto con Julieta Pereyra gestionan Vet Sur, una de las diez clínicas veterinarias de la ciudad de Ushuaia.

Guadalupe Varelli
guadalupe@motivar.com.ar

 

MV. Patricia Permetei Responsable Clínica Vet Sur. Ushuaia, Argentina.

MV. Patricia Permetei Responsable Clínica Vet Sur. Ushuaia, Argentina.

Patricia Permetei es médica veterinaria y junto con Julieta Pereyra gestionan Vet Sur, una de las diez clínicas veterinarias de la ciudad de Ushuaia. Estudió en La Plata, Buenos Aires, se especializó en pequeños animales, y volvió a la ciudad donde se crió y que siente propia para ejercer su profesión. Hoy sigue capacitándose en distintas especialidades para poder cubrir las necesidades de los pacientes y atender la demanda de una población -humana y animal- compleja. Charlamos con ella para conocer qué implica atender perros y gatos en la ciudad más austral del mundo. “Fue todo un desafío avanzar en diagnósticos basados en evidencia. Nos costó instalar la idea de que es necesario incorporar métodos para ser objetivo y no intuitivo. Con los años se va notando la diferencia”, le explicó a MOTIVAR.

1. ¿Cómo es la relación de las personas con las mascotas en la ciudad más austral del mundo?

Es muy similar a la del resto del país. Pero yo tengo el sesgo de mi trabajo; los que llegan a nuestra clínica veterinaria es porque están interesados en la salud de sus animales, los consideran parte de la familia.
Y si bien es una ciudad que crece, donde siempre se están construyendo casas, edificios y barrios nuevos, hay también muchas familias que viven en casas precarias, que no tiene una buena calidad de vida, y los perros que duermen afuera en invierno, que están atados o mal alimentados son parte de ese problema social de base.
Hay perros abandonados que tendieron a hacerse salvajes; acá hay lugares donde pueden esconderse, como las madrigueras de los conejos, que les ofrecen abrigos y también alimento. La Municipalidad se ocupa de la castración, también la Asociación Amigos del Reino Animal Fueguino, que es muy activa en este sentido. Se hace lo que se puede, pero la educación es la parte más difícil.

2. ¿Cuáles son las enfermedades de mayor prevalencia?

A diferencia de otras regiones del país, aquí no son frecuentes los parásitos externos. Sí, lógicamente están presentes las enfermedades zoonóticas y el parvovirus, que es resistente a todo, y el moquillo, aunque con menos frecuencia.
Hace poco más de un año descubrimos casos positivos de leptospirosis. Tenemos que estar atentos porque hay enfermedades que parece que no están, pero si se hacen los estudios pertinentes resulta que sí y pueden ser un problema de zoonosis.

3. ¿Cuál es la principal dificultad de la veterinaria en Ushuaia?

Lo primero que se destaca es la falta de profesionales y especialistas. Hablamos de una ciudad que tiene aproximadamente 80.000 habitantes.
No hay ninguna Universidad cerca donde estudiar la profesión y los veterinarios son pocos, alrededor de una decena, para atender esa demanda.
Los que nos vamos a estudiar afuera a veces volvemos, pero muchas veces no. Vivir acá es difícil, los inviernos son muy crudos y estamos lejos de los centros urbanos.

4. ¿Cómo impacta esa falta en la atención de los pacientes?

La primera veterinaria que trabajó conmigo viajó varias veces a hacer cursos de ecografía y hoy es la única ecografista completa en toda la provincia. Y ojalá hubiera más profesionales como ella, porque si ella no puede lamentablemente no hay quien lo haga. Y eso pasa con todas las especialidades.
Se necesitan más cirujanos, traumatólogos y demás especialistas para la gran demanda que hay en la provincia. Ojalá cambie pronto.

5. ¿Pueden hacer algo para contrarrestarlo?

Desde acá derivamos casos a un traumatólogo de Río Grande, está a 200 kilómetros y mucha gente viaja para operar su mascota allá. Cuando la situación económica estaba mejor, traíamos un traumatólogo de Buenos Aires, y llegamos a hacer tres reemplazos de caderas en perros con displasia, pero después, con la inflación, los precios se hicieron tan caros que ya no podemos traerlo.
También hay un oftalmólogo que viene desde Buenos Aires cada cuatro meses (ahora no, por la pandemia) que realiza consultas y cirugías oftalmológicas, suelen ser tres o cuatro días de trabajo muy intenso, y la gente realmente aprecia mucho la posibilidad de atenderse con un especialista de esa magnitud. Hay personas que deciden viajar con su animalito y operarlo en Buenos Aires pero la realidad es que son casos muy puntuales, no son más por un tema de costos.

6. ¿Por qué no se realiza con más frecuencia?

Uno de los problemas que tenemos para traer especialistas es que hay leyes provinciales que no permite que vengan profesionales de otras provincias a ejercer aquí si no se matriculan.
Se supone que son normas para proteger el trabajo, pero en la realidad, en esta ciudad, solo achican la posibilidad de crecimiento profesional porque trabajo hay para todos.
Finalmente -y en la práctica- se convierten en trabas burocráticas que limitan la posibilidad de traer especialistas.

 

Esta herramienta financiera permite determinar el momento en el cual las ventas alcanzan a cubrir los gastos. Se trata de información clave para entender el negocio y actuar en favor de la ganancia.

José Luis Villaluenga
www.rentabilidadveterinaria.com

Determinar el punto de equilibrio es uno de los elementos fundamentales en cualquier tipo de negocio. ¿Por qué? Porque permite averiguar el nivel de ingresos necesario para cubrir los costos totales de una empresa o, dicho de otra forma, el nivel de ingresos que cubre los costos fijos y los costos variables.
Sirve tanto en un negocio que ya está funcionando, como en otro que está por abrir. Además, en este último, permite saber si los supuestos teóricos estimativos son coherentes y racionales.
Repasemos. Existen dos tipos de costos / gastos: variables y fijos.
Los primeros son fundamentalmente los de las compras a proveedores (medicamentos, alimentación, test serológicos, reactivos, etc). Los segundos, se desglosan en tres grandes partidas: gastos de personal, de estructura (o generales) y financieros.
Por otro lado, los ingresos.
La diferencia entre los ingresos en un periodo (generalmente un año) y el total de gastos en ese mismo periodo es lo que se conoce con el nombre de beneficio.

En la veterinaria

Si seguimos este hilo, cuando abrimos nuestra veterinaria tendremos ingresos y gastos. Y habrá un momento que los ingresos sean exactamente igual a los gastos totales. Cuando esto se consigue, este valor en dinero (o traducido a otro tipo de unidades, como visitas, tickets de venta, etc.) será el punto de equilibrio.
Esto nos sirve, por ejemplo, para conocer cuántas visitas diarias necesitamos para generar la cantidad de ingresos que cubran nuestros gastos totales diarios.
Antes de montar una clínica, calcular este valor es fundamental para saber si es financieramente interesante o no. Además, ayudará a calcular el tiempo que aproximadamente llevará hasta comenzar a conseguir beneficios.
Es, en definitiva, una herramienta financiera que te permitirá determinar el momento en el cual las ventas cubrirán exactamente los costos-gastos.
Es algo muy importante y también fácil de calcular.
Se habla y escribe mucho sobre este tema, seguramente ya lo conocen, pero… ¿saben calcularlo? En este artículo les cuento cómo hacerlo.

Un caso hipotético

Veamos el caso de una empresa que vende un solo producto siempre del mismo tamaño: bolsas de alimento balanceado, por ejemplo.
Una le cuesta a la empresa €35 y lo vende a €50. El margen es del 30% (50-35 = €15). Si los costos fijos anuales de la empresa son de €100.000, el punto de equilibrio se calcula de la siguiente forma:

Costos fijos anuales / Margen
= Número de unidades que necesita
vender al año.

Si el punto de equilibrio es de €100.000 por año y el margen es de €15 por unidad de alimentos, entonces: 100.000 / €15 = 6.667.
Esas son las unidades de bolsas de alimentos balanceados que debe vender por año. Si lo dividimos entre doce meses, nos indica que la empresa necesita vender 556 unidades por mes para cubrir los gastos. Es decir que comenzará a ganar dinero a partir de la bolsa 557.

Un caso real

¿Qué ocurre realmente en nuestras clínicas? Los veterinarios vendemos servicios y productos, cada uno con sus propios márgenes. Por lo que el sistema anterior no puede aplicarse de forma adecuada.
Veamos un caso real, basado en una clínica veterinaria de España, ubicada en un barrio con clientes de estatus social medio-alto, en Madrid: abre de lunes a viernes mañana y tarde, y los sábados solo por la mañana. Las urgencias las deriva a un centro especializado. Trabajan dos veterinarios y un auxiliar a jornada completa, y una peluquera cuatro tardes a la semana.
Estos son sus números anuales:

  • Facturación: €250.000.
  • Costos variables: €75.000 (30%).
  • Costos fijos: €150.000 (60%).
  • 1.300 clientes activos.
  • Media de visitas: 4.
  • Ticket promedio: €52,88.

¿Cómo calculamos el punto de equilibrio?

1. Calcular los costos fijos diarios de apertura. Dividimos los costos fijos anuales por 275 días. Eso nos da el monto que le cuesta a la clínica abrir cada día, entren o no clientes. En este caso, €545,45. Este el monto mínimo que tiene que ingresar por día para cubrir los costos fijos.
2. Calcular el costo variable medio por visita. Tenemos que dividir los costos variables por el número de visitas totales, que se obtiene de multiplicar la cantidad de clientes por la media de visitas.

Costos variables: €75.000
/ Número visitas totales: 5.200 (1.300×4)
= Costo medio por visita: €14,42

3. Calcular el margen de contribución de los servicios (de una consulta), que se obtiene de restar los costos variables de visita por el ticket promedio.

Precio medio de venta
(ticket promedio): 52,88
– Costo medio por visita: 14,42
= Margen de contribución: €38,46/visita

Este margen de contribución es de casi el 73%, es decir, (38,46/52,88) x100.

4. Calcular el punto de equilibrio. En este caso usaremos como medida las visitas diarias. El cálculo que debemos hacer es dividir los costos fijos diarios por el margen de contribución que acabamos de obtener.

Costos fijos diarios: €545,45
/ Margen de contribución: €38,46/visita
= Punto de equilibrio: 14,18 visitas/día

5. Así llegamos al punto de equilibrio final, que consta de la suma del costo fijo diario y el costo variable diario, que obtuvimos de multiplicar el número de visitas por el costo medio por visita.

Costos fijos diario: €545,45
+ Costo variable diario
(14,18 visitas x €14,42/visita)
= Punto de equilibrio final: €749,93

Es decir, si la clínica recibe la media de visitas estimado (14) para cubrir los costos fijos y variables, que representan un ingreso aproximado de €750, alcanzará el punto de equilibrio. Todo lo que facture por encima de ese monto serán ganancias. Si no lo alcanza, irá a pérdida.

Gestión de cifras en equipo

Para calcular el punto de equilibrio es necesario obtener datos sobre: ingresos, número de visitas, ticket medio, media de visitas (mensual, trimestral o anual); y datos de la gestoría-asesoría externa: ingresos (que deberían de coincidir con los del programa de gestión; siempre sin IVA), los gastos variables y los gastos fijos reales. Será clave contar con un sistema informático. Se puede confeccionar una tabla de Excel (Ver Figura 2).
Mi consejo es que una vez que lo tengas determinado se lo comuniques a todo el equipo de la clínica, para que sepan realmente los costos diarios de la actividad y se involucren para lograr estar día a día por encima del punto de equilibrio. Mi experiencia me dice que cuando un equipo conoce los costos de apertura diarios y el punto de equilibrio, se involucran más en su trabajo, trabajan mejor en equipo y se comprometen más con los objetivos de la clínica.
Cada año deberá calcularse el punto de equilibrio y valorar su evolución histórica a lo largo de los años. Lo lógico es que suba cada año, ya que subirán tanto los costos variables como los fijos; esto nos ayudará a interiorizar que debemos subir los ingresos en igual o mayor proporción y nos forzará a poner en marcha herramientas para conseguirlo: subida de precios anual, más clientes activos, más visitas y/o más ticket medio.
Si aún no lo hicieron, pónganlo en práctica en su centro veterinario.
Se sorprenderán de los resultados.

Mes de junio de 2020
N° visitas diarias Costes fijos diarios Costes variables diarios Costes totales Ingresos diarios Beneficio diario
0 545.45 0 545.45 0 -545.45
1 545.45 0 545.45 52.88 -492.57 52.88
2 545.45 28.84 574.29 105.76 -468.53 52.88
3 545.45 43.26 588.71 158.64 -430.07 52.88
4 545.45 57.68 603.13 211.52 -391.61 52.88
5 545.45 72.1 617.55 264.4 -353.15 52.88
6 545.45 86.53 631.98 317.28 -314.7 52.88
7 545.45 100.95 646.4 370.16 -276.24 52.88
8 545.45 115.37 660.82 423.04 -237.78 52.88
9 545.45 129.79 675.24 475.92 -199.32 52.88
10 545.45 144.21 689.66 528.8 -160.86 52.88
11 545.45 158.63 704.08 581.68 -122.4 52.88
12 545.45 173.05 718.5 634.56 -83.94 52.88
13 545.45 187.47 732.92 687.44 -45.48 52.88
14 545.45 201.89 747.34 740.32 -7.02 52.88
15 545.45 216.31 761.76 793.2 31.44 52.88
Punto de equilibrio
16 545.45 230.73 776.18 846.08 69.9 52.88
17 545.45 245.15 790.6 898.96 108.36 52.88
18 545.45 259.57 805.02 951.84 146.82 52.88
19 545.45 273.99 819.44 1004.72 185.28 52.88
20 545.45 288.41 833.86 1057.6 223.74 52.88

 

Vetanco e INTA organizaron una Jornada Virtual de Bioinnovo. Brindaron una actualización sobre el tema con la participación de especialistas.

Durante la jornada organizada por Vetanco y el INTA sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la diarrea neonatal en los bovinos, el MV Martín Allassia, profesor adjunto de la Práctica Hospitalaria de grandes animales FCV -UNL, brindó una charla con el título “¿De qué se enferman nuestros terneros?”.
Destacó que las enfermedades de la crianza son multifactoriales, donde no sólo intervienen agentes microbianos, sino que tienen un papel decisivo determinados factores ambientales, nutricionales y de manejo.
Allassia clasificó las patologías en esta etapa según su origen en Etopatías, Tecnopatías y Ecopatías, que tienen que ver en la manera de actuar, cambios de conducta, instalaciones defectuosas, errores de diseño, falta de rotación de preparto y crianza.
Un ejemplo de tecnopatías o enfermedades causadas por instalaciones defectuosas o errores de diseño “es el caso de las guacheras mal diseñadas, donde existe sombra de forma permanente, aquí el suelo no se seca y los terneros están expuestos a muy altas cargas microbianas”, señaló.
También se refirió a la interpretación de signos y lesiones, además de hacer hincapié en los tratamientos: “Se observa un abuso del uso de antibióticos, con lo cual se registra resistencia a los medicamentos del mercado. En muchas ocasiones el tratamiento con hidratación es suficiente, por eso nunca se debe cortar la leche”, destacó Allassia.
Por su parte, la Dra. Viviana Parreño de INTA Castelar, realizó una presentación sobre la historia de la Diarrea Neonatal del Ternero (DNT) en la Argentina y respondió al interrogante: ¿por qué desarrollar Bioinnovo Terneros? La especialista mostró datos de estudios realizados en la cuenca lechera Mar y Sierras donde se llegó a la conclusión de que el pico de casos de DNT se daba a partir de las dos semanas de edad, momento en el cual se genera una ventana inmunológica que aumenta el riesgo de contraer enfermedades infecciosas.
El Rotavirus es el agente de mayor prevalencia, ya que se encuentra en el 63% de los establecimientos. En este sentido, Parreño explicó las estrategias para manejar la enfermedad, resaltando la importancia de vacunar a la madre para proteger al ternero.
La hembra gestante se debe vacunar 60 y 30 días preparto para así elevar los niveles de anticuerpos en el calostro.
También remarco que los valores observados a campo son preocupantes, debido a que sólo un 25% de los establecimientos vacunan contra la diarrea neonatal.

Hacia el control

Aún en rodeos vacunados y con un manejo adecuado, se observa en los primeros 20 días de vida un descenso importante en los niveles de anticuerpos de los terneros. Aquí surge la pregunta: ¿qué más podemos hacer?”. Bioinnovo, la primera empresa público-privada de Base Tecnológica (EBT) formada por Vetanco SA e IncuINTA, decidió desarrollar Bioinnovo Terneros, un producto pensado y diseñado para combatir la diarrea en los terneros. Bioinnovo Terneros contiene altos niveles de anticuerpos específicos contra Rotavirus y Coronavirus bovino, transformándose en el primer producto con actividad antiviral de la industria ganadera, y contra E coli y Salmonella, dos de las principales bacterias asociadas a la DNT.
Este producto se basa en la tecnología IgY (inmunoglobulinas de yema de huevo), es no transgénico, no genera resistencia microbiana y es capaz de mejorar la respuesta inmune a nivel intestinal, lo que reduce la necesidad del uso de antibióticos, minimizando la aparición de cepas multi-resistentes. Pero sobre todas las cosas este producto es muy efectivo y cuenta con múltiples ensayos que lo avalan.

Fuente de la información: Vetanco.

Llega Overmectina Triplex, “una combinación inyectable de Ivermectina, Levamisol y Clorsulón”, para bovinos y ovinos.

El laboratorio OVER anunció a fines de junio pasado la llegada al mercado veterinario argentino de Overmectina Triplex, un nuevo antiparasitario de la empresa.
“Se trata de la primera combinación inyectable de Ivermectina, Levamisol y Clorsulón aprobada para uso en bovinos y ovinos”, destacaron desde el laboratorio nacional, ubicado en San Vicente, Santa Fe. Y agregaron mediante una gacetilla de prensa: “Overmectina Triplex es un antiparasitario externo e interno con acción fasciolicida. En pruebas a campo obtuvo 100% de eficacia contra parásitos gastrointestinales y Fasciola hepática en bovinos”.
El nuevo antiparasitario posee una excelente jeringabilidad y se presenta en frascos de 500 ml de contenido neto incluyendo un envase individual de hojalata multifunción.

 

Se llevará adelante los días 20, 21 y 22 de agosto y contará con speakers y referentes de nivel nacional e internacional. Es abierto y no arancelado.

Sabemos las dificultades actuales para el normal desarrollo de las diferentes actividades productivas, académicas y socioculturales. Es por eso que la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Tecnologías Embrionarias (SATE) ha decidido organizar su 5° edición del Congreso Internacional 2020 en formato online”.
Así de claro y contundente fue el mensaje enviado desde la SATE hace unas semanas para anunciar la realización de esta jornada los días 20, 21 y 22 de agosto de este año.
Su contenido se refiere a “las biotecnologías de precisión para una ganadería eficiente”. El evento se desarrollará en tres bloques temáticos divididos en tres encuentros, adaptando el programa científico a esta nueva modalidad.
“Para el mismo hemos convocado a speakers y referentes de nivel nacional e internacional, el formato propuesto es abierto y no arancelado (sin pago de inscripciones por parte de los asistentes), y por la plataforma. De esta manera nos aseguramos estar presentes no solo a nivel nacional, como lo veníamos haciendo en las anteriores ediciones del congreso, sino darle un alcance internacional con fuerte llegada a toda región latinoamericana”.

¿Quiénes serán los disertantes?

Ya han confirmado su asistencia: Pietro S. Baruselli (Brasil); Alexandre Souza (Brasil); Alejo Menchaca (Uruguay); Gabriel Bó (Argentina); Javier de la Mata (Argentina); Horacio Larrea (Argentina); Juan Carlos Tschopp (Argentina) y Mario Nigro (Argentina).
Más información: secretariasate@gmail.com / adrianvater@gmail.com.

Se trata de un avance tecnológico generado por científicos argentinos que reemplaza pruebas más costosas y permite conocer la protección que tienen los animales frente a una cepa de campo.

Investigadores del INTA y del Conicet presentaron una nueva técnica serológica que sirve para evaluar anticuerpos y medir la respuesta inmune contra este virus en cerdos. Se trata de un avance tecnológico que reemplaza pruebas más costosas y permite conocer la protección que tienen los animales frente a una cepa de campo. Este desarrollo nacional, que ya se aplica en laboratorios especializados de todo el mundo, fue publicado recientemente en la revista científica Plos One. “El objetivo fue desarrollar técnicas serológicas para evaluar diferentes aspectos de la respuesta de anticuerpos contra el virus de la fiebre aftosa en cerdos vacunados”, destacó Alejandra Capozzo, investigadora del CONICET en el Instituto de Virología e Innovaciones Tecnológicas (IVIT) del INTA y a cargo de la investigación.
El virus de la aftosa representa un riesgo latente para todos los países –desarrollados y en vías de desarrollo– con actividad ganadera. La nueva técnica serológica demuestra que es posible contar con una nueva forma de hacer los tests de ELISA para reemplazar la seroneutralización, una técnica para la detección de anticuerpos frente al virus.
En este caso, con la novedad de que utilizaron partículas virales purificadas que pueden prepararse a partir de cualquier virus de campo.
Este desarrollo, que permite caracterizar otros aspectos de la respuesta inmune, contó con la participación de Florencia Mansilla, Cecilia Turco, María Cruz Miraglia y Mariano Pérez Filgueira, investigadores del INTA y del Conicet en el IVIT; Fernando Bessone, del INTA Marcos Juárez –Córdoba– y Juan Manuel Sala, del INTA Mercedes –Corrientes–.
“La puesta a punto de la técnica de ELISA permite hoy evaluar la eficacia de vacunas nuevas”, detalló Mansilla y agregó: “Se trata de varias técnicas asociadas destinadas a medir distintos aspectos de la respuesta inmune como la maduración de la avidez, entendida como la fuerza de pegado que tienen los anticuerpos”. Son técnicas que demostraron buenos resultados
Solución para estimaciones erróneas
Tras realizar las evaluaciones, el equipo de científicos concluyó que “cuando los laboratorios de referencia preparan antígenos para los test ELISA realizan un proceso de inactivación que puede llegar a romper por completo la integridad de la partícula provocando, al momento del ensayo serológico, la falta de correlación”. “Sus consecuencias se observan en una estimación errónea de la eficacia de la vacuna, porque no se están midiendo anticuerpos que protegen”, afirmó Capozzo y agregó: “Frente a este problema, la solución fue desarrollar test ELISA indirectos que utilizan el virus purificado pegado a la placa”.
De este modo, al colocarse allí un virus que no está desarmado genera una buena correlación entre el ELISA y la neutralización. Además, por ser más sencillas “las técnicas de ELISA sirven para medir anticuerpos protectores sin necesidad de hacer la seroneutralización”, aclaró Mansilla.
Actualmente los test para vacunos desarrollados por el equipo del IVIT, que dieron lugar a pruebas para porcinos y búfalos, están siendo validados por expertos de la FAO, la OIE y la Unión Europea. Son técnicas que ya fueron transferidas por el IVIT al Laboratorio Mundial de Referencia en Fiebre Aftosa para la OIE en Pirbright, Reino Unido, y a laboratorios de Sudáfrica y Australia.
Cabe destacar que el instituto del INTA forma parte de la Red Interinstitucional de Investigación y Desarrollo en Fiebre Aftosa (RIIDFA), generada luego de la crisis de 2001 a partir de la unión de laboratorios del organismo con otros del Conicet, Senasa y Biogénesis Bagó SA, empresa nacional de manufactura de vacunas antiaftosa.
El INTA forma parte de la Red Global de Investigaciones en Fiebre Aftosa que nuclea a más de 30 laboratorios de todo el mundo.

Infografía. Otro adelanto nacional.

Infografía. Otro adelanto nacional.