fbpx
MOTIVAR- Descarga Mayo 2020 – Header
HomeEdición Impresa“Preñar una vaquillona en tiempo y forma, determina toda su vida productiva”
VISIÓN CLAVE PARA LOS ASESORES VETERINARIOS

“Preñar una vaquillona en tiempo y forma, determina toda su vida productiva”

El uso de la inseminación artificial a tiempo fijo (IATF) permite preñar muchas vaquillonas el primer día de servicio, entre 35 y 60%.

Santiago Pérez Wallace
y Nicolás Zabala. Zoetis Argentina
santiago.perezwallace@zoetis.com

La cría arranca con la preñez de la vaquillona”, escuché decir a un hombre que sabía mucho de manejo de rodeos bovinos. Sin lugar a duda, preñar una vaquillona en tiempo y forma determina toda su vida productiva posterior.
Es común que muchos veterinarios consulten por un mal resultado en vaquillonas. La intervención profesional frecuentemente llega cuando los animales son revisados para entrar a un protocolo de IATF. En ese marco, hay una gran cantidad de factores que son determinantes para el desarrollo reproductivo y para la madurez reproductiva de la vaquillona que va a determinar su posterior desempeño.
Una de las principales limitantes es la calidad de recría.
El objetivo del Webinar desarrollado por el equipo técnico de Zoetis fue discutir con veterinarios algunos conceptos respecto al servicio de vaquillonas y cómo pueden influenciar distintos parámetros en la preñez con inseminación artificial a tiempo fijo (IATF) y en el desempeño reproductivo.

¿Adónde debemos apuntar con un servicio de vaquillonas?

  • Períodos cortos de servicio: idealmente no deberían exceder los 45-60 días.
  • 80% de preñez en dos ciclos (o 24 días si hacemos una IATF): de esta manera nos aseguramos de que produzcan más durante toda su vida productiva.
  • Evitar dificultad al parto: mediante el uso de toros o semen con probada facilidad de parto y/o bajo peso al nacer.
  • Edad de servicio acorde al campo: se puede realizar servicio de 15 meses, 20 meses o 24 meses. Un servicio precoz puede traer dificultades para preñar en el segundo o tercer servicio acortando su vida productiva.
  • Época de parición: es clave asegurarnos, principalmente en servicios de fin de otoño/invierno o primavera temprana, una adecuada nutrición durante el posparto para asegurar una buena reproducción posterior y más kilos de destete.

Otra limitante es la cantidad de vaquillonas que llegan púberes al inicio del servicio. La nutrición, también juega un rol primordial para alcanzar la pubertad: así como una nutrición insuficiente puede retrasarla, una adecuada nutrición puede llevar a adelantarla. Por otro lado, un reiterado motivo de consulta son lotes de servicio de 15 meses que por cuestiones de manejo o climáticos llegan a peso de servicio a fuerza de suplementación con concentrados en los últimos dos meses previos al servicio donde los resultados en de la IATF y del repaso no son buenos.
En estos casos el peso no asegura pubertad, ni un adecuado desarrollo del animal. Dentro de las herramientas que tenemos para trabajar, sin dudas las más importantes son asegurarnos una buena recría, sanidad, y nutrición durante el servicio.

Debemos participar en la sanidad y la recría de esas terneras y tomar decisiones a tiempo y no llegar cuando la preñez no es la deseada.

A la sanidad

Observando lo sanitario, no tenemos que descuidar el tema parasitario. Los diagnósticos de resistencia a fármacos antiparasitarios son cada vez más comunes y se ha demostrado que las terneras con altos recuentos de parásitos tienen una pubertad más tardía y menos desarrollo del aparato genital. Otras herramientas en las que queremos introducirnos son los tratamientos hormonales para IATF o sincronización para servicio natural. La utilización de dispositivos con progesterona en vaquillonas prepúberes estimula la pubertad, permitiendo preñarlas más temprano.
Es clave comprender que el uso de la IATF permite preñar muchas vaquillonas el primer día de servicio (entre 35 y 60%). El porcentaje de preñez a la IATF va a depender principalmente si el animal está púber.
El cuestionamiento aquí podría ser si hacemos la inversión en sincronización: ¿por qué no invertir en semen de probada calidad? A la vez, recomendamos siempre la revisación preservicio de vaquillonas en lotes de IA para detectar preñeces de robo, y para servicio natural siempre que el profesional lo considere necesario para intervenir en el servicio. Es de fundamental importancia hacer una buena anamnesis. Esto permitirá evaluar los posibles destinos: servicio con toros, sincronización y toros, IATF, IATF y resincronización, o atrasar el servicio para la próxima temporada en casos más extremos.
Para concluir, los veterinarios con su asesoramiento son los responsables de lograr el éxito reproductivo y lograr predecir el resultado. Debemos participar en la sanidad y la recría de esas terneras y tomar decisiones a tiempo y no llegar cuando la preñez no es la deseada.

comments

Valoración: