fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
Home2020mayo (Page 4)

El organismo creó el Programa de Fiscalización y Monitoreo en medios digitales para evitar la venta de sustancias prohibidas, entre ellas productos veterinarios, que pueden atentar contra la salud de los consumidores.

La era tecnológica impulsó el crecimiento de la comercialización por internet de productos veterinarios destinados a mascotas, animales no domésticos; alimentos para animales, fertilizantes y agroquímicos, entre otros.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) es el organismo del estado nacional encargado de controlar la producción y comercialización de este tipo de productos, establecido por la Ley N° 27.233, que declara de interés nacional la sanidad de los animales y los vegetales.

Para fortalecer el control en la creciente venta on line de este tipo de productos, subproductos y/o derivados de origen animal y vegetal y evitar la venta de sustancias prohibidas (incluídos los productos veterinarios) que pueden atentar contra la salud de los consumidores, el Senasa creó el Programa de Fiscalización y Monitoreo en medios digitales.

La Resolución 344/20, publicada hoy en el Boletín oficial, con la firma del presidente del Senasa, Carlos Paz, establece que el Programa – que no genera nuevas erogaciones – funcionará en el ámbito de la Unidad Presidencia del organismo estatal y su articulación estará a cargo de la agente Rosina Leicht Ziegler.

“Este Programa nació por una iniciativa del Senasa y contamos con el apoyo y colaboración de la ANMAT, cuya experiencia nos fue muy útil. El año pasado se firmó un convenio para monitorear la venta de este tipo de productos con Mercado Libre y ahora extendemos nuestra acción a todo el espectro de la venta digital”, explicó Paz.

Destacó que “de esta forma también estamos ordenando el registro de productos que se venden por los canales digitales y combatiendo la venta ilegal de aquellos que pueden afectar la salud de los consumidores”.

“Es un gran logro para el Senasa utilizar esta herramienta de fiscalización digital. Nos enorgullece que nuestros profesionales hayan desarrollado este Programa que nos pone a la par de otros organismos técnicos del Estado”, concluyó el titular del Senasa.

Entre las funciones del nuevo Programa figuran, además, la firma de convenios con actores públicos y privados para implementar el control en la venta de productos de origen animal y vegetal que se expidan de forma digital; articular con las áreas del Senasa las acciones a desarrollarse para concretar los convenios que se suscriban y detectar anuncios o avisos publicitarios efectuados por usuarios de los sitios web, que pudiesen hallarse en infracción a la normativa sanitaria vigente.

De esta forma el Senasa amplía su radio de acción, en el marco de su competencia respecto a los productos, subproductos y/o derivados de origen animal y vegetal contemplados en el Artículo 1° de la Ley N° 27.233, lo que permitirá detectar anuncios o avisos publicitarios efectuados por usuarios de los sitios web que pudiesen hallarse en infracción a la normativa sanitaria vigente.

Con el auspicio de la línea de vacunas veterinarias CDVac, el martes 5 de mayo, desde las 19 horas, se realizará un Webinar a cargo del analista y consultor ganadero Víctor Tonelli y el experto en clima del INTA, Pablo Mercuri.

El Laboratorio CDV sigue invirtiendo en acciones concretas con el objetivo de llevar información de valor, que aporte al día a día de veterinarios y productores ganaderos de toda la Argentina.

“En ese sentido, vemos que temas como el clima y los mercados son centrales en la dinámica de los campos y los profesionales que en ellos trabajan”, asegura el Director Comercial de CDV, Fernando Matticoli. Y agrega: “Más allá del positivo impacto que ha tenido en el sector la llegada de nuestra vacuna antiaftosa, buscamos ahora difundir todos los beneficios de nuestra línea de biológicos para bovinos CDVac, integrada por:

¿Conocés la línea de vacunas de CDV?
Click aquí

Con estos objetivos en mente, el próximo martes 5 de mayo, a partir de las 19 Hs. y con el auspicio de CDVac, se desarrollará el Webinar “Hablemos de Clima y Ganadería con los que más saben”. De esa jornada participarán:

  • Víctor Tonelli (Lic. En Ciencias Agrarias – Consultor Ganadero), quien expondrá sobre el “Escenario actual de la ganadería y expectativas”.
  • Pablo Mercuri (Ingeniero en Producción Agropecuaria – Director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA), con el tema: “Criterios para tomar decisiones climáticamente inteligentes)”.

Los interesados en acceder a estas conferencias de manera gratuita ya pueden registrarse en este link: cdv.com.ar/webinars-cdvac/ para reservar su lugar y mantenerse al tanto de información más que relevante para los tiempos que corren.

 

 

“También será una buena oportunidad para contarle tanto a veterinarios, como a productores todas las inversiones y las novedades en las cuales estamos trabajando”, aseguró Fernando Matticoli, gerente comercial de CDV, laboratorio que fue galardonado por la revista británica Animal Pharm, como la mejor empresa veterinaria de Latinoamérica en el año 2019.

 

 

Frente a la cada vez mayor participación de los gatos en los hogares de todo el mundo, resulta clave que los veterinarios informen correctamente a los dueños o tutores de estas mascotas.

Vet. Pablo J. Borrás MSc.
pablojesusborras@gmail.com

Dicen que los gatos son la “mascota del futuro”, probablemente por una suma de características: son independientes, se adaptan a las circunstancias modernas y no requieren sacarlos “afuera” para que hagan sus necesidades.
Obviamente, los felinos requieren una serie de cuidados especiales para asegurar, no solo su salud, sino su bienestar. Su número va en aumento día a día, sumando fans por doquier. Esta tendencia es global y hay cada vez más propietarios (o tutores) de diferentes países que los eligen.
Rusia registra, que, en el total de sus mascotas, el 57% son gatos.
Estas cifras son seguidas por Francia y Estados Unidos. Argentina no es la excepción, se estima que la población felina es de 6.300.000 (Pet Ownership Study MARS 2016) y su número sigue creciendo.
Si preguntamos a la población en general una zoonosis que está asociada a los gatos creo que la primera respuesta sería: Toxoplasmosis. Por otro lado, un mito es una narración fabulosa en donde se atribuyen características a un personaje o a algo que en realidad no es cierto.
Y en esta enfermedad, hay una serie de mitos que, los colegas, debemos ir derribando. Y a la Toxoplasmosis se le ha atribuido el “no toques a los gatos que te podés contagiar”, “si estás embarazada tenés que deshacerte de tu gato” y otros sinfines de cuestiones.
Por lo tanto, es el deber de los veterinarios ir desenmascarando y derribando estos “mitos”. Según la OMS, la Toxoplasmosis es la zoonosis parasitaria más prevalente a nivel mundial. Las personas se contagian de diferentes maneras: con mayor frecuencia, por el consumo de carne mal cocida o sin procesos térmicos (como los embutidos).
Pero también, puede ser por el consumo de verduras y/o frutas mal lavadas que contengan los ooquistes infectantes o por contaminación de las manos, con estas formas parasitarias, cuando se hacen algunas actividades como la jardinería.
Y es verdad, que la enfermedad es grave cuando una mujer adquiere por primera vez la infección durante la gestación. Por eso, la importancia de los controles serológicos y los chequeos médicos durante el embarazo.

¿Entonces que pasa con el gato?

Los gatos, cuando se infectan por primera vez, eliminan ooquistes del parasito al medio ambiente. Pero hay que aclarar cosas: una, lo eliminan (hasta donde sabemos) en un solo momento. Generalmente es cuando son jóvenes, pero no siempre. Y segundo, los ooquistes necesitan, al menos, un día para convertirse en infectantes (para contagiar a la gente). De acá se desprende algo clave: la limpieza diaria de la caja de arena.
Esto se debe hacer, obviamente, con desinfectantes, pero la clave es hacerlo con agua bien caliente para destruir al parasito. Y la limpieza diaria se debe realizar, no solo por esta causa, sino por otros patógenos que puede haber en la materia fecal (por ejemplo, Salmonella o Campylobacter) y simplemente, por hábitos de higiene domiciliarios.
Otra cosa que nos preguntan: “¿Puede mi gato dormir con mi hijo? ¿Puede usar el sofá de la familia? ¿Puedo abrazarlo?”.

Con sólidas evidencias científicas, dejamos tranquilos a los propietarios: el contacto estrecho con los gatos no es fuente de infección de toxoplasmosis para los humanos.

Estas preguntas, que han hecho numerosos propietarios a lo largo del mundo y de la historia moderna, han generado la siguiente respuesta: no hay evidencia de que los ooquistes maduros estén en el pelo de los gatos.
Por dos motivos: porque no pueden madurar en el pelaje de los gatos y porque los gatos tienen estrictos hábitos de limpieza.
Con solidas evidencias científicas, dejamos tranquilos a los propietarios: el contacto estrecho con los gatos no es fuente de infección de toxoplasmosis para los humanos.

Claves

Las medidas que debemos dar los veterinarios a los propietarios consisten en la correcta limpieza de la caja higiénica: debe realizarse en forma diaria. Por otro lado, para cuidar la salud de los gatos, evitar que tengan hábitos de cacería (¡que, en algunos casos, será imposible!) y suministrar dietas seguras. La congelación para inactivar los quistes de Toxoplasma gondii en la carne es un tema controversial, ya que se debe asegurar una temperatura de -21 ° C en forma continua por más de 5 días.
Los freezers que tenemos en nuestro hogar no llegan a la temperatura, que generalmente es de -18°C. Siempre es recomendable, que, si indicamos una dieta casera, los alimentos de origen cárnico sufran una correcta cocción. ¿Cómo sabemos si se cocinó bien? Cuando el color de la carne no presenta núcleos rosados o rojos en ninguna parte.
El rol de la salud pública también está en los consultorios de mascotas. Asesorando, asegurando salud y bienestar para los animales. Nuestro rol es clave; tenemos, por delante, que derribar “muchos mitos” sobre las zoonosis y las mascotas.

Para la foto. Los asistentes compartieron una media jornada previo a la cuarentena obligatoria.

Con una amplia gama de productos, la firma convocó a distribuidores y veterinarias en San Antonio de Areco, Buenos Aires, para compartir las nuevas tendencias sobre la sanidad de los caballos.

Nicolás de la Fuente
redaccion@motivar.com.ar

Previo a lo que terminó siendo la cuarentena masiva y obligatoria como medida para mitigar la propagación del Coronavirus en el país, el año había comenzado siguiendo la tendencia de los anteriores. Con lanzamientos y novedades.
Tal fue el caso de Sport Horse, empresa que organizó una jornada en el Museo Las Lilas de San Antonio de Areco, Buenos Aires, a fin de compartir las tendencias del sector vinculado a la sanidad de los caballos en el país y mostrar su línea comercial a un grupo de referentes del canal comercial.
Allí se hizo presente el equipo de MOTIVAR, para asistir a un encuentro que se dividió en tres etapas.
Una introducción en la cual se destacó la trayectoria de la empresa y sus fundadores, Diego y Arturo Baldini, profesionales reconocidos en la industria hípica local.

Diego Baldini. “Queremos consolidar nuestro canal distribuidor actual y abrir las puertas a otros actores en todo el país”.

A ello siguió la presentación de las características técnicas específicas de los productos de Sport Horse. Finalmente, se destacó la participación de la empresa en distintos medios de comunicación y el lanzamiento de una infografía que detalla una serie de cuestiones a considerar por los profesionales veterinarios en materia de Bienestar Equino (Ver Infografía).
En diálogo con el titular de la firma, el MV. Diego Baldini acerca de lo que fue el evento, comentó: “Hicimos una presentación comercial de la línea, donde la idea era que los asistentes conocieran nuestras últimas noveades, más allá de repasar las distintas alternativas que ya conocían del laboratorio”. Y agregó: “Apuntamos a consolidar nuestros actuales distribuidores y abrir las puertas a nuevos actores en todo el país”, sostuvo Baldini.

Cabe destacar que la línea de Sport Horse cuenta con 39 productos veterinarios destinados al sector equino, algunos con años en el mercado y otros recientemente presentados. “Buscamos contarle a veterinarios y distribuidores que nuestra propuesta tiene un valor agregado”, agregó nuestro entrevistado.
“Creemos haber aportado una serie de soluciones espcíficas que no existían en el rubro. Con esa vocación hemos ido completando la línea”, explicó Baldini.
Y reforzó: “Apostamos por que los profesionales utilicen los productos y vean ellos mismos sus resultados. En eso trabajaremos a lo largo de todo este año”.

Con la mirada en el exterior

Al momento de referirse a etsa unidad de negocios estratégica para la empresa, Baldini sostuvo que actualmente exportan la línea y un producto “elaborado a demanda desde el exterior”, lo cual nos ha permitido comercializar en distintos países, desde Paraguay hasta Dubai, por ejemplo.

Bienestar equino

Hacia el final de la entrevista, el director de Sport Horse se refirió a la nueva plataforma Web sobre Bienestar Equino que se estará presentando hacia fines de este 2020. “Tenemos que apoyar al rubro porque tiene muchos puntos no aclarados. Tenemos que resaltar la importancia del bienestar animal”, agregó Baldini. Y avanzó: “generaremos un sitio Web con espacio para que los propios veterinarios aporten sus conocimientos y especialidades. Todos aquellos que se quieran sumar a esta iniciativa, serán bienvenidos. Es un tema clave que la profesión no debe pasar por alto”.

Museo Las Lilas. Los asistentes disfrutaron del lugar elegido.

Oficializaron un resultado serológico positivo a la enfermedad por la técnica de fijación del complemento.

El hallazgo fue informado el 6 de marzo por la Dirección del Laboratorio Animal del Senasa, a partir de los análisis realizados a un grupo de equinos que conformaban una cuarentena, en cumplimiento del procedimiento previo a su exportación. De la investigación retrospectiva realizada por Senasa se concluye que el grupo de equinos proviene de un establecimiento ubicado en la provincia de Santa Fe y que también estuvieron alojados en un predio de la Localidad de San Antonio de Areco, Buenos Aires.
Como acción preventiva el Senasa interdictó esos establecimientos hasta que se cuente con la información necesaria para liberar el movimiento de equinos de esos predios o tomar las medidas de contención necesarias para evitar la dispersión de la enfermedad, si fuera confirmada.

Sin dudas que las últimas han sido las ediciones más laboriosas de las 200 que lleva publicadas MOTIVAR en sus ya 18 años de vida. Lanzamientos, novedades y una serie de entrevistas sin desperdicio.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Sin dudas que las últimas han sido las ediciones más laboriosas de las 200 que lleva publicadas MOTIVAR en sus ya 18 años de vida.
En primer lugar, por la velocidad con la que fluyen las noticias y los continuos cambios de escenarios que plantea la actual pandemia por COVID-19: lo que hoy es noticia, mañana puede ser confirmado con “fake news”.
Esto es posible. Tan posible como que “la ivermectina salve al mundo”. O no.
Realmente no lo sabemos, pero sí queremos compartir con ustedes lo complejo que ha sido desde nuestra redacción escribir sobre este y otros temas en el último tiempo.
Comprendemos que la inmediatez es una de las características de la noticia, pero hoy -más que nunca- corremos desde atrás a la información. Por eso el esfuerzo ha sido doble y se los queremos contar.
Trabajando a distancia desde una semana antes del Decreto presidencial, todos quienes formamos parte de este medio hemos buscado estar cerca de los veterinarios, de los distribuidores y de las personas que conforman la industria de laboratorios por múltiples vías: WhatsApp, mail, teléfono, videollamadas y ya decenas de Webinar y conferencias On Line.
Ahí estábamos todos.
O al menos eso parecía.
En ese contexto y más allá de siempre buscar que las investigaciones, los análisis, anuncios y entrevistas que les preparamos, también resulta complejo ubicar el tono con el cual describir o narrar el actual contexto.
Mientras cientos de fábricas y empresas recién están volviendo a retomar sus actividades, la industria veterinaria fue exceptuada de la cuarentena y pudo seguir funcionando. Es hoy sin dudas un ejemplo a seguir por otras actividades económicas, en cuanto a la rapidez y el grado de compromiso que tanto laboratorios, como distribuidores y profesionales veterinarios han demostrado para con el cuidado de las personas y la continuidad de la actividad.
Esto sin dudas impacta en que el perjuicio económico sufrido por la actividad ha sido sustancialmente menor al que se percibe en otros rubros.
Más allá de esto, también puertas adentro de la industria muchos proveedores de insumos, maquinaria o equipamiento que debieron cerrar sus puertas y otra tanta cantidad de empresas medianas y pequeñas que claramente no han podido imitar los buenos resultados logrados por las marcas más consolidadas en el mercado.
¿Qué realidad contamos? ¿Cuál es la realidad?
Quizás muy filosófico, pero si no es en este contexto, ¿cuándo?
En definitiva, dimos lo mejor.
Y en las próximas páginas podrán acceder un sinnúmero de informaciones que, en esta oportunidad, se vinculan mayormente a detectar cuáles son todavía hoy las limitantes que tiene la ganadería bovina para dar su salto productivo.
Lanzamientos, novedades y una serie de entrevistas sin desperdicio se suman a lo que son las ya clásicas columnas de MOTIVAR, con invitados de lujo que intentan al igual que nosotros, comenzar a pensar en el futuro, sin dejar de mirar la realidad, o al menos la mayor parte de ella que podamos.

LECTURA SUGERIDA

El INTA Mercedes, en Corrientes, publicó un reporte con la Casuística de Enfermedades Registradas por su Laboratorio de Sanidad Animal.
Este documento involucrá casos registrados de 2012 a 2017.
PEDILO A REDACCION@MOTIVAR.COM.AR

Martínez. “Analizar con mayor énfasis el impacto económico de las enfermedades”.

Martínez. “Analizar con mayor énfasis el impacto económico de las enfermedades”.

Entrevistamos a Alfredo Martínez, referente en Laboratorios Azul. Sus respuestas, así de contundentes: “más de la mitad de los campos no realizan diagnósticos de Trichomonosis y Campylobacter en los bovinos.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

La explicación suena sencilla: buena parte de los campos ganaderos del país realizan su período de servicio entre octubre – diciembre o noviembre – enero. Por ello, a partir de marzo – abril, los toros están disponibles para poder analizar cómo finalizaron su trabajo desde el punto de sanitario, ya sea por lesiones o enfermedades venéreas, y cómo se pueden volver a utilizar en el próximo servicio. Sin embargo, es allí; en el momento en que veterinarios y productores deberían acordar en qué momento comenzar con las tareas, es cuando comienza la complicación…

“Se calcula que más de la mitad de los establecimientos no realizan estos diagnósticos y algunos lo realizan esporádicamente. No existe una cultura suficientemente reconocida sobre las consecuencias de la presencia de estas enfermedades y las pérdidas que ocasionan. Algunas provincias (La Pampa) han implementado planes obligatorios y otros municipios promocionan con beneficios económicos la realización de estos diagnósticos”, le explicaba a MOTIVAR el Dr. Alfredo Martínez, referente en Laboratorio Azul Diagnóstico.
A continuación, compartimos una entrevista precisa y concreta, en la cual Alfredo Martínez nos aporta toda su experiencia y conocimiento en el campo del control de las enfermedades venéreas en la producción ganadera argentina.

“Se calcula que más de la mitad de los establecimientos ganaderos no realiza diagnóstico de enfermedades venéreas, mientras que algunos lo realizan esporádicamente”. Alfredo Martínez.

MOTIVAR: ¿Cuáles son los perjuicios que asumen los establecimientos con animales que las padecen?

Alfredo Martínez: Las principales consecuencias de la presencia de enfermedades venéreas son la pérdida de preñeces por los abortos ocurridos. También pueden observarse preñeces tardías, producto de vacas con Trichomoniasis que abortaron tempranamente y volvieron a preñarse al final del servicio, con la consecuencia de terneros chicos, alejados de los de cabeza de parición.
Por último, el costo de reemplazo de los toros enfermos, ya que normalmente no se tratan y deben ser vendidos.

¿Qué otros inconvenientes traen para la productividad y el manejo?

AM: Los inconvenientes surgen de mantener hembras vacías portadoras de estas enfermedades, que pueden infectar a toros sanos durante el período interservicio, por pasarse a través de alambrados deficientes. Por eso es muy importante mantener los toros en potreros con buenos alambrados y lo más alejado posible del lote de vacas vacías cuando están en descanso.

¿Cuál es el trabajo que tiene que hacer el veterinario a campo para prevenir Trichomoniasis y Campylobacteriosis?

AM: El veterinario debe tomar muestras de todos los toros del establecimiento y mandarlos al laboratorio para su análisis. Debe repetir el muestreo, porque estos tests son de baja sensibilidad y se resuelve la detección de todos los toros enfermos con sucesivos muestreos, hasta que no haya enfermos y todos los toros tengan 2 muestreos sucesivos negativos.

¿Es complejo el Diagnóstico? ¿Y el envío de muestras? ¿Es costoso?

AM: El diagnóstico consiste en depositar las muestras obtenidas por el veterinario en sendos tubos de análisis para Tritrichomona foetus y Campylobacter fetus.
Estas muestras llegan al laboratorio entregadas en mano por el veterinario y a través de empresas de transporte. El análisis de cultivo y confirmación por qPCR para T. foetus requiere de microscopios, estufas, materiales estériles y un complejo y costoso equipamiento para la realización de qPCR.
El personal que realiza el diagnóstico debe estar perfectamente entrenado.

¿Cuáles son los tres motivos por los cuales ustedes consideran que no el 100% de los productores invierte en este tipo de prácticas preventivas?

AM: La falta de análisis de datos productivos y económicos de algunos productores no le permite darse cuenta del impacto. También influye la falta de asesoramiento profesional desde que muchos productores consideran estas prácticas como un gasto y no evalúan la importancia económica y productiva de las pérdidas. Se acostumbran a convivir con estas enfermedades porque es “natural” lograr bajos índices de preñez – destete y no mejorarlos.
El dilema es que una vaca vacía come lo mismo que una preñadas y no aporta un ternero.

¿Qué deben decirle los veterinarios a los productores cuando hablan de Campylobacteriosis? ¿Cuál es la tendencia?

AM: Los veterinarios conocen estas enfermedades y las consecuencias de su presencia en los rodeos. La Campylobacteriosis en particular, ocasiona pérdidas no tan espectaculares como la Trichomonosis, pero se manifiesta de manera mucho más notoria. Por ello confunde las pérdidas con otros problemas como los alimenticios, etc.
Las pérdidas inferiores al 10% al momento del tacto, no son tenidas en cuenta y son adjudicadas a varias otras causas que las sanitarias.
Las preñeces inferiores al 90% son indicadoras que algo está ocurriendo en ese rodeo. Sabemos que un muy alto porcentaje de productores no realiza diagnóstico de preñez (cercano al 50%), principio imprescindible para medir la efectividad del servicio. Por otra parte, los diagnósticos de Campylobacteriosis son insuficientes en cuanto al número de muestreos realizados (55% de los establecimientos realizaron 1 solo muestreo). La utilización de vacunas en todo el rodeo es muy baja y es una de las acciones sanitarias fundamentales para logar el control, además del análisis de los toros. Nuevamente se antepone el “gasto” en estas prácticas contra el beneficio de su utilización.

¿Y en cuanto a Trichomoniasis?

AM: La Trichomoniasis es más sencilla de controlar porque una vaca enferma expulsa la T. foetus de su aparato reproductor antes del año de la infección y está inmunizada naturalmente para poder ser preñada nuevamente.
Si ese efecto se produce cuando el embrión se está formando puede volver a preñarse durante el mismo período de servicio y ocasiona las “preñeces cola”, que resulta ser uno de los signos clásicos que inducen al veterinario a sospechar de su presencia, además de las inflamaciones purulentas que se detectan durante el tacto rectal. También observamos una insuficiente realización de muestreos en cuanto a número de repeticiones (52% de los establecimientos realiza 1 solo muestreo). La incorporación del test de qPCR durante 2019 en nuestro laboratorio para confirmar los cultivos positivos y el agregado de dicho diagnóstico a los compañeros del mismo muestreo, pero negativos al cultivo, permitió identificar un 24% más de enfermos que antes continuaban en el rodeo, manteniendo la enfermedad de un año a otro.

Compromiso. En Laboratorio Azul trabajan para seguir difundiendo las tecnologías.

Compromiso. En Laboratorio Azul trabajan para seguir difundiendo las tecnologías.

Laboratorio Azul, nueva estrategia y más eficacia

Vale decir que, en este contexto, Laboratorio Azul Diagnóstico ha implementado una estrategia para lograr más eficiencia en el diagnóstico sin aumentar significativamente el costo para el productor. “No es lo mismo realizar una costosa qPCR a todos los toros, que hacerla en aquellos establecimientos que tuvieron al menos un cultivo positivo. El hecho de considerar un rodeo enfermo, a través de un cultivo positivo a T. foetus, dispara la incorporación de todos los toros a la realización de la qPCR con el objetivo de asegurar mejor eficiencia en la detección de los enfermos”, le explicó a MOTIVAR el Dr. Alfredo Martínez, de Laboratorio Azul. Y avanzó: “En Campylobacteriosis la realización de qPCR a las muestras positivas a la técnica de Inmunofluorescencia Directa (IFD), permite identificar qué tipo de Campylobacter está actuando y define la mejor estrategia de control. Este año comenzamos a estudiar la incidencia de los toros “compañeros” en el resultado final, para detectar con mayor grado de certeza si podemos identificar a todos los enfermos”.
Previo a la implementación de la estrategia de diagnóstico mencionada Laboratorio Azul realizó la presentación de los datos que la avalan en diferentes charlas a veterinarios y demás actores involucrados. Asimismo, toda la información se difunde a través de la Revista NOTICIAS de Laboratorio Azul, redes sociales (Instagram, Facebook, YouTube) y desde el sitio Web.

Animales excitados como consecuencia de malos manejos en el campo, tienen ganancias de peso inferiores y carne de baja calidad. Los momentos claves para evitar pérdidas de rendimientos.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

El aislamiento social obligatorio resultó ser un buen momento para capacitarse, aprender sobre temáticas relacionadas al ámbito de trabajo, y escuchar a referentes mediante Webinar, videollamadas en zoom, y demás plataformas similares.

Lowenstein. Organizó la jornada On Line.

Lowenstein. Organizó la jornada On Line.

MOTIVAR formó parte de una conferencia ofrecida por el MV. Carlos Lowenstein sobre la importancia del bienestar animal en los principales momentos del ciclo ganadero, que determinan la calidad del producto final y por ende, sus resultados económicos. Cuando hablamos de bienestar animal específicamente para bovinos de carne, hablamos de Buenas Prácticas Ganaderas (BPG). Estas se refieren a todas las acciones involucradas en la producción, su comercialización y transporte, en pos de obtener productos inocuos que promuevan la sustentabilidad social, ambiental y económica del sistema.
La decisión de implementar BPG surge de la necesidad de hacer las cosas bien, de forma sustentable y poder demostrarlo. Esto fue lo que incentivó a Lowenstein a debatir los momentos claves en la producción que hay que tener en cuenta para evitar o minimizar el riesgo de lesiones y momentos estresantes para el animal: el destete, el descorne, la castración, la marcación y la inclusión de caravanas.

Medicamentos veterinarios

Un tema relevante para los profesionales en la sanidad animal es el momento de trabajo y las buenas prácticas que se deben realizar. Lowenstein mencionó que hay ciertos lugares en el animal que son más convenientes para aplicar medicamentos.
“Sugerimos que el instrumental (jeringas y agujas) debe estar limpio y en condiciones adecuadas. También, administrar las inyecciones subcutáneas e intramusculares en la tabla del cuello, ya que es la zona donde el animal no sufre tanto y los cortes no tienen tanto valor comercial, en comparación a los cortes del cuarto trasero”.
Asimismo, considera muy importante respetar el tiempo de carencia recomendados para evitar residuos en el producto final. ”Los mercados están atentos a esto”.

Factores que influyen en el comportamiento de los animales

  • Humanos: falta de experiencia, rudeza, falta de información, picanas eléctricas, palos y/o perros mal entrenados.
  • Instalaciones: inadecuadas, con salientes, ángulos. El diseño debe ser el adecuado de forma de facilitar el avance de los animales. Mangas curvas son ideales.
  • Genéticos: animales nerviosos, astados, y también influye la raza.

“Se sabe que los animales con un grado de excitación y un temperamento mayor tienen consecuentemente una merma en la calidad de carne y una baja en la ganancia de peso”, aclaró y explicó que el principal factor a corregir es “el comportamiento de las personas, que se suelen manejar de forma inadecuada, y tarde o temprano genera un recuerdo en el animal, bajando en un futuro la calidad. No es costoso, lleva tiempo, pero es necesario”.

Tranqueras afuera: buenas prácticas en el transporte y frigorífico

Si miramos uno de los últimos eslabones de la cadena, es común encontrar fallas que impactan en el producto final. El diseño y la construcción de la jaula debe considerar facilidad en la limpieza y desinfección, no deberá tener salientes ni bordes cortantes y el piso requiere ser antideslizante. “Las puertas deberán tener un ancho mínimo de 90 cm y rodillos laterales, para evitar lesiones entre animales”. Y agregó: “se deberá contar con separadores móviles para permitir un adecuado aparte de grupos o disminuir el espacio cuando la carga sea incompleta”.
No solo eso, sino que se deben evitar las esperas excesivas e innecesarias de los animales sobre el transporte, y la densidad de carga deberá ser la adecuada según el número y categoría del animal -el promedio es de 1 bovino de 450 kg/m2 de jaula-. “Los animales deben ser inspeccionados a los treinta minutos de la partida y cada dos horas a lo largo del viaje”. En cuanto a las buenas prácticas de manejo en frigoríficos, el MV remarcó que es importante que la puerta guillotinada abra totalmente, que la rampa de desembarque tenga una inclinación de 20 grados y piso antideslizante, y evitar todo tipo distracciones. “Reposos en ayuno por 24 horas aumentan 9,4 veces la probabilidad de presentar canales con corte oscuro en comparación de carga en viajes largos, con ayuno de 3 horas”, completó.

INFORMACIÓN

Certificación Kosher

Aportes. Partició el Rabino David Faour, director de Sud América Kosher.

Aportes. Partició el Rabino David Faour, director de Sud América Kosher.

Durante el Webinar, los oyentes tuvieron la oportunidad de escuchar al Rabino David Faour, director de Sud América Kosher, quien explicó en qué consiste la certificación Kosher y su impacto en el bienestar de los animales.
El término “Kosher” significa etimológicamente “apto” (en hebreo), y se emplea para indicar todo lo que se relaciona con las reglas de alimentación de la biblia.
Este término hoy pasó a utilizarse en el lenguaje de la industria como el cumplimiento de las normas que habilitan a los alimentos a servirse en una mesa en la que se observan las leyes de nutrición de la Biblia (la Torá).
Las leyes de Kosher, cuando son inspeccionadas por Rabinos calificados son estrictas, y su seguimiento en cuanto a la trazabilidad de las materias primas, riguroso.
Las exportaciones de productos alimenticios de Argentina se beneficiaron: una vez obtenido el sello Kosher, se abrieron nuevos mercados que solicitan como condición previa, que se cumplan con las reglas de Kashrut.
El procedimiento de faena de animales kosher para que puedan recibir el certificado que los acredita como tales, incluye dos instancias: la shejitá (matanza ritual supervisada) y la bediká (revisión).
Para concluir, también está prohibido el consumo de grasa y de sangre. Para extraer la grasa se realiza el nikur que es un recorte y extracción de ciertos nervios y lóbulos. Para extraer la sangre se debe salar la carne en agua fría.

FIRPO. DESDE 1976 EN VETERINARIA HERNÁNDEZ.

FIRPO. DESDE 1976 EN VETERINARIA HERNÁNDEZ.

Victorio Firpo y Pablo Mangioni son socios en Veterinaria Hernández, una red de nueve sucursales con amplia presencia en el centro norte entrerriano y el sur de Corrientes. Sostienen que en la ganadería local todavía hay cuentas pendientes.

Facundo Sonatti
redacción@motivar.com.ar

 

Las copiosas lluvias de verano obligaron a los médicos veterinarios Victorio Firpo y Pablo Mangioni a tomar un avión para atender el ganado de un cliente en el medio de los esteros.
Corría el año 1989 y en el pueblo lo que se acumulaba con fuerza no era solo el agua, sino la suba de precios que obligaba a cambiar los valores de los productos hasta tres veces por día. A la distancia, los propietarios de Veterinaria Hernández solo atinaron a decirles a sus empleados que cierren urgente el local.
Pasó ya ese tiempo. Hoy, la situación económica de la Argentina vuelve a ser crítica, pero, en el medio de la cuarentena por COVID-19, el negocio agropecuario resulta esencial, sigue su marcha, y Veterinaria Hernández mantuvo su actividad.

Mangioni. Casi 35 años en la sociedad.

Mangioni. Casi 35 años en la sociedad.

“Hay que ser creativo y -en algún punto- algo conservador para seguir con vida en este negocio con los vaivenes de este país”, dispara Pablo Mangioni, que se sumó a la sociedad hace 34 años.
Veterinaria Hernández surgió en mayo de 1976 de la mano de Victorio Firpo en esa pequeña localidad del departamento de Nogoyá, en Entre Ríos.
Hoy, son nueve las sucursales repartidas desde Ramírez, al sur de Paraná, pasando por la capital provincial, hasta Esquina, en Corrientes.
“Mi especialidad es la reproducción y el manejo profesional de rodeos de cría en zonas de monte. En los inicios, venía de hacer una experiencia como inseminador y de la mano de firmas como CIALE, con la que seguimos trabajando, sumamos tecnología y trabajo que dio como resultado el desarrollo de la actividad, hasta alcanzar 3.000 productores como clientes y un rodeo de 2 millones de cabezas”, sintetiza Firpo los 44 años de trayectoria de la firma.
“Hoy, somos un equipo de 45 personas que incluye a 15 médicos veterinarios que ponen especial énfasis en el manejo del rodeo y la reproducción. A su vez, la parte comercial es muy importante, los productores nos han impulsado a crecer y fuimos profesionalizando el negocio”, reconoce el también ex secretario de la Producción y Senador provincial de Entre Ríos.

El desafío de elevar la ganadería

A la hora de analizar la situación de la producción ganadera en su zona de influencia, Mangioni no lo duda: “La adopción de tecnología es una de las grandes cuentas pendientes. En el norte de Entre Ríos los niveles de destete alcanzan el 60% en el mejor de los casos”. Es decir, apenas acompañan el bajo promedio nacional.
Entre las razones que explican esta situación, los socios de Veterinaria Hernández repasan algunas. Para Firpo, el campo tiene una baja rentabilidad y como consecuencia la inversión suele ser escasa.
“Tiene que haber líneas de financiamiento o menos impuestos para que se mejoren alambrados, mangas, pasturas, instalaciones. Hay falencias en infraestructura y eso tiene consecuencias”, señala y sentencia: “Hay que dejar que el productor produzca”.

“La adopción de tecnología es una de las grandes cuentas pendientes en la ganadería. En el norte de Entre Ríos, los niveles de destete llegan al 60%, en el mejor de los casos”. MV Pablo Mangioni.

Para su socio, Mangioni, muchos de los planes sanitarios se cumplen a medias o son incompletos por las mismas razones que mencionamos antes. “Hay muchos productores de raza que hacen las cosas bien y otros que son solo tenedores de vacas. Es decir, falta profesionalismo y si bien creció la adopción y uso de vacunas, el manejo no acompañó esa mejora”.
En ese sentido, desde su negocio no dejan de apostar a la extensión. “Hacemos muchas charlas con productores, empleados y personal de campo. Al menos 20 encuentros anuales para impulsar los planes sanitarios y la adopción de nuevas tecnologías”, resalta Mangioni como un punto de encuentro con sus clientes.
Por otro lado, Firpo tiene una teoría que pueda generar un cambio de paradigma. “La demanda china nos van a hacer más eficiente a la hora de producir más terneros: se van a llevar las vacas viejas”, dispara. Y amplía: “Muchas de ellas están en su etapa final, como invernada o conserva, y se cuentan como si fuesen productivas. Veremos si en uno o dos años esos porcentajes que vemos desde hace 20 años, en materia de preñez y destete, cambian”.

Renovado. El foco está orientado a brindar un mejor servicio.

Renovado. El foco está orientado a brindar un mejor servicio.

Bien de familia

Veterinaria Hernández también tiene desafíos puertas adentro. La convivencia de dos familias en el manejo del negocio desde 1986, cuando se sumó Mangioni a la sociedad, se sostiene en el tiempo.
Mientras que dos de los cuatro hijos de Firpo forman parte del negocio, son tres de cinco en el caso de su socio. Es así como Ignacio Mangioni, también veterinario, hace trabajos profesionales junto a su padre; Juan se desempeña en todo lo que tiene que ver con Pago a proveedores y Cuentas Corrientes; y Santiago, está en el área de Stock y Logística. Mientras tanto, Agustín Firpo es el responsable de la sucursal de Paraná y su hermana, Andrea, está a cargo de las Relaciones Institucionales y el Marketing de la firma.
“La próxima generación tiene como desafío profesionalizar la red de veterinarias y generar una nueva hipótesis de negocio para ampliar la cadena”, resume Mangioni padre la visión de la compañía multifamiliar. Para su socio, si bien coincide que profesionalizar la compañía es una cuenta pendiente, reconoce que siguen de cerca los números, evaluando las decisiones plenamente y más en estos tiempos donde “hay que ser un artista para manejar un negocio en este país”.

“La demanda china nos va a hacer mucho más eficientes a la hora de producir terneros”. MV Victorino Firpo.

A la hora de repasar el peso que tiene cada segmento en el negocio, los propietarios de Veterinaria Hernández resumen el modelo de negocios. “En la mayoría de las sucursales, los veterinarios son los encargados. Es una simbiosis porque le damos un lugar para desarrollarse en la parte profesional y nosotros le proveemos insumos agropecuarios. Así nos quedamos con una comisión y los honorarios corren por su cuenta”, señala Firpo. Y completa: “Todos los empleados tienen un rol participativo y eso genera un buen clima de trabajo. Son amigos, tenemos muy buena relación”.
En lo que respecta a la pata comercial, la base de operaciones de la firma está en San José de Feliciano, Entre Ríos.
Veterinaria Hernández tiene una relación directa con los laboratorios. “Hoy el 90% de las ventas están relacionadas con los productos veterinarios y una pequeña parte al sector de insumos para agro, una nueva división que lanzamos y para la cual también sumamos ingenieros agrónomos”, acota Mangioni.
Firpo rescata el valor de la sociedad. “A lo largo de 16 años, estuve en política, por eso reconozco y agradezco el esfuerzo de Pablo para mantener y hacer crecer la veterinaria en todos esos años”, asegura. A su turno, Mangioni, agrega que, “como todo matrimonio, para que las cosas sigan funcionando, hay que hablar mucho”.

Equipo. La empresa sigue creciendo en trabajo de equipo y sucursales estratégicas.

Equipo. La empresa sigue creciendo en trabajo de equipo y sucursales estratégicas.

Veterinaria Hernández en números

Año de fundación 1976.
Socios: Victorio Firpo y Pablo Mangioni.
Sucursales: 9.
Colaboradores: 45 (15 de ellos son médicos veterinarios).
Clientes: 3.000 (aprox.).
Cobertura: 2 millones de cabezas de ganado bovino.

Ariotti. “El método pudo replicarse en su producción a escala”.

Ariotti. “El método pudo replicarse en su producción a escala”.

Ya comercializando el producto en el mercado argentino, Zoovet se prepara para seguir avanzando en nuevos protocolos y especies animales. Mano a mano con Enrique Ariotti, nos enteramos de las novedades.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

FOLI-REC es la primera gonadotrofina coriónica equina (eCG) recombinante del mundo, desarrollada en nuestro país y ya aprobada oficialmente para su uso y comercialización por el Senasa (Certificado N° 20-016).
La innovación ya está a disposición de los veterinarios y será comercializada por el laboratorio Zoovet con el objetivo de reforzar los protocolos de IATF convencionales y de proestro prolongado, inicialmente en bovinos.
“La obtención del registro oficial del Senasa representa el fin de una etapa. A partir de ahora entramos en proceso diferente: FOLI-REC está ya en el mercado, comercializándose con miras a la próxima campaña reproductiva”, le explicó en un mano a mano exclusivo el titular de Zoovet, Enrique Ariotti, a MOTIVAR.
A los pocos días del lanzamiento, Zoovet realizó un Webinar para brindar más detalles a más de 400 profesionales de la región sobre esta eCG recombinante líquida y lista para usar en protocolos de IATF convencionales y de proestro prolongado. Allí, el MV Luciano Cattaneo mostró las pruebas a las que fue sometido el producto y sus resultados, a la vez de destacar las diferencias entre FOLI-REC y la Gonadotrofina Coriónica de origen Sérico equino. Los interesados en acceder al material pueden escribir a redaccion@motivar.com.ar.
Ya con el producto en el mercado, Zoovet se prepara para lanzar una acción comercial en la cual sus distribuidores tradicionales podrán expandir la venta de FOLI-REC de manera coordinada hacia los grandes jugadores en el mercado de productos veterinarios orientados a grandes animales. “Este tipo de estrategias probablemente la utilicemos también en el segmento de pequeños animales con una nueva innovación que presentaremos al mercado en los próximos meses”.

¿Qué se hizo?

Es interesante destacar que esta innovación es fruto de un triple acuerdo entre la Universidad Nacional del Litoral, los investigadores que desarrollaron la tecnología y Zoovet. Ya consolidada la sociedad que da forma a Biotecnofé, comienza a ser un hecho que el 6% de lo facturado por esta nueva empresa será entregado a la UNL para seguir estimulando la ciencia local.
Vale aquí un breve paréntesis para destacar que uno de los socios en Biotecnofé, el investigador Claudio Prieto es 1 de los 64 argentinos elegidos para financiar sus investigaciones sobre COVID19 por la Agencia nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación.
Pero volvamos a FOLI-REC: con pruebas realizadas a campo tanto en Argentina, como en Brasil, el año pasado el producto fue presentado oficialmente en el IRAC de Córdoba y avanzó en la puesta a punto del proceso productivo, donde la determinación de la dosis representó el principal desafío. “Hoy se está complementando todo este esfuerzo ya con la integración del principio activo hacia la planta de hormonales de Zoovet, desde donde avanzará la producción final, etiquetado y estuchado, para la posterior comercialización”, agregó Ariotti.

Exportación y protocolos

“Esta segunda etapa tiene que ver con la transnacionalización del producto. Zoovet ya presentó los registros en Paraguay, Bolivia y países de América Central. Incluso se avanzó en registrar el nombre FOLI-REC en los países que fue necesario, como es el caso de Argentina, Colombia y México”, le indicó Enrique Ariotti a MOTIVAR. Y agregó: “Se está preparando el Dossier de Brasil a través de una acuerdo con el laboratorio local Ouro Fino. El objetivo ampliar el mercado y establecer un acuerdo de co-distribución en los países donde no tienen distribuidor”.
Se espera que FOLI-REC pueda hacer uso en Brasil del registro de productos Innovadores y así lograr la aprobación para su uso y comercialización durante el transcurso de este 2020.
“Sin dudas que este acuerdo, también nos permitirá seguir invirtiendo en nuestra planta. Serían cerca de 15.000 frascos por mes, incorporando tecnología en nuestra planta”, aportó Ariotti, quien adelantó los planes para avanzar -por medio de un acuerdo con una firma multinacional- en el registro de la tecnología también en Europa, Estados Unidos y Canadá. “En este caso estaría involucrado no solo el producto terminado, sino también su principio activo”.
Más allá de esto, la segunda etapa planteada por Zoovet con el producto apunta a seguir realizando pruebas en otras especies (búfalos, ovinos y caprinos) junto a institutos nacionales y privados. “Enviamos muestras al Líbano, Qatar y Emiratos Árabes. También seguimos vinculándonos con instituciones nacionales de renombre como el IRAC, junto al MV. Gabriel Bo, por ejemplo”, agregó Ariotti.
¿Qué protocolos se probarán? Serán al menos dos: uno para superovulación y evaluar antigenicidad luego de varias aplicaciones (carne) y otro de viabilidad embrionaria en tambos aplicándolo 14 días post inseminación.
“Hablamos del primer producto aprobado en el mundo con estas características, que realmente aprobó su eficacia de manera oficial. Si bien se han realizado ensayos y pruebas, ninguno otro antes de FOLI-REC ha demostrado funcionar”, agregó Ariotti. Y agregó: “En este caso, encontramos un método que pudo replicarse en su producción a escala”.

Alianza entre Zoovet y un grupo mexicano

La pregunta de MOTIVAR fue concreta: “¿Qué pasó con la posible adquisición de la empresa a manos de un grupo farmacéutico mexicano? Y la respuesta de Enrique Ariotti no se demoró en llegar: “Previo a la cuarentena viajé para cerrar una serie de acuerdos entre los cuales se definió dar inicio a la representación exclusiva por parte de su división Veterinaria para más de 20 productos de Zoovet en México.
El contexto actual tanto en Argentina, como en el resto del mundo indican que este es el mejor modo de avanzar, por el momento”.
Más allá de esto, vale decir que la planta de Zoovet en Santa Fe sigue creciendo en estructura, con foco en seguir aprobando las auditorías que se encuentra próxima a recibir por parte de autoridades de los servicios veterinarios de Rusia y Ucrania, países estratégicos en el negocio internacional de Zoovet.
“Contamos con 20 registros en trámite de aprobación. Serán la gran herramienta de crecimiento tanto a nivel local, como internacional”, cerró Enrique Ariotti.

Al tanto de la participación del Sindicato brasilero de la Industria de Productos para la Sanidad Animal en una serie de conferencias digitales, MOTIVAR tomó contacto con la entidad para conocer más sobre el impacto del COVID-19 en el rubro.

Nicolás de la Fuente
redaccion@motivar.com.ar

 

Delair Bolis
Presidente del Sindicato Brasilero de la Industria de Productos para la Sanidad Animal (SINDAN).

Al tanto de la participación del Sindicato brasilero de la Industria de Productos para la Sanidad Animal en una serie de conferencias digitales, MOTIVAR tomó contacto con la entidad para conocer más sobre el impacto del COVID-19 en el rubro.
Así fue como logramos dialogar con el presidente del SINDAN, Dalair Bolis, quien repasó la actualidad de la industria de laboratorios en Brasil y compartió su visión a futuro. “De esto, saldremos más humanos y unidos que nunca”.

¿Cómo atraviesan los laboratorios el actual contexto en Brasil?

Al comienzo de la pandemia, tuvimos algunos problemas relacionados con la logística y también con el cierre de parte de los revendedores agrícolas en algunos estados, debido a una mala interpretación de la Resolución 10282 que diferenciaba entre actividades que eran esenciales y las que no. El problema se resolvió pronto. Después de contactar a SINDAN con representantes del Ministerio de Agricultura, explicamos el problema y, a través de una regulación específica (166/20), las actividades del sector como distribución y tiendas agropecuarias se definieron como esenciales, lo que nos proporcionó condiciones para adaptarnos y mantenernos a un buen nivel la comercialización y logística de productos veterinarios. Hoy, la situación está normalizada.

¿Cómo ha evolucionado el mercado de productos veterinarios?

Hasta ahora, los segmentos de animales productores de proteínas (bovinos, pescados, cerdos, huevos y aves de corral) están operando a niveles satisfactorios: cerca de los objetivos establecidos previamente. Brasil es un país altamente dependiente de las exportaciones que están hoy aumentadas con el Dólar actual y con la vuelta de China. Si las exportaciones no regresaren a los niveles esperados, podemos tener una sobre oferta de proteína en el mercado interno. Los insumos subieron incrementando los costos de producción.
El segmento de animales de compañía, debido a sus particularidades, se vio mucho más afectado por la pandemia del Coronavirus, ya que muchas de las tiendas de mascotas permanecen cerradas. Los negocios de baños y aseo de las mascotas están cerradas impactando el negocio de salud animal en este segmento.

¿De qué manera ha respondido el SINDAN a las Fake News que circularon en estos últimos tiempos también en Brasil?

Este es un problema grave y requiere una respuesta rápida. En este momento, estamos utilizando todas las plataformas digitales disponibles para reaccionar en el menor tiempo posible, aclarando e informando a la población sobre los riesgos relacionados con el uso de productos veterinarios para combatir el coronavirus. También estamos teniendo una mayor presencia en los medios, aportando siempre la mayor cantidad de información posible a la sociedad. Es importante mantener toda la comunicación con el propósito de aclarar que información no necesariamente es conocimiento. Es nuestra responsabilidad mantener nuestra comunicación siempre con foco en conocimiento, ciencia y conectividad.

¿Cómo espera que se adapte el sector de los laboratorios y la logística durante los próximos meses en Brasil?

Las fábricas han estado funcionando normalmente desde que comenzó la crisis, pero los empleados en edades o grupo de riesgos están en las casas, las áreas de producción están respetándose las nuevas normas establecidas en función del coronavirus así que tuvimos un impacto en productividad, pero con los aumentos de más turnos de producción los volúmenes totales de producción no fueron impactados.
Creemos que las plantas, con la mejora en las prácticas adoptadas para evitar la contaminación, tienden a volver a la normalidad.
Las personas de las fuerzas de ventas y oficinas están todas trabajando remotamente hace un tiempo ya.
Creemos que este periodo está también siendo útil para que la industria tenga acceso a potencialidades antes desconocidas.
Estamos usando mucho más la innovación y lo digital para entregar valor a nuestros clientes. Esto se aplica de la misma manera a toda la cadena logística del sector.

¿Cuáles son los principales desafíos y expectativas?

Nos mantenemos firmes en el desafío de trabajar duro creando condiciones para que el sector pueda satisfacer las demandas de la salud animal, evitando así la pérdida de productividad en las diferentes categorías de animales de granja y manteniendo el bienestar animal de los animales y producción y mascotas.
Este 2020 va a ser muy difícil pero ya pasamos por muchas crises antes y estoy seguro de que vamos a salir más fuertes. No menos importante es proporcionar a los productores brasileños las herramientas necesarias para llevar a cabo programas de salud para rebaños y cultivos.
Una vez superados estos desafíos, las empresas asociadas con SINDAN, que representan más del 90% del mercado en Brasil, encontrarán un entorno empresarial cercano a lo normal y, por lo tanto, podrán alcanzar los respectivos objetivos preestablecidos.
Siempre hablo de que vamos a salir de esto menos analógicos, más digitales, pero mucho más humanos y unidos.

Analizamos la actualizad de la Leishmaniasis Visceral Canina en nuestro país junto con la Dra. Maria Soledad Santini, directora del CeNDIE ANLIS e investigadora de CONICET.

Vet. Pablo J. Borrás MSc.
pablojesusborras@gmail.com
@pablojborras

Vivimos tiempos de película, impensados, que han quebrado nuestro día a día. Tiempos que nos hacen desear volver a la rutina tan añorada. Enfrentamos la pandemia del COVID 19, que ha aparecido en forma inesperada (¿o ya lo habían predicho tantas veces los investigadores que este era un escenario posible?) y que ha trastocado al mundo entero. Sin embargo, en 2006, también predicha por la ciencia, aunque con menos bombos y platillos, la historia de la salud en Argentina cambiaba: se reportaba el primer caso autóctono de leishmaniasis visceral en un niño de Posadas, Misiones. Una enfermedad emergente debutaba en nuestro país, frente a un escenario con todas las condiciones dadas.
¿Qué es la leishmaniasis visceral? Es una enfermedad zoonótica producida por un parásito unicelular conocido como Leishmania infantum. Se llama “visceral” porque afecta el sistema fagocítico mononuclear, es decir, los órganos que intervienen en la respuesta inmune.
La enfermedad puede ser grave, e incluso mortal, en diferentes grupos de riesgo: niños, pacientes inmunosuprimidos, individuos con enfermedades crónicas de base. Este agente es transmitido por un grupo de insectos dípteros (es decir, que tienen un par de alas) conocidos como flebótomos. Los flebótomos, no son ni moscas ni mosquitos: son flebótomos. Solo las hembras pican y toman sangre antes de la oviposición. Durante esa ingesta de sangre, es cuando pueden transmitir el parásito.
La Dra. Maria Soledad Santini, directora del CeNDIE ANLIS e investigadora de CONICET, nos cuenta sobre el vector en Argentina: “Al igual de lo que pasa con mosquitos, el nombre Flebótomos engloba a varias especies, de las cuales de interés sanitario son solo alguna de ellas. Para el caso puntual de la Leishmaniasis visceral y Leishmania infantum, Lutzomyia longipalpis es la especie identificada como el principal vector en ambientes urbanos. Su ciclo biológico consta de dos fases, una terrestres donde se desarrollan los estados más inmaduros (huevo larva y pupas), con sombra, humedad y material en descomposición; y una fase aérea que ocupa el estado adulto, donde tanto hembras como machos tiene su pico de mayor actividad durante los momentos crepusculares del día. Siendo entonces estos los momentos de mayor riesgo de contacto vector- mamífero”. Lutzomyia longipalpis ha sido reportado en distintas provincias del país: Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Formosa y Salta.

¿Cuál es el rol de los perros en esta enfermedad?

En la leishmaniasis visceral, los perros domésticos actúan de reservorio. Es decir, tienen la capacidad de proveer el parásito (en forma de amastigotes) al vector. Nunca existe una cura parasitológica y, por lo tanto, son los que mantienen el parásito en el ambiente durante el ciclo de transmisión urbana.
Los perros pueden estar infectados o enfermos. Infectados son aquellos canes que no presentan síntomas, pero tienen el parásito. Enfermos, serán los que, en menor o mayor grado, presentan diferentes cuadros clínicos.
¿De qué depende que un perro esté infectado o enfermo? Principalmente de su respuesta inmune.
Los perros se infectan por las picaduras de Lutzomyia longipalpis, pero también por transmisión venérea y transplacentaria, de la mama a los cachorros. A su vez, existen reportes de transmisión entre perros por transfusiones de sangre.
Frente a esto, la prevención de la enfermedad en los perros surge como una acción sustancial. No solo por la salud de ellos sino porque es una cuestión de salud pública. Hasta la fecha, se encuentran reportados 164 casos humanos de Leishmaniasis Visceral acumulados, de los cuales 10% fueron mortales (fuente Ministerio de Salud).
Hoy esta enfermedad, en Argentina, es un problema.
Los veterinarios somos un gran eslabón de la salud pública, estamos invitados a trabajar, en la camilla y en toda ocasión que se nos propone, en la educación de los propietarios y en incentivar la tenencia responsable de las mascotas. Lo que hacemos día a día, en las consultas, es un “trabajo de hormiga”, por así decirlo. Sin embargo, es pieza clave del gran universo que compone la salud pública y comunitaria.

¿Qué estrategia realizar sobre los perros?

Los controles periódicos con el veterinario de cabecera, así como la tenencia responsable de parte del propietario. Es sustancial el uso, en zonas de circulación activa de esta enfermedad, de productos con acción repelente para los perros (ya sean collares o pipetas) con el objetivo de mitigar el riesgo de transmisión. Esta última acción, deberá realizarse en forma regular y sostenida durante todo el año.

Agradezco particularmente a la Dra. María Soledad Santini por sus aportes.

Juntos. Marcelo Rojas Panelo y sus hijos, Javier y Agustín.

Juntos. Marcelo Rojas Panelo y sus hijos, Javier y Agustín.

Dialogamos con el médico veterinario Marcelo Rojas Panelo, a fin de evaluar el paso a paso para mejorar los indicadores económicos y productivos de un eslabón estratégico para la ganadería argentina.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

La producción bovina avanza en nuestro país sobre la base de sólidos paradigmas que hicieron del folklore y la tradición un culto, el cual se extiende también a determinadas prácticas que se llevan adelante en los campos.
“Nuestra intervención en las explotaciones ganaderas está muy encasillada en el trabajo estrictamente en la manga. Debemos poder modificar esta visión en los campos de cría, en la visión de los productores, como también de muchos colegas. Debemos convencer a nuestros clientes de la importancia de llevar adelante este cambio”, le explicó a MOTIVAR el MV. Marcelo Rojas Panelo.
Nuestro entrevistado se desempeña asesorando decenas de establecimientos ganaderos tanto en la provincia de Buenos Aires, como en el norte de Santa Fe. Son miles los bovinos que reciben los servicios que este veterinario ofrece junto con sus hijos Javier (@veterinariorural) y Agustín (@piojorojasp).
Y si bien no tiene ni por asomo la misma cantidad de seguidores que ellos (más de 15.000 en las redes sociales), Marcelo disfruta y descansa en el servicio que hoy entre los tres se encuentran brindando a campo.
“Estamos apuntando a salir del esquema del veterinario exclusivamente de manga, buscando involucrarnos en el manejo del campo y la empresa, sin entrometernos en el trabajo de nadie más, aportando conocimiento”, explica quien también forma parte del Comité de Sanidad de la Sociedad Rural Argentina. Y completa: “A nadie le sirve que en nuestro país tengamos un 65% de destetes sobre vaca entorada. Alguien podría pensar que esta situación es marginal, pero cuando vemos hacia adentro de la Cuenca del Salado, por ejemplo, los resultados no son mucho más alentadores que un 70 a 75%”.
Más allá de esto y dejando en claro que si se lograse aumentar un 5% la cantidad de terneros logrados casi alcanzaría para duplicar las exportaciones de carne, el profesional es contundente: “Es clave para poder determinar qué es un buen porcentaje de preñez o destete, dependiendo lógicamente de la ubicación y el campo de cría al cual nos estemos refiriendo”.
En definitiva y sobre la base de los buenos resultados alcanzados por muchos de los establecimientos que asesora con arriba del 90% de terneros logrados sobre vaca entorada, MOTIVAR avanzó en su diálogo con este veterinario.

MOTIVAR: ¿Cuáles son los pasos estratégicos para mejorar los índices productivos en los campos ganaderos?

Marcelo Rojas Panelo: Realmente lo primero a considerar es la sanidad. Aquellos productores que logran alcanzar buenos resultados productivos son los que invierten. No podemos perder de vista que hoy no más del 50% de los ganaderos hace tacto y tan solo un 30% revisaría adecuadamente sus toros. Este mismo porcentaje (30%) podría atribuírsele también a los campos en donde efectivamente hacen servicio controlado y tienen un veterinario asesorando.
Esta es la base y la explicación de por qué quienes no cumplen con ellos afrontan tremendas pérdidas fundamentalmente entre la preñez y la parición.
Lamentablemente en muchos lugares las personas se siguen manejando como tradicionalmente hicieron las cosas y ya es tiempo de cambiar. Es complejo seguir explicando la importancia de aplicar las dos dosis de las vacunas que remendamos, pero hay que seguir haciéndolo.
Si no hacemos tacto, no sabemos la preñez. Si no calculamos las pérdidas entre parición y destete, nunca vamos a saber la cantidad de terneros logrados sobre vaca entorada.
Más allá de problemáticas como Campylobacteriosis o Neosporosis, DVD, Aftosa y Brucelosis y otras tantas enfermedades que es imprescindible controlar desde el inicio, existe también la complejidad vinculada a las parasitosis. Allí el veterinario también es estratégico para guiar a los productores hacia una mayor rotación de drogas en base a inversiones estratégicas en muestreos de HPG.
Es clave poder mostrarle al productor que es más barato hacer HPG y desparasitar cuando hay un problema, antes de hacerlo mal y sin lograr los resultados esperados.

Equipo. La sanidad del rodeo es la base de la estrategia.

Equipo. La sanidad del rodeo es la base de la estrategia.

¿Y qué otras claves hay que considerar?

Si miramos la cría, la recría y el engorde de bovinos, veremos que la cría es la que menos se ha modernizado. Y eso tiene una razón: sus bajos resultados económicos, menores márgenes brutos y rentabilidades que tienen otras actividades cercanas al productor. Cuando se habla de intensificar la cría debemos hacerlo con criterio. Y ahí es donde como veterinarios tenemos mucho por aportar.
La alimentación es clave y el pasto es el recurso más barato. Sobre estos dos conceptos tan concretos es que uno debe avanzar. Sin pretender dar números redondos en base al contexto actual, pero sí podemos decir que en 2019 podíamos hacer una muy buena pastura con 150 kilos de carne para un campo de cría. En un año o año y medio se recupera y dura 5 años al menos. Mejoramos la preñez, la carga, todo. Sin comida, no hay producción posible. En este momento las vacas están preñadas, pero cuando empieza la parición empiezan a comer bien y debemos abastecerlas, cosa que no siempre sucede.
Es clave trabajar con diferidos para el invierno. Aunque no se traduzca inmediatamente en un mejor estado de la vaca, podremos dejar libre el resto del campo y darle un respiro para cuando llegue la parición. Es una herramienta espectacular para la gente que quiere hacer las cosas bien. Sobre todo, si tenemos en cuenta que lo peor que le puede pasar a un establecimiento ganadero es tener animales improductivos.
En ese contexto, hay que tener un manejo adecuado del alimento. Si bien hay tecnologías que requieren de una inversión a considerar, hay otras tantas de fácil acceso que no se usan: tener información y trabajar en función de ella, establecer sistemas de rotación de las pasturas, capacitar a la gente, etc.
Solemos movernos en grupos de gente que asiste a cursos, congresos y logra avanzar en sus planteos. Pero lamentablemente mucho de ello está orientado ya a la recría. Lo que vemos es que el diferencial en la cría lo hace poder estar cerca del 1 o 1.1 EV por hectárea, cuando hoy lo corriente es no superar el 0.6.
Esto sin dudas permite dar un salto exponencial en la producción de carne.
No olvidemos que si bien es importante conocer el porcentaje de preñez que logra nuestro rodeo, hoy ya resulta imprescindible también avanzar en el conocimiento de cuántos terneros por hectáreas logramos.
Que quede claro. Si los animales son pesados, mejor, pero lo primero es que produzcan. A partir de allí, si la vaca está sana y come mejor, producirá más leche y mejores terneros.
Hoy la clave pasa por que los campos de cría logren recriar sus terneros y poder comercializarlos en octubre, noviembre y diciembre con destino a algún Feedlot que busque destino de exportación.

¿Y la genética?

Se expresa cuando hay comida. El rol del veterinario aquí también es clave, indicando el perfil de animales que cada campo requiere en realidad. ¿Qué vamos a necesitar? ¿Rusticidad? ¿Precocidad sexual?
Siempre debemos enfocarnos en el objetivo de que aquellos que los animales coman se convierta en carne. Debemos mejorar la producción y hoy el objetivo es lograrlo sin aumentar la superficie. Lo primero que tenemos que hacer es lograr más terneros, con los vientres que tenemos. Luego, veremos. No podemos caer en el error de aumentar vientres y bajar la producción de terneros.
Muchas veces uno aumenta el margen porque tiene más vacas, pero cuando saca la rentabilidad, pierde contra toda las otras actividades.

¿Cómo se moviliza ese cambio en los productores ganaderos?

Tenemos que darle opciones para que invierta, con otro tipo de asesoramiento y dejando en claro que el negocio ya no es solo tener las vacas, sino también hacerlas producir. Las ganas tienen que venir del productor, pero también de los asesores.
Debemos transmitir y explicar que, así como están las cosas, el negocio no da: tenemos que aumentar la productividad para dejar de depender exclusivamente de los precios. Siempre, con criterio técnico y pasión.

Para destacar. Los laboratorios veterinarios extremaron sus cuidados para seguir operando.

Para destacar. Los laboratorios veterinarios extremaron sus cuidados para seguir operando.

Expertos internacionales ya analizan la perspectiva a futuro del sector de laboratorios veterinarios en el contexto del COVID-19. ¿Y en Argentina? ¿Cómo transitan las empresas esta pandemia?

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

La industria global de la sanidad animal va rumbo a una nueva normalidad: un contexto inédito, surgido del devenir de la pandemia por COVID-19, que recién dentro de 2 o 3 años podría establecer bases sólidas sobre las cuales nuevamente reconocer qué es y que ya no será “lo normal”.
Esta es una de las conclusiones a las que arribamos desde MOTIVAR tras participar hace unas semanas de un serie de Webinar Digitales propuesto por Kisaco Research, firma internacional que -entre otras acciones ligadas al rubro- organiza el Animal Health Forum Innovation de Brasil.
Ya en la primera de estas jornadas, representantes del estudio McKinsey & Company dejaban en claro que después de haber visto el impacto de COVID-19, las empresas de sanidad animal revisarán la estructura de sus negocios, prestándole seguramente mucha más atención a temas como la inversión en acciones digitales y, sin dudas, a la gestión del capital y también de los riesgos.
Aun en este contexto, los expertos siguen vislumbrando oportunidades para el sector.
“Aunque el crecimiento de la industria se reducirá en los próximos 3 – 5 años en comparación con las predicciones de hace 6 meses, la salud animal es más resistente que otros sectores, por lo que sigue siendo un buen lugar para invertir”, aseguraron los disertantes en la propuesta digital de Kisaco Research.

En Argentina

En nuestro país, la industria de laboratorios veterinarios es una muestra de lo mencionado a nivel global: si bien las operaciones se resintieron inicialmente, sin dudas esto no ocurrió al nivel de caída observada en otras actividades económicas.
En parte, lógicamente, por haber sido exceptuada de la “cuarentena”: pudo seguir trabajando, mostrando el máximo resguardo del que se tenga memoria por la salud de sus empleados y siendo hoy un ejemplo para muchas de las otras industrias que comienzan a retomar sus actividades en distintos puntos del país.
También nuestro país fue muestra de por qué al sector se lo consideró de primera necesidad (aunque no legalmente “esencial”) en el primer Decreto presidencial que iniciaba el aislamiento preventivo, social y obligatorio promediando el pasado mes de marzo. Independientemente del grado de adaptación al nuevo contexto, las distintas producciones de proteína animal siguieron requiriendo de fármacos y vacunas veterinarias, no solo para preservar el status sanitario en relación a las enfermedades de control obligatorio, sino también de todas aquellas que impactan en una producción que siguió pujante.
Sorpresa también hubo en el sector de animales de compañía, donde las industrias de alimentos balanceados y productos veterinarios se mantienen “por sobre las expectativas” planteadas al inicio de la pandemia.
¿Cambiará esto en invierno? Veremos.
No olvidemos que estamos frente a lo que sin dudas será el mayor vínculo de cercanía entre las personas y sus mascotas.
Dentro de lo negativo del contexto, una gran oportunidad (Ver Nota Adjunta).

David y Goliat

Como tantas veces hemos dicho, en el sector veterinario argentino conviven empresas nacionales y multinacionales que presentan una multiplicidad de características y claras diferencias entre niveles de facturación, capacidad productiva y personal empleado.
Sin dudas que esta crisis está afectando principalmente a aquellas empresas cuyo foco principal ha caído (como por ejemplo el rubro equino) , pero también a otras tantas más pequeñas, sin financiación y con canales de comercialización no del todo formales.
Sin duda habrá ganadores y perdedores. Y es ahí donde los que manifiestan un buen nivel de ventas en los últimos dos meses, aducen también que esto no ha servido para ventas especulativas, sino todo lo contrario: el canal sigue un proceso de bajar stock, iniciado hace ya un año.
Y si hablamos del canal, tenemos que destacar que -a nivel general- han resuelto los temas de logística, aunque resta el desafío de hacer más eficiente lo que los distribuidores del interior del país llaman “el último tramo”, hasta el cliente final.
Como se dijo, la venta de productos para la ganadería hizo punta, tanto con fármacos, como biológicos destinados al tambo y a la ganadería de carne.
La distribución de productos avícolas estuvo siempre garantizada y siguió al ritmo de las decisiones tomadas por las empresas en cuanto a ritmos de producción. A nivel de cerdos, empiezan a verse movimientos de “defensa” que enlentecen el ritmo de las ventas, aunque claro que conceptos como el de Bioseguridad toman fuerza y representan una buena noticia para la actividad. Sin dudas el sector de productos para equinos ha sido el más perjudicado en el contexto COVID-19.
Más allá de venir ya golpeado por el conflicto con la provincia de Buenos Aires y la caída en los premios que se pagan, las últimas semanas esta situación empeoró por el cierre de los Hipódromos

Puertas adentro

Los laboratorios siguen atentos a la reapertura de paritarias por parte de Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), las cuales en los últimos años superaron el 30%.
Según MOTIVAR pudo averiguar, hasta el momento ninguna de las 4 cámaras involucradas de manera directa con el Gremio de la Sanidad (Caprove por parte de la industria veterinaria y las otras tres, representantes de la industria farmacéutica humana) recibieron aun novedades, aunque presuponen que al reabrirse se manejarán por debajo del promedio de los últimos años.
Otro tema de análisis en las empresas es la financiación.
Si bien los laboratorios buscan y, en algunos casos, encuentran, el acceso a crédito sigue siendo una de sus prioridades por resolver en la actualidad.
Para pagar sueldos, para hacer frente a la inversión productiva, para financiarse…
En muchos casos las empresas han tomado los beneficios disponibles tanto en bancos públicos, como privados. Las que no han podido, lo siguen intentando, en base a las pautas que en cada caso se están fijando a nivel nacional dependiendo del rubro.
Obviamente que no todas son color de rosas y sin dudas el sector deberá autofinanciarse 1 o 2 meses, en base a las demoras en la cadena de pagos, un tema sobre el cual hay consenso se deberá trabajar en buscar de aquella mencionada “nueva normalidad” al inicio de nuestro artículo.
¿Variará el porcentaje de cobranzas realizadas de manera personal en relación al uso de cheques electrónicos o transferencias bancarias una vez que culmine esta crisis sanitaria y económica causada por el COVID-19?
Está claro que más allá de los inconvenientes descriptos y otros tantos que las personas que trabajan en la industria resuelven día a día, la situación es sustancialmente mejor que en otros rubros de la economía.
Es por ello que más allá de vender, hoy la incertidumbre pasa por cómo será el contexto económico nacional y global una vez que esta crisis culmine. El valordel Dólar es sin dudas una variable que se mira no solo como referencia tanto a la hora de producir, como de vender, importar y exportar productos veterinarios.
¿Se trasladará esto a los precios? Así es.
Ya los distribuidores han informado aumentos en las listas de precios, “buscando seguir ese nuevo equilibrio en el tipo de cambio, previendo cualquier infortunio que pudiera venir”. Entendible.
Otro punto de conflicto en las últimas semanas -y de fuerte impacto para la industria de laboratorios argentinos- ha sido la exportación. Tanto que Clamevet envió distintos tipo de cartas y comunicaciones a las autoridades competentes para solicitar ampliar los plazos de depósito y de salida de mercaderías de exportación de las empresas argentinas, en atención a la situación de coyuntura de público conocimiento, provocada por el COVID-19.
Tal como explicaron a MOTIVAR, el planteo tenía que ver con liberar del pago de los contenedores de almacenaje que se encuentran bloqueados en el marco de las operaciones que actualmente se encuentran inmersas en este escenario del comercio internacional en Argentina. Siendo el plazo de 3 días para el almacenaje, que se encuentran incluidos en la tarifa normal, esta situación implicaría un “adicional” de 40 dólares diarios la tonelada por el tiempo que lleve la resolución de la presente problemática, sin saber el tiempo de finalización.

Acá y allá

Tal como han venido afirmando los expertos internacionales, es probable que post COVID-19, las áreas de oportunidad de crecimiento no se van a modificar en la industria, pero sí cómo se manifiestan: esto puede ser demanda de diferentes mercados o un cambio en términos de especies.
La mayoría de las oportunidades de crecimiento son en necesidades clínicas no satisfechas y la expansión de la atención veterinaria. Para permitir este crecimiento, seguir invirtiendo en investigación y desarrollo es fundamental.
Entre tanto los laboratorios veterinarios instalados en Argentina piensan ya en las nuevas variables que moverán el rubro a futuro. Es cierto que son pocas las empresas que toman hoy decisiones estrictamente mirando el largo plazo, sobre todo si se coincide con aquello de que la “nueva normalidad” no llegará de inmediato.
Será un proceso de formación continua, sobre el cual las empresas deberán decidir: aguardar que las reglas se restablezcan para sumarse o bien fomentar desde los cimientos el mercado del futuro.

Senasa monitorea ventas por Internet

La era tecnológica impulsó el crecimiento de la comercialización por internet de productos veterinarios destinados a mascotas, animales no domésticos; alimentos para animales, fertilizantes y agroquímicos, entre otros.
Para fortalecer el control en la creciente venta on line de este tipo de productos, subproductos y/o derivados de origen animal y vegetal y evitar la venta de sustancias prohibidas (incluidos los productos veterinarios) que pueden atentar contra la salud de los consumidores, el Senasa creó el Programa de Fiscalización y Monitoreo en medios digitales. La Resolución 344/20 no genera nuevas erogaciones y funcionará en el ámbito de la Unidad Presidencia del organismo. Su articulación estará a cargo de la agente Rosina Leicht Ziegler.
“Este Programa nació por una iniciativa del Senasa y contamos con el apoyo y colaboración de la ANMAT, cuya experiencia nos fue muy útil. El año pasado se firmó un convenio para monitorear la venta de este tipo de productos con Mercado Libre y ahora extendemos nuestra acción a todo el espectro de la venta digital”, explicó el propio presidente del Senasa, Carlos Paz.
Destacó que “de esta forma también estamos ordenando el registro de productos que se venden por los canales digitales y combatiendo la venta ilegal de aquellos que pueden afectar la salud de los consumidores”.

MÁS INFORMACIÓN DISPONIBLE EN WWW.DOSMASDOS.COM.AR

Animales de compañía, el sector donde todos miran

Una de las posibilidades que los analistas destacan en el ámbito de la Sanidad Animal está estrechamente ligada al segmento de animales de compañía, sustentados en una verdad a todas voces: el vínculo humano / mascota se ha fortalecido a lo largo de esta crisis. “Esto no cambiará cuando la gente comience a volver al trabajo o a salir a las calles; la industria seguirá creciendo, aunque la trayectoria es desconocida. Esto dará lugar a una demanda continua, especialmente en el cuidado de mascotas y el acceso a medicamentos esenciales”.
Atendiendo esta realidad, la Revista 2+2 (www.dosmasdos.com.ar) publica este mes un completo informe sobre la realidad de los sistemas de medicina prepagos para mascotas, los cuales van desde veterinarias u hospitales que ofrecen el servicio, hasta empresas dedicadas exclusivamente al rubro, tanto como Bancos y entidades financieras. Aquellos interesados en acceder al informe completo pueden solicitarlo vía info@dosmasdos.com.ar.
El informe toma aún más relevancia en un contexto en el cual si bien se espera que el futuro sea prometedor, hoy se debe reforzar el foco en todo aquello que impacte en que los propietarios de las mascotas sigan cumpliendo con los planes de vacunación y desparasitaciones recomendados.
Todo ello, sobre la base de la expectativa de que una vez culminada la crisis por COVID-19 la gente retome sus visitas de rutina a la veterinaria e invierta en la salud de sus mascotas aún más de lo que lo hubiera hecho pre pandemia.

Juan Eiras. Mano a mano con el presidente de la CAF.

Juan Eiras. Mano a mano con el presidente de la CAF.

Juan Eiras renueva credenciales al frente de la Cámara Argentina de Feedlot y repasa todos los números del negocio en el medio de la nueva incertidumbre que se instaló en el país.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

El engorde a corral es una de las actividades esenciales en el medio de la cuarentena provocada por la pandemia del coronavirus en la Argentina. Sin embargo, la situación inédita que mantiene confinadas a casi dos terceras partes de la población mundial tiene consecuencias incluso en aquellas industrias que no frenaron su actividad.
Para Juan Eiras, presidente de la Cámara Argentina de Feedlot, hoy, la foto es buena para el productor maicero, el criador y el feedlotero, pero la película se detuvo.
“Hay una incertidumbre muy grande de lo que puede llegar a suceder en 60 o 90 días”, sostiene quien fue reelegido como presidente, a inicios de abril, en la primera asamblea virtual de la historia de la cámara de la cual participaron 57 de los 220 socios activos de la entidad. (Ver recuadro).
A propósito de su nueva designación, MOTIVAR contactó al dirigente y productor para repasar cuáles son los números de este negocio por el cual pasan siete de cada diez cabezas que terminan en los frigoríficos y de ahí a la mesa de los argentinos o embarcadas camino a los destinos internacionales más diversos.

MOTIVAR: ¿Cuáles son las características para que un feedlot sea negocio?

Juan Eiras: Hay tres modelos de feedlots que son sustentables. Los más pequeños de hasta 2.000 cabezas de capacidad instantánea que soportan la estructura porque tienen una integración a otra actividad agrícola. Es decir, cría o campos mixtos, y diluyen los costos con el resto de las actividades. Luego, están los feedlots medianos, desde 2.000 a 6.000 cabezas. En estos casos, hay integrados, pero también estructuras Pymes que logran ser eficientes a partir del gerenciamiento del dueño y la participación de los miembros de las familias propietarias, donde los cargos gerenciales son el propio ingreso de sus dueños. En el tercer modelo se encuentran aquellos por encima de las 6.000 cabezas con un grado mayor de profesionalización, donde se licuan los gastos al ganar escala. Hoy, los costos de estructura oscilan entre los $10 y $12 por cada kilo que producimos dentro del feedlot y eso incluye sueldos, maquinaria, lubricantes, combustibles y el mantenimiento de toda la estructura.

¿Qué papel ocupa hoy la nutrición en los costos?

Hay diferencias según la región, la lejanía de los puertos de Rosario y Bahía Blanca genera un abaratamiento de los costos de maíz, principal insumo de los feedlots. En el sistema se ha generalizado el uso de subproductos de molienda seca y húmeda, como harinas de soja, girasol y trigo, germen de las polenteras, malta de cervecerías y gluten, las etanoleras que proveen la burlanda y algunos otros bagazos regionales generando un mix en la alimentación. Hoy, la regla de 10 kilos de maíz para hacer un kilo de carne se redujo a unos 9 kilos para alcanzar el objetivo. Es decir, entre $75 y $82, y eso es más eficiencia. Allí, las empresas de núcleos vitamínicos y minerales también han sumado su aporte de la mano de los al menos 200 nutricionistas que hay en todo el país.

¿Cuál es el rol de la sanidad?

La sanidad tiene el mismo costo más allá de las escalas del feedlot. Los honorarios del profesional veterinario no tienen una gran incidencia en la estructura de costos. La inversión por animal oscila entre los $160 y $250 y esa diferencia depende de la marca de productos veterinarios que se utiliza y los planes de vacunación que se aplican.

¿Cuántos ciclos se pueden hacer por cada año?
A medida que los feedlots ganan escala suelen ir por la terminación de animales más pesados, concretando dos ciclos cada 12 meses, mientras que los pequeños buscan hacer novillito liviano de 350 kilos destinado al consumo interno y esto se explica en la capacidad de inmovilizar capital que tienen los primeros.
Los grandes suelen estar integrados a la actividad agrícola y el feedlot resulta una herramienta de agregado de valor al transformar proteína vegetal en proteína animal lo que les permite eludir el transporte de granos a puerto.

¿Qué pasa actualmente con los feedlots más pequeños?

Medianos y pequeños se reservan solo algunos novillos para hacer más pesados, pero suelen hacer ciclos más cortos y pueden alcanzar tres ciclos por año. Mientras que un animal de 450 kilos, destino exportación, requiere una inversión de $ 45.000 que se inmoviliza entre recría y terminación un mínimo 180 días, un animal liviano se compra con la mitad del dinero y se termina en poco más de 100 días. En otras palabras, el giro es mucho más rápido y los plazos comerciales de compra de hacienda e insumos, sin crédito bancario, impiden que esos productores puedan volcarse a terminar animales más pesados.

¿Es negocio tener un feedlot?

La película fue mejorando entre noviembre y diciembre de 2019 con un margen de rentabilidad aceptable donde toda la cadena de producción estaba equilibrada.
Hoy, la foto no cambió, pero se sumó incertidumbre a partir de la cuarentena, porque no se sabe qué pasará con el consumo en el corto plazo. Ya se observa que sobran la achuras porque las parrillas están cerradas y se sumó al fenómeno de Europa, donde la menor demanda de animales especiales por el parate gastronómico propició una caída en el precio de esos novillos de hasta el 15%.
En números, el margen bruto de animales livianos oscila entre $1.500 y $2.200 para una inversión de $ 30.000, mientras que, en novillos, hasta el inicio de la pandemia, iba de $2.500 a $4.000 con una inversión de $45.000 por cabeza.

¿Cuánto cuesta ingresar en el negocio?

En los últimos 15 o 20 años, sin contemplar el valor de tierra, tenemos un menor costo de inversión inicial a medida que nos alejamos de la zona húmeda porque los movimientos de suelo requieren menor inversión en calles, lomas y pendientes. Hoy, el movimiento de suelo es muy caro (siempre lo fue) y si pensamos en un feedlot con calles consolidadas y comederos de hormigón y una platea de tres metros de ancho se requiere un desembolso de US$ 350 por cabeza de capacidad instalada y un mínimo de 2.000 cabezas. A su vez, eso contempla mangas, corrales de aparto, todo el circuito productivo, celdas y algún silo de granos, tanques y bomba de agua con platea de hormigón, un galpón, oficinas y caseríos sumado al equipamiento de maquinaria mínimo que siempre deben estar duplicados. A medida que nos vamos alejando de la zona húmeda, el precio decrece hasta los US$ 250 por cabeza, pero también puede subir hasta US$ 500 si se amplía el uso de hormigón para mayor consolidación de calles.

Los 10 pasos estratégicos del negocio

  1. Inversión infraestructura (por cabeza): US$ 250 a US$ 500.
  2. Inversión mínima (2.000 cabezas): US$ 500.000.
  3. Costos de estructura (por kilo): de $10 a $12.
  4. Costo de nutrición (por kilo): de $75 a $82.
  5. Costo de sanidad (por cabeza): $160 a $250.
  6. Ocupación mínima remondada: 75%.
  7. Inversión por animal: $30.000 (liviano) a $ 45.000 (novillo).
  8. Ciclos año: 3 (terneros) – 2,2 (novillos).
  9. Ganancia de peso (día): 1 a 1,2 kilos (liviano) – 1,3 a 1,5 kilos (novillo).
  10. Margen bruto estimado: $1.500 a $2.200 (liviano) – $2.500 a $4.000 (novillo).

Cargo renovado y sentido de responsabilidad

“La implementación del plan estratégico de la institución, en el marco de los 20 años, elaborado en 2017, busca dotar de un carácter profesional sus vínculos tanto con los ministerios públicos como la relación con los socios”, resume el presidente de la Cámara Argentina de Feedlot, Juan Eiras, su objetivo en este mano a mano con MOTIVAR.
Puertas adentro, Patricio Reviriego es el director Ejecutivo, un rango a la par de la gerencia general, en manos de Fernando Storni, y a cargo de aceitar la relación público-privada y la pata institucional. “El fin es consolidar este modelo profesional similar a lo que se puede ver en CEPA, con Roberto Domenech, o en ABC, con Mario Ravettino”, confiesa Eiras que tiene una larga data familiar en su rol institucional.
“Mi padre, Juan Carlos Eiras, tuvo un rol activo en la Confederación Rural del Litoral, entre los años 80 y 90. Me crié en una familia de gremialistas y hay un aspecto reputacional al cual le dedicó tiempo, porque siento que me sale de forma innata”, asegura Eiras que, divide su tiempo entre el Grupo Eiras, con feedlots propios en Brandsen y Lobos y las actividades que demanda la CAF.
“Hoy, como presidente, el 50% de mi tiempo está dedicado a la Cámara”, señala y agrega: “Incluso para ser director hay que ser feedlotero activo, es decir, hay que conocer y sentir el negocio, pero todo lo que estamos haciendo en los últimos años, busca dotar al presidente de un rol más de consulta como consejero asesor”.
En la práctica, un equipo de seis personas dirige los destinos de la entidad y para Eiras, se va armando el tejido donde sus referentes se ocupan de las distintas áreas de la cámara que nutre sus arcas de la cuota de sus socios activos y los adherentes, como laboratorios, empresas de nutrición, maquinaría y frigoríficos.