MOTIVAR encabezado diarios
HomeInstagramPPA: ¿Oportunidad para la Argentina?
CON FOCO EN LA NECESIDAD DE INCREMENTAR LAS EXPORTACIONES DE PROTEÍNAS ANIMALES

PPA: ¿Oportunidad para la Argentina?

Esteban Turic. “Incrementar la producción de carnes debe ser una cuestión de Estado”.

Esteban Turic, CEO de Biogénesis Bagó, participó de CIVA 2019 y analizó el mayor golpe sanitario que sufrió el mundo el último año: la Peste Porcina Africana en China.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Los números que atañen a la República Popular China siempre son grandilocuentes. La segunda economía del Planeta cobija a más de 1.300 millones de seres humanos que, a razón de 40 millones por año, se integran a la flamante clase media desde hace décadas.
En ese ascenso social se sintetiza, entre otras cosas, un mayor consumo de proteína animal que tiene al cerdo en el centro de la dieta. La epidemia de Peste Porcina Africana (PPA), que tiene lugar desde hace más de un año, detonó los inventarios porcinos de China, que no solo es el principal consumidor, sino también el mayor productor mundial, con el 80% del mercado asiático, región que concentra un 58% de las 1.000 millones de cabezas de cerdo que hay en la Tierra.
Esteban Turic, CEO de Biogénesis Bagó, con tres años de experiencia en China, se ocupó de hacer un repaso sobre el impacto de la PPA en ese país y las oportunidades que despiertan sus consecuencias para la Argentina, en el marco de la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina 2019.

Un problema de peso

“Si bien es un virus letal, no afecta a los seres humanos. Sin embargo, en un primer momento, esta carencia de información generó cierta reticencia al consumo de carne porcina en China y por eso se puede decir que el volumen cayó antes por la demanda que por la oferta”, inició Turic.
A su vez, el CEO del laboratorio que cuenta con una planta en China que produce 40 millones de dosis antiaftosa para el sector porcino cada año, señaló que la PPA es de muy fácil trasmisión vía oral, por alimento, desperdicios, etc. y todavía no hay vacunas ni tratamientos efectivos para combatirla. “Se piensa que puede llevar hasta ocho años para que se elabore una vacuna que cubra más del 60% de los rodeos porcinos”, explicó Esteban Turic.
“Los brotes surgieron en el norte del país, provenientes de Rusia y, en solo seis meses, se propagó por todo China y lugares limítrofes. A tal punto, que también llegó a islas ubicadas a solo 600 kilómetros de Australia”, aporta más datos apoyado en un mapa ante los más de 400 asistentes a CIVA 2019.
“La epidemia fue tan severa debido a que, si bien China tiene 1.300 millones de habitantes, el grueso de la población está concentrada en la zona este, muy cerca de Corea del Sur y Japón. Es decir, hay una alta densidad. Asimismo, la producción de cerdo se da en el centro y este de China donde se concentra la población”, afirmó. Y agregó: “El 75% de los productores son pequeños y el top ten apenas concentra el 10% de la producción. Es decir, unas 70 millones de cabezas por año. El resto, tienen menos de 1.000 madres e, incluso, muchos de ellos hasta sólo cuatro o cinco cerdas por granja”.

¿Y la Argentina?

“El impacto de este problema, hasta el momento, asciende a una disminución de 200 millones de cabezas, solo en China”, señala Turic en otro pasaje de su presentación. “Hubo mucho productor que faenó todos sus animales antes de que llegue la epidemia, lo que generó un sobre stock inicial que, hoy, se está agotando. A su vez, la reducción de madres se estima que supera el 35%. Sin embargo, repito, el grueso fue por enviar a faena las cabezas antes de que llegue la epidemia y solo se faenaron 1,1 millón de cabezas por la enfermedad”, explicó. Y completó: “La producción general cae un 50% este año y se repetirá la performance en 2020. Las estimaciones en cuanto al consumo regular del gigante asiático hace pensar que faltaran de mínima 12 y hasta 20 millones de toneladas de carne de cerdo por año”, analizó el CEO de Biogénesis Bagó.
A su vez, para Turic “China buscará socios estratégicos, lo que generará un impacto al alza en los precios. Para la Argentina es toda una oportunidad porque tiene la capacidad de generación de granos y animales para abastecer una demanda creciente. Nos falta la capacidad financiera, pero eso los chinos lo tienen resuelto, habrá que ver cómo se logran las sinergias”.
“Aumentar la producción de carne es una obligación no solo una necesidad; de lo contrario nos vamos a pelear por el volumen actual, si la consumimos internamente o la vendemos afuera. Hay que elevar los niveles de eficiencia. Y, a su vez, atraer inversiones extranjeras es primordial, siempre que se logren los incentivos. Será tarea del nuevo Gobierno que se logre aprovechar esta nueva oportunidad”, cerró Turic.

comments

COMPARTIR:
Valoración: