MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaEl desafío de pensar como industria
MOTIVAR EN EL CENTRO DE LA ESCENA: LAS EMPRESAS PUSIERON SOBRE LA MESA LOS TEMAS CENTRALES DEL SECTOR

El desafío de pensar como industria

Con el objetivo de conocer la visión de los líderes del mercado de laboratorios veterinarios en nuestro país, reunimos a los principales referentes de las empresas que marcan el ritmo de la actividad.

Luciano Aba y Facundo Sonatti
luciano@motivar.com.ar
facundo@motivar.com.ar

 

Dream Team. Jorge Dale (Clamevet), Carlos Corrales (Labyes), Carolina Benzaquén (Fatro Von Franken), Juan Roo (CDV), Jorge Winokur (Vetanco), Juan Carlos Aba (Tecnofarm), Diego La Torre (Tecnovax), Sean Scally (Zoetis), Patricio Hayes (Caprove), Enrique Ariotti (Zoovet), Bruno Forti (FLAIVET), Diego Esborraz (OVER), Alan Wauters (Calier) y Esteban Turic (Biogénesis Bagó).

En el marco de una serie de acciones que darán contenido a la próxima Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina 2019, MOTIVAR decidió reunir a un grupo de empresarios cuyas compañías son líderes en el rubro de laboratorios veterinarios.
¿El objetivo principal?
Propiciar el intercambio de visiones e ideas respecto no solo de la actualidad y perspectiva para el mercado interno, sino también sobre las posibilidades de desarrollo en el campo exportador.
En definitiva, de este encuentro realizado en la Ciudad de Buenos Aires a mediados de julio pasado, participaron: Diego La Torre (Tecnovax), Juan Roo (Laboratorio CDV), Jorge Winokur (Vetanco), Carolina Benzaquén (Fatro Von Franken), Juan Carlos Aba (Tecnofarm), Carlos Corrales (Labyes), Esteban Turic (Biogénesis Bagó), Diego Esborraz (OVER), Enrique Ariotti (Zoovet), Sean Scally (Zoetis), Alan Wauters (Laboratorios Calier) y los representantes de las cámaras, Caprove (Patricio Hayes) y Clamevet (Jorge Dale), a quienes se sumó el directivo de la Federación Latinoamericana de Industrias Veterinarias (FLAIVET), Bruno Forti.

Sean Scally
Zoetis Argentina

La multinacional es uno de los líderes del mercado veterinario local y está presente en todos los segmentos de la producción, así como también en el de animales de compañía.

“El médico veterinario debe ser un socio estratégico del productor al igual que el ingeniero agrónomo lo es con el agricultor”.

Jorge Winokur
Vetanco

Es uno de los pesos pesados de capitales argentinos y comparte el podio con multinacionales en distintos segmentos.

“Para poder aprovechar las posibilidades que la industria veterinaria argentina puede encontrar en otros mercados del mundo, deberemos invertir y desarrollar productos innovadores que permitan ganar rentabilidad y liderar el futuro del sector”.

Una mesa en la cual faltaron algunos otros grandes jugadores del mercado, pero que sin dudas nos permitirá avanzar en vislumbrar el perfil y la visión de un sector reconocido a nivel internacional, que genera divisas y ofrece empleos de calidad.
Sin lugar a duda que una primera reflexión por parte de quienes coordinamos el encuentro desde MOTIVAR tiene que ver con la heterogeneidad de realidades que se perciben entre personas y empresas aún dentro del mismo rubro.
Independientemente de que estos laboratorios veterinarios participen más o menos activamente en distintos rubros y especies animales, también muestran diferencias de enfoque, perspectivas y visiones a futuro respecto de los propios modelos de negocio que llevan adelante.
Más allá de esto, ha sido interesante encontrarse con un grupo de empresarios que se mostró agradecido con las posibilidades que promueven los distintos actores de un sector en el que todos coincidieron es posible seguir haciendo buenos negocios.
Mismo grupo de empresarios que lejos de poder dedicar el 100% de su tiempo a pensar en situaciones superadoras para su empresa y el rubro en general, convive con responsabilidades financieras y desafíos crediticios que cada vez juegan un rol más preponderante en la sustentabilidad de compañías que han hecho de la diversificación un culto para sortear las múltiples crisis de las últimas décadas.
Como se dijo, el foco del encuentro propiciado por MOTIVAR estuvo puesto sobre el análisis del sector en general y no del desempeño de los negocios ligados a la salud animal en alguna especie en particular. Y quizás de aquí surja una primera conclusión: si bien es cierto que el rubro de productos veterinarios se encuentra estancado en el segmento de la ganadería bovina (carne y leche), el resto de las áreas de oportunidad (aves, cerdos y animales de compañía, por ejemplo) han avanzado y crecido en el último tiempo.
Es aquí donde la mirada más amplia del sector coincide también en que la evolución del negocio en los últimos tiempos arroja un saldo positivo, más allá de lo cual los referentes insistieron en la necesidad de seguir trabajando en la búsqueda de estadísticas formales y certeras que avalen un trabajo de proyecciones más profesional en lo que sería hoy un mercado interno valuado en los US$ 350 millones.
Más allá de esto, dejaron claro que este 2019 ha mostrado un mejor desempeño que el año pasado, destacando que el ritmo de pérdida de rentabilidad por los negocios generados se ha venido incrementando.
Frente a esto, los referentes ven en la llegada de innovaciones y productos biotecnológicos un posible camino para recuperar los márgenes perdidos.
En ese sentido, los invitados también coincidieron que el mercado de productos veterinarios (fármacos, biológicos y diagnóstico) orientado a animales de compañía tendrá un crecimiento exponencial, copiando las tendencias que se perciben ya en otros lugares del mundo: con cambios en el entorno de los animales y principalmente en sus vínculos emocionales y afectivos con las personas.

Diego La Torre
Tecnovax

Nacida en pleno Siglo XXI, la firma nacional ostenta una posición de liderazgo en el rubro de vacunas para bovinos, demostrando también un fuerte perfil exportador.

“A pesar del contexto, pudimos crecer en base una buena propuesta de valor, inversión en tecnología y siempre de la mano del veterinario”.

Esteban Turic
Biogénesis Bagó

El gigante local, líder en el segmento de ganadería bovina, busca desembarcar en el sector de Animales de Compañía, sin perder de vista su aporte en la produccón animal.

“Hay que poner el ojo en el profesional para que el productor aplique más tecnología, porque la misma está disponible”.

Diego Esborraz
OVER

El laboratorio veterinario con base en San Vicente, provincia de Santa Fe, logra un buen equilibrio exportando casi la mitad de su producción a 50 países.

“Más allá de lo que fue el último año, podemos decir que trabajamos en una industria que nos ha dado muchas posibilidades y sigue planeado buenas oportunidades de negocio”.

Juan Roo
Laboratorio CDV

La firma concretó la mayor inversión de los últimos tiempos en el rubro, tras desembolsar US$ 50 millones en una nueva planta de vacunas antiaftosa.

“Sin dudas, cuando los productores, veterinarios y laboratorios nos veamos beneficiados con reglas de juego claras, podremos pensar en aumentar la aplicación de dosis en Argentina”.

Visión de industria

Nuestro objetivo no es aquí compartir frases textuales sobre lo que se dijo en este encuentro entre líderes del sector veterinario, sino transmitirles las sensaciones de un encuentro en el cual se percibió una cada vez mayor vocación por compartir información y vínculos entre los integrantes del sector. Aunque sin dudas aún no se hayan logrado los cambios esperados en este sentido.
Históricamente, a la industria veterinaria le ha costado asociarse y realizar autocríticas sobre las posturas adoptadas en el tiempo. Quizás hoy exista entre los jugadores una mayor conciencia en cuanto a la importancia de tomar decisiones colaborativas y con una mirada sobre la sustentabilidad del negocio, de cara a 4 o 5 años.
¿Podrá el sector compartir una mirada común de largo plazo (Ver recuadro)?
Y es aquí donde ese resolver problemas todos los días se cruza con la necesidad de establecer las bases de una industria más ambiciosa, que apunte al crecimiento, a generar más empleo y captar mejores talentos desde la sociedad.
De allí la importancia de destacar que durante la reunión se planteó la necesidad de abordar todos estos desafíos como una sola industria, sin distinguir entre laboratorios nacionales y multinacionales, alineando objetivos sobre la base de la calidad de los productos, la confianza y la ética comercial.
En definitiva, nadie duda que el sector debe revalorizar su representatividad, presentándose como una industria consolidada que, como pocas, genera divisas, promueve fuentes de empleo altamente calificado y representa aún un buen negocio para las empresas que del mismo participan.

Ganadería: una tentación para todos

En todo momento los representantes de los laboratorios convocados por MOTIVAR destacaron la potencialidad de nuestro país en materia de producción ganadera y la trascendencia de lograr una mayor eficiencia en los rodeos por medio de la incorporación de tecnologías sanitarias, para salir de un estancamiento productivo que se refleja en las dosis comercializadas por la industria de laboratorios.
“La imposibilidad de romper ese techo de cristal es un interrogante bien complejo”, admiten los líderes del sector.
El camino a seguir parece ser compartido por todos y ubica al asesor veterinario en el centro de la escena, como recomendador de la adopción tecnológica. La apuesta sigue siendo emular lo que hizo la agricultura con el ingeniero agrónomo. Para esto, ven imprescindible seguir avanzando en que los campos cuenten con planes sanitarios productivos, pero quizás cambiando el enfoque y ofreciendo a los veterinarios una mayor participación en lo que hace a la comercialización.
“Tenemos que volver a convertirnos en socios del veterinario y proveerlo de mejor información para que el productor aplique más tecnología porque las mismas están disponibles”, sería el mensaje de siempre, pero aggiornado a la forma en que más valor agregue.
Frente a esto, fue interesante repasar un concepto que quizás en las últimas líneas haya pasado desapercibido: los nuevos mercados exportadores podrán impulsar la producción y las inversiones, pero para que el veterinario tome un rol decisivo en su trabajo de extensión a campo, será clave establecer reglas de juego favorables a todos los eslabones de la cadena. Asimismo, la mesa de debate asumió que las posibilidades de incrementar el uso de productos veterinarios tienen que ver con que los ganaderos logren operaciones rentables.
Interesante fue también escuchar los distintos puntos de vista de los presentes respecto del rol que el Estado debería desarrollar a la hora de favorecer la mayor adopción de tecnologías que posibiliten un aumento de la producción.
En ese marco y sin dejar de reconocer que el desorden macroeconómico desde hace muchos años impacta en la industrias, los presentes dejaron quizás más interrogantes que puntos en común. ¿Se puede esperar que el mercado crezca solamente “educando” a la demanda? ¿Qué medida “orientativa” podría proponer el sector? ¿Es factible esperar que los productores contraten una consultoría y adquiera tecnología sin un horizonte claro al destino de su producción? ¿Sería una solución devengar impuestos en vacunas?
Más allá de esto, quedó clara la importancia de coordinar acciones para trabajar con las autoridades pertinentes, dando a conocer las problemáticas concretas del sector. “Hay que repetir y repetir. Debemos insistir en los mensajes orientados a la eficiencia y a la presencia de los veterinarios como asesores de producciones sustentables”, explicaron los referentes, asumiendo también que “si en este tiempo la aguja no se movió es porque algo estamos haciendo mal”.

Enrique Ariotti
Zoovet

Desde Santa Fe y hacia el mundo, la empresa busca posicionarse como una alternativa en el mercado interno, apuntando los cañones también al crecimiento internacional.

“Las crisis largas son una oportunidad para las empresas locales como la nuestra, siempre sobre la base de la reinversión de capitales y una mayor eficiencia en la producción”.

Carolina Benzaquén
Fatro Von Franken

La alianza entre una empresa familiar argentina y un laboratorio italiano es estratégica para explicar la consolidación de la compañía.

“La diversificación nos ha permitido sortear varias de las crisis que vivió nuestro laboratorio y el país en los últimos 60 años”.

Posibilidades en otros mercados

También durante el encuentro los referentes mencionaron la “renovación” que se llevó adelante en el Senasa a partir de 2015 para luego pasar rápidamente a analizar la destacada posición que los laboratorios veterinarios argentinos mantienen como “exportadores” en el ámbito internacional, más allá de la reiterada necesidad de armonizar ciertas normas entre los países.
Todos coincidieron en que la industria argentina es fuerte, tiene historia, una buena capacidad instalada y nivel tecnológico de excelencia, pero explicaron que sin inversión será muy difícil para las empresas acoplarse a los nuevos requerimientos internacionales.
Más allá de esto y de marcar un alerta en cuanto a la “penalización” que representan las retenciones a las exportaciones de productos veterinarios, los líderes reunidos por MOTIVAR perciben en esta unidad de negocio un eslabón fundamental para sus empresas. “Más que una oportunidad, exportar es una obligación”, han repetido desde la industria local, dejando también en claro la necesidad de invertir en lograr productos diferenciales o que tengan ventajas comerciales realmente competitivas. No parecería ser la pelea de commodities de escala la más recomendable para el sector.
Asimismo, trazaron el desafío de mejorar la rentabilidad de los productos que exportan; destacaron que en África se encuentra buena parte de la posibilidad argentina de crecimiento y se plantearon el desafío de poder realizar comitivas conjuntas para recorrer países y mercados con potencial
¿Otros puntos en común?
Más allá de todo lo mencionado en el artículo, de la charla también surgieron otros posibles punto de trabajo en común, como puede ser el establecer un contacto con entidades del estilo del CONICET o el INTI que podrían resolver algo que individualmente es muy costoso (análisis y validaciones), así como avanzar en formación continua para el persona de los laboratorios sobre estos temas y la posibilidad de abordar la inteligencia de mercados de manera conjunta, al menos como base de datos básicos y preliminares al momento de plantear los negocios.

Carlos Corrales
Labyes

Es uno de los jugadores de capitales argentinos líder en el segmento de Animales de Compañía que también pisa fuerte en varios países de nuestra región y otras del mundo.

“El mercado de pequeños animales va a tener un crecimiento exponencial. No podemos hablar aquí solo del mercado interno; hay que abrir la cabeza y tener sentido de globalidad”.

Alan Wauters
Laboratorios Calier

La empresa con sede central en España juega cada vez más fuerte en segmentos específicos de la producción animal en Argentina.

“Si bien la expectativa es superior, vemos estancado el resultado en algunos rubros. El techo de la industria está muy lejos”.

Juan Carlos Aba
Tecnofarm

El laboratorio veterinario nacional ha logrado desarrollar una cadena comercial sólida, sobre la base de la comercialización en el canal veterinario.

“Debemos seguir insistiendo con nuestros mensajes; adecuándolos para lograr una cada vez mayor adopción de tecnologías sanitarias”.

Hay consensos, pero todavía falta la acción

Los popes de la industria no dudan en verbalizar cuáles son los puntos en común de cara a trazar un Plan Estratégico de crecimiento, pero aun no se observan movimientos articulados para ejecutarlo.
En los albores de la carrera presidencial, hace solo un par de meses, Mauricio Macri promovió el acercamiento a sus principales contrincantes a partir de la postulación de 10 puntos de consenso nacional. En los mismos, se buscaba sentar bases sólidas para el desarrollo del país. Si bien, la aplanadora que significa la realidad argentina desechó rápidamente la propuesta, fue el disparador para que el equipo de MOTIVAR emule la iniciativa reorientada a la industria de sanidad animal. Así fue como se convocaron a los principales referentes del sector a partir de una declaración de 10 puntos potenciales para lograr un Plan Estratégico de crecimiento para toda la Industria Veterinaria Argentina. Y los referentes aceptaron la invitación que tuvo lugar en The Beer House Experience, un bar a puertas cerradas en San Telmo (CABA), a mediados de julio.
“Generar los mecanismos por los cuales posicionarse ante los organismos públicos y la sociedad en su conjunto como un sector que genera empleos de calidad y alto valor agregado”, fue el punto que reunió el máximo consenso entre todos los asistentes.
Asimismo, generar los incentivos, acuerdos y beneficios necesarios para incrementar las exportaciones de productos veterinarios; favorecer y estimular la generación y difusión de contenidos de calidad que hagan foco en el buen uso de los mismos como estrategia central en busca de su mejor resultado luego de ser aplicados; y alcanzar acuerdos con sectores estratégicos ligados a cada especie animal, a fin de difundir los buenos cuidados sanitarios de las mismas y su impacto para la sociedad en su conjunto se encolumnan como los siguientes ítems con mayor nivel de aceptación por parte del sector.
Al mismo tiempo que, la mayoría, destacó la importancia de promover la Lealtad Comercial entre los actores de la cadena por medio de acciones concretas.
Si bien hay puntos de acuerdo significativos entre los distintos miembros de la industria, tanto de capitales argentinos como las multinacionales, resulta llamativo que por ejemplo, no haya tenido demasiada aceptación la posibilidad de avanzar en una integración de las cámaras sectoriales para aunar fuerzas y lograr una representación integral del sector. Del mismo modo, no estuvo entre las prioridades la posibilidad de fomentar el avance tecnológico en la cadena logística veterinaria, ni elaborar y actualizar un sistema de estadísticas sectoriales público y confiable.
Es sabido que sin información fidedigna, ni un fuerte sentido del asociativismo es muy complejo emprender un camino exitoso en cualquier empresa del rubro.
Hoy, la industria veterinaria argentina reunida por MOTIVAR tiene claro ciertos puntos de consenso, pero aún no se observan acciones concretas que permitan vislumbrar la ejecución de un Plan Estratégico en pos de agrandar definitivamente el mercado.

comments

COMPARTIR:
Valoración: