fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeEdición Impresa“Perdemos un mes de producción al año por calidad de leche”
INFORME ESPECIAL - PRODUCCION LECHERA EN ARGENTINA

“Perdemos un mes de producción al año por calidad de leche”

Lo asegura Marisa Martinez, presidente de la Asociación Pro Calidad de Leche (APROCAL). También sostiene que, en los tambos locales, la inversión en sanidad no supera el 3% de los costos totales.

En Argentina, cada $100 que se invierten en la producción de leche, solo $3 van a manos de laboratorios veterinarios en concepto de incorporación de tecnologías sanitarias. La cifra resulta minúscula en comparación con los montos que insume la nutrición o los pagos en personal, por ejemplo.

“La inversión que realizan los tambos en sanidad no supera el 3% de los costos, en promedio”.

Pero hay números aún más contundentes.
Para Marisa Martinez, presidente de la Asociación Pro Calidad de Leche (Aprocal), el país pierde un mes de producción por calidad de leche cada año.
“Datos recientes, a partir de un trabajo a campo realizado en la cuenca lechera de Córdoba, recabados por Alejandro Larriestra y su equipo, sostienen que, rodeos con un conteo de células somáticas de 350.000 tienen una pérdida de un mes de producción por año. Y el promedio nacional está por encima de las 400.000”, reflexiona Martinez.

Hasta las tetas
Las problemáticas sanitarias se cuentan de a docenas en los establecimientos lecheros, pero es la mastitis la que genera las mayores pérdidas económicas.
“En esta problemática no solo se contempla el costo del tratamiento, sino también, la leche que se debe tirar o se deja de producir y la pérdida que tendrá el animal en cuanto a la recuperación de la glándula mamaria”, señala la titular de Aprocal. Y sigue: “El Programa CLAVE, elaborado hace algunos años, habla de pérdidas por casos de mastitis de 381 litros de leche, en los primeros 90 días, en vacas adultas; y 132 litros para vaquillonas”.
La grave crisis climática que afecta algunas de las cuencas lecheras más importantes, por las inundaciones, tiene mucha influencia en las mastitis, sobre todo por los organismos ambientales, ya que el agua favorece el desarrollo de bacterias y trae aparejado otras infecciones como la leptospirosis.
“No se debe descuidar la sanidad del rodeo. Por un lado, para cuidar a la vaca, ya que cuando las condiciones mejoren debe producir de manera óptima y, por otro, porque muchas de estas enfermedades son zoonóticas; debemos tener recaudos especiales”, advierte Martinez. Y agrega: “No tengo datos oficiales sobre cuánto los productores redujeron su inversión en sanidad, pero de pronto, algunos tratan de reducir costos a partir de elegir productos por precio”.

Una atención especial
“Si dividimos las problemáticas por categorías, en las guacheras (terneras recién nacidas hasta los primeros 60 días de vida), los cuadros más importantes a atender son las diarreas que se dan en los primeros 20 días de vida y repercuten en el desarrollo de la ternera. Incluso estudios resientes muestran que, cuanto mejor salud gastrointestinal tenga en esos días, mejor salud respiratoria tendrá en la siguiente etapa, que es la recría”, desarrolla la médica veterinaria. Y continúa: “En la recría, se dan los problemas de neumonía más graves. Además, se deben atender afecciones reproductivas a partir de problemas en la fertilidad y los abortos”.
Cuando las vacas ingresan a la etapa de ordeño, además de la atención en mastitis, Martinez apunta que se debe prestar especial atención a las afecciones pódales y los problemas de fertilidad, sin olvidar, brucelosis y tuberculosis, dos problemáticas que hacen al rodeo general en el tambo, porque sin su control no se puede comercializar la leche.
A la hora de hablar de costos, la especialista sostiene que, en líneas generales, se habla de una inversión en sanidad en torno al 3% del cheque general de costos, y la incidencia de los honorarios de asesores es baja.
“Un buen manejo sanitario, que incluye vacunaciones y manejo del rodeo y ambiente, reduce notablemente las pérdidas que pueden ocasionar todas las problemáticas antes mencionadas. No representa una erogación, sino que contar con los asesores adecuados significa ahorrarse problemas y reducir la incidencia que pueden llegar a tener todo tipo de afecciones”, afirma.
“El Plan Argentino en Calidad de Leche, impulsado por la Subsecretaria de Lechería va a incrementar el número de profesionales porque en lo que se refiere en sanidad de tambo y en particular, ubre, se busca capacitar profesionales”, adelanta la presidente de Aprocal que, junto a INTA, INTI y Senasa participan de la coordinación del programa.

comments

Valoración: