fbpx
MOTIVAR- Descarga Julio 2020 – Header
HomeEdición Impresa“Podemos garantizar la eficiencia productiva de las granjas”
OBJETIVOS ESPECIFICOS PARA LOS ASESORES EN PORCINOS

“Podemos garantizar la eficiencia productiva de las granjas”

Fernando Cané. Presente en las jornadas Todo Cerdos organizada en Córdoba.

Para lograrlo, Fernando Cané sostuvo que se debe trabajar en cuatro indicadores: lechones destetados por hembra; kilos logrados por lechón; kilos vendidos y conversión de alimento por fase productiva y total.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

La equilibrada distribución de recursos en actividades de manejo que permitan alcanzar el máximo beneficio económico posible (mayor productividad y menores costos) puede ser la definición más clara de lo que es la gestión en una empresa dedicada a la actividad porcina en nuestro país. Al menos así lo señaló Fernando Cané, director de la firma Medax, en el marco de la edición 2016 de Todo Cerdos desarrollada en la localidad cordobesa de Pozo del Molle el pasado mes de junio.
Allí estuvo presente también MOTIVAR, compartiendo debates y discusiones en un ambiente donde se expresaron a flor de piel cada uno de los dantescos ribetes que vivió en pocos meses una industria porcina que pasó de una situación de confort, al stress propio de aquellos que ven peligrar su futuro inmediato.
A pesar de esa realidad, los asistentes (productores, asesores y autoridades) coincidieron en que los cambios en las reglas de juego que impuso el nuevo Gobierno nacional, no deben hacerle perder el foco a los distintos actores de la cadena sobre cuáles son las variables que definirán su continuidad en el negocio.
“Si bien es claro que producimos carne de buena calidad, debemos seguir esforzándonos por mejorar la eficiencia productiva, como método para mitigar los impactos económicos y revertir déficits ambientales”, aseguraron los expertos.

¿Cómo hacerlo?

 

Fernando Cané. Presente en las jornadas Todo Cerdos organizada en Córdoba.

Fernando Cané. Presente en las jornadas Todo Cerdos organizada en Córdoba.

Con una destacada participación en Todo Cerdos, el Dr. Cané (integrante de un equipo de asesores técnico – comerciales con sede en Chañar Ladeado, Santa Fe) sostuvo que: “Las granjas porcinas generan una enorme cantidad de datos para cuyo procesamiento ya existen softwares que permiten elaborar informes sobre variables clave que definen qué tan eficientes somos, estableciéndose, además, cuáles de ellas son las que representan un mayor costo económico”. Por su parte, el representante de Medax -empresa que cuenta con su propio laboratorio de diagnóstico y un centro de extracción y análisis de semen porcino- explicó: “Es clave saber en qué rubros podemos hacer modificaciones para elevar realmente los márgenes”.
Interesante fueron también las palabras de Cané en torno a los cuatro indicadores que, según su visión, resumen la eficiencia de una granja: lechones destetados por hembra por año; kilos por lechón; kilos de cerdos vendidos y conversión de alimento por fase productiva y total.
Además, Cané enumeró una serie de mediciones a tener en cuenta desde lo técnico en las distintas explotaciones. “Lograr un primer servicio entre los 220 a 240 días, con madres bien preparadas y fomentar los servicios múltiples en –al menos- en un 90% de las hembras son objetivos tan importantes como estandarizar niveles correctos de la lactancia sea correcta, subir la fertilidad por encima del 87% y monitorear el retorno de los celos”. Y advirtió: “Si bien son básicas algunas de las cuestiones que afectan la reproducción de las hembras, como la insolación por el corrimiento de una cortina, presencia de heridas o de mastitis, muchas veces no son consideradas, ni prevenidas. Deberemos tener en cuenta que estos detalles pueden explicar la brecha entre granjas con un nivel de fertilidad en torno al 93%, respecto de las que no superan el 80%”.

 

Casos de éxito

Más allá de esto, el disertante compartió ejemplos de granjas medianas -con alrededor de 300 madres- que en la última década lograron una mejora sustancial en la eficiencia productiva, a partir de una gestión activa por parte de sus propietarios y asesores. Particularmente, se refirió a un plantel que, desde 2007 avanzó de 230 a 300 madres y alcanzó niveles de producción en torno a los 2.650 kilos por vientre al año: una mejora del 44% en nueve años.
“Luego de tres años de repetir el número de cabezas vivas logradas por cerda implementamos un cambio genético que paulatinamente, y con mejoras sucesivas, nos permitió pasar de 9,72 a 12,5 lechones por hembra”, explicó el asesor. Por otro lado, graficó: “Cuando comenzamos a trabajar estábamos en 2,2 partos por vientre al año y ahora alcanzamos los 2,4 por medio de un estricto control de las condiciones corporales, mejoras en la lactancia, una mayor aplicación de la inseminación transcervical y el adecuado manejo de los tiempos en el servicio”.

 

Otros elementos a considerar

Considerando que el costo de alimentación interviene entre un 65 y hasta 70% en el costo de producción total del cerdo, el hecho de pasar de 2.400 a 2.700 kilos de carne por hembra al año representaría, según Cané, una mejora del 0.05% en la conversión. “Hay que equilibrar las formulas porque el maíz no es la única opción”, explicó el médico veterinario. Y avanzó: “En países como España se incorporan hasta 16 ingredientes en una dieta. Además, se puede dividir por etapas el proceso de engorde: a partir de una dieta hasta los 30 kilos, otra desde los 30 a los 60 y una tercera desde los 60 hasta el final del ciclo, por ejemplo”.
En este sentido, Cané enfatizó en la importancia de invertir en comederos, que “se amortizan en 15 años”.
Y culminó: “Debemos prestarle mucha atención a la construcción de estos comederos: en algunos casos, por mal diseño y manejo pierden hasta el 5% del alimento… eso es mucho dinero”.

INFORME DE APPORSAFE

¿Qué pasa con el costo interno de producción?

Un informe de la Asociación de Productores Porcinos de la provincia de Santa Fe asegura que en junio, el costo de producción promedio de un kilo de carne de cerdo fue de $18,95 y que por el mismo los productores recibieron $15,50 al momento de venta ($3,45 menos). Por esta tendencia, que se profundizó en el segundo trimestre del año, desde la Asociación se estima que los productores santafesinos perderán $220 millones entre abril y agosto si no se toman medidas.
Vale decir que más allá del crecimiento manifestado en el mercado interno durante la última década, la cadena porcina nacional todavía está lejos de los niveles productivos que se logran en otros países, por ejemplo de la Unión Europea.
“En una granja de España o Alemania se producen 24 capones por madre cada año, mientras que en Argentina esa cifra oscila entre los 12 y los 16 capones por madre, en promedio”, aseguraron los analistas.

 

comments

Valoración: