fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa“El desafío es avanzar en mejoras regulatorias y tecnológicas”
CON FOCO EN LA INDUSTRIA DE LABORATORIOS VETERINARIOS

“El desafío es avanzar en mejoras regulatorias y tecnológicas”

Cornacchioli y Colman. En las oficinas del laboratorio CEVASA.

Visitamos la planta de CEVASA en Pilar (Buenos Aires) y dialogamos con sus autoridades sobre el futuro que avizoran para las empresas nacionales que siguen invirtiendo en el sector.

Nicolas de la FuenteNICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

Cornacchioli y Colman. En las oficinas del laboratorio CEVASA.

Cornacchioli y Colman. En las oficinas del laboratorio CEVASA.

A pesar que los últimos años han sido complejos para la compañía, logramos sortear una serie de obstáculos en materia de inflación, devaluación e importaciones para mantener y hasta incrementar nuestra participación en el mercado veterinario nacional”.
De este modo inició su diálogo con MOTIVAR el presidente de CEVASA, Ezequiel Colman. Al mismo tiempo, destacó la fortaleza manifestada por el laboratorio a la hora de mantener los puestos de trabajo de su personal y seguir concretando inversiones en el mantenimiento, equipamiento y una mayor adopción de tecnología en la planta ubicada en el Parque Industrial Pilar (Buenos Aires).
“Lógicamente, en los últimos cinco años hemos tenido que ir reconvirtiendo nuestro negocio para poder sostener la rentabilidad equilibrio del mismo”, agregó el titular de la firma nacional que comercializa soluciones terapéuticas destinadas a la avicultura y la producción de cerdos, tanto local, como internacionalmente.
“Si bien las exportaciones se contrajeron levemente desde 2013 a la fecha, podemos decir que esta unidad de negocios (por medio de la que se abastecen 50 países alrededor del mundo) sigue siendo estratégica para la empresa, representando cerca del 45% de la facturación”, agregó Colman.

Mercado local

 

Instalaciones en Pilar. Laboratorio de Control de Calidad.

Instalaciones en Pilar. Laboratorio de Control de Calidad.

“Desde siempre apuntamos a diferenciarnos de la competencia, logrando ser la primera opción frente a desafíos reales a campo para nuestros clientes”, aportó el gerente general de CEVASA, Pablo Cornacchioli, quien también destacó el crecimiento manifestado por el laboratorio en el segmento porcino local.
“Hace cinco años creamos una división específica que hoy explica el 35% de las ventas que generamos en Argentina”, sostuvo Cornacchioli. Y agregó: “Esto fue posible gracias al equipo de profesionales que hemos conformado, con el objetivo de dar soporte técnico y comercial a una actividad que se sigue tecnificando con miras a convertirse en un jugador clave dentro de los exportadores de alimentos”.
Más allá de esto y de reconocer que la situación de los productores porcinos (y avícolas) dista hoy de ser la que fue hace poco tiempo, Colman destacó los seminarios y las reuniones técnicas que la empresa patrocinó a lo largo de 2015 y 2016 en estos rubros, “a las cuales se sumaron visitas de los clientes a la planta para mostrarles las instalaciones y nuestra manera de trabajar y llevar adelante las Normas GMP”.

La planta de producción

 

Capital. Reactor de polvos con una capacidad de 2.000 litros.

Capital. Reactor de polvos con una capacidad de 2.000 litros.

Luego de dialogar con las autoridades de CEVASA, participamos de una recorrida por la planta de 2.500 metros cuadrados que la firma dispone en el Parque Industrial Pilar, donde se elaboran soluciones orales, polvos y desinfectantes mediante un circuito productivo que se inicia con un área de muestreo para materias primas y continúa en salas de fraccionamiento (principios activos, excipientes y betalactámicos), mezclado, dosificación y acondicionamiento.
A su vez, las instalaciones en las cuales trabajan a diario más de 100 personas contemplan un depósito de otros 2.800 metros cuadrados. Vale decir que la unidad de producción cuenta con la certificación oficial GMP en procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento, empaque y depósito de productos veterinarios.
Y también para la elaboración de líquidos y semisólidos de administración oral y de uso externo, excluyendo aquellos que en su formulación contengan principios activos hormonales; y de polvos de administración oral y de uso externo, incluyendo aquellos que en su formulación contengan principios activos betalactámicos.

MOTIVAR: ¿Notan modificaciones en las exigencias actuales para ingresar en otros mercados del mundo?

Depósito: Son 2.800 metros cuadrados.

Depósito: Son 2.800 metros cuadrados.

Pablo Cornacchioli: Sin dudas que los países han avanzado considerablemente en cuestiones normativas internas, razón por la cual contamos con un grupo de profesionales dedicado al análisis y la interpretación de las normas europeas actuales, sobre las cuales creemos que se deberían basar los estándares actualmente.
Existe el material humano capaz de lograrlo en nuestro país y es hacia allí adonde deberíamos apuntar.
No se debe perder de vista que somos empresas elaboradoras de medicamentos que se emplean, muchas veces, en animales que terminan convirtiéndose en el alimento nuestro y de nuestras familias.
En esto se han sustentado muchos de los cambios en las regulaciones que percibimos, algunas de las cuales están ya bajo la órbita de los ministerios de Salud, abandonando la órbita de Ministerios de Agricultura.

¿Es una tendencia en todas las regiones?
Absolutamente.
Hay países como Arabia Saudita al que ingresamos hace 10 años, cuando no hacía falta una auditoria puntual, mientras que en los últimos tiempos las visitas a las plantas elaboradores se convirtieron en un requisito, al que se sumaron modificaciones en su sistema de aprobación de registros y el dossier (en base a la normativa europea).
Algo similar ocurre con Turquía, Malasia y otros países.

¿Cuáles son los desafíos para la industria en ese contexto?
La tendencia exportadora de las empresas locales y la capacidad productiva nacional en materia de generación de proteínas animales nos llevará sin dudas en la dirección que mencionábamos recientemente. Los laboratorios seremos cada vez más auditados, debiendo cumplir con exigencias globales que seguramente se internalizarán en el sector por medio del accionar del Senasa.
El desafío pasará por avanzar en mejoras regulatorias, técnicas y tecnológicas.
Esperamos una mejora contundente en estos temas, con el objetivo de unificar los criterios que siguen los procesos de elaboración de medicamentos. Tenemos mucho camino por recorrer, pero estamos preparados para dar el salto.

¿Y qué expectativas tienen para el mediano plazo?
Ezequiel Colman: Vemos un futuro promisorio y favorable, aunque seguramente será recién a partir del segundo trimestre de 2017 que veremos la mejora que anhelamos en el ámbito local. Más allá de esta visión, sabemos que tanto Argentina como otros países del mundo son verdaderamente dinámicos y cambiantes, situaciones frente a las cuales tendremos que mostrar agilidad en los procesos de toma de decisiones.

¿Y en los mercados internacionales?
Nuestro objetivo para los próximos años es seguir consolidando la marca CEVASA.
Al mismo tiempo, creemos que para fines del 2017 estaremos ya exportando algunos de nuestros productos a China, donde tenemos muy avanzados un grupo de registros.
También estamos analizando distintas posibilidades comerciales como para poder incursionar con éxito en el mercado brasilero. El próximo año pondremos atención en varios países de África. Nos abocaremos a seleccionar posibles distribuidores, para luego dar comienzo a la registración de los productos y poder comercializar a partir del 2018.

comments

Valoración: