fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa“El déficit en genética bovina supera los US$ 10 millones”
EN EL MARCO DE LA EXPOSICION RURAL DE PALERMO

“El déficit en genética bovina supera los US$ 10 millones”

Etcheverry. Aportó datos del sector.

Así lo señaló Mariano Etcheverry, director ejecutivo de CABIA, quien realizó un balance entre las dosis de semen exportadas e importadas por nuestro país el año pasado.

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar

Etcheverry. Aportó datos del sector.

Etcheverry. Aportó datos del sector.

El comercio internacional de genética bovina -medido en dosis de semen- alcanzó los US$ 420 millones en 2014, según las últimas cifras publicadas por Naciones Unidas (ONU). Entre otros datos sobre el rubro, también podemos mencionar que el mercado pasó de 20 millones de unidades en 1998 a 38 millones (US$ 250 millones en 2006). ¿Algo más? Si, para 2011 la cifra ascendió a los US$ 370 millones (50 millones de dosis).
Estos son datos globales que compartió el Ing. Mariano Etcheverry, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Biotecnología de la Reproducción e Inseminación Artificial (CABIA) en una presentación realizada en el marco de la 130º Exposición Rural de Palermo de la cual participó MOTIVAR.

El mercado local

Vale recordar que Argentina tiene un peso reducido en el concierto mundial de comercialización de semen bovino, con exportaciones por cerca de US$ 2 millones en 2015, según cifras coincidentes entre CABIA y la Aduana.
En materia de importaciones, el peso relativo del país se incrementa con US$ 12 millones en compras y un octavo puesto en el ranking global de compradores de genética. En ese punto, Etcheverry aseguró que “la Argentina tiene un déficit en genética bovina de US$10 millones”, y describió el mercado local: “En CABIA estimamos que nuestros socios representan el 80% de la industria argentina de genética, en un mercado doméstico que ascendió a 5,8 millones de dosis de semen el año pasado. La comercialización creció un 174%: una expansión del 135% en razas lecheras y 250% en las de carne desde 2001”.
Según cifras de la Aduana, en el último ejercicio, se importaron 3,2 millones de dosis, versus poco más de 600.000 unidades exportadas. “En cuanto al negocio de embriones, se exportaron 4.160 -incluye los primeros 1.000 embriones bovinos enviados a China- totalizando casi US$ 1,5 millones. Finalmente, los reproductores exportados fueron solo 182, con una caída constante debido a las trabas para exportar”, señaló el director de CABIA.
Un paralelismo que se puede trazar en este último punto tiene que ver con las cifras de Australia, que al igual que la Argentina está alejado de los mercados. Sin embargo, aquel país exportó más de 96.000 cabezas por US$ 160 millones el año pasado. “Esto grafica el potencial que todavía tenemos en ese sentido”, apuntó Etcheverry. “Si bien las importaciones crecieron en casi un millón de dosis en la última década, los costos por unidades subieron con fuerza a partir de 2010”, agregó.
Estados Unidos (63%), Canadá, Francia y Reino Unido, entre otros, son los principales orígenes de las importaciones locales de genética bovina.
En cuanto a exportaciones, los envíos van a Brasil, Paraguay, Uruguay, Colombia y Ecuador. Sin embargo, “en los datos de Aduana no se incluyen las cifras de China, que se ubicaría entre Colombia y Ecuador”, aclaró el disertante.

Las oportunidades a futuro

Estados Unidos y Canadá dominan el negocio global en materia de exportaciones con el 65% del mercado y la UE se lleva otro 30%. El primero, a su vez representa una paradoja, ya que no solo es el mayor exportador, sino también el mayor importador, seguido en este caso, por Brasil con US$ 33 millones de compras de semen por año.
La participación de la Argentina es ínfima, pero para Etcheverry esto no es una mala noticia. “Las fortalezas que tiene nuestro país están fijadas en la historia ganadera, el know how, la tecnología y en los años de mejora genética a partir de una cultura importadora de primer nivel. Entre las oportunidades deberemos identificar a los mercados con más potencialidades, como China y Rusia sin olvidar los países de nuestra región”, aseguró. Por último, el directivo mencionó algunas situaciones a tener en cuenta: “Deberemos estar atentos a las barreras para arancelarias que pueden levantar los países de destino de nuestros productos. También deberemos estar atentos a los precios toales, sobre los cuales el flete juega un rol central, sobre todo frente a países en los cuales esta actividad recibe incentivos”, concluyó.

comments

Valoración: