sábado 25 de noviembre de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
NUEVA SITUACION EPIDEMIOLOGICA EN ANEMIA INFECCIOSA EQUINA

Importante hallazgo en Santa Fe Opinión

1 de junio de 2016 - 00:05

Opinión

Adriana Soutullo - Inmunologia Sonia Ricotti1,2, Maria Inés Garcia2, Carolina Veaute2, Alejandra Bailat2, Eduardo Lucca3, R. Frank Cook4, Sheila J. Cook4 y Adriana Soutullo (foto)1,2
(1) Laboratorio de Diagnóstico e Investigaciones Agropecuarias. Sub- Dirección de Ganadería y Sanidad Animal. Ministerio de la Producción de Santa Fe. (2) Laboratorio de Inmunología, Cátedra de Inmunología. Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas. Universidad Nacional del Litoral. (3) Cátedra de Infectología. Facultad de Ciencias Veterinarias. Universidad Nacional del Litoral. (4) Department of Veterinary Science, Gluck Equine Research Center, University of Kentucky, USA.

Recientemente, un equipo interdisciplinario conformado por profesionales del Laboratorio de Diagnóstico e Investigaciones Agropecuarias del Ministerio de la Producción de Santa Fe y docentes investigadores de la Universidad Nacional del Litoral y la Universidad de Kentucky, Estados Unidos, ha descripto una nueva situación epidemiológica, al haberse demostrado que el Virus de la Anemia Infecciosa Equina (VAIE) puede infectar caballos y mantenerse sin ser detectado, ocultándose en “silencio serológico”, al no haber anticuerpos antivirales que lo delaten, durante al menos dos años.
La Anemia Infecciosa Equina es una patología infecciosa que afecta más del 20% de la población equina santafesina y constituye una situación problemática a nivel mundial, con especial inquietud en equinos deportivos.
La única estrategia sanitaria para su control es la eliminación de los animales infectados, los que son diagnosticados mediante la tradicional técnica serológica, Test de Coggins, capaz de detectar anticuerpos antivirales, como modo indirecto de poner en evidencia la presencia viral.
Estos anticuerpos suelen estar presentes generalmente a partir de los 45 días de infección; es decir, este periodo de “silencio serológico” solo estaba definido frente a una infección de reciente evolución, generalmente acompañada de signos clínicos característicos.
Lo novedoso del hallazgo consistió en encontrar 9 caballos, en apariencia sanos, infectados por el VAIE sin anticuerpos anti-virales, durante al menos dos años, período en que fueron evaluados. Por otra parte, estos animales tuvieron la particularidad de tener su sistema inmune intacto y el haber convivido durante muchos años con caballos asintomáticos pero persistentemente infectados (virus y anticuerpos específicos presentes).
La presencia viral en sangre fue puesta en evidencia aplicando tres técnicas de genética molecular (PCR) diferentes, desarrolladas por este equipo de investigación, mediante las cuales se logró amplificar distintos sectores del genoma viral; en tanto que fue posible demostrar la ausencia de anticuerpos empleando técnicas de mayor sensibilidad, tales como los ensayos serológicos del ELISA y Western Blot.
Si solo se hubieran realizado estos ensayos serológicos, sin haber detectado al virus por genética molecular, los animales en cuestión hubieran sido erróneamente diagnosticados, como no infectados.

Lo que viene

Este hallazgo explicaría una situación recurrente y anteriormente descripta por los médicos veterinarios, al observar que muchos caballos asintomáticos y en apariencia sanos, no lograban “infectarse” (sin anticuerpos específicos antivirales), aun a pesar de estar conviviendo durante mucho tiempo con animales crónicamente infectados, en un mismo establecimiento rural.
Es probable, bajo este nuevo concepto, que podría tratarse de equinos serológicamente “silenciosos”, es decir sin anticuerpos pero con el virus en su sangre (portadores virales, negativos a los test serológicos).
Lo que aun no se sabe es si estos podrían ser capaces de transmitir la infección a equinos sanos y determinar la casuística de este fenómeno.
En definitiva y por primera vez en el mundo, se describe que puede haber equinos naturalmente infectados al haberse puesto en evidencia el VAIE como ADN proviral, que serían portadores asintomáticos sin anticuerpos específicos, al menos durante dos años.
Por lo tanto, es posible que exista un “silencio serológico”, ocultando la infección por el VAIE, similar a lo que se ha descrito para otras infecciones virales como con el Virus de la Hepatitis B, Virus de la Hepatitis C y Virus de la Inmunodeficiencia Simia.
Esta nueva situación epidemiológica tiene significativas implicancias para el diseño de futuras estrategias en los programas de vigilancia de las infecciones por VAIE y pueden añadir una nueva dimensión en la comprensión de la epidemiología de este importante virus equino y de otros lentivirus.
Estos descubrimientos permitieron al grupo de investigación publicar sus resultados en una prestigiosa revista internacional y ser presentados recientemente en el X Conferencia Internacional de Enfermedades Equinas, en Buenos Aires, a la vez de ubicar a Santa Fe y Argentina como pioneros en hallazgos de esta índole.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Para el estudio de la leucosis bovina se tuvieron en cuenta los datos del último censo agropecuario nacional, realizado en 2021 por el INDEC, que reportan que la Argentina tiene alrededor de 130.800 establecimientos de carne.
Leopoldo Estol (MACS), Carlos Barrios Barón (Presidente Mesa Argentina de Carne Sustentable), Fernando Herrera (APEA), José Lucero Schmidt (MACS) y el Ing. Fernando Storni (Presidente Saliente MACS). 
La encefalomielitis equina es la  causante de los cuadros neurológicos reportados en animales de Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos. 
Referentes de distintos laboratorios nacionales y multinacionales acompañaron la inauguración del nuevo centro logístico de DROVET.
Debate sobre productos veterinarios: Alberto Paz Polito (Cadisvet), Jorge Casim (Clamevet), Sean Scally (Caprove) y Luciano Aba (MOTIVAR) en CIVA 2023. video

Te puede interesar