fbpx
MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición Impresa“Queremos reactivar el acercamiento de los productores a las veterinarias”
INCORPORACION DE TECNOLOGIA Y ASESORAMIENTO

“Queremos reactivar el acercamiento de los productores a las veterinarias”

Pedretti. “Plantearemos la figura del corresponsable sanitario”.

Gabriel Pedretti, director provincial de Ganadería del MAA bonaerense, evalúa las acciones realizadas contra el carbunclo y analiza la viabilidad de instrumentar la figura del corresponsable sanitario en 2015.

LUCIANO ABA
luciano@motivar.com.ar

Pedretti. “Plantearemos la figura del corresponsable sanitario”.

Pedretti. “Plantearemos la figura del corresponsable sanitario”.

Con el inicio de la gestión de Alejandro “Topo” Rodríguez al frente del Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense, el médico veterinario Gabriel Pedretti asumió la dirección de Ganadería desde donde se promovió en octubre la vacunación obligatoria contra el carbunclo para los bovinos de la provincia.

“La política agropecuaria se hace en base al diálogo y fue por eso que este año hemos sacado a la Coprosa de sus rutinarios encuentros en La Plata para llevarla a Pehuajó, Tandil, Azul y Olavarría”, manifestó Pedretti en una entrevista realizada en los estudios de hablandodelonuestro.com.ar, sitio Web desde el cual los interesados podrán acceder al diálogo completo concretado a mediados de noviembre.

Allí, el funcionario se refirió a la necesidad de consolidar acciones y obras que permitan hacer frente a los eventos climáticos con los cuales la producción “deberá acostumbrarse a convivir”, así como también a la importancia de lograr una mayor eficiencia tranqueras adentro de los campos.

“La mejora productiva de la ganadería no es una deuda pendiente solo de la provincia, sino del país en general”, explicó el profesional. Y profundizó: “Buenos Aires es receptora de terneros, con lo cual cuando se habla de guarismos cercanos al 75%, en realidad se hace mención a la relación ternero/vaca. El verdadero porcentaje de destete de la provincia ronda el 65%”.

INCENTIVOS PARA EL CONTROL DE ENFERMEDADES VENEREAS

A lo largo de la entrevista realizada en el estudio de hablandodelonuestro.com.ar, Gabriel Pedretti destacó un aumento en la prevalencia de las enfermedades venéreas en los rodeos de Buenos Aires. En ese sentido, adelantó la intención del Ministerio en cuanto a tomar medidas concretas: “La idea es instrumentar un plan por medio del cual se concreten incentivos para que los productores controlen a su hacienda: desgravación impositiva, por ejemplo”. Pedretti reconoció que la problemática está vinculada a la necesidad de contar con infraestructura “de regular a buena” para salvaguardar el físico de los veterinarios y los trabajadores rurales involucrados. “Es un proceso que hay que empezar a transitar”, concluyó.

Además, tras subrayar la importancia de asumir esa realidad y proponer estrategias para reconvertirla, Pedretti sostuvo: “Estamos convencidos que 2015 será el año de la ganadería, pero lo propicio para la actividad no tiene que venir sólo de la mano de los precios, sino que también tranqueras dentro deberemos esforzarnos por mejorar la eficiencia productiva”.

Y avanzó: “Desde el Ministerio apostamos por trabajar de manera conjunta tanto con los veterinarios privados, como con la industria, el Colegio de profesionales, el INTA y las facultades a fin de mostrarle a los pequeños y medianos productores que no es un gasto, sino una inversión la que realizan cuando estacionan el rodeo, rotan antiparasitarios o previenen enfermedades por medio de la utilización de vacunas aprobadas”.

 

MOTIVAR: ¿Y cómo se logra llevar a la práctica ese objetivo?

Gabriel Pedretti: Poniendo a los m{edicos veterinarios en el centro de la escena (tal como lo hace el plan ganadero provincial), para que sean ellos quienes asesoren a los productores, administren las cuestiones sanitarias dentro del campo y promuevan la incorporación de tecnologías de insumo, pero también de procesos.

Necesitamos que la ganadería despegue y sea más eficiente. Los esquemas ya no funcionan con un 60% de destete y animales terminados a los 150 kilos.

No queremos que esos productores se caigan del sistema y para eso será clave que reconviertan su eficiencia en base a medidas que muchas veces no requieren de grandes inversiones, como puede ser la vacunación contra el carbunclo.

Más allá de tratarse de una zoonosis sobre la cual nadie duda de la importancia de vacunar, para nosotros es también una oportunidad de mejorar la productividad, acercando nuevamente a los veterinarios al campo y a los productores a las veterinarias; fomentando el nexo de asesoramiento entre los profesionales y sus clientes.

La mejora productiva vendrá de la mano de la intervención del profesional y la incorporación de la tecnología. Ninguna de estas dos situaciones por separado logrará ese objetivo.

 

¿Cómo evalúan desde el MAA el modo en que se instrumentó la obligación de vacunar?

Como todo cambio, es traumático al principio. Pero hemos escuchado a todos los involucrados y recibido asesoramiento también por parte de expertos en la materia, como por ejemplo el Dr. Ramón Noseda, de Laboratorio Azul Diagnóstico. Además, hemos dialogado con los representantes de los veterinarios, el INTA y las facultades y trabajado mancomunadamente con la industria y el Senasa.

Había que poner en marcha el plan más allá de que existan situaciones factibles de ser mejoradas en el futuro. A la luz de las condiciones climáticas que se vivieron en la provincia en los últimos meses y conociendo el ciclo de la enfermedad, creemos haber tomado una muy buena decisión.

La ley que estaba vigente desde 1961 obligaba a vacunar “animales susceptibles”, mientras que el ministro firmó una resolución específica para bovinos, planteando que sea en el marco de la Coprosa donde se llegue a un consenso para estipular un manual operativo. De allí surgió el aval para que la vacunación se realice en todos los bovinos mayores de 8 meses, estando exentos de la obligatoriedad aquellos feedlots que se encuentren registrados como tales.

 

¿Cómo se está aplicando la vacuna?

No hay discusión en cuanto a que la vacuna tiene que estar en manos de los veterinarios, pero también es cierto que esto no venía ocurriendo.

De hecho, en cerca del 70% de los casos, lo hacía el productor.

Por eso en esta etapa fue difícil modificar esa situación, además del hecho de que muchos ya habían vacunado. En ese marco, se aceptó la acreditación de la acción sanitaria en base a: factura de compra de la vacuna, certificado del veterinario que vacunó y la indicación de cumplimiento en el acta de vacunación antiaftosa. Son los entes los que registran esta información, para trasladarla luego a la Coprosa.

 

¿Y en lo comercial?

Si bien no hay especificaciones al respecto en el manual, nuestra visión apunta a que la vacuna permanezca en el canal comercial actual, que es la veterinaria. De esa manera apostamos por reactivar el acercamiento de los productores a las mismas.

Debemos reconocer que quizás en lo inmediato no se pueda lograr que el veterinario sea el único actor autorizado para aplicar la totalidad de las vacunas en la provincia.

Esto es parte de la discusión que deberemos abordar en 2015.

 

¿Cómo viene funcionando el plan?

Hoy las dosis aprobadas por parte del Senasa demuestran que el productor está adquiriendo la vacuna contra carbunclo. El año pasado y a nivel nacional se aprobaron 16 millones de dosis, mientras que a mediados de noviembre ya se habían sobrepasado las 20 millones.

No olvidemos que en los últimos años la tendencia era hacia la baja.

Estimamos que 2014 cerrará con 22 millones de dosis aprobadas.

 

¿Cuál es el potencial a vacunar?

Entre 12 y 13 de las 19 millones de cabezas que tiene la provincia. Sin dudas que un éxito total sería una cobertura del 90%, pero cualquier número que supere el 60% va a ser muy bienvenido.

Hablamos de una estrategia de largo plazo que seguramente excederá esta gestión y fue por eso que el ministro puso el tema en consideración de la Coprosa, para que perdure en el tiempo.

 

¿Qué otros temas se abordarán a lo largo de 2015?

En esta etapa se propuso la vacunación durante todo el año, pero la idea es que el período se acote desde otoño hasta fin de diciembre, para poder aprovechar la protección inmunológica que da la vacuna. También propondremos acotar el método de acreditación de las vacunaciones. Nuestra ambición es poder trabajar el tema de forma directa con el Senasa, coordinando acciones conjuntas.

Será clave instrumentar herramientas que beneficien a aquellos que cumplan con la norma, por ejemplo restringiendo los movimientos de quienes no lo hagan.

También avanzaremos en la figura del veterinario corresponsable.

Es el camino a transitar en 2015 para lograr una uniformidad de criterios sobre la cual avanzar y lograr que sean los profesionales privados quienes lleven adelante los objetivos consensuados, haciéndose responsables de su rol no sólo ante los productores que contratan sus servicios, sino también en materia de Salud Pública.

 

¿Cree usted que conocen los productores el impacto de la sanidad en sus explotaciones?

Deberían, pero todavía no se percibe eso en la realidad. Por eso trabajamos en ver de qué manera podemos poner más sobre el tapete las ventajas de una buena sanidad.

El cierto que las pasturas son importantes para la producción, así como la genética, las IATF y las transferencias embrionarias, pero si no resolvemos el ABC de la sanidad, todo ello será menos eficiente que su potencial.

La provincia debe avanzar en su cuenta pendiente sobre la productividad, al igual que los ganaderos para lograr una mayor rentabilidad.

comments

Valoración: