MOTIVAR encabezado diarios
HomeEdición ImpresaAhora dicen que en 2015 la ganadería bovina será más rentable que la soja
BUENAS EXPECTATIVAS PARA QUIENES APOSTARON POR EL RUBRO

Ahora dicen que en 2015 la ganadería bovina será más rentable que la soja

Desde diversos ámbitos se propone la idea de que quienes inviertan en la actividad obtendrán resultados económicos favorables, en el mediano plazo.

LUCIANO ABA
luciano@motivar.com.ar

Grafico 1Una declaración le alcanzó al director ejecutivo del ROSGAN, Raúl Milano, para sentar postura en torno a lo que viene: “la rentabilidad por hectárea en casi todas las zonas productivas del país le da hoy una clara ventaja a la ganadería por sobre el resto de las producciones que hasta hace poco tiempo eran estrella”.

Así, el mercado ganadero conjunto que llevan adelante la Bolsa de Comercio de Rosario, Santa Fe, y consignatarios de hacienda de distintas provincias del país impulsó una mirada compartida por una serie de análisis presentados desde fines de octubre en alusión a las expectativas 2015 para la actividad ganadera local.

Si bien algunas de esas visiones coinciden en que mucho de lo bueno que se espera para el año que viene tiene que ver con mejoras en los índices de eficiencia productiva, el hecho por todas compartidas se vincula a la baja en los precios de los productos agrícolas, la cual se suma a una clara revalorización económica de la carne (especialmente bovina), no sólo en el mercado exportador, sino también en el consumo interno de los países productores, como el nuestro.

Grafico 2“Lo único que cambió en la ecuación exitosa que manejó el agro en los últimos años es que ahora vuelve a ser negocio solamente en la zona núcleo y no tan extendida territorialmente como había ocurrido: el flete y los rindes son dos variables demoledoras a la hora de hacer números y pone a disposición la vuelta de otros modelos de producción”, profundizó Milano en el marco de su análisis.

 

Precios relativos

Inclusive desde el Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana, perteneciente a la Fundación Mediterránea, se destacó que “el deterioro de la rentabilidad agrícola encuentra compensación en aquellos establecimientos que utilizan los granos como insumos en la producción de hacienda para carne o leche, cuyos costos se descomprimen mientras más accesible se vuelven el maíz, la soja o cualquiera de sus derivados industriales”.

Grafico 3En ese marco, los especialistas destacaron que en sus mejores años del pasado reciente (2005, 2010 o 2011), un productor de hacienda compraba 14 y hasta 16 kilos de maíz con lo que valía un kilo de ternero. “Mientras que en los últimos meses, la relación ha trepado a un valor inusual, de entre 18 y 20 kilos de maíz por kilo de animal liviano en pie”, explicaron. Además y mediante un trabajo que pueden solicitar de manera completa a redaccion@motivar.com.ar, se sostiene que -tomando como caso testigo un campo de ciclo completo (cría, recría y feedlot)- el margen bruto por hectárea medido a precios constantes se encuentra en niveles cercanos a los que existieran en el último ciclo de recomposición del rodeo, desde la segunda mitad de 2010 hasta fines de 2012 / comienzos de 2013.

“El cambio de precios relativos mejora la rentabilidad ganadera”, subrayaron.

 

Soja, carne y rentabilidad

A estas declaraciones se sumó un trabajo de Juan Carlos Porstmann, por medio del cual el docente de la Facultad de Ciencias Agrarias, de la Universidad Nacional de Rosario, compara aspectos económicos de la producción de carne bovina (cría, invernada y ciclo completo) con una soja de primera, en el marco de la región centro – este de Córdoba, donde existen campos de aptitud mixta que durante la última década se dedicaron al monocultivo.

Tabla Nº 1: Escenario II: Sin incrementos de precios reales en carne y soja
VAN (8%) TIR
Invernada 64.244 10,5%
Cría 64.216 9,5%
Ciclo Completo 46.627 9,3%

 

“A los niveles de productividad y precios estimados, todos los planteos ganaderos del estudio arrojan resultados competitivos con respecto a la producción de soja”, se sostiene en el documento que pueden solicitar a redaccion@motivar.com.ar.

Y agrega: “El mayor margen bruto lo presenta la cría por los buenos precios de venta de los terneros para invernada, que reflejan las expectativas de mayores negocios de exportación y de una menor oferta, sumada a la eficiencia técnica en función de la calidad de los recursos planteada en el modelo (Gráfico Nº 1)”. También se deja claro que “el rendimiento de indiferencia de la soja, a partir del cual iguala en margen bruto a la cría es de 3.690 kg/ha; de 3.510 kg/ha para el ciclo completo y de 2.560 kg/ha en el caso de la invernada.

Más allá de esto y en una segunda etapa, el estudio evalúa en términos financieros la rentabilidad de las inversiones necesarias para ejecutar un proyecto de producción de carne bovina (500 hectáreas). “Los resultados obtenidos son favorables en los tres modelos. Los valores actuales netos (VAN) son positivos y los ligados a la Tasa Interna de Retorno (TIR) superan en todos los casos el costo de oportunidad del capital (Gráficos Nº 2 y 3)”, sostuvo Porstmann.

Por último, en el trabajo se concluye que la relación de precios entre ganadería y agricultura, sumados a las expectativas de mejores precios en términos reales por efecto de las exportaciones, es favorable para la producción de carne.

“Los incentivos económicos se muestran alentadores para movilizar el flujo de inversiones hacia la ganadería bovina de productividad media-alta, compitiendo por el uso de los recursos frente a la agricultura extensiva fuera de la zona núcleo”, sostiene el documento.

Finalmente y tal como se ha destacado en las visiones compartidas en este artículo, parece quedar claro que la mejora de precios relativos y de márgenes tanto en la ganadería bovina, como en la producción de cerdos, trae cierto oxígeno en un escenario complejo para las actividades del agro… otra vez.

comments

COMPARTIR:
Valoración: