fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeEdición Impresa“En donde se instala el Programa, creamos un nuevo centro de zoonosis”
A TRES AÑOS DE LA PUESTA EN MARCHA DE LA INICIATIVA NACIONAL

“En donde se instala el Programa, creamos un nuevo centro de zoonosis”

Romero. “A la luz de los resultados, no le hemos quitado trabajo a la actividad privada”.

Analizamos junto con el Dr. Juan Enrique Romero los principales logros alcanzados por el Protenencia. Al mes de junio se llevaban vacunados más de 2.6 millones de perros y gatos.

LUCIANO ABA
luciano@motivar.com.ar

Romero. “A la luz de los resultados, no le hemos quitado trabajo a la actividad privada”.

Romero. “A la luz de los resultados, no le hemos quitado trabajo a la actividad privada”.

A tres años de la creación del Programa de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos nos reunimos con el Dr. Juan Enrique Romero, quien forma parte de la Unidad Ejecutora de la iniciativa propulsada desde el Estado nacional para analizar los primeros resultados alcanzados.

Vale destacar que uno de los principales desafíos del Programa es avanzar en el control ético de perros y gatos, la educación y la difusión de los conceptos de tenencia responsable, y la sanidad de perros y gatos, con énfasis en el resguardo de la Salud humana.

«Hemos contribuido a jerarquizar la profesión veterinaria. Cada vez que el Protenencia se instala en una provincia o un municipio, se generan nuevos centros de zoonosis que deben contar con un profesional a cargo (con salario fijo) y un espacio físico determinado para llevar adelante las tareas correspondientes», le comentó el Dr. Romero a este Periódico MOTIVAR.

Es importante también destacar que la iniciativa se está exportando a países como Francia y México, a la vez de ser reconocido inclusive desde el Vaticano como un modelo a imitar en otros países del mundo.

Más allá de esto y si bien este año se pondrá en marcha la campaña masiva de desparasitaciones «Fuera Bicho» en los más de 300 municipios adheridos en todo el país, por medio de la propuesta nacional se ha generado la vacunación antirrábica de aproximadamente tres millones de animales y la castración quirúrgica de otros casi 400.000.

«ESTAMOS INTERESADOS EN QUE SE APRUEBEN»

Otro de los puntos sobre los cuales consultamos al Dr. Romero estuvo ligado a la situación actual de la leishmaniasis en nuestro país, tema sobre el cual explicó que desde el Programa se comenzará a trabajar en Santo Tomé (Corrientes), Oberá e Iguazú (Misiones) atendiendo la situación existente.
Más allá de esto, el veterinario fue contundente en relación a las herramientas de control necesarias para hacer frente a la enfermedad: «Estamos muy interesados en que se aprueben las vacunas». Y agregó: «Sabemos que se trata de un problema multifactorial y que la respuesta de los productos no es del 100%, pero queremos promover la vacunación. También vemos con agrado que se aprueben medicamentos para tratar la leishmaniasis, sin interferir con la Salud Pública».

 

«En estos primeros tres años se han invertido desde el Estado cerca de $70 millones, de los cuales más de la mitad estuvieron destinados a la adquisición (por medio de concursos) de insumos veterinarios», detalló el profesional.

Y agregó: «No resulta un dato menor que hayamos comprado, por ejemplo, dos millones de dosis de vacuna antirrábica y cuatro millones de dosis de antiparasitarios, intentando fortalecer a la industria de laboratorios nacionales. Tenemos un crecimiento en estos rubros del 10% mensual, en base a que permanentemente vamos sumando municipios».

Además, se han promovido vacunaciones contra leptospirosis en zonas críticas, como puede ser el Litoral argentino, en poblaciones ribereñas que habitualmente no tienen satisfechas sus necesidades básicas.

 

Vínculo con la profesión privada

«A la luz de los resultados, no le hemos quitado trabajo a la actividad privada», enfatizó el Dr. Romero.

“En estos años se han invertido desde el Estado más de $70 millones, de los cuales cerca de la mitad se destinaron a comprar insumos veterinarios”.

Y profundizó: «Los animales que atendemos nunca hubieran ido a una veterinaria. De hecho hace tres años que estamos insertos, por ejemplo, en la Villa 31 con un Hospital que, inclusive promueve un mayor acercamiento hacia los profesionales para el caso de aquellas problemáticas que no podemos resolver desde el Programa».

Además de esto, nuestro entrevistado sostuvo que sería un error pretender ofrecer el servicio particular a los municipios desde el punto de vista de la óptica privada. «Es el Estado el que tiene que fortalecerse en los temas que tratamos. Tal es así, que las vacunaciones antirrábicas son -desde hace años- obligatorias y gratuitas y no por ello se ha dejado de vacunar en las veterinarias», agregó.

Otro de los ejemplos brindados destaca la existencia actual de dos veterinarios en, por ejemplo, La Quiaca (Jujuy) en donde en los últimos 106 años no había habido ninguno.

«En ese marco, creamos allí un centro de zoonosis y promovimos que del lado boliviano contrataran también a un veterinario. No tengo dudas que este Programa refuerza el rol del veterinario en la sociedad», agregó.

En cuanto al impacto e inserción de la profesión en la vida diaria de las personas, el integrante del Protenencia también destacó: Tenemos que poder abrirnos mucho más a la comunidad y comprender que somos corresponsables, por ejemplo, de los perros sueltos que habitan nuestro país. Pareciera que aún no nos hemos dado cuenta de cuál será nuestro rol en el futuro inmediato como agentes de Salud Pública».

Más allá de esto y de resaltar la contratación de 50 médicos veterinarios por parte del Programa, Juan Enrique Romero sostuvo que en estos años logró comprobar que aún existe una gran oportunidad en materia de capacitación de profesionales, fundamentalmente en las localidades del interior del país.

# EN NUMEROS #

300

Son los municipios que desde distitas partes de nuestro país se han adherido hasta el momento al Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos.

«Es clave que podamos erradicar mitos como que, por ejemplo, la perra no se castra después de tener cría. Esta creencia habla de cierto aislamiento de la información», agregó.

 

Identificación animal

Más allá de la intención original planteada hace un tiempo, desde el Protenencia aún no se ha podido avanzar en la identificación electrónica de perros y gatos, situación que según sus responsables obedece a los altos costos que actualmente representan los chips.

“También se han promovido las vacunaciones contra leptospirosis en zonas críticas, como puede ser el Litoral de nuestro país”.

«Si bien desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología se está trabajando en una alternativa cuyo costo no supere los 2 dólares, también analizamos un sistema alternativo con placa de identificación y código QR», adelantó Romero.

 

Los desafíos

Culminando el análisis que pudimos llevar adelante en cuanto a los logros alcanzados por el Programa Nacional en estos años, el profesional le explicó a este Periódico MOTIVAR: «Quienes cuestionen que no hemos podido controlar la población animal deben entender que eso no se logra únicamente con castraciones, sino básicamente con educación. Y profundizó: «Ojalá en todas las clínicas veterinarias del país hubiera un poster del Protenencia».

comments

Valoración: