fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main
HomeEdición Impresa“Deberían estar tratando a los bovinos”
TRAS LA MORTANDAD DE HACIENDA EN BUENOS AIRES

“Deberían estar tratando a los bovinos”

Así lo sostuvo el Dr. Fernando Fader, tras ser consultado sobre las medidas a tomar en Dolores luego del caso de garrapata denunciado hace unos meses.

LUCIANO ABA
luciano@motivar.com.ar

La sobrevida de la larva puede alcanzar hasta los 10 meses, con lo cual los problemas de tristeza bovina podrían reaparecer en primavera», le comentó a este Periódico MOTIVAR el Dr. Fernando Fader al referirse a la mortandad de hacienda autóctona denunciada hace unos meses en Dolores, Buenos Aires, tras el ingreso de un lote de animales provenientes de Corrientes y supuestamente infestados con garrapata. «Hablamos de una enfermedad con alta morbilidad y mortalidad en bovinos que no suelen estar expuestos al parásito, más allá del tratamiento que pueda realizarse», agregó el veterinario que participó -junto a representantes de la FUCOSA correntina- de un encuentro organizado por la Sociedad Rural de Castelli para debatir sobre los pasos a seguir en una región que hasta el momento era considerada indemne natural a la problemática.

«LAS MERMAS ENTRE PREÑEZ Y DESTETE LLEGAN AL 15%»

Al consultar a Fernando Fader sobre la actualidad de la garrapata en el Norte argentino, el veterinario destacó que -por ejemplo- existen siete departamentos correntinos considerados indemnes al parásito por lucha activa, pero sobre los cuales en los últimos años se detectó un 30% de campos reinfectados.
«Senasa y FUCOSA se han puesto firmes ya que la hacienda que seguramente sufrirá mermas productivas y mortandades no es la de esos establecimientos sino la de aquellos que hoy no tienen garrapata», explicó. En ese marco, sostuvo que la lucha debe seguir activa y que se están realizando controles y multas efectivas (actas de constatación del parásito, clausuras e interdicción de campos problema).
«En nuestro caso, hemos sido propulsores del control integrado de la garrapata intercalando los baños, con la aplicación de pour on e inyectables», sostuvo.
Más allá de esto, el profesional reconoce que la situación no es la ideal porque ya es evidente la resistencia a los principios activos por inmersión.
«Es clave seguir avanzando en controles integrados que permitan no realizar más de tres tratamientos con la misma molécula», le explicó Fernando Fader a este Periódico MOTIVAR. Y agregó: «Mientras tengamos garrapata, los niveles productivos de la ganadería instalada en el Norte argentino serán bajos, con mermas de preñez – destete que alcanzan el 15% en buena parte de los campos».

En ese marco, el técnico de MSD Salud Animal que tiene experiencia en el control de la garrapata común del bovino en el Norte argentino explicó: «Suele creerse que la enfermedad se va a autolimitar con las heladas propias del invierno, pero debemos tener en cuenta que no estamos hablando de matemática». Y agregó: «Lo único que hace el frío es retrasar el ciclo biológico, mientras que el calor exacerba el metabolismo, con lo cual el parásito busca un huésped en donde parasitar».

Además y en diálogo con este medio, el asesor veterinario ejemplificó: «En el invierno de 2012 se registraron 28 heladas en la zona de Reconquista (10 de ellas con temperaturas bajo cero) y sin embargo durante la primavera tuvimos garrapata, como siempre».

En ese marco y puntualizando su visión en torno a la mortandad de hacienda ocurrida en Dolores, Fader destacó algunos aspectos centrales: dejó en claro que la única forma de ingreso del parásito a un campo es a través de hacienda en pie, que el único transmisor de la babesiosis es la garrapata común del ganado bovino y que si la hacienda ingresó a la zona en enero, es factible que haya terminado su ciclo en el mes de mayo, momento en el cual se manifestaron los problemas.

«Es cierto que se trata de una zona indemne natural por condiciones de clima y suelo que no le eran favorables al parásito para desarrollar su ciclo biológico, pero evidentemente esto se ha comenzado a modificar», explicó el profesional. Y destacó: «Es difícil predecir qué ocurrirá en primavera, pero lo cierto es que todos deberán estar atentos y actuar tanto sobre la enfermedad, como sobre el parásito, ante el primer foco. La única forma de combatir la garrapata es con el bovino tratado. De hecho, en Dolores deberían estar tratando a los animales».

En ese contexto, el técnico de MSD explicó que en las provincias del Norte argentino el tratamiento más común está dado por los baños de inmersión, con productos cuyo poder residual es de seis días y una segunda dosis del tratamiento a los 21 días (Ver recuadro). «Entiendo que en la provincia de Buenos Aires puedan no tener desarrollados los bañaderos, pero es factible confeccionar un sistema de control al parásito confeccionando protocolos de tratamiento en base a productos inyectables y pour on», explicó el especialista.

Culminando el diálogo, Fernando Fader profundizó su visión en cuanto a la metodología a adoptar en caso que los brotes de tristeza bovina vuelvan a producirse a lo largo de la primavera en la zona bonaerense afectada: «Se deberá actuar en forma curativa sobre los animales enfermos y avanzar en la prevención sobre el resto de la hacienda. No olvidemos que la mortandad puede alcanzar hasta el 30% del rodeo».

comments

Valoración: