miércoles 24 de abril de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Motivar. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
¿CRECER EN UNIDADES O SEGUIR MEJORANDO LA RENTABILIDAD?

Estimados y ventas, el dilema de siempre

Los laboratorios esperan poder crecer en 2013 a un ritmo similar al de este año. El desafío pasa por abastecer nuevos segmentos, ganar rentabilidad y expandir la utilización de tecnologías.
30 de noviembre de 2012 - 23:35
Los laboratorios esperan poder crecer en 2013 a un ritmo similar al de este año. El desafío pasa por abastecer nuevos segmentos, ganar rentabilidad y expandir la utilización de tecnologías.
Arriba. El sector confía en un buen año. Arriba. El sector confía en un buen año.

Lejos de pasar desapercibido, el dato brindado por Caprove en el último evento aniversario de este Periódico MOTIVAR generó un ítem adicional a tener en cuenta por los laboratorios veterinarios en los presupuestos que comienzan ya a quedar definidos de cara a lo que vendrá en 2013.

¿A qué nos referimos? Puntualmente al análisis realizado por la Cámara en cuanto al crecimiento genuino del sector en los últimos tiempos: demostrando que si bien el mercado interno de productos veterinarios destinados a los bovinos experimentó un aumento en su facturación cercano al 26% (enero – agosto de 2011, versus mismo período de 2012), existen algunos temas que deberían ser tenidos en cuenta al momento de planificar sus estimados de venta.

El primer dato tiene que ver con que este año se contó con cerca de dos millones de cabezas adicionales respecto del año anterior, situación que no impidió que se comercializaran un 4% menos de dosis de antiparasitarios y un 11% menos de dosis de biológicos entre los períodos comparados.

En resumen: el sector sigue creciendo en facturación a un nivel similar al de los últimos años, pero sus empresarios comienzan a notar que ese desempeño está más ligado con una cierta recuperación de precios, que con la posibilidad real de ampliar la adopción de tecnologías por parte de los ganaderos de perfil intermedio (entre 250 y 500 vacas).

Esta realidad, podría ser trasladada (con algunas excepciones) también a otros rubros como la lechería y los animales de compañía.

 

Los interrogantes

Ahora bien, ¿es indispensable que las áreas de marketing y ventas de las firmas evalúen la cantidad de animales existentes y sobre ella estipulen su participación potencial? ¿O son los números internos de las empresas (costos, inversiones, etc) los que determinan cuánto y a qué precios se debe vender?

El dilema es el mismo de años anteriores y las respuestas son realmente amplias y diversas.

Difícil es analizar al conjunto de la industria, pero un dato interesante es el que manejan las grandes empresas nacionales y multinacionales, con estimados de venta que -para 2013- arrojan un crecimiento en facturación en el orden del 25 al 30% respecto de este año.

¿Se puede crecer al 30% en base a los rodeos actuales? Claro que sí, siempre y cuando se entienda que el proceso de difusión y concientización iniciado por el sector, verá sus frutos en el mediano plazo.

No se logra una mayor adopción de tecnología en un rubro ganadero con las características tradicionalistas del argentino, de un día para el otro.

Además, y en el caso particular de las empresas multinacionales, esos números están vinculados con los resultados que se esperan informar a sus casas matrices, fundamentalmente ligados a tener que vender más pesos, para reportar la misma cantidad (o algo más) de dólares que en la actualidad.

Otra situación interesante que el paso del tiempo develará es qué ocurrirá con los precios en momentos en los cuales algunas empresas comienzan a tener que informarle a la Secretaría de Comercio de la Nación los incrementos que tienen previstos de cara al futuro.

No hay dudas que son diversas las variables que entran en juego a la hora de tomar este tipo de decisiones y que nadie quiere perder terreno en lo que hace a liderazgos particulares, segmento por segmento. Sin ir más lejos y para el caso de los laboratorios nacionales, no se debe perder de vista la cada vez mayor participación de los negocios generados a partir de la exportación a terceros países como herramienta para «regular» su participación en Argentina.

Buenas expectativas

En definitiva y sea como fuera que se calculen los estimados de venta, queda claro que más allá de los vaivenes de la economía nacional, la industria veterinaria vislumbra un 2013 más similar a 2011 que a este 2012 que termina y esa es una buena noticia.

El desafío radica, tal como lo evidencian los números de Caprove, en seguir intensificando las acciones sectoriales y particulares para lograr una cada vez más activa participación de los veterinarios como difusores de la importancia de incorporar tecnología no sólo para ser más eficientes, sino también para (de algún modo) asegurar el capital hacienda de los ganaderos.

El número lo sabremos dentro de 12 meses, porque los estimados aún parecerían ser sólo eso: una respuesta a las necesidades financieras de las empresas.

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

La contención del brote de rabia paresiante estuvo a cargo del Senasa y autoridades locales.
Desde la OMS indicaron que la influenza aviar se convirtió en una zoonosis animal pandémica mundial.
Las autoridades del Senasa expusieron sobre las novedades en productos veterinarios. 
En los terneros es momento de iniciar o reforzar el plan sanitario recomendado por los profesionales veterinarios.
Tomás Berisso, gerente general de Primia Nutrición Animal, indicó que hoy la empresa está orientada a la venta de productos 50% para tambo y el otro 50% para feedlot.

Te puede interesar